Product successfully added to your shopping cart.
Check out

¿Qué es el incienso?

El incienso es la forma más reconocida de comunicación olfativa en el mundo. Procedente de la palabra latina incendere, que significa "quemar", el incienso emite un humo aromático que activa los sentidos e inmediatamente cambia el estado de ánimo de los que lo huelen. Se trata de un antiguo tesoro aún venerado hoy de gran importancia física, psicológica y espiritual. Ha sido muy apreciada para fines religiosos y para el simple disfrute de los sentidos, pero el uso de incienso varía considerablemente según la cultura y la persona. Perfume, aromaterapia, ceremonia, estética, purificación, oración, meditación, repelente de insectos e incluso como reloj, son algunas de las maneras en las que se utiliza incienso.

Echa un vistazo a el incienso disponible en Zamnesia

Historia del incienso

Su historia se remonta más allá de la antigüedad. Desde el descubrimiento del fuego, el hombre primitivo se dió cuenta rápidamente de los agradables aromas provenientes de las distintas maderas y hojas quemadas. Muchas plantas producían unos olores únicos y, naturalmente, el hombre recogió y aprovechó estas materias primas para su uso intencional.

Incensio EgiptoLa evidencia histórica sugiere que el incienso era empleado principalmente para la curación y los ritos religiosos. Como el humo sube al cielo, apaciguaba a los dioses y transportaba las oraciones. Los aceites aromáticos, las hierbas y las especias estaban consideradas como regalos de lo divino, y prácticamente todas las culturas que utilizaban el incienso lo consideraban sagrado. El incienso purifica una zona y condiciona el estado de ánimo para la meditación y otras prácticas religiosas. También se ha utilizado para desinfectar un área del hedor de la enfermedad y la muerte.

Incensio ChinosLos antiguos chinos se acreditan el primer uso del incienso alrededor del 2000 a.C. para culto ceremonial, pero la evidencia de enterramientos prehistóricos sugiere que en el antiguo Egipto ya se usaba para satisfacer a sus dioses mil años antes. Los antiguos textos sagrados hindúes de la India, los Vedas, indican que el uso del incienso puede ser incluso más antiguos, de alrededor del 3500 a.C. Sin embargo, muchas más civilizaciones antiguas, como Asiria, Babilonia y Persia, habían usado el incienso por motivos similares.

Las rutas del comercio florecieron durante siglos en el Medio Oriente debido a la abundancia de gomas y resinas como el incienso y la mirra. Muchos de estos compuestos aromáticos eran muy codiciados y costosos, y algunos incluso más valiosos que el oro. El comercio alcanzó su punto culminante cuando la Ruta del Incienso de la península arábiga y la India llegó a Grecia y Roma. Las iglesias cristianas orientales adoptaron el incienso para la purificación ritual y la oración, y la Iglesia Católica Romana pronto siguió su ejemplo. El negocio del incienso en Europa decayó poco después de la caída de Roma.

Incienso budistasLa India fue la primera en crear un sistema uniforme y codificado de fabricación de incienso. Clasificaron el incienso en cinco clases: Fruta, agua, fuego, tierra y aire. La cultura hindú y budista de la India utilizaban el incienso por sus propiedades medicinales relacionadas con su aroma y la fabricación del incienso era llevada a cabo casi exclusivamente por monjes. El incienso y la aromaterapia están intrínsecamente vinculados a la antigua ciencia curativa india del Ayurveda. Los budistas indios introdujeron esta forma de hacer incienso en China alrededor del 200 d.C.

En China, la fabricación del incienso se convirtió en una apreciada forma de arte junto al té y la caligrafía. La Dinastía Song levantó numerosas edificaciones específicamente para ceremonias del incienso. El incienso también se utilizaba como un sencillo dispositivo cronológico en los templos budistas; eran esencialmente relojes diseñados para quemar y marcar un período de tiempo determinado.
Cuando el incienso fue introducido en Japón por budistas coreanos en el siglo VI, servía para entretener a la aristocracia. Para los samurais del siglo XIV, el incienso se mantenía alrededor de la cabeza y el casco para alcanzar la impecabilidad en el campo de batalla. Sólo en los siglos XV y XVI, las clases altas y medias tuvieron acceso al uso del incienso.

Smudging inciensoLos nativos de Norteamérica también utilizaban incienso y aún practican una clase especial de rito llamado smudging. El smudging es un ritual de purificación llamado "bendición del cuenco de humo sagrado". Es una parte integral de la vida que se lleva a cabo antes de cada curación, reunión pública, asamblea y sauna. En el humo de la planta se encuentra el "ayudante de la planta sagrada" que aleja la energía negativa, sana, bendice y restaura el equilibrio. Las plantas más comunes para el smudging son el cedro, la salvia, la yerba dulce y el tabaco.

Distintos tipos de incienso

Distintos tipos de inciensoHay tantos tipos de incienso como culturas que lo usan. Se utilizan diferentes combinaciones de materia botánica para seleccionar plantas aromáticas, como los frutos, tallos, ramas, hojas, corteza, raíces, gomas y resinas, son todas útiles para fabricar incienso. Algunas de las hierbas más comúnmente usadas son el sándalo, madera, polvo de makko, madera de cedro, benjuí Sumatra, guggul, bálsamo de Tolú y anís estrellado. Los fabricantes indios de incienso añaden hasta jengibre y cúrcuma a algunos de sus compuestos. También se pueden agregar aceites esenciales a la mezcla para obtener un aroma más fuerte.

Básicamente hay dos tipos de incienso: De quemado directo y de quemado indirecto. El incienso de quemado directo, también llamado "incienso combustible", se enciende con una llama. Este tipo se hace con una base inflamable que también une la mezcla. Incienso combustibleUna vez que se apaga la llama, la brasa arde y libera humo de manera regular hasta que se agota el incienso; esto sucede con tal coherencia que puede marcar el tiempo. El incienso de quemado indirecto se denomina "incienso no combustible" porque necesita de una fuente de calor externa, como el carbón, para que siga quemándose al no contener substancias que lo mantengan ardiendo por sí mismo.

La base está formulada como un polvo unificador seco que contiene el incienso y mantiene junta a la mezcla. En su forma combustible, los oxidantes como el nitrato de sodio se añaden para quemarlo uniformemente y de forma constante. Se puede hacer con miel, carbón, leña, material mucilaginoso o goma como la goma arábiga.

Incienso no combustibleHay muchas formas de incienso, pero las más comúnmente encontradas en el mercado son los conos y los bastones. Los bastones con núcleo son de quema directa y tienen un centro de bambú o sándalo recubierto de una capa de material de incienso que se quema a la vez que el núcleo. Los bastones sólidos están hechos completamente de incienso y se pueden romper en pedazos más pequeños dependiendo de cuánto se quiera quemar. Los conos son también un tipo de incienso auto combustible. Pueden tener forma de pirámide o redondeados con el aspecto de un volcán en miniatura cuando están encendidos. Fueron inventados en Japón en el siglo XIX. Suelen tener una base de carbón y arden relativamente rápido. Otras formas de incienso son bobinas, polvos, papel y cuerda.

Incienso