Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Guía De Cultivo

Minerales & Alimentación

Minerales & Alimentación

 

La marihuana es una planta muy robusta capaz de sobrevivir en un suelo pobre con muy pocos cuidados. Proporcionándole la alimentación que necesita en el momento adecuado de cada etapa del crecimiento, se consigue una hierba excepcional. El cannabis responde de forma positiva a una mezcla concreta de nutrientes durante las primeras fases del crecimiento, a otra durante la etapa vegetativa, y a otra distinta en la floración. Lo habitual es una mezcla rica en nitrógeno para la vegetación, y en calcio y magnesio durante la floración.

Ser capaz de identificar los problemas de nutrientes, como las deficiencias o un exceso de fertilización, significa que se puede buscar una solución temprana. Cuanto menos tiempo pasen recuperándose del estrés, más tiempo tendrán para desarrollar flores. En un suelo orgánico bien preparado rara vez se producen problemas de nutrientes. Los microorganismos actúan como una especie de amortiguador para todo tipo de variaciones del entorno. Zamnesia comparte sus conocimientos sobre fertilizantes para obtener unos cogollos gruesos, y algunas recetas para preparar un buen suelo.

Nitrógeno
Fósforo
Potasio
Calcio
Magnesio
Azufre