Product successfully added to your shopping cart.
Check out

ALBERT HOFMANN

Albert Hofmann

 

Albert Hofmann nació el 11 de enero de 1906, en Baden, Suiza, hijo de Adolf Hofmann y su esposa Elisabeth (de soltera Schenk) y creció siendo el más mayor de cuatro hermanos. Cuando su padre, un trabajador de fábrica, cayó gravemente enfermo, tuvo que contribuir a la economía de la familia y completó un aprendizaje comercial. Al mismo tiempo, se preparaba para acabar sus estudios. Su padrino lo financió durante este tiempo y en 1925 comenzó a estudiar química en la Universidad de Zúrich y se graduó con honores cuatro años después. Hasta su jubilación en 1971, trabajó durante más de cuatro décadas en Sandoz, en Basel. En 1935 se casó con Anita Guanella, la hermana del exitoso inventor suizo Gustav Guanella, que trabajaba para le empresa Brown, Boveri & Cie, donde había trabajado el padre de Hofmann y donde el mismo Albert completó su aprendizaje. En 1943 descubrió (al principio por accidente) los efectos alucinógenos del LSD. Vivía en el Rittimatte, en el castillo al borde de la cordillera Jura. Más adelante, Hofmann se convirtió en director del departamento de productos naturales de Sandoz y tras estudiar las substancias alucinógenas que se encuentran en las setas mágicas mexicanas y en plantas usadas por los aborígenes, acabó sintetizando la psilocibina, la substancia activa de toda seta mágica. Con motivo de sus 100 cumpleaños en el 2006, el simposio " LSD - Niño Problemático y Droga Maravillosa" tuvo lugar en Basel, del 13 al 15 de enero. A finales del 2007 el psicoterapeuta Peter Gasser obtuvo permiso de Solothurn, Comisión Ética de Aargau, para usar el LSD con fines terapéuticos. En una entrevista televisiva, Albert Hofmann dijo que esto era su sueño hecho realidad. El 29 de abril del 2008 Albert Hofmann sufrió un ataque al corazón y murió a la edad de 102 años. Escribió más de cien artículos científicos y varios libros, incluyendo LSD: My Problemático Niño.

El descubrimiento del LSD

Cuando trabajaba como empleado del departamento farmacéutico de los Laboratorios Sandoz en Base, Hofmann estudiaba el hongo cornezuelo en un intento de desarrollar un estimulane circulatorio y respiratorio y en 1938 sintetizó varios derivativos del acido lisérgico. El número 25 de ellos causó inquietud entre los animales en los que se probó, pero no pareció ser útil ni lo bastante interesante como para seguir con la investigación farmacológica y no se volvió a probar. Hasta el 16 de abril de 1943, cuando decidió producir LSD otra vez. Mientras lo hacía, de repente se sintió agitado, molesto y ligeramente mareado, por lo que tuvo que parar, cogió su bicicleta y se fue a casa. Una vez en casa se tuvo que tumbar y cerrar los ojos porque la luz del día le incomodaba por su intenso brillo. Durante dos horas su imaginación se desbocó y "vio" lo que describió como una corriente constante de juegos caleidoscópicos de colores, imágenes fantásticas y formas asombrosas. En su libro "LSD - Mi Problemático Niño" admite que probablemente absorbió por accidente el LSD de sus dedos. El 19 de abril de 1943, a las 4:20 de la tarde, Hofmann ingirió intencionalmente 250 microgramos de LSD, una cantidad que en la actualidad es considerada de tres a cinco veces más potente que la dosis efectiva. Y no, esta hora no tiene nada que ver con el origen del "420" que usan los fumadores de marihuana.

El "Día de la Bicicleta"

Tres días más tarde escribió lo que había ocurrido tras ingerir el LSD 25 en un experimento... Escribió que a las 17:00 sintió un ligero mareo y ansiedad, su visión estaba alterada/borrosa y sintió una parálisis y la necesidad de reír. Informó también que lo que sintió y vio fue del mismo tipo que la experiencia del día anterior, pero mucho más intensa. Apenas podía escribir y con un gran esfuerzo pudo pedir a su ayudante de laboratorio que lo llevara a casa - ¡en la BICICLETA! Durante el "viaje" a casa se sintió como si apenas se moviera, pero su ayudante informó luego de que fueron bastante rápido. Su visión se había alterado totalmente y Hofmann se sintió amenazado por su estado, porque lo que fue una vez familiar, se había convertido en algo oscuro y que parecía que tenía vida propia, todo se movía. Cuando se encontró a su vecina, la Sra. R, la percibió como a una bruja viciosa e insidiosa con una mueca de color. Una vez en casa el mareo y la sensación de estar a punto de desmayarse fueron tan intensas que tuvo que acostarse en la sofá. Más tarde, hacia el final del viaje, comenzó a disfrutar de la experiencia porque ahora no sólo "veía" una corriente de imágenes fantásticas que torcían en espirales y estallaban en fuentes de colores con los ojos cerrados, sino que su percepción acústica parecía haberse conectado a la corriente y cada ruido afectaba a las imágenes que veía.

Actitud

Desde que investigó las substancias psicodélicas como el LSD y la psilocibina, fue un partidario de su uso en el psicoanálisis y la legalización para fines de investigación y criticó el mal uso de estos por la Contracultura de los años sesenta y la prohibición mundial del LSD 25. Siempre había esperado que se usaría para fines adecuados.

Más investigaciones

Hofmann también se interesó por las semillas de la Turbina corymbosa, una especie de campanillas que contienen LSA, amida de acido lisérgico, y que averiguó que están estrechamente relacionadas con el LSD. En 1962, Hofmann era el director del departamento de productos naturales de Sandoz y ya había estudiado las sustancias alucinógenas encontradas en setas mágicas mexicanas y aislado y sintetizado la psilocibina; él y su esposa Anita viajaron a México del sur en busca de la " Ska Maria Pastora" (Hojas de María la Pastora), la planta que será luego conocida como divinorum de Salvia. Obtuvo muestras pero nunca identificó su componente activo, el diterpenoide salvinorin A. Además, aisló y sintetizó las substancias activas de importantes plantas medicinales para estudiar sus efectos.

 


Zamnesia