Nuevo Estudio Sobre Setas: La Psilocibina Combate la Depresión

Publicaciones :
Categorías : BlogCienciaPsicodélicos

Nuevo Estudio Sobre Setas: La Psilocibina Combate la Depresión

Cada vez hay más pruebas de que los medicamentos psicodélicos podrían ser la clave de futuros tratamientos psiquiátricos. ¡Y lo último es que las setas acaban con la depresión!

Si la ciencia nos ha enseñado algo, es que la depresión es una enfermedad complicada y difícil de tratar. La combinación de un desequilibrio químico, estrés y factores ambientales, significa que no se trata de un caso de simplemente animarse un poco. Es tan difícil de entender desde un punto de vista médico, que muchas compañías farmacéuticas están abandonando su investigación para encontrar otra forma de tratarla - y se contentan con suministrar antidepresivos que no solucionan el problema. Pero no todo el mundo ha perdido la esperanza, ya que un grupo de científicos ha averiguado que las setas mágicas son altamente eficaces para ayudar a combatir esta enfermedad.

La idea de que la psilocibina, el compuesto activo de los hongos mágicos, puede ayudar a tratar la depresión, no es algo nuevo. Sin embargo, todos los estudios realizados hasta la fecha han sido muy básicos, y se han llevado a cabo poquísimos ensayos clínicos. Por lo que esta nueva investigación supone un enorme paso en este campo y podría hacer que la psilocibina se convierta en un medicamento convencional.

EL ESTUDIO

Publicado en The Lancet, una revista dedicada a la investigación psiquiátrica, este estudio analiza la administración de psilocibina a 12 enfermos de depresión grave. Todos los participantes habían presentado algún tipo de resistencia a al menos dos antidepresivos farmacéuticos. Se averiguó que los síntomas de todos ellos desaparecieron por completo durante al menos 3 semanas, y cinco de ellos los mantuvieron a raya durante 3 meses.

Cabe señalar que un tamaño de muestra de 12 personas no es exactamente representativo, y que tampoco se los comparó con un grupo de control. Sin embargo, el hecho de que se haya obtenido un índice de éxito del 100% en un entorno clínico, demuestra que hay motivos para llevar a cabo estudios más exhaustivos. Aparte de la experimentación con otras sustancias psicodélicas, la investigación de la depresión no había tenido un resultado tan positivo en años.

¿CÓMO FUNCIONA?

La razón por la que las setas podrían ayudar a personas con depresión se debe en gran parte a la forma en la que nos distancia de nosotros mismos. El ego se suele dejar atrás, lo que nos aporta una perspectiva completamente nueva sobre nosotros mismos y el mundo que nos rodea. Para alguien con depresión, en un ambiente seguro y terapéutico, esto podría permitirle analizar sus problemas.

Kirk Rutter, uno de los participantes, tenía depresión desde la muerte de su madre. Comprensiblemente, estaba nervioso por la situación, pero el entorno terapéutico calmó su ansiedad.

"Ambas veces experimenté algo llamado 'turbulencias psicodélicas". Es el período de transición al estado psicodélico, e hizo que me sintiese ansioso," relata este hombre de 45 años. "Sin embargo, pasó pronto, y tuve una experiencia agradable - y a veces hasta hermosa".

"Hubo momentos difíciles durante las sesiones, por ejemplo, cuando experimenté estar en el hospital con mi madre cuando estaba enferma. Y durante la sesión de la dosis alta, visualicé mi dolor como una úlcera que me impedía curarme para poder permanecer conectado a mi madre. Pero al analizar los recuerdos, y sentir el amor de nuestra relación, me di cuenta de que abandonar el dolor no significaba abandonar su memoria".

Con esto no se quiere decir que las setas mágicas sean una cura milagrosa. Aún se está investigando cómo funcionan a nivel científico, y hace falta un entorno controlado y terapéutico.

Sin embargo, esta investigación nos demuestra que la psilocibina tiene verdadero potencial para convertirse en una medicina del futuro. Se necesitan más investigaciones, pero tal y como están las cosas, parece que promete.

 

         
  Josh  

Escrito por: Josh
Escritor, psiconauta y aficionado a la marihuana, Josh es el experto de Zamnesia. Se pasa todo el día en el campo, investigando todo lo que tenga naturaleza psicoactiva.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores