Blog
Cultivar Cactus De Mescalina
7 min

Cómo Cultivar Cactus De Mescalina A Partir De Semillas

7 min
Products Smartshop

La mescalina es un psicodélico natural producido por varios tipos de cactus, incluyendo el peyote, el San Pedro y la antorcha peruana. Estos cactus son muy fáciles de cultivar, aunque no tengas mucha experiencia de cultivo. Eso sí, es un proceso que requiere mucha paciencia.

En general, los cactus son plantas resistentes que, una vez establecidas, pueden salir adelante en las condiciones más duras; pero tienen un crecimiento muy lento. Si estás dispuesto a sacrificar un cactus entero para un solo viaje, podrías cosecharlo cuando tenga un año. Pero lo mejor es cultivarlos durante varios años hasta que tengan un tamaño considerable, para poder disfrutar de los frutos de tu trabajo una y otra vez sin matar a tu planta.

Sigue esta guía sencilla para aprender a cultivar tus propios cactus de mescalina a partir de semillas. Te explicaremos todos los pasos, desde escoger la tierra adecuada hasta cómo cuidar de tus cactus durante cada etapa de su vida.

MATERIAL Y EQUIPO

  • Semillas de cactus de mescalina
  • Medio de cultivo
  • Arena o vermiculita
  • Macetas de barro
  • Bolas de algodón
  • Bandeja de agua
  • Film de plástico o caja de almacenamiento con tapa transparente
  • Estopilla
  • Gravilla de acuario
  • Tenedor de plástico
  • Pinzas

Cactus De Mescalinaver CACTUS DE MESCALINA

ESCOGE EL MEDIO DE CULTIVO ADECUADO

Escoge El Medio De Cultivo Adecuado

Puedes comprar mezclas de tierra para cactus, previamente preparadas, a precios asequibles. Este es un buen punto de partida. Si quieres hacer tu propia mezcla, solo tienes que mezclar mitad compost y mitad perlita. En ambos casos, proporcionarán la combinación de drenaje y aireación necesaria para los cactus.

Siempre y cuando utilices un compost de buena calidad, no debería ser necesario esterilizar la mezcla. La esterilización purifica la tierra mediante el uso de calor y/o fungicidas, pero también mata a la mayoría (por no decir la totalidad) de bacterias y otros microorganismos beneficiosos que normalmente contribuirían al buen desarrollo del sistema radicular de tus cactus. Mantener el sustrato aireado y bien drenado debería eliminar los problemas como el moho o la podredumbre, siendo tan efectivo como la esterilización del suelo.

Al escoger el medio de cultivo (tierra o sustrato), hay un aspecto importante a considerar: ¿quieres maximizar el crecimiento del cactus o la producción de mescalina? La mescalina es un alcaloide producido por ciertos tipos específicos de cactus, como respuesta al estrés. El estrés puede tener diferentes causas, pero una de ellas es una tierra inadecuada. Por este motivo, el tipo de sustrato escogido determinará si cultivas cactus de mescalina grandes, hermosos y perfectamente formados, o si cultivas unos cactus más potentes pero visualmente menos atractivos.

Pero, en estos momentos, la tierra debe ser lo suficientemente buena para germinar las semillas y permitir el desarrollo de los cactus. Ahora es mejor usar un medio diseñado para un crecimiento óptimo, e introducir el estrés más adelante cuando las jóvenes plantas se hayan establecido.

Fertilizante Para Cactusver FERTILIZANTE PARA CACTUS

LLENA LAS MACETAS CON EL MEDIO DE CULTIVO

Llena Las Macetas Con El Medio De Cultivo

Si es posible, escoge macetas de barro poco profundas y con agujeros de drenaje. Este tipo de material es poroso y permite que la tierra se drene rápidamente, protegiendo a las raíces de la podredumbre. Cubre los agujeros de drenaje con un poco de algodón. Tira algunas fibras de algodón hacia arriba para formar una mecha. Al absorber el agua desde la base de la maceta, se reduce el riesgo del riego excesivo, o de que el agua se lleve las pequeñas semillas de cactus.

Llena las macetas, un poco más de la mitad, con el medio de cultivo. Presiona suavemente para compactar ligeramente la tierra, lo suficiente para que no se mueva mientras mueves la maceta. No compactes demasiado la tierra.

SIEMBRA LAS SEMILLAS DE CACTUS DE MESCALINA

Siembra Las Semillas De Cactus De Mescalina

Esparce ligeramente las semillas por la superficie de la tierra. Si no tienes muchas semillas, siémbralas una a una, a una distancia de 4-5cm. No las entierres. En caso contrario, las diminutas semillas de cactus no tendrán la energía suficiente para emerger a la superficie. Espolvorea un poco de arena o vermiculita sobre la superficie, simplemente cubriendo las semillas.

Coloca las macetas en una bandeja con una capa poco profunda de agua. Deja que el agua suba por la mecha, hasta que la superficie de la tierra esté ligeramente húmeda. Saca inmediatamente las macetas de la bandeja de agua y deja que se drenen.

CREA UN AMBIENTE TIPO INVERNADERO

Los cactus de mescalina germinan mejor en un ambiente cálido y húmedo. Puedes crear estas condiciones cubriendo cada maceta con un poco de film de plástico, o colocando todas las macetas en una caja de almacenamiento con tapa transparente. Una vez cubiertas, colócalas cerca de una ventana soleada, donde reciban suficiente luz y calor. Durante unas horas al día, es necesario que tengan luz directa; el resto del tiempo, las macetas deberían estar bajo luz indirecta, o a la sombra.

Crea Un Ambiente Tipo Invernadero

Mantén las macetas humedecidas, pero no mojadas. Si usas una caja de almacenamiento grande, llena la base con ½ cm de agua templada. El agua fría o caliente puede matar las semillas en germinación. Abre la caja una vez al día para que entre aire fresco. Mientras esté abierta, usa un trapo para secar el agua que pueda haberse condensado en la tapa.

Si has tapado las macetas con film de plástico, colócalas de nuevo en la bandeja con agua cuando la tierra empiece a secarse. También puedes retirar el film de plástico y pulverizar la tierra ligeramente con agua desde arriba. Sin embargo, regar desde abajo resultará en unas raíces más fuertes.

En esta fase, ten cuidado de no regar excesivamente o dejar que la tierra se seque completamente.

OBSERVA CÓMO APARECEN LAS PEQUEÑAS PLÁNTULAS

Observa Cómo Aparecen Las Pequeñas Plántulas

Pasadas unas 2 semanas, las pequeñas plántulas empezarán a emerger de la tierra. Puede que tengas que observar de cerca para poder ver las pequeñas esferas de color verde claro.

Deja que las plántulas se desarrollen durante 1-2 semanas más. Cuando estén totalmente establecidas, sustituye la tapa o el film de plástico por una capa fina de estopilla, para permitir un buen flujo de aire. Pon una capa fina de gravilla de acuario sobre la superficie de la tierra, para retener la humedad. Sigue regando por la base de las macetas.

En esta fase, los bebés de cactus de mescalina son muy sensibles a la luz. Si están sanos, deberían tener un color verde oscuro. Si no reciben suficiente luz del sol, se volverán amarillos. El exceso de luz hace que se vuelvan rojos o marrones. Ajusta el nivel de luz según sea necesario, para mantener la salud de los cactus.

ARTÍCULO RELACIONADO
Cómo Cultivar Cactus A Partir De Esquejes

Si quieres cultivar cactus de mescalina, puedes hacerlo a partir de semillas; pero la forma más habitual (y rápida) es reproducirlos a partir de esquejes.

TRASPLANTA LOS CACTUS TRAS UN MÍNIMO DE CINCO MESES DE CULTIVO

Pasarán unos cinco meses más, antes de que las plántulas de mescalina estén listas para ser trasplantadas a sus propias macetas. Usa un tenedor de plástico para separar cuidadosamente las raíces, separando los cactus antes del trasplante.

Prepara varias macetas pequeñas, llenándolas parcialmente con el medio de cultivo. Usa unas pinzas para colocar cuidadosamente cada plántula de cactus en su propia maceta. Sujeta el pequeño cactus en posición vertical, usando las pinzas, y añade más medio de cultivo hasta que la plántula quede bien asegurada. Riega moderadamente desde arriba y añade un poco de gravilla sobre la superficie de la tierra para conservar la humedad.

Trasplanta Los Cactus Tras Un Mínimo De Cinco Meses De Cultivo

Ahora, el pequeño cactus de mescalina puede colocarse junto a una ventana soleada hasta que su tamaño supere a su nueva maceta. Riega moderadamente cuando notes que la maceta está muy ligera. Ya no es necesario regar desde abajo. Al regar, echa siempre el agua en la tierra alrededor del cactus, en lugar de echarla directamente encima de la planta.

Si vives en una región donde los cactus pueden crecer al aire libre durante todo el año, también puedes trasplantarlos a una maceta adecuada en tu patio o jardín.

CÓMO CUIDAR DE LOS CACTUS DE MESCALINA

Cómo Cuidar De Los Cactus De Mescalina

Los cactus de mescalina son plantas resistentes que pueden tolerar cierto grado de abandono, pero necesitan algo de atención y cuidado. Estas son algunas de las cosas que puedes hacer para proteger su salud.

PROPORCIONAR UNA ILUMINACIÓN ADECUADA

Cuando tus plántulas se hayan convertido en plantas totalmente establecidas, proporciónales un mínimo de 4 horas de luz brillante y filtrada. Si pasan demasiadas horas bajo la luz solar directa, los cactus de mescalina pueden sufrir quemaduras. Si detectas manchas oscuras o descoloridas, mueve las macetas a la sombra.

Si cultivas al aire libre, planta los cactus en una zona resguardada donde reciban sol y sombra a lo largo del día. Es buena idea mantenerlos en macetas, para poder moverlos fácilmente en función de la meteorología y otros factores.

RIEGA Y FERTILIZA EN BASE A SUS NECESIDADES

Los cactus no necesitan tanta agua como la mayoría de plantas, pero sí necesitan cierta cantidad. Riégalos cuando la superficie de la tierra esté seca y la maceta pese muy poco. Generalmente, esto será unas 2 veces por semana. Los cactus podrían necesitar más agua durante los períodos anormalmente secos o calurosos.

La materia orgánica contenida en el compost usado durante la germinación y la fase de plántula debería haber sido suficiente para el desarrollo del cactus, pero las plantas adultas deben fertilizarse de vez en cuando. Escoge un fertilizante con bajo contenido de nitrógeno, ya que puede quemar fácilmente los cactus; puedes usar una mezcla 7-40-6 o 1-7-6. Puedes añadir una pequeña cantidad al agua de riego una vez cada 1-2 semanas, o aplicar una cantidad más grande sobre la capa superior de la tierra cada 4-6 semanas. Ten cuidado de no pasarte con el abono.

Durante la época fría del año, los cactus están en estado latente y no necesitan tanta agua o fertilizante como en las temporadas de cultivo más cálidas. Si quieres trasplantar tus cactus, deberías dejar que se sequen durante las dos semanas previas y posteriores al trasplante.

ARTÍCULO RELACIONADO
Errores Habituales En El Cultivo De Cactus Y Cómo Evitarlos

Estás ante un extenso mundo de iluminación espiritual. Al menos para quienes hayan decidido cultivar el cactus San Pedro o la antorcha...

MANTÉN TUS CACTUS EN UN AMBIENTE CÁLIDO

A los cactus de mescalina les gustan los ambientes cálidos. Durante el día deberían estar a 20ºC o más para mantenerse activos, pero crecen más rápidamente cuando las temperaturas diurnas se sitúan entre 25–35ºC. Durante la temporada de cultivo, las temperaturas nocturnas no deberían bajar por debajo de los 15ºC.

CUIDA LOS CACTUS DE MESCALINA DURANTE EL INVIERNO

A medida que bajan las temperaturas, también desciende la actividad de los cactus. Con el tiempo entrarán en fase latente y no necesitarán tanto abono y riego como en la temporada de cultivo. Salvo que vivas en una región templada, mete las macetas en el interior de casa para que no se congelen. Si dispones de alguna zona iluminada donde puedan pasar el invierno, tal vez sigan creciendo a un ritmo mucho más lento.

Riega los cactus cuando sientas que la tierra está seca, pero reduce la cantidad de agua. Si ves que empiezan a encogerse y resecarse, dales un poco más de agua. En estos momentos, el riego excesivo puede hacer que se pudran; por lo tanto, es mejor pecar por falta de riego que por exceso de riego.

CULTIVAR CACTUS DE MESCALINA A PARTIR DE SEMILLAS: CONCLUSIÓN

Cultivar Cactus De Mescalina A Partir De Semillas: Conclusión

Cultivar cactus de mescalina a partir de semillas es una actividad sencilla y gratificante que puede realizar cualquier persona, siempre que tenga el material y la paciencia necesarios. No es un proceso difícil, pero lleva cierto tiempo. Cuando tengas una colección de cactus bebés, puedes experimentar con diferentes tipos de tierra, fertilizante y otras variables para comprobar cómo afecta a la potencia y al efecto en general cuando llegue la cosecha. Esto puede tardar años, pero puedes aprender a ajustar las propiedades psicodélicas de tu mescalina de cosecha propia, ¡para un viaje perfecto!

Laura

Escrito por: Sherry
Colaborando como escritor invitado habitualmente, Sherry vive en el corazón salvaje de la costa este americana. Desde la granja familiar, ha ido desarrollando un profundo respeto por el cannabis, mientras sigue dominando y perfeccionando sus cultivos.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
Products Smartshop
Buscar por categorías
o
Buscar