Cómo Crear un Huerto Exterior de Setas Mágicas

Published :
Categories : BlogCultivo de MarihuanaSetas Mágicas

Cómo Crear un Huerto Exterior de Setas Mágicas

Las setas se suelen cultivar en el interior, pero no es así como debe ser. Con un poco de micelio, podrías cultivar facilmente el suministro de un año de este sacramento en tu patio trasero.

Puedes comprar shrooms, o cultivarlos tú mismo. Obviamente, el cultivo propio tiene varias ventajas claras: No sólo es menos costoso, también puedes establecer una relación mucho más estrecha con las setas que te van a proporcionar tus viajes. Además, tendrás un generoso suministro a mano.

La desventaja de cultivar las setas desde cero, es que es mucho trabajo. No tanto si se utiliza un kit completo de cultivo, pero si se empieza con esporas, hay un proceso de aprendizaje. El principal problema es el de la contaminación, y la mayoría de los esfuerzos se emplean en minimizar los riesgos de una infección de moho, que requiere de unas prácticas de trabajo limpio y cierto equipamiento. Por eso, la creación de un huerto en el jardín es una gran solución: No tendrás que preocuparte por la contaminación, y conseguirás abundantes rendimientos.

Ni siquiera tienes que plantar el huerto en el jardín, puedes hacerlo en cualquier lugar conveniente. Un área apartada del bosque servirá, y además tiene la ventaja de que las esporas se esparzan libremente por la zona. Con el tiempo, los huertos del bosque establecen una población natural de setas.

Entendimiento del micelio - De semilla a seta

Antes de embarcarse en el cultivo, es bueno entender ciertos conceptos básicos. El más importante es que la seta es solo el cuerpo frutal del organismo, y que el "verdadero ser" es el micelio. El micelio es la parte vegetativa del hongo, es la red blanca que progresa lentamente a través de un sustrato. Para poder hacer un huerto de setas mágicas, deberás crear un entorno en el que el micelio pueda prosperar y crecer.

Para crear un huerto de setas al aire libre, primero necesitarás algunas semillas de setas mágicas. Las semillas son cualquier sustrato (como centeno o virutas de madera) colonizado por completo por el micelio de las setas. El serrín es una buena opción para el cultivo al aire libre – sobre todo con el método de virutas de madera que se explica más abajo.

Hay varias formas de conseguir estas semillas. La manera más fácil es comprar un kit de cultivo completamente colonizado - como el Supa Gro Kit 100% - y utilizarlo para inocular bolsas de serrín o de virutas de madera. Alternativamente, puedes comenzar con una bolsa de grano estéril (disponible aquí) que se puede inocular fácilmente con una jeringa de esporas. No importa qué opción elijas, los resultados son los mismos. Una vez que tienes una bolsa de grano completamente colonizado, se puede añadir a una cantidad mayor de serrín para esparcir aún más el micelio.

La razón por la que el grano colonizado se emplea para comenzar el proceso es simple: le da al hongo una nutrición muy amplia de la que alimentarse. Lo que garantiza un crecimiento rápido y vigoroso, aunque viene con el riesgo de contaminación (a todo tipo de bacteria le gusta alimentarse de grano). Sin embargo, una vez que las semillas en el grano se transfieren al serrín, el riesgo de contaminación disminuye, ya que la seta ha colonizado completamente el grano, y el serrín no atrae tantos competidores.

El proceso de inocular el serrín con el grano es muy sencillo. Primero, deberás obtener serrín, que se puede adquirir en la mayoría de tiendas de mascotas. En un cubo, sumerge el serrín en agua hirviendo durante 10 minutos o así – esto lo esterilizará bastante. Drena el serrín y comienza a estratificarlo en otro cubo con el grano inoculado. Cúbrelo con una tapa o pon el cubo con los estratos dentro de una bolsa de plástico para mantener la humedad. Abre la bolsa una vez al día para que entre oxígeno fresco. Después de unas semanas o un mes, el serrín estará completamente inoculado y listo para vivir en el exterior. Necesitarás unos 1.2kg de serrín inoculado por metro cuadrado de huerto.

Escoger Un Sitio

Lo primero que hay que considerar antes de crear un huerto de setas, es la iluminación. Por lo general, la mayoría de las setas necesitan luz del sol indirecta. Esto es así para las setas mágicas. Las variedades de setas alucinógenas tienden a ser heliotropos, lo que significa que les gusta el sol. Por lo tanto, a la hora de escoger un huerto para cultivar setas, deberás elegir uno con montones de luz durante el día, pero que no esté expuesto a la luz directa del sol por espacios de tiempo prolongados.

Si el lugar no va a ser tu patio trasero, lo ideal sería un sitio que no esté demasiado lejos para poder llegar a él diariamente durante el periodo de fructificación. Si está demasiado lejos, correrás el riesgo de perderte una cosecha en potencia (el huerto puede requerir de varias visitas diarias durante el período de la cosecha).

Los lugares donde la hierba y los setos limitan con el bosque, suelen ser los mejores, ya que ofrecen un fácil acceso y una variación en factores ambientales. También es bueno escoger un lugar con un flujo subterráneo de agua, como una vertiente o un desaguadero, ya que esto ayudará al micelio a prosperar. Si no puedes encontrar nada de esto, un terreno húmedo con acceso fácil pero apartado y salpicado de luz, servirá.

Creación del Huerto de Setas

Una vez que ya tengas el sitio, necesitarás un par de cosas para ponerte en marcha:

- Cartón
- Virutas estériles de madera (esterilizadas en agua hirviendo como se muestra arriba)
- Serrín completamente colonizado
- Paja o heno (opcional)

1. Primero, hay que limpiar el sitio de residuos. Esto implica eliminar todo hasta llegar a la tierra mineral Con esto se elimina cualquier competición en potencia para el crecimiento del micelio de tus setas mágicas

2. Una vez que se ha quitado todo, cubre la zona con cartón.

3. Cubre el cartón con unos 5 cm de virutas estériles de madera, esparciéndolas lo más uniformemente que puedas.

4. A continuación, humedece las virutas durante unos minutos. Si lo haces en el jardín, se puede hacer fácilmente con una manguera.

5. Ahora llega el momento de colocar la primera capa de serrín colonizado sobre las virutas de madera. Tendrás que distribuir de manera uniforme unos 400 gramos de semillas por metro cuadrado.

6. Coloca otra capa de virutas sobre las semillas. Esta capa deberá tener una profundidad de unos 7cm.

7. Una vez más, humedece la capa y cúbrela con otra de serrín - 400 gramos por metro cuadrado.

8. Una vez que se haya colocado esta capa, agrega otra capa de virutas de madera de 3 cm de espesor.

9. Humedece esta capa de virutas y cúbrela con otra de serrín colonizado - 400 gramos por metro cuadrado.

10. Deberás tener 3 capas de virutas de madera y 3 capas de serrín (en total unos 1.2kg por metro cuadrado). Ahora, satura todo el terreno por última vez con agua.

11. Cúbrelo todo con una capa de cartón para conservar la humedad.

12. Como medida adicional, se puede cubrir el huerto con paja como protección extra. Sin embargo, la paja puede contener cepas agresivas de hongos, que podrían acabar dominando el serrín. Por lo tanto, cualquier paja que se utilice deberá ser esterilizada de antemano y aplicada en una fina capa. De esta manera, para cuando se pudra la paja, el micelio se habrá establecido lo suficiente como para poder resistir cualquier tipo de competición.

Ya está - ya has implantado con éxito una colonia de micelio que producirá una estupenda cosecha de setas mágicas. Ahora que todo está en su sitio, lo único que necesitas es paciencia - deja tranquilo al huerto durante al menos 6 meses. En los que el micelio tendrá tiempo para aclimatarse apropiadamente y colonizar las virutas de madera. Si se tiene en cuenta que la mayoría de las cepas cubensis producen sus frutos de forma natural a finales de otoño/principios de invierno, lo mejor es comenzar con el huerto en marzo. Para tener listo en esa época el serrín colonizado, hay que inocularlo con antelación. Así que para estar seguro, deberás comenzar con el proyecto en enero, y de esta forma te dará tiempo.

En la mayoría de climas, el cambio de las temperaturas y la lluvia, iniciarán la fructificación. Sin embargo, si el clima es seco, puedes remojar el huerto con agua a diario (una vez por la mañana y otra por la tarde). ¡Cuando las setas empiecen a crecer, vigílalas - ¡a diario! Durante la cosecha, asegúrate de que ninguna especie invasiva haya invadido el huerto – ¡no querrás consumirlas!

El crédito de este método de cultivar setas es todo de Paul Stamets. Puedes averiguar mucho más sobre el cultivo de setas en su último libro 'Mycelium Running".

comments powered by Disqus