Guía Completa De Vaporizadores Bolígrafo Para Principiantes

Guía De Vaporizadores Bolígrafo

Aunque antes fueron los porros y las pipas de una sola calada, hay una forma aún más discreta de disfrutar de la hierba. Evidentemente, estamos hablando de los vaporizadores bolígrafo. Ya sea para vapear ceras o flores, es tan fácil como sacarlos del bolsillo, pulsar un botón y dar una calada. Aquí explicamos todo sobre los vaporizadores bolígrafo.

Desde que la hierba se ha hecho tan popular entre el público en general, la gente ha estado buscando dos cosas: la primera, obviamente, es una forma más fácil de disfrutar de la marihuana. Y la segunda, la manera de hacerlo con discreción. Objetos como las pipas de una sola calada, los chilums y los canutos reclamaron en su momento la medalla de oro al método de fumar más sencillo o furtivo. Pero el futuro ya está aquí, y ha llegado con muchas ventajas adicionales. Una de las cuales es la invención del vaporizador bolígrafo.

Pero, ¿qué es un vaporizador bolígrafo? En pocas palabras, es un vaporizador ultraportátil con todas las ventajas de un vaporizador normal, pero en un dispositivo pequeño y en forma de bolígrafo. Aparte de la posibilidad de que el uso de un vaporizador bolígrafo sea mejor que fumar para el cuerpo, estos dispositivos son fáciles de utilizar, producen un vapor con un aroma discreto, y se pueden sacar de casa. En resumen: independientemente del motivo que tengas para consumir marihuana, hay un vaporizador bolígrafo que se adapta a tus necesidades.

Artículo relacionado

Mejores Vaporizadores Bolígrafo Para Usar A Diario

Si te interesa la vaporización y quieres saber más, echa un vistazo a esta guía de vaporizadores bolígrafo para principiantes.

¿cómo Funcionan Los Vaporizadores Bolígrafo?

Este tipo de dispositivos son unos artilugios muy simples. Las dos únicas piezas de las que tienes que preocuparte son el elemento calefactor y la parte donde se coloca la marihuana. Esta última puede ser un recipiente para hierba seca, un cartucho desechable para concentrados o algo parecido.

En cualquier caso, el elemento calefactor calienta el cannabis a una temperatura de entre 150 y 230°C. Con este rango de temperaturas, las sustancias activas como el THC, el CBD y los terpenos se convierten en un vapor que se inhala de la misma forma que con cualquier otro vaporizador.

Tipos De Vaporizadores Bolígrafo

Tipos De Vaporizadores Bolígrafo

Hay muchos tipos de vaporizadores distintos. Deberás familiarizarte con los vaporizadores de hierbas secas, de concentrados, y los vaporizadores híbridos. A pesar de lo avanzado de esta tecnología, creemos que es fácil distinguirlos solo por el nombre. Los vaporizadores de hierbas secas, obviamente, se utilizan para vapear flores de cannabis. Los vaporizadores de concentrados, por su parte, están diseñados para funcionar con concentrados de marihuana, que varían según su consistencia física. Y por último, los vaporizadores híbridos son compatibles tanto con flores como con concentrados.

Anatomía Del Vaporizador Bolígrafo

Algunas de las diferencias más importantes entre los distintos vaporizadores bolígrafo se pueden observar en su anatomía. Aunque en realidad no son tan distintos.

En la mayoría de ellos, la batería es el componente más grande, y hace las veces de cuerpo. Estas baterías suelen ser de iones de litio, y son recargables o reemplazables. También llevan una boquilla que se utiliza para inhalar el producto elegido. Este producto, a su vez, se vaporiza con el elemento calefactor. Muchos dispositivos tienen un botón que activa dicho elemento, aunque algunos no los incluyen y pueden detectar cuándo estás inhalando.

Pero otros vaporizadores bolígrafo no funcionan con batería. En su lugar, se activan con la llama de un mechero. Por eso son más baratos y ofrecen la ventaja de no tener que recargarlos. Sin embargo, no se puede controlar la temperatura a la que calientan la hierba, y como consecuencia, podrían quemarla. A pesar de todo, la diferencia no es muy notable, y los vaporizadores de llama siguen siendo una excelente opción.

Artículo relacionado

Top 5 De Vaporizadores De Llama

El siguiente elemento más importante es la cámara. Los vaporizadores de hierba seca disponen de una cámara que se va llenando a medida que se usan. En el caso de los vaporizadores de concentrados, los cartuchos se suelen comprar por separado, y se desechan y sustituyen cuando se han terminado. Algunos vienen con cámaras fijas que se pueden cargar con ceras, pero no son muy habituales. Si tienes uno de estos vaporizadores, puede que también sea híbrido, que, como hemos dicho, son compatibles tanto con flores secas como con concentrados.

Modo De Empleo De Los Vaporizadores Bolígrafo

Modo De Empleo De Los Vaporizadores Bolígrafo

Y ahora ya pasamos a la parte entretenida. Antes de nada, asegúrate de leer las instrucciones de tu vaporizador. Somos inteligentes, sin duda, pero la gente que ha fabricado el dispositivo lo conoce mejor que nadie. Nuestras instrucciones sirven para estos tipos de vaporizadores bolígrafos, y no para un modelo concreto.

Cárgalo

Lo primero que hay que hacer es cargar el vaporizador. Prepárate un té o ve a dar un paseo, ya que la primera carga de un vaporizador nuevo suele llevar bastante tiempo.

Llénalo

Una vez que esté cargado (puede que tenga un LED que te lo indique), carga el cartucho. Este puede ser fijo, y tendrás que llenarlo con la flor o el extracto, o desechable, y deberás atornillarlo. Después de acoplar el cartucho, vuelve a armar el vaporizador. Lee las instrucciones para que sepas cómo hacerlo correctamente.

Vapea

Ya estás listo para la acción. La mayoría de vaporizadores que funcionan con un botón, se encienden y apagan pulsándolo cinco veces. Algunos te permiten regular la temperatura. Cuando utilices tu vaporizador bolígrafo por primera vez, no cometas el típico error de inhalar demasiado fuerte, como si fuera un porro. Con los vaporizadores, hay que dar caladas lentas y suaves. Tampoco hay necesidad de "retener" la calada en los pulmones, ya que la esencia del cartucho se absorbe de forma instantánea.

Prácticas Recomendadas Para El Uso De Un Vaporizador Bolígrafo

Prácticas Recomendadas Para El Uso De Un Vaporizador Bolígrafo

Como con cualquier dispositivo para el cannabis, hay ciertas prácticas recomendadas que deberás tener en mente. La principal, por supuesto, es contar con una rutina habitual de limpieza. No tiene que ser después de cada sesión, pero si lo limpias una vez por semana (suponiendo que lo uses con frecuencia) prolongarás mucho la vida útil de tu dispositivo.

El proceso de limpieza es muy sencillo: en primer lugar, desmonta el vaporizador y deshazte de todos los residuos o cenizas de la cámara. A continuación, utiliza un limpiapipas (a veces vienen con el vaporizador) y dale una buena pasada. Esto, obviamente, solo es para los que tienen cartuchos fijos. Si es desechable, lo único que tienes que hacer es tirarlo cuando esté vacío. Después, desenrosca la boquilla, si es posible, y enjuágala con agua tibia. No uses agua en otras partes del vaporizador, ya que podrías dañarlo.

Aparte de esto, sigue los pasos lógicos cuando vapees para asegurarte de no haya mucha suciedad que limpiar después. Esto es algo tan sencillo como poner la cantidad adecuada de hierba o concentrado. Si usas cartuchos desechables, no tendrás nada de lo que preocuparte. Pero si es fijo, deberás asegurarte de que el dispositivo no esté saturado de cogollo o concentrado antes de empezar a dar caladas. De esta forma garantizarás que haya muy pocos residuos a la hora de limpiarlo.

Pros Y Contras

Como ya hemos visto, los vaporizadores bolígrafo ofrecen un montón de ventajas. Pero debemos tener cuidado de cómo hablamos de ellos, ya que no son una mejora objetiva respecto a fumar. Todo depende de tus preferencias personales.

Pros

Vaporizador Bolígrafo: Pros

  • Discretos y portátiles

Encenderte un canuto lleno de hierba no es la forma más discreta de disfrutar de la marihuana, sobre todo en público. Pero eso no es un problema con los vaporizadores bolígrafo. El vapor no produce un aroma inconfundible como cuando se fuma, lo que significa que podrás "encenderlo" en prácticamente cualquier sitio sin llamar demasiado la atención. Además, los vaporizadores bolígrafo son tan pequeños que caben en el bolsillo, lo que hace que sean totalmente portátiles.

  • Facilitan la dosificación

Prácticamente todos los aficionados al cannabis se han colocado demasiado alguna vez por dar muchas caladas seguidas a un porro o bong. Esto es mucho menos probable que ocurra cuando vapeas, salvo que también inhales muchas veces en una sola sesión. Dado que es más fácil controlar cuánto se inhala, estos dispositivos se suelen recomendar para consumidores con fines terapéuticos.

  • Fáciles de usar

Para poner un cartucho en el vaporizador y pulsar un botón no hace falta ser un genio. De hecho, no podría ser más fácil. En comparación con el arte de liar un porro, o con otros vaporizadores más sofisticados, los vaporizadores bolígrafo son súper cómodos y muy sencillos de usar.

  • Ofrecen una experiencia más limpia y pura

Dado que los vaporizadores bolígrafo no producen humo, podrás disfrutar de una experiencia mucho más pura y limpia. Asimismo, cuando se carga el cartucho o se llena el depósito, no se prepara el mismo caos que cuando se lía un canuto - todos sabemos el desorden inevitable que queda sobre la mesa al terminar. Tampoco tendrás que lidiar con ceniceros apestosos al final de la sesión.

Contras

Vaporizador Bolígrafo: Contras

  • Necesitan un cuidado continuo

Si consigues un vaporizador bolígrafo que sea barato, esto podría no suponer un problema. Pero si tienes un dispositivo "de verdad", querrás mantenerlo en forma para poder disfrutarlo durante mucho tiempo. Dado que al vapear se acumula todo tipo de resina pegajosa, una limpieza y mantenimiento periódicos son imprescindibles. No debes exponer tu vaporizador a situaciones en las que se podría mojar o ensuciar, aunque eso tampoco lo harías con un porro.

  • Puede que tengas que adaptar la dosis

Los concentrados suelen ser mucho más potentes que los cogollos. Esto podría sorprender incluso a los fumadores más experimentados. Por lo tanto, si acabas de pasarte a la vaporización, quizás debas tomártelo con calma al principio.

  • Hay que recargarlos

Sí, los vaporizadores bolígrafo necesitan recargarse, pero piénsalo: es menos molesto que tener que triturar el cogollo y liar un canuto. El único momento en el que podría suponer un problema es si estás fuera de casa con un vaporizador sin batería y se te ha olvidado coger el cargador. Los profesionales llevan encima dos o más baterías y un cargador externo; y mientras usan una batería, cargan la otra. De esta forma, siempre tendrás una batería cargada.

Explora El Mundo De Los Vaporizadores Bolígrafo

Es imposible abarcar todo lo referente a los vaporizadores bolígrafo en un solo artículo. Pero creemos que ahora ya sabes más que suficiente para empezar. La mejor forma de seguir aprendiendo es a través del uso. Hay un montón de vaporizadores bolígrafo, y te puede resultar difícil elegir, así que tenemos un artículo sobre los mejores vaporizadores bolígrafo para uso diario del mercado. Con uno de estos en la mano, estamos seguros de que vas a aprender muchas cosas prácticas.

también puede interesarte