Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Cómo usar la Damiana

Damiana

La Damiana se puede consumir de diferentes maneras, como en té, en vapor, fumándola o en licor.

Aunque la damiana tiene algunos efectos inmediatos, estos tienden a acumularse y aumentar durante varias semanas. Al igual que muchas hierbas, el consumo regular de pequeñas cantidades producirá unos beneficios más duraderos, mientras que las dosis altas puntuales, tienden a tener un efecto más fuerte pero una duración más breve. Tras un período de consumo regular de cualquier hierba, se recomienda hacer un descanso de unas pocas semanas, antes de seguir tomándola.

Té de Damiana

El método más común es preparar un té de damiana. El té se considera a menudo como el método más eficaz y mejor para tomar a intervalos regulares durante un período de un par de semanas, para aprovechar mejor sus beneficios.

Para un consumo habitual, usa alrededor de 1-2 cucharaditas por taza, y mézclalas en agua caliente durante 10-15 minutos.
Para preparar un té fuerte, usa unos 10-15 gramos de Damiana y mézclalos con 1 litro de agua caliente. Puedes reducir la cantidad de agua hirviéndola o dividiendo la dosis en varias tazas.

Añade un poco de miel para darle un poco de dulzor a la bebida.

Vaporizar Damiana

Si te gusta vaporizar, la damiana es una buena candidata. La vaporización permite que todos los compuestos químicos se extraigan con eficacia para inhalarse. La temperatura ideal de vaporización para la Damiana es de 190 grados centígrados.

Comprar un vaporizador

Fumar Damiana

Es el método menos favorecido para tomar Damiana. Simplemente usa una pipa o un canuto, al igual que lo harías con tabaco. A diferencia de la vaporización y del té, fumar Damiana es perjudicial para la salud. Esto es debido al proceso de combustión para la quema de la materia vegetal. Este proceso crea una gran cantidad de toxinas presentes en el humo.

Comprar una pipa

Licor de Damiana

El licor de damiana es otra forma común y eficaz de consumir esta planta. Se prepara de la siguiente manera:

1. Mezcla 60 g de hojas secas de damiana por litro de vodka, y déjalo a remojo durante al menos 10 días.
2. Cuélalo con un colador y después con un filtro de café.

3. Saca las hojas empapadas en alcohol y ponlas en unos 500ml de agua durante toda la noche.

4. Cuela y filtra las hojas del agua y tira los restos.

5. Calienta a fuego lento el agua con 1 - 2 tazas de miel; disuelve lentamente el azúcar en el agua.

6. Mezcla la infusión de vodka con la infusión de miel, y deja reposar durante 2 - 3 meses. Decanta con cuidado el licor en una botella.

Damiana Margarita

 

Zamnesia

Damiana