Blog
Cómo Y Por Qué Limpiar Tu Vaporizador
5 min

Cómo Y Por Qué Limpiar Tu Vaporizador

5 min
Products Vaporshop

Limpiar tu vaporizador a menudo permite que el dispositivo funcione como el primer día. Descubre cómo y por qué se deben limpiar distintos tipos de vaporizadores, como de hierbas, concentrados y vaporizadores tipo bolígrafo.

Si has empezado a usar un vaporizador hace poco, las caladas todavía serán suaves y deliciosas. Pero dale un mes o dos, y la calidad del vapor podría reducirse considerablemente. Si limpias tu vaporizador con frecuencia, evitarás que este problema tan común arruine tu experiencia. Además de garantizar un mejor funcionamiento y sabor, una buena limpieza también prolonga la vida útil del dispositivo. Sigue leyendo esta guía completa sobre cómo se limpia un vaporizador.

Vaporizadores

VER vaporizadores

¿POR QUÉ ES NECESARIO LIMPIAR EL VAPORIZADOR?

Los vaporizadores proporcionan una experiencia mucho más higiénica y pura en comparación con fumar cannabis. Dado que la vaporización no quema la hierba, no se produce humo, y por lo tanto, hay muchas menos sustancias nocivas que cuando se fuma. Pero, a pesar de que vapear es mucho más higiénico que fumar, esto no significa que el vaporizador no se ensucie con el paso del tiempo. Al igual que cuando fumamos con una pipa o bong, se van acumulando los residuos pegajosos – aunque puede que de forma más lenta y menos evidente. Y como ocurre con otros dispositivos para fumar, existen varias razones por las que debes limpiar tu vaporizador de forma periódica.

ARTÍCULO RELACIONADO
Ventajas De La Vaporización: Por Qué Es La Opción Inteligente

Puede que ya lo sepas: los vaporizadores se están convirtiendo en el método de consumo preferido - incluso por delante del porro.

1. Mejor funcionamiento y sabor

Cuanto más utilices el vaporizador, más residuos se pegarán a las distintas partes del dispositivo, que acabarán bloqueando la cámara de calentamiento y podrían adherirse a piezas importantes como las resistencias. Esto tendrá un efecto negativo en el funcionamiento de tu vaporizador, y resultará en un mal sabor. Limpia tu vaporizador con frecuencia y podrás disfrutar de un mejor rendimiento y sabor.

2. Prolonga la vida útil del dispositivo

Cuando las partes importantes del vaporizador se cubren de una mezcla pegajosa de resina y material vegetal que no se limpia con frecuencia, podría reducir drásticamente la vida útil del dispositivo. Y lo que es aún peor, podría dañarlo de forma irreparable. Una limpieza periódica es la mejor solución para poder disfrutar de tu vaporizador durante años.

3. Un vapor más limpio es más saludable

Además de afectar al sabor y funcionamiento del vaporizador, el exceso de residuos es un caldo de cultivo ideal para bacterias y otros microorganismos como el moho. Estos intrusos potencialmente dañinos pueden causar irritación y problemas respiratorios, lo que podría conducir a otros problemas de salud más graves con el paso del tiempo.

CUÁNDO LIMPIAR TU VAPORIZADOR

CUÁNDO LIMPIAR TU VAPORIZADOR

Hay dos formas de limpiar un vaporizador. Una de ellas es diariamente después de cada uso. Es muy fácil de hacer y solo se tarda un par de minutos.

La otra forma es llevar a cabo una limpieza a fondo cada 1 o 2 semanas. Esto también se recomienda cuando se cambia de variedad, o se pasa de cogollo a concentrados/líquidos o viceversa. Tras una limpieza a fondo, podrás empezar a vapear con un dispositivo limpio y sin restos viejos.

CÓMO LLEVAR A CABO UNA LIMPIEZA DIARIA

Tu vaporizador debería traer un pequeño cepillo para llevar a cabo una limpieza rutinaria. Si no es así, tendrás que comprar un cepillo como los que vienen con las maquinillas de afeitar eléctricas. Asegúrate de que las cerdas sean duras, para poder eliminar los residuos más difíciles. Los bastoncillos de algodón y los limpiapipas también sirven.

Vacía la cámara de la hierba y usa el cepillo o limpiapipas para eliminar el material vegetal y otros residuos acumulados. Si el vaporizador tiene filtros o rejillas, dales un buen cepillado. Después de limpiar la cámara de calentamiento y el filtro, utiliza el limpiapipas para limpiar la boquilla.

Termina tu limpieza diaria pasando una toallita con alcohol por la boquilla y el exterior del vaporizador.

Así de sencillo.

CÓMO LLEVAR A CABO UNA LIMPIEZA A FONDO

limpiar a fondo un vaporizador de hierbas secas

• Vaporizador de hierba seca

Para limpiar a fondo un vaporizador de hierbas secas, como el Boundless CFX, empieza por desmontar el dispositivo con cuidado. Aunque los vaporizadores de hierba pueden diferir dependiendo del modelo o la marca, normalmente tienen partes comunes, como la boquilla, la batería, la cámara de calentamiento, etc.

Asegúrate de consultar el manual del vaporizador, ya que suelen traer instrucciones para desmontar el aparato.

Sacude y da unos golpes suaves a cada pieza para eliminar el material vegetal atrapado. A continuación, usa el cepillo de limpieza o un limpiapipas para extraer cualquier residuo. Presta especial atención a la cámara de hierba y a la boquilla, dos partes fundamentales para el buen funcionamiento del vaporizador. Si la cámara de la hierba tiene filtro, sácalo y cepíllalo. Un filtro obstruido es el motivo más común de un rendimiento pobre y un mal sabor.

Después de limpiar con el cepillo, utiliza alcohol isopropílico 99% y un bastoncillo de algodón o limpiapipas, para limpiar la cámara de la hierba, los filtros y la boquilla. El alcohol se deshará de las manchas rebeldes y los residuos acumulados.

Consejo: si alguna parte del vaporizador está muy sucia y no se puede limpiar bien, déjala a remojo con alcohol durante unos 20-30 minutos. A continuación, enjuágala con agua y sécala con papel absorbente. Esto funciona especialmente bien para cosas como filtros muy obstruidos, y hace que reluzcan como si fueran nuevos.

Saca la batería del dispositivo y cepíllala, así como su cámara. Como paso final, vuelve a montar el vaporizador y pásale un paño al exterior.

Boundless CFX

Ver Boundless CFX

• Vaporizador de concentrados

Los concentrados de cannabis son especialmente pegajosos, por lo que la limpieza de dispositivos como el Puffco Plus o vaporizadores híbridos como el Fenix, es muy importante. Los residuos de los concentrados pueden ser bastante rebeldes, pero no tanto como para no poder deshacerte de ellos con un poco de alcohol isopropílico y unos bastoncillos de algodón.

Consulta el manual de tu vaporizador y desmonta las distintas partes para su limpieza. Extrae la boquilla y abre la cámara de calentamiento. Coge un bastoncillo de algodón o un limpiapipas y sumerge un extremo en alcohol isopropílico. Ten mucho cuidado cuando limpies la cámara de calentamiento de un vaporizador para concentrados. Esta cámara contiene una bobina de calentamiento, una pieza muy delicada que puede romperse fácilmente si se aplica demasiada presión.

Limpia la cámara de calentamiento con un bastoncillo de algodón. Si es necesario, usa otro bastoncillo y sigue limpiando hasta que no queden residuos. Una vez que la cámara esté lista, limpia la boquilla. Asegúrate de limpiar también otras piezas del vaporizador como los tubos de vidrio, los filtros y las mallas metálicas, si es que las tiene (si algunas partes están muy pegajosas, límpialas por separado con una toallita con alcohol o déjalas en remojo en alcohol durante media hora).

A continuación, abre el compartimento de la batería, sácala y límpiala con cuidado. Espera unos minutos hasta que se evapore el alcohol y vuelve a montar el vaporizador.

Limpieza De Dispositivos O Vaporizadores Híbridos

• VAPORIZADOR BOLÍGRAFO

Si tienes un vaporizador bolígrafo como el Storm, aquí tienes cómo debes limpiarlo:

Empieza por dar unos golpecitos suaves al dispositivo para despegar y eliminar cualquier resto de hierba que haya podido quedarse adherida. Hazlo sobre una mesa, ya que algunos vaporizadores bolígrafo pueden contener piezas pequeñas que se pueden perder fácilmente. Abre el dispositivo como indican las instrucciones para poder acceder a todas sus partes.

Coge el cepillo que viene con el vaporizador, o usa un limpiapipas, para limpiar el interior del aparato. Si el dispositivo tiene una cámara de calentamiento extraíble, sácala y límpiala por separado.

Con los vaporizadores bolígrafo es muy importante limpiar las roscas, ya que a menudo contienen material vegetal y otros tipos de residuos. Sumerge un bastoncillo de algodón en alcohol. Coge la cámara de calentamiento, dale la vuelta, y limpia el extremo roscado con el bastoncillo. Cuando lo hayas pasado varias veces, da la vuelta al bastoncillo y seca la rosca con el otro extremo. Con la ayuda de más bastoncillos, limpia el resto de roscas del dispositivo.

Ahora viene la parte que más puede influir en que tu vaporizador funcione a la perfección. Extrae con cuidado todo filtro metálico o de vidrio y ponlos a remojo en un vaso con alcohol isopropílico durante 20-30 minutos. A continuación, pásales un paño y deja que se sequen. Quedarán como nuevos. Para terminar, vuelve a montar el vaporizador. Deberá funcionar como el día que lo compraste.

Vaporizador Storm

Ver Storm

Georg

Escrito por: Georg
Instalado en España, Georg pasa mucho tiempo frikeando no sólo con ordenadores, sino también en su jardín. Con una pasión ferviente por el cultivo de cannabis y la investigación de psicodélicos, Georg es un experto de todo lo psicoactivo.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
Products Vaporshop
Buscar por categorías
o
Buscar