Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Cómo identificar un cultivo de hongos contaminado

Cómo Identificar Un Cultivo De Hongos Contaminado

El cultivo casero de setas no es fácil. No es precisamente ciencia espacial, pero hay que tener mucho cuidado y ser sumamente limpio, ya que en todo momento debe mantenerse un entorno estéril. Todo el cultivo de setas es muy vulnerable a la contaminación, esporas, micelio y setas incluidas.

La esterilización del sustrato y la filtración del aire son formas de mantener el entorno estéril y rico para el micelio, y sin competidores como bacterias, moho o plagas. Pero estos métodos no son infalibles y la esterilidad del entorno tiene una duración limitada.

¿QUÉ ES LA CONTAMINACIÓN?

Podemos decir que la contaminación es todo lo que no deseas en tu sustrato o micelio, pero en general, son las impurezas del aire, el suelo o el agua que pueden causar problemas a largo plazo. La contaminación de las esporas puede resultar fatal para todo el cultivo, mientras que si ocurre durante la fase de fructificación, podría suponer la pérdida de los sombrerillos.

Las contaminaciones se propagan con mucha rapidez, por lo que es aconsejable deshacerse de los cultivos contaminados y separarlos de los sanos. En el lado positivo, las contaminaciones son muy fáciles de identificar, ya que el micelio siempre es blanco; si ves otros colores, puedes estar seguro de que tu cultivo está contaminado.

Pero no te precipites, porque hay dos excepciones: una es el color azul, que indica contusiones en el micelio, y otra el color amarillo, que es un indicador de que el micelio está envejeciendo y produciendo nuevas defensas contra las bacterias.

Vídeo: Las Setas Se Magullan Y Presentan Colores Azules

DISTINTOS TIPOS DE CONTAMINACIÓN

Los contaminantes prosperan muy bien en el sustrato esterilizado del cultivo de setas, ya que no tienen tanta competencia como en la naturaleza. Cuando las setas crecen en el campo, la compleja relación entre bacterias, hongos, etc., mantiene un equilibrio ecológico en el que estos hongos crecen con toda libertad, sin necesidad de luchar con los contaminantes por el dominio del sustrato.

Como ves, hay una gran multitud de contaminaciones al acecho. La mayoría de ellas se pueden dividir en tres grupos: bacterias, moho (hongos) y plagas.

BACTERIAS, HONGOS Y PLAGAS

Las bacterias son microorganismos unicelulares que se reproducen con mucha rapidez y se pueden combatir mediante la pasteurización y esterilización del sustrato.

Los mohos son hongos que crecen en forma de filamentos llamados hifas, y que se pueden controlar a base de sal, bicarbonato de sodio, alcohol, canela, etc. Y por último, pero no por ello menos importante, las plagas, que son minúsculos insectos que devoran los cultivos y transmiten enfermedades. Las plagas se pueden controlar con un estricto saneamiento y un entorno de cultivo hermético.

CONTAMINANTES MÁS COMUNES

Una vez establecidos los distintos tipos de contaminantes del cultivo de setas y cómo identificarlos, veamos algunos ejemplos más comunes.

PODREDUMBRE AGRIA

Una ocurrencia muy común en granos germinados en frascos, este bacilo a veces sobrevive a la esterilización en forma de endoesporas resistentes al calor. Cuando el medio está contaminado con bacilos, se forma una especie de cieno gris que produce un hedor nauseabundo y hace que el grano parezca excesivamente húmedo.

Si quieres eliminar las endoesporas de tu grano, deberás ponerlo a remojo a temperatura ambiente durante un día. De esta forma, las endoesporas germinarán y podrás esterilizarlas.

Podredumbre Agria Y Mancha Bacteriana

MANCHA BACTERIANA

Si ves unas marcas amarillas a marrones en o cerca del borde de los sombrerillos de las setas, quiere decir que están contaminadas de mancha bacteriana. Las bacterias se diseminan por vía aérea, y esto ocurre cuando las setas permanecen húmedas durante más de 4-6 horas después de haber sido regadas. Esta bacteria se controla mediante la reducción de humedad y la aplicación de una solución de cloro de 150ppm.

MILDIÚ DACTYLIUM/MOHO TELARAÑA

Un micelio algodonoso que cubre el recipiente y envuelve a las setas y que causa una podredumbre blanda. Este moho es un poco más oscuro que el micelio, y esta ligera diferencia de color podría pasar inadvertida para un principiante.

Otro indicio es la velocidad de crecimiento, ya que este moho abarcará todo el recipiente en uno o dos días a partir de un trozo del tamaño de una moneda. Las humedades altas favorecen este contaminante, por lo que ayuda reducirlas o aumentar la circulación del aire.

Moho Telaraña Y Moho Verde

MOHO VERDE

Está causado por Trichoderma harzianum, y se caracteriza por un micelio blanco y agresivo que cubre todo el recipiente y las setas, causando podredumbre blanda y esporas de color verde esmeralda. El moho verde es la enfermedad más extendida de la industria estadounidense del Agaricus.

Un saneamiento pobre, las moscas, la anaerobiosis, etc. causan la aparición de moho verde, que requiere de un estricto saneamiento y de la aplicación de desinfectantes en toda la operación.

MOHO ROSA

También llamado Neurospora, es un hongo de rápido crecimiento que normalmente se da en el agar y el grano. Presente en toda la naturaleza, este contaminante crece a través de tapones de algodón y discos filtrantes, y es muy difícil de eliminar. Los cultivos contaminados por este moho se deben destruir de forma inmediata, y hace falta una limpieza a fondo.

MOHOS VERDE Y AZUL

Estos hongos son muy comunes en las setas, y sus esporas son aerotransportadas y omnipresentes. Producen esporas de color verde azulado en la superficie del sustrato. Estos hongos son una de las mayores preocupaciones de los cultivadores de agar y grano.

Moho Rosa, Y Moho Verde-azul

MOHO NEGRO (Y TAMBIÉN MOHO AMARILLO Y OTROS)

Estos hongos son muy comunes en los cultivos de grano y agar, ya que se dan en casi todos los sustratos orgánicos. Se llaman Aspergillus, prefieren un pH casi neutro, y presentan toda una gama de colores que van del negro al amarillo. Algunas de estas especies son tóxicas y producen aflatoxinas mortales, por lo que deben ser manejadas con mucho cuidado.

BURBUJA SECA

Una enfermedad causada por el hongo Verticillium que produce esporas pegajosas. Los síntomas de esta enfermedad varían según la etapa de desarrollo. La infección temprana produce unos puntos del tamaño de cabezas de alfiler, y más adelante una retorcida seta con el sombrerillo ladeado.

Al ser sus esporas pegajosas, se difunden a través de las partículas de polvo, por lo que hay que tener cuidado cuando se mueve tierra cerca de cultivos de setas. Otros métodos de control son la prevención de moscas en el entorno de cultivo y poner sal de mesa en un trozo de papel que contenga la enfermedad.

MOSQUITOS DE LOS HONGOS

Diminutos insectos voladores que son atraídos por los cultivos de setas. Se alimentan del micelio y cavan túneles en las setas. Los tejidos dañados por estos mosquitos suelen estar plagados de bacterias, lo que causa podredumbre blanda.

Los mosquitos adultos miden 0,3cm de longitud y son grises o negros, de alas transparentes y con pocas venas. La forma de controlar estos contaminantes es con un estricto saneamiento e higiene general.

Mosquitos De Los Hongos Y Ácaros

ÁCAROS

Pequeños artrópodos comúnmente encontrados en la paja y el estiércol. La mayor parte de las especies de ácaros son beneficiosas para el cultivo de setas, ya que se alimentan de otros ácaros y participan de forma activa en la fragmentación y mezcla del sustrato orgánico.

Pero hay unos pocos que pueden causar daños. Se alimentan del micelio de la seta, como los mosquitos de los hongos, y pueden causar una decoloración de la superficie. Es fundamental llevar a cabo un estricto saneamiento e higiene para controlar estos contaminantes.

Estas son las contaminaciones más comunes que te puedes encontrar en el cultivo de setas. Si hay algo que hemos aprendido es que es muy importante conservar un entorno limpio y estéril.

Setas Mágicas

Productos Relacionados