Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Los Sueños Lúcidos : Todo Lo Que Hay Que Saber

Contenido:

  1. ¿Qué Es El Sueño Lúcido?
  2. Técnicas Para Lograr Sueños Lúcidos
  3. Recordar Los Sueños: Cómo Recordar Los Sueños

¿Qué es el sueño lúcido?

En los últimos años, los sueños lúcidos se han convertido en un tema cada vez más popular. Han aparecido numerosos libros sobre el tema y, de hecho, muchas personas han descubierto el fantástico patio de recreo que es el soñar. Puede que recordemos de manera vívida esos ocasionales y excepcionales sueños en los que volábamos en nuestra niñez, pero, en algún momento durante la adolescencia, la mayoría de nosotros hemos perdido la capacidad de disfrutar del país de los sueños. Pero, ¿qué es exactamente un sueño lúcido?

Básicamente, un sueño se convierte en lúcido cuando te das cuenta de que estás soñando.

A menudo nos damos cuenta de que estamos soñando en el medio de un sueño, cuando ocurre algo extraño o fuera de lo común. Cuando las cosas toman un giro extraño, podríamos plantearnos la naturaleza del sueño, dándonos cuenta de que estamos en un sueño. Para la mayoría de nosotros, los sueños lúcidos espontáneos aún se producen de manera natural, de vez en cuando, sin hacer ningún esfuerzo.

Pero es importante tener en cuenta que el hecho de estar lúcido durante un sueño no implica necesariamente que tenemos control sobre lo que está pasando - que es un logro más avanzado. En las primeras etapas de la conciencia del sueño, es normal darse cuenta de que se está en un sueño, pero todavía te arrastra con él - un mero espectador en lugar de un participante activo. El control del sueño es perfectamente posible, pero requiere de un poco de esfuerzo.

Como consecuencia, existen diferentes niveles de lucidez. En los niveles más altos, te puedes dar cuenta de tu total libertad para vagar por él y materializar lo que se deseas. En un nivel más bajo de conciencia, puedes ser más un espectador, viendo la película de tu sueño. La frecuente entrada y salida de la conciencia también es común en los niveles básicos de lucidez.

Los sueños lúcidos no son algo nuevo, de hecho, lo más probable es que sea tan antiguo como nuestro cerebro. Si bien es cierto que puede ser algo nuevo para muchas personas hoy en día, la conciencia del sueño ha sido una parte muy importante de la vida espiritual de muchas pueblos "primitivos". Bien podría ser que en los tiempos de la inquisición también se erradicara el conocimientos sobre este tesoro de la mente humana, junto con mucha sabiduría sobre las cuestiones espirituales. En cualquier caso, en el Budismo, la disciplina del yoga del sueño ha sido transmitido de generación en generación y se considera una técnica tántrica avanzada. Además, los chamanes del Sur de América y de África conocían bien los paisajes del sueño, y en particular las hierbas que lo inducen.

El sueño lúcido es un arte que necesita ser cultivado durante mucho tiempo. Hay una serie de habilidades que hay que pulir, una de ellas es recordar los sueños. Recordar bien los sueños es esencial para apreciar un sueño lúcido - no querrás despertarte y olvidar lo que has experimentado. Pero más importante aún, recordar bien los sueños es muy importante para tener sueños lúcidos en primer lugar.

Los sueños lúcidos son divertidos y profundamente reveladores. Los sueños son una manera de explorar nuestra mente inconsciente y aprender acerca de la naturaleza de la realidad. Es un proceso saludable y no hay ningún peligro en los sueños lúcidos. Y lo mejor de todo - es completamente legal.

Técnicas para lograr Sueños Lúcidos

Los sueños lúcidos son un arte que cualquier persona puede aprender. Hay un par de técnicas probadas que te ayudarán a aumentar la conciencia y a entrenar la mente para despertarte durante el sueño. Como con muchas otras cosas, la práctica es la clave.

ARTÍCULO RELACIONADO
Las mejores apps para tener sueños lúcidos

Hemos reseñado las mejores aplicaciones para todo fan de los sueños lúcidos, con algunas de las soluciones más avanzadas.

Ten un diario de sueños

Una de las formas más sencillas y eficaces de desarrollar un mejor sentido de los sueños es escribir un diario. Es muy fácil, sólo tienes que tener un cuaderno y un lápiz al lado de la cama. Cada vez que te despiertes, anota inmediatamente lo que recuerdes de tu sueño. Haz que sea lo primero que hagas nada más despertarte. Como probablemente sabrás, nuestra memoria de los sueños se desvanece rápidamente.

El diario de sueños nos permite reconocer patrones del sueño y en general sintonizar nuestra sensibilidad hacia los sueños. Al recordar nuestros sueños y escribir sobre ellos, nos familiarizamos más con nuestro país de sueños personal. Como los sueños a menudo se repiten, con más o menos variaciones, hay una gran posibilidad de que la próxima vez que estás en el mismo limbo, lo reconozcas y estés lúcido.

Evaluación de la Realidad

Otra de las piedras angulares del sueño lúcido es realizar la llamada evaluación de la realidad. Esta técnica está dirigida especialmente a los primeros niveles de conciencia, cuando eres un espectador de tus sueños, pero todavía no te has dado cuenta de que en realidad estás soñando. En este estado, realizar una serie de sencillas comprobaciones te ayudará a determinar si estás en un sueño o no.

La clave para hacer evaluaciones de realidad en un sueño es que sea un hábito común en el estado de vigilia. Pregúntate a ti mismo, por lo menos 5 veces al día: "¿estoy despierto?" y trata de responder a esta pregunta observando detalladamente tu entorno. ¿Hay algo que parece raro?

Algunas formas en las que se puede realizar una evaluación de la realidad son:

  • Apretándote la nariz, cierra la boca y trata de respirar - ¿lo puedes hacer a pesar de estar bloqueando las vías respiratorias?
  • Leyendo - ¿puedes leer una frase dos veces sin que cambie?
  • Saltando - cuando saltas, ¿puedes volar? ¿Flotas?
  • Mirando tus manos y preguntándote: ¿"Estoy soñando? ". - ¿tengo la cantidad correcta de dedos? Normalmente estará mal en un sueño.
  • Relojes - mira un reloj digital. ¿Se mantiene constante?

Una buena es la comprobación del espejo - en un sueño, tiende a ser un reflejo distinto, o ninguno en absoluto. Puedes formar el hábito de realizar una evaluación de la realidad cada vez que pases delante de un espejo en casa. Las puertas también son un buen punto de partida, porque nos las encontramos muchas veces durante el día. Cada vez que entres por una puerta en casa, forma el hábito de preguntarte: "¿Estoy despierto?" y de realizar las comprobaciones.

Después de practicar esto durante unos pocos días, deberá estar lo suficientemente arraigado como para que exista una alta probabilidad de que realices una verificación de la realidad durante un sueño. Si te encuentras con "no, no estoy despierto", de repente tomarás conciencia de tu estado de sueño. Es normal emocionarte esta primera vez y acabar despertándote. Pero no hay que preocuparse, es una estupenda señal y si lo sigues intentando se solucionará.

La técnica MILD

MILD significa Mnemonic Induction of Lucid Dreaming (inducción nemotécnica del sueño lúcido) y fue descrita por el psicofisiólogo Stephen Laberge, un experto en sueño lúcido. Esta técnica se centra en la memorización del último sueño en todo detalle y, entonces, volver a entrar en el mismo limbo en un estado consciente. Para ello, programa tu despertador para que te despierte 4 ½, 6 o 7 horas y media después de haberte ido a dormir. Es el mejor momento para estar lúcido.

Tan pronto como te despiertes, comienza a recordar lo que estabas soñando. Rememora el sueño, pero imagínate que estabas lúcido en ese momento durante el sueño. Dí a ti mismo que eres consciente de que estás soñando, intentando entrar en un estado de lucidez. Vuélvete a dormir con la firme determinación de estar lúcido.

Técnica de la Siesta Lúcida

Esta técnica tiende a ser la más exitosa cuando se utiliza en conjunción con la evaluación de la realidad. Programa tu despertador 90 minutos antes de la hora en la que normalmente te levantas. Después de que suene la alarma, permanece despierto durante los 90 minutos, ya sea leyendo o pensando en la lucidez. Vuélvete a dormir con la esperanza de estar lúcido.

Técnica Castaneda Modificada de Waggoner: Encontrar tus manos

Este método gira en torno a la asociación entre tus manos y el estar consciente. Esta técnica se basa fundamentalmente en las evaluaciones de realidad, pero se centra sobre todo en las manos. En los sueños, mirarte las manos tiende a ser una extraña experiencia, porque lo más probable es que no tengan el aspecto que esperas.

En lugar de eso, parecerán enormes, de goma, deformadas o de color. Por lo tanto, para dominar este método, sólo tienes que realizar controles de realidad mirándote las manos varias veces durante el día. En algún momento del sueño, verás tus manos y harás la asociación de que estás soñando.

Una buena manera de prepararse mentalmente, es sentarse en la cama hasta que te sientas somnoliento y en un estado tranquilo y meditativo. Mirar fijamente tus manos y repítete a ti mismo, internamente, de forma relajante: "Esta noche, mientras sueño, veré mis manos y me daré cuenta de que estoy soñando".

Después de cinco minutos, o cuando estés bastante cansado, túmbate tranquilamente y ponte a dormir. Cuando te despiertes en mitad de la noche, recuerda la frase y refuerza tu intención de entrar en un sueño lúcido. Si continúas repitiendo este proceso, en algún momento te verás las manos y estarás lúcido.

El camino herbal

Ciertas hierbas tienen una larga historia de ser utilizadas para inducir sueños lúcidos. En América del Sur, los chamanes han descubierto el poder de la Calea Zachatechichi para inducir sueños intensos. Pero cuando se trata de hierbas, los curanderos africanos son los verdaderos expertos. Gracias a su trabajo con un arsenal de hierbas, descubrieron un conjunto de plantas que apoyan su camino espiritual. Las tribus Xhosa y Zulú de África son especialmente conocidas por utilizar hierbas del sueño, como la Silene capensis, Entada Rheedii y Synaptolepis kirkii.

ARTÍCULO RELACIONADO
5 hierbas para ayudarte a tener sueños lúcidos

Si buscas un remedio herbal para conseguir sueños lúcidos, tenemos la lista perfecta para ti. Aquí encontrarás una selección de hierbas...

Recordar los Sueños: Cómo recordar los sueños

Aprender a recordar tus sueños es una parte importante del sueño lúcido - ¡querrás recordar lo bien que te lo has pasado al día siguiente! Las técnicas para conseguir esto, ya han sido explicadas con anterioridad, pero esta sección te facilitará una comprensión adecuada de algunos de los métodos que puedes utilizar para entrenar tu mente de forma eficiente para recordar tus sueños.

Mantén un ciclo de sueño saludable y regular

Una de las mejores formas de mejorar el recuerdo de los sueños es asegurarse de que se tiene una buena noche de sueño. Los sueños tienen lugar durante la fase REM (movimiento rápido del ojo) del ciclo del sueño, que se repite cada vez más cuanto más duermas. La primera fase REM es la más corta y ocurre con bastante rapidez después de quedarse dormido. Este primer sueño sólo dura unos pocos minutos, lo que hace que sea difícil recordar el sueño. Con cada una de las siguientes fases REM, tus sueños serán cada vez más largos, más intensos y memorables - siendo los mejores sueños los que tienen lugar después de 8 horas de sueño.

Si sólo duermes 6 horas, o tienes malos hábitos de sueño, entonces es muy poco probable que recuerdes los sueños; este es el motivo por el que algunas personas dicen que nunca sueñan, en realidad es más probable que no duerman lo suficiente como para entrar en la fase REM para que sus sueños sean memorables - no es hasta después de 6 horas de sueño cuando los sueños empiezan a durar 45-60 minutos y son muy vívidos.

No consumas alimentos, alcohol ni otras drogas justo antes de acostarte

Cualquier producto químico que ingerimos puede afectar la capacidad para recordar los sueños, de forma positiva o negativa. Algunas hierbas aumentan el sueño y la actividad del sueño, mientras que otras van en contra. A menos que estés tomando un suplemento especial para soñar, es mejor abstenerse de ingerir nada durante unas cuantas horas antes de dormir. De esta forma tu cerebro estará totalmente desprovisto de cualquier interferencia de productos químicos, lo que te permitirá tener una mejor oportunidad de recordar tu sueño al despertar.

Te una libreta y un lápiz junto a la cama

Esto te permite escribir tus sueños tan pronto como te despiertes en cualquier momento durante el sueño, antes de que se te olviden. Asegúrate de anotar todo, no sólo la esencia o las cosas interesantes. Esto conveniente asegurarse de que esté en el mismo sitio todas las noches y que esté abierto en una página en blanco, para que no tengas que estar perdiendo el tiempo. Escribir tus sueños y leerlos al día siguiente te ayudará a reforzar la memoria de los sueños y a tener buenos hábitos de sueños lúcidos.

Se firme en tu determinación de recordar tus sueños

Esto puede sonar extraño, pero funciona. Si se tiene la intención de despertarse completamente y recordar los sueños, se puede hacer. Funciona de la misma manera que cuando sabes que te tienes que levantar a una hora determinada por la mañana y te despiertas justo antes de que suene la alarma. La primera cosa que necesitas pensar al despertar es "¿qué estaba soñando? ". No te muevas, no pienses en el día que tienes por delante, sólo tienes que repasar el sueño un par de veces y, a continuación, escribirlo.

Establece alarmas periódicas

Anteriormente hemos mencionado cómo cuanto más profundo estés en el ciclo del sueño, más largos y vívidos serán estos. Este método te permite recordar los sueños más largos y más recientes, pero es probable que te olvides de todos los demás. Un método alternativo para aquellos que quieren escribir todos sus sueños, es programar el despertador a intervalos durante toda la noche, para despertarte 4 ½, 6 y 71/2 horas después de dormirte. Lo ideal es que estos intervalos coincidan con las fases REM del sueño, lo que te permitirá escribir más sueños, proporcionándote un poco más de ejercicio intensivo de memoria.

Consejos extras

  • Es bueno leer tu diario de sueños cada noche antes de irte a la cama. Esto va a disponer tu mente para recordar el sueño.
  • La práctica hace la perfección. Al principio puede que te resulte difícil, pero si sigues la misma rutina todas las noches, notarás una mejora gradual - aguanta.
  • Lleva un bloc de notas contigo todo el día. Mientras haces tus cosas, intenta recordar detalles adicionales de tu sueño. Si recuerdas algo, escríbelo.
  • Busca patrones en los sueños que hayas tenido. Esto será muy útil tanto para los sueños lúcidos como para recordarlos, enfatizándolo dentro de tu cerebro.
  • Recuerda que tus notas son una experiencia personal, no tienen que tener sentido para otras personas.
  • Anota todo lo que recuerdes, aunque no tenga sentido.
  • Los sueños son más fáciles de recordar si los escribes en tiempo presente.
  • Si tienes un sueño recurrente, escríbelo también - es el hábito de registrarlo, así como el contenido del sueño, lo que te ayudará a recordar los sueños en el futuro.
Verificación de edad 18+

¿Tienes más de 18 años? El contenido de Zamnesia.es es apto solo para adultos y está reservado para personas mayores de edad.

Asegúrate de que conoces las leyes de tu país. Nuestra tienda online cumple con la legislación holandesa.

Al hacer clic en Entrar, confirmas que tienes más de 18 años.


Hierbas de Sueño