Product successfully added to your shopping cart.
Check out

La historia de la Damiana

Mexico

El uso de la Damiana se remonta a muchos siglos atrás. Cuando los misioneros españoles llegaron al México de hoy en día, observaron a las tribus nativas tomando té de damiana.

Pero probablemente su uso se remonte mucho más atrás; existen informes de su uso por los Mayas como afrodisíaco, así como para tratar "mareos y pérdida del equilibrio". También fue utilizado por los Aztecas como un tónico que se creía que mejoraba la salud general y el bienestar.

En la década de 1870, la Damiana comenzó a extenderse como producto comercial. Fue importado a los USA, donde se vendió como ingrediente para tónicos, elixires y tinturas. Ya por aquel entonces se utilizaba principalmente como un afrodisíaco para mejorar la capacidad sexual, sobre todo en el caso de personas mayores o débiles.

En 1888, la Damiana se sumó a la primera edición de la "National Formulary" norteamericana, como elixir y extracto líquido, pero nunca se hizo merecedora de la farmacopea. Debido a este fracaso, se eliminó del National Formulary en 1916, pero el extracto líquido de sus hojas se mantuvo hasta 1947.

Los conocimientos sobre la damiana se fueron perdiendo poco a poco, hasta que fue redescubierta en la década de los 60, por parte de etnobotánicos y de hippies. Junto con otras muchas hierbas, la damiana tiene desde entonces un lugar permanente en el botiquín de los herbolarios y los fitoterapéutas.

 

Zamnesia

Damiana