Product successfully added to your shopping cart.
Check out

Recordar los Sueños: Cómo recordar los sueños

Aprender a recordar tus sueños es una parte importante del sueño lúcido - ¡querrás recordar lo bien que te lo has pasado al día siguiente! Las técnicas para conseguir esto, ya han sido explicadas con anterioridad, pero esta sección te facilitará una comprensión adecuada de algunos de los métodos que puedes utilizar para entrenar tu mente de forma eficiente para recordar tus sueños.

Mantén un ciclo de sueño saludable y regular

PandaUna de las mejores formas de mejorar el recuerdo de los sueños es asegurarse de que se tiene una buena noche de sueño. Los sueños tienen lugar durante la fase REM (movimiento rápido del ojo) del ciclo del sueño, que se repite cada vez más cuanto más duermas. La primera fase REM es la más corta y ocurre con bastante rapidez después de quedarse dormido. Este primer sueño sólo dura unos pocos minutos, lo que hace que sea difícil recordar el sueño. Con cada una de las siguientes fases REM, tus sueños serán cada vez más largos, más intensos y memorables - siendo los mejores sueños los que tienen lugar después de 8 horas de sueño.

Si sólo duermes 6 horas, o tienes malos hábitos de sueño, entonces es muy poco probable que recuerdes los sueños; este es el motivo por el que algunas personas dicen que nunca sueñan, en realidad es más probable que no duerman lo suficiente como para entrar en la fase REM para que sus sueños sean memorables - no es hasta después de 6 horas de sueño cuando los sueños empiezan a durar 45-60 minutos y son muy vívidos.

No consumas alimentos, alcohol ni otras drogas justo antes de acostarte

No consumas alimentos, alcohol ni drogas

Cualquier producto químico que ingerimos puede afectar la capacidad para recordar los sueños, de forma positiva o negativa. Algunas hierbas aumentan el sueño y la actividad del sueño, mientras que otras van en contra. A menos que estés tomando un suplemento especial para soñar, es mejor abstenerse de ingerir nada durante unas cuantas horas antes de dormir. De esta forma tu cerebro estará totalmente desprovisto de cualquier interferencia de productos químicos, lo que te permitirá tener una mejor oportunidad de recordar tu sueño al despertar.

Te una libreta y un lápiz junto a la cama

Esto te permite escribir tus sueños tan pronto como te despiertes en cualquier momento durante el sueño, antes de que se te olviden. Asegúrate de anotar todo, no sólo la esencia o las cosas interesantes. Esto conveniente asegurarse de que esté en el mismo sitio todas las noches y que esté abierto en una página en blanco, para que no tengas que estar perdiendo el tiempo. Escribir tus sueños y leerlos al día siguiente te ayudará a reforzar la memoria de los sueños y a tener buenos hábitos de sueños lúcidos.

Se firme en tu determinación de recordar tus sueños

Esto puede sonar extraño, pero funciona. Si se tiene la intención de despertarse completamente y recordar los sueños, se puede hacer. Funciona de la misma manera que cuando sabes que te tienes que levantar a una hora determinada por la mañana y te despiertas justo antes de que suene la alarma. La primera cosa que necesitas pensar al despertar es "¿qué estaba soñando? ". No te muevas, no pienses en el día que tienes por delante, sólo tienes que repasar el sueño un par de veces y, a continuación, escribirlo.

Establece alarmas periódicas

AlarmAnteriormente hemos mencionado cómo cuanto más profundo estés en el ciclo del sueño, más largos y vívidos serán estos. Este método te permite recordar los sueños más largos y más recientes, pero es probable que te olvides de todos los demás. Un método alternativo para aquellos que quieren escribir todos sus sueños, es programar el despertador a intervalos durante toda la noche, para despertarte 4 ½, 6 y 71/2 horas después de dormirte. Lo ideal es que estos intervalos coincidan con las fases REM del sueño, lo que te permitirá escribir más sueños, proporcionándote un poco más de ejercicio intensivo de memoria.

Consejos extras

Es bueno leer tu diario de sueños cada noche antes de irte a la cama. Esto va a disponer tu mente para recordar el sueño.

La práctica hace la perfección. Al principio puede que te resulte difícil, pero si sigues la misma rutina todas las noches, notarás una mejora gradual - aguanta.

Lleva un bloc de notas contigo todo el día. Mientras haces tus cosas, intenta recordar detalles adicionales de tu sueño. Si recuerdas algo, escríbelo.

Busca patrones en los sueños que hayas tenido. Esto será muy útil tanto para los sueños lúcidos como para recordarlos, enfatizándolo dentro de tu cerebro.

Recuerda que tus notas son una experiencia personal, no tienen que tener sentido para otras personas.

Anota todo lo que recuerdes, aunque no tenga sentido.

Los sueños son más fáciles de recordar si los escribes en tiempo presente.

Si tienes un sueño recurrente, escríbelo también - es el hábito de registrarlo, así como el contenido del sueño, lo que te ayudará a recordar los sueños en el futuro.

Zamnesia

Hierbas de Sueño