Product successfully added to your shopping cart.
Check out

¿QUÉ SON LOS CACTUS MESCALINA?

Con cactus mescalina simplemente nos referimos a unas especies de cactus que producen y contienen la droga psicodélica llamada mescalina. Conocidos por múltiples estudios etnográficos, los cactus de mescalina, Peyote y San Pedro, se han hecho famosos como plantas para la embriaguez y para celebrar rituales, además de ser plantas medicinales en todo el mundo. Pero existe toda una serie de cactus que contienen mescalina. Y en grandes cantidades.

 

CACTUS DE MESCALINA MÁS CONOCIDOS

Los cactus más conocidos son, sin duda, el Lophophora williamsii, también llamado Peyote, peyotl, pellote, híkuli, hikuri, mescalito, cabeza de brandy y cactus de droga y el Echinopsis pachanoi, conocido como San Pedro y que hasta hace poco aún se llamaba Trichocereus pachanoi y nombres populares como Simora, Aguacolla y Kachum.

Peyote

 

PEYOTE

El Peyote se usa en rituales en el Nuevo Mundo desde tiempos prehistóricos, sobre todo en un ritual circular, conocido como reuniones Peyote. Los descubrimientos más antiguos de botones de peyote se encuentran en Texas y tienen alrededor de 6.000 años. El Lophophora se da desde Texas a México y hasta la actualidad es un sacramento sagrado para algunas tribus y creencias, como los Huichol y la Iglesia Nativa Americana. La importancia cultural de estos cactus no se puede sobreestimar. Los indígenas sirvieron y sirven el sacramento del Peyote como un salvador universal. El cactus se utiliza como medicina, planta embriagante, planta de chamanes, profesor floral, marcapasos cultural y mucho más.

A finales del siglo XIX, el peyote fue registrado en botánica; Arthur Heffter y Louis Lewin realizaron un análisis químico y psiconautico. El Peyote es la planta ritual etnobotánica más investigada que conocemos. No se han escritos tantos informes sobre ninguna otra planta con propiedades visionarias, como sobre la Lophophora williamsii y especies relacionadas. El Peyote contiene aproximadamente 60 alcaloides diferentes, concretamente beta-fenetilaminas. La más importante de estas es la enteogénica, psicodelicamente efectiva 3,4,5-trimetoxi-beta-fenetilamina, más conocida como mescalina.

San Pedro

 

SAN PEDRO

El San Pedro es, al igual que el Peyote, un sacramento entogénico, pero originario de Perú. Hoy en día se puede encontrar como cultivo en grandes zonas de la región andina. Al contrario que el Lophophora, que se menciona como un cactus bola, el San Pedro es un cactus columna. La planta fue, tras un estudio taxonómico, llamada botánicamente Echinopsis pachanoi, pero con anterioridad se llamó Trichocereus pachanoi. A menudo aún se le llama así. Otro cactus relacionado, también de Perú, el Echinopsis peruviana, (Trichocereus peruvianus, Peruvian Torch), también se le llama San Pedro y es un cactus de mescalina. San Pedro contiene, entre otras, varias beta-fenetilaminas, incluyendo altas cantidades de mescalina. La concentración de la droga varía enormemente entre planta y planta. Las más potentes son los especímenes mas jóvenes, pero no los más jóvenes del todo. Un maduro San Pedro contiene menos mescalina que los jóvenes más verdes y frescos. El Echinopsis peruviana es mucho más potente que el Echinopsis pachanoi.

Peruvian Torch

 

Hay mucha menos información sobre el San Pedro que, por ejemplo, sobre el Peyote. Una de las razones podría ser que los fervientes misioneros conquistadores no hubieran conocido el cactus como planta ritual. San Pedro es principalmente un entógeno usado para fines rituales. Como etno medicina, este cactus no tiene especial importancia, al menos no tan grande como el Peyote. El San Pedro se utiliza a veces como tónico y afrodisíaco.

 

¿Y QUÉ HAY DEL CACTUS DOÑANA?

Un cactus muchas veces mencionado en relación al Peyote y San Pedro, es el cactus Doñana o Dona-Ana, Coryphantha macromeris. Conocido como Mulato, también pertenece a las plantas sagradas indígenas y se usa con fines enteógicos. No contiene mescalina, sino Macromerina y otras (psicoactivas) fenetilaminas. La Macromerina tiene efectos parecidos a la mescalina, pero más débiles.

 

OTROS CACTUS PSICOACTIVOS

Existen varios cactus psicoactivos diferentes. De entre 70 especies, unas 300 plantas de cactus se sabe que tienen agentes psicoactivos. Pero no es necesariamente mescalina. Hay una variedad de componentes psicoactivos detectables en los cactus. En su mayor parte, estas substancias no han sido aún estudiadas.

Por ejemplo, gracias a la investigación etnobotánica conocemos el Epithelantha micromeris y sus frutos, los Chilitos, que son consumidos por los indios junto con los mini cactus psicoactivos con fines de dopaje, porque actúan como estimulantes. Antes hemos hablado del cactus Doñana Coryphantha macromeris. Algunos cactus contienen cafeína, como el Harrissia adscendens, el Leocereus bahiensis y el Cereus jamacaru (también contiene mescalina). Otros cactus psicoactivos bastante conocidos son los de la especie Ariocarpus, con sus numerosas fenetilaminas, que se consideran “drogas enloquecedoras”, las mitras de “los obispos”, cuyos principios operativos se desconocen, el Opuntia, que contiene varias substancias, etc. El Echinocereus triglochidiatus puede contener los potentes psicodélicos 5-MeO-DMT. Muchos cactus también se utilizan con fines terapéuticos, y otros muchos son comestibles. Los cactus son unas plantas etnobotánicas versátiles.

 

¿PEYOTE FALSO?

El término Peyote Falso no significa que el cactus sea falso. El Peyote Falso es un término indígena aplicado a plantas que actúan y/o se usan como el Peyote. Estas no contienen mescalina, pero si otras substancias. Por ejemplo, muchas especies de los cactus Mammillaria, Ariocarpus, Obregonia, Aztekium, Pelecyphora y Turbinicarpus, pero también plantas que no son cactus, como las especies de Tillandsia, varias especies de zuzón y muchas otras.

Peyote with pups

 

EN LA JUNGLA DE NOMBRES

Abordar los nombres botánicos no siempre es fácil. Sobre todo con los cactus es un ir y venir, en parte porque no existe un sistema reconocido, por decirlo de alguna manera, pero cada cocinero tiene su receta. El San Pedro y sus parientes se han denominado hasta hace poco con el nombre genérico de Trichocereus, pero ahora pertenecen al género de los Echinopsis. Anteriormente se agrupaban con el género Cereus. Y aquí llega la confusión: Los Pterocereen que contienen mescalina están de repente disponibles como Stenocereus y el también psicoactivo genero de Dolichothele ha sido trasladado al género Mammillaria. Se podrían añadir muchos más ejemplos.

Los investigadores y usuarios se enfrentarán a un problema. ¿Qué ocurre si, por ejemplo, uno tiene la antigua y larga nomenclatura común en la mente, pero el comercio ya está trabajando con la nueva? ¿Qué pasa si ocurre lo contrario? Sin una nueva guía o conocimientos detallados de la situación, estarás a menudo en un aprieto. Pero es todavía más complicado. Incluso cuando se trata de la diversidad de una especie, no hay acuerdo: por ejemplo, con el género Lophophora (Peyote). Algunos afirman que sólo está la especie de Lophophora Williamsii con sus variedades Lutea y Williamsii; otras opiniones son que además de estas y de la Williamsii, están al menos las especies de Lophophora Fricii, Lophophora Diffusa y Lophophora JourDiana. De todas formas, la botánica de la planta se divide de forma racional – todas las especies y sus variedades contienen mescalina u otras fenetilaminas.


Zamnesia


Cactus de Mescalina