Top 5 Cactus De Mescalina

Publicaciones :
Categorías : BlogCactus De MescalinaTop

Cactus de Mescalina


La mescalina ocupa el disputado podio de los alucinógenos naturales junto a la DMT y la psilocibina. Este alcaloide está presente en diversas especies de cactus. Aquí tienes el top 5 de los cactus con mescalina que podemos encontrar en el mundo.

Los cactus de mescalina tienen su propio lugar en el panteón de las plantas y hongos enteogénicos, al igual que otros como la Banisteriopsis caapi (ayahuasca) y las setas con psilobicina. Hay muchas variedades de cactus con mescalina alrededor del mundo, de las cuales el peyote quizás sea la más famosa.

Estos cactus son conocidos por sus propiedades psicoactivas gracias a la presencia de la mescalina, un alcaloide del grupo de las feniletilaminas. Los cactus normalmente se procesan en partes masticables, o extractos cuando se consumen por sus propiedades psicoactivas. La mescalina se ha empleado en antiguas culturas, y hoy en día se consume tanto con fines recreativos como espirituales o religiosos. La mescalina es un potente alucinógeno, pero menos que psicodélicos como el LSD.

ARTÍCULO RELACIONADO
Cómo Consumir Un Cactus De Mescalina

La mescalina tiene sus raíces en las culturas tradicionales de los nativos americanos, y hoy en día se usa como psicodélico con gran potencial espiritual.

LOS EFECTOS DE LA MESCALINA

Los efectos de la mescalina incluyen una percepción alterada, cambios en los patrones de pensamiento, juicios alterados y efectos físicos como mareos, pupilas dilatadas y dificultades en la coordinación motora. Las experiencias con mescalina suelen describirse como visuales, placenteras, eufóricas e iluminadoras. Sin embargo, como otros muchos psicoactivos, la mescalina puede provocar ansiedad. La mescalina logra sus efectos a través de la unión de casi todos los receptores de serotonina del cerebro. A continuación tienes nuestro top 5 de cactus de mescalina y sus características únicas.

PEYOTE: EL SAGRADO

El peyote, conocido científicamente como Lophophora williamsii, ha sido utilizado en rituales por muchas culturas durante periodos de tiempo extremadamente largos. Este cactus ha sido considerado un Dios viviente, consumido por los Tónkawa, Mescalero y por la tribu apache Lipán en el norte de México durante al menos 5.700 años. También se reportó su condumo en el suroeste de los Estados Unidos por los Comanche y los Kiowa.

El cactus se utilizó tradicionalmente por los nativos americanos como una medicina herbal, para el tratamiento del dolor de muelas, fiebre, dolor de pechos, reuma y otras afecciones. El peyote es un cactus pequeño y sin espinas, que crece en una especie de bulbo llamada botón. Este cactus se cultiva por sus usos enteogénicos, sin embargo, en la naturaleza, se ha evaluado su estado de conservación como vulnerable.

El peyote puede crecer hasta una altura de 2-7cm y alcanzar un diámetro de 4-12cm. Su pequeño tamaño y el largo periodo de crecimiento hacen del cactus peyote una planta muy valorada. El peyote desarrolla unas agradables y estéticas flores de color rosa o blanco con tonos amarillos y rojizos que se abren durante el día. El cactus florece de forma irregular, produciendo frutos pequeños y alargados.

El peyote contiene un 0,4% de mescalina en la planta fresca, y sobre un 3-6% en su forma seca. Los botones se pueden cortar en rodajas y masticar cuando están frescos o secos, o hacerlos en té. El peyote está disponible en numerosos tamaños en Zamnesia, desde los 1-2cm hasta los 10-15cm.

CACTUS SAN PEDRO: EL CLÁSICO

CACTUS SAN PEDRO: EL CLÁSICO

El San Pedro, también conocido como Echinopsis pachanoi (antes Trichocereus pachanoi) y Huachuma, proviene de las regiones montañosas de Perú y Ecuador a altitudes de 2000-3000m. Se puede encontrar también en partes de los Andes que van de Argentina a Bolivia.

El San Pedro se diferencia sustancialmente del peyote en la velocidad de crecimiento y tamaño. Este cactus puede crecer hasta unos impresionantes 30-40cm por año, llegando a una gigantesca altura de 3-6m, y diámetros de 6-15cm. Este cactus produce siete espinas de color amarillo-marrón alrededor de cada areola, aunque en algunas ocasiones no tiene espinas. Al final de sus tallos tiene flores blancas.

El cactus San Pedro ha sido utilizado durante la historia en acciones chamánicas. Este cactus se suele preparar cortándolo primero de forma horizontal en segmentos en forma de estrella. Estos segmentos se hierven durante horas y se consumen en un té.

Tras haber evolucionado en entornos extremos y hostiles, el cactus San Pedro es fácil de cultivar en casi todos los ambientes. Este cactus suele exigir un suelo fértil y bien drenado. Solo necesita ser regado una vez por semana en otoño y una vez cada dos o tres semanas en invierno. En el verano, podemos regar nuestro San Pedro entre 3-5 veces por semana. Este cactus está disponible en Zamnesia en los siguientes tamaños: pequeño (10-11cm), medio (25-30cm) y grande (50-60cm).

PEYOTE INJERTADO: UNA BELLEZA DOS EN UNO

PEYOTE INJERTADO: UNA BELLEZA DOS EN UNO

Injertar peyote en otra forma de cactus es una gran forma de evitar su crecimiento lento. El peyote (Lophophora williamsii) puede ser injertado en el cactus Harrisia (Eriocereus) jusbertii justamente para lograr esto. Esta técnica de injerto crea una forma casi de corona del peyote. Aunque este método aumentará la velocidad de crecimiento del peyote, puede tener como consecuencia niveles de mescalina más bajos.

El Harrisia jusbertii es un cactus que florece de noche, conocido como "La Reina de la noche". Es un cactus columnar que desarrolla un tallo verde oscuro, con entre 4 y 6 costillas y cerca de 7 espinas en cada costilla. Esta especie produce muchas flores blancas de primavera a otoño. Los botones de peyote injertados crecerán a los dos lados y en lo más alto del Harrisia jusbertii. Cuando los grupos de botones crecen demasiado, los más pequeños se pueden retirar y cultivar por separado.

ANTORCHA BOLIVIANA: RICA EN MESCALINA

ANTORCHA BOLIVIANA: RICA EN MESCALINA

La Antorcha boliviana (Bolivian Torch), también conocida como Echinopsis lageniformis o Achuma, anteriormente Trichocereus bridgesii, es un cactus que se puede encontrar en las montañas bolivianas. La Antorcha boliviana es un cactus menos conocido que contiene mescalina. Es una especie de crecimiento rápido, alto y columnar. Igual que otros cactus de mescalina, la Antorcha boliviana ha sido utilizada como planta psicoactiva por los índigenas en sus ceremonias chamánicas durante un largo periodo de tiempo.

La Antorcha boliviana puede crecer hasta alturas de 2-5m y llegar a diámetros de entre 15-20cm. Este cactus cuenta con espinas que van de color miel al marrón, creciendo en grupos y formaciones de cuatro sobre los nudos. La Antorcha boliviana es una de las especies más potentes de cactus con mescalina, conteniendo un 0,56% del alcaloide en su forma seca.

La Antorcha boliviana es uno de los cactus de mescalina más fáciles de cultivar, gracias a su dureza y resistencia en la naturaleza. Este cactus necesita regarse cada 2 o 3 semanas en invierno, y unas 3 o 5 veces por semana en verano. Para asegurarte de que no lo riegas en exceso, haz un agujero en su maceta y colócalo en una bandeja poco profunda con agua. El suelo irá absorbiendo los niveles adecuados de agua para asegurar la saturación pero sin regar en exceso. La Antorcha boliviana está disponible en Zamnesia en tres tamaños: pequeño (10-11cm), medio (25-30cm) y grande (50-60cm).

LOPHOPHORA DECIPIENS: PEYOTE DE RÁPIDO CRECIMIENTO

LOPHOPHORA DECIPIENS: PEYOTE DE RÁPIDO CRECIMIENTO

Lophophora decipiens se utilizaba para clasificar una subespecie de la Lophophora williamsii, pero ahora es una especie propia. Las dos son similares, pero hay ligeras diferencias que han hecho que se vuelva a clasificar. La Lophophora decipiens es conocida por desarrollar plantas más grandes más rápido, un factor que la hará mucho más favorable para todos aquellos cultivadores y psiconautas que buscan cultivar en el periodo más corto de tiempo. Las dos especies, además, contienen prácticamente la misma cantidad de mescalina.

Los cultivadores pueden usar métodos de cultivo para estresar la Lophophora decipiens, aumentando la cantidad de mescalina producida. Estos métodos consisten en incrementar la exposición al sol y al calor, aumentar los niveles de nitrógeno y retener el agua. La Lophophora decipiens está disponible en Zamnesia en varios tamaños, desde los 5-6cm hasta los 15-17cm.

ARTÍCULO RELACIONADO
Lophophora Decipiens: Un Peyote De Crecimiento Más Rápido

Anteriormente considerado como una subespecie del Lophophora williamsii, el Lophophora decipiens es ahora su propia especie de peyote.

Luke Sumpter

Escrito por: Luke Sumpter
Luke Sumpter es un periodista afincado en el Reino Unido, especialista en salud, medicina alternativa, hierbas y remedios psicoactivos. Ha escrito para medios como Reset.me, Medical Daily o The Mind Unleashed sobre estos y otros temas.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados