Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Cómo Dosificar Y Consumir Cristales De CBD Para Un Efecto Máximo

Cristales De CBD

Hoy en día, muchos de nosotros ya conocemos el cannabinoide CBD debido a la gran atención que recibe por parte del sector médico y nutracéutico. Pero, ¿y qué hay de los cristales de CBD? Son relativamente nuevos en el mercado, así que vamos a explicarte qué son y cómo dosificarlos y consumirlos adecuadamente.

¿QUÉ SON LOS CRISTALES DE CBD?

Los cristales de CBD son la forma más limpia y pura de CBD disponible hoy en día. Su nivel de pureza alcanza el 98%, con trazas insignificantes de otros cannabinoides y terpenos. Este producto y su pureza se obtienen mediante diferentes métodos de extracción; uno de los cuales es el proceso de CO₂ supercrítico. Los restos de la planta se filtran para eliminar los compuestos indeseados, como el exceso de ceras. El producto final resultante es CBD aislado, en forma de cristales en polvo (de ahí su nombre), con aspecto de azúcar. 

Los cristales de CBD ofrecen la ventaja de poder disolverse en comidas o bebidas, aplicarse de forma sublingual o como un ungüento tópico (como muchos productos de CBD corrientes), o fumarse, vaporizarse o dabbearse. Esto abre la puerta a todo un mundo de opciones para consumir CBD (que comentaremos más adelante). Además, estos cristales no tienen el sabor fuerte y amargo de los otros productos de CBD, que suele desagradar a la mayoría de consumidores. Y, por supuesto, los cristales de CBD contienen un 0% de THC, lo que significa que son totalmente legales y no-psicoactivos.

CÓMO DOSIFICAR CRISTALES DE CBD CORRECTAMENTE

Cómo Dosificar Cristales De CBD Correctamente

Para empezar, no tienes que preocuparte por consumir demasiado CBD. No es tóxico, así que no produce sobredosis. Aunque definitivamente con una dosis muy alta podrías quedarte más relajado de lo esperado, pero solo sería un desperdicio de cristales o dinero. Como con todas las cosas, deberías empezar poco a poco y subir la dosis progresivamente hasta obtener el efecto deseado.

Aunque la dosis depende de varios factores, como el peso, estado de salud y metabolismo, los expertos recomiendan empezar con 5-25mg al día. La dosis inicial media suele ser de unos 10mg. Pero también deberías consultar la etiqueta del producto, ya que tendría que indicar la cantidad de CBD del producto y la dosis recomendada.

Con los cristales de CBD, es totalmente necesario tener una balanza de precisión. Tendrás que pesar los cristales para obtener la dosis exacta. Si la dosis diaria media recomendada es de 10mg, y la mayoría de productos de CBD sugieren repartirla entre 3-4 tomas diarias, esto significaría fumar, vaporizar, dabear o ingerir una cantidad de 2,5-3,3mg por dosis.

El siguiente paso es escuchar a tu cuerpo y estar atento a cualquier efecto positivo o negativo. Pero deberías esperar unas 3-4 horas tras tu primera dosis, ya que a veces se tarda un poco en sentir completamente los efectos. Si tras unas horas no sientes ningún efecto en absoluto, toma otra dosis ligeramente mayor. Cuando llegues al punto de empezar a notar los efectos, deberías mantener esa dosis durante una semana, más o menos.

Durante esta semana, estate atento a tu cuerpo. ¿Cómo está tu salud en general, tu estado mental o tu nivel de energía? Teniendo todo esto en cuenta, ahora puedes aumentar o disminuir la dosis para obtener el efecto deseado. ¡Pero no tengas prisa! Empieza con cantidades pequeñas y solo haz pequeñas modificaciones, subiendo progresivamente. ¡No hagas grandes saltos en la dosis! De esta manera, no desperdiciarás el dinero por ingerir demasiado, y tampoco obtendrás un efecto demasiado suave.

DIFERENTES MÉTODOS DE CONSUMO

Vamos a explorar los pros y los contras de los métodos más comunes para consumir cristales de CBD:

• Dabbear: esta es, de lejos, la forma más popular de consumir cristales de CBD. Básicamente, hay que derretir el concentrado e inhalar la nube de vapor. Realmente, el único inconveniente de este método es que, si nunca has dabbeado antes, necesitarás algunos accesorios. Estos incluyen un rig para dabbing (pipa de agua), un mechero/soplete, una herramienta para dabbing o clavo y, obviamente, el extracto de CBD. Si tienes todas las herramientas necesarias, pon los cristales en el rig para dabbing, calienta el clavo con tu mechero-soplete hasta que esté al rojo vivo, espera unos 30-60 segundos para que se enfríe un poco, pon los cristales sobre el clavo para que se derritan, e inhala. Sentirás los efectos prácticamente de forma inmediata, lo cual es una ventaja respecto a los otros métodos. Esta técnica también es una de las formas más eficientes de consumir cristales de CBD, y la que tiene mejor sabor.

Bong De Vidrio Para Aceites Blaze Swirl

• Disolver bajo la lengua (método sublingual): la forma más fácil de ingerir cristales de CBD es disolviéndolos bajo la lengua. Mantenlos ahí durante unos 60-90 segundos. De esta manera, los cristales entran directamente en la sangre, con lo que sentirás los efectos prácticamente al instante.

• Vaporizar: la vaporización es muy similar al dabbing, en cuanto a la rapidez de los efectos y al mejor sabor en general. No requiere tanta parafernalia como el dabbing, pero necesitarás un vaporizador de calidad desarrollado para usar con concentrados (los vaporizadores para hierbas secas no sirven en este caso). Introduce el extracto, caliéntalo a la temperatura deseada y aspira. ¡Así de simple! Pero no lo calientes demasiado, ya que esto provocaría la aparición de sustancias cancerígenas y bencenos en la mezcla, algo que debemos evitar a toda costa. Esto también se aplica al dabbear los cristales de CBD.

Boundless CF 710

• Añadirlos al fumar: esta es otra forma habitual de consumir estos cristales. Solo tienes que poner unos cristales sobre un bong o pipa cargado de cannabis, o espolvorearlos sobre un porro, para fumar mezclados con la marihuana. Al hacerlo, obtendrás el efecto séquito del cannabis al completo, gracias a la combinación de un espectro de cannabinoides más amplio. Por otro lado, fumar es menos sano para tus pulmones que vaporizar o dabear. Pero no necesitarás materiales especiales, más allá de los papelillos, el bong o la pipa que ya tengas por casa.

• Preparar comestibles: del mismo modo que harías con la marihuana, puedes preparar aceite de coco o mantequilla con cristales de CBD, para elaborar comestibles. Solo tienes que derretir la mantequilla/aceite, a la temperatura más baja posible, y añadir los cristales. Remueve durante 5 minutos, hasta que estén completamente disueltos. Entonces, la mezcla ya estará lista para combinar con el resto de ingredientes de la receta. No tendrá el fuerte sabor herbáceo que a veces puede tener la marihuana. Pero, como con todos los comestibles, puede tardar un buen rato en hacer efecto, entre 1-2 horas.

Cómo Hacer Deliciosas Tortitas Con Cannabis

• Mezclar con líquido para vaporizar: también puedes mezclar los cristales de CBD con tu líquido de vaporización favorito. Añade la cantidad deseada de cristales al líquido, y agítalo para disolver el CBD. Pero ten en cuenta que el consumo de e-líquidos está asociado a algunos riesgos para la salud, así que tal vez no sea el método más adecuado para consumir estos cristales.

• Mezclar con un aceite: para obtener los mejores resultados, puedes usar aceite de cáñamo, oliva o coco. Básicamente, estás haciendo tu propio aceite de CBD, pero mucho más potente. Tendrás que calentar el aceite con los cristales al baño maría, durante unos 10 minutos, para que queden bien ligados. Dosificación: si usas 1.000mg de cristales de CBD en 10ml de aceite, obtendrás una concentración del 10% de CBD. Según el aceite que uses, este método puede tener diferentes propiedades para la salud. Además, es la forma más económica de consumir cristales de CBD.

Aceite De Cáñamo Orgánico Prensado En Frío