Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Efectos del Lirio Azul

Blue Lily

Los efectos del lirio azul van desde los afrodisíacos, eufóricos, sedantes y ligeramente enteógenos, dependiendo de la dosis y de la combinación con otras sustancias. En general, la energía de la planta es etérea, sutil y delicada. Después de su uso, no es inusual quedarse dormido profundamente, y despertarse solo cuando se ha descansado lo suficiente, independientemente de la hora del día.

Se cree que la capacidad del Lirio Azul para reducir las inhibiciones sociales y alterar ligeramente los patrones del pensamiento, aumentan los sentimientos de empatía y compasión. Razón por la que ha sido, y sigue siendo, muy popular como sustancia recreativa.

Todavía se debate si el Lirio Azul es un entéogeno en si mismo, pero hasta la fecha, no se ha encontrado ningún preparado o dosis que justifique tal afirmación. El Lirio Azul se suele añadir a mezclas para fumar, y así darles un toque especial, pero no parece capaz de inducir una experiencia psicodélica fuerte por si mismo. Teniendo en cuenta que se cree que los egipcios utilizaban el Lirio Azul solo en el vino, se plantea la posibilidad de que sus efectos se expresen mejor en esta combinación.

Elaboración tradicional

Los métodos tradicionales de preparación del Lirio Azul son hasta cierto punto especulativos, y se derivan sobre todo de pinturas y análisis de residuos. Se cree que los brotes y las flores secas de la planta, y tal vez sus semillas, se utilizaban para hacer un té y empaparlas de vino. Estas son las partes de la planta que contienen las sustancias psicoactivas.

Algunos creen que las flores frescas se hervían en agua y se escurrían con un paño de lino. Y el líquido se bebía como un té caliente o se añadía al vino. También es posible que se infusionara el vino directamente con el Lirio Azul dejando que las flores secas se empaparan en él durante unos días.

Zamnesia

Lirio Azul