Blog
Hacer Comestibles Con Concentrados De Cannabis
8 min

Cómo Hacer Comestibles Con Concentrados De Cannabis

8 min
Noticias Tutoriales

Fumar cogollos o vapear wax puede ser divertido, sin duda, pero te costará encontrar unos colocones tan sabrosos o duraderos como los que proporcionan los comestibles. La mayoría de gente compra los comestibles en coffeeshops o clubs de cannabis, pero puedes hacer tus recetas favoritas en casa con un poco de concentrado de cannabis.

Imagina que estás en el sofá con tus amigos ante una mesa llena de concentrados. Podríais vapearlos o dabbearlos, pero esos efectos no duran demasiado y seguramente os dolería la garganta al final de la noche. Mientras pensáis en esto, empezáis a tener ganas de comer algo. ¿Cómo puedes resolver ambos problemas? ¡Haciendo unos comestibles de marihuana!

Los comestibles que venden en los coffeeshops o clubs de cannabis pueden parecer bastante complicados de hacer, pero puedes preparar unos comestibles potentes y deliciosos con cosas que tienes por casa. Así no solo podrás disfrutar de un colocón que dure horas y horas, sino que además harás menos daño a tus pulmones, en comparación a fumar. Y por si esto fuera poco, adquirirás cierta experiencia en la cocina que podrás aplicar más allá de tus sesiones cannábicas.

¿Por Qué Usar Concentrados De Cannabis Para Hacer Comestibles?

¿Por Qué Usar Concentrados De Cannabis Para Hacer Comestibles?

Quizá ya sientas curiosidad por la idea de los comestibles, pero aún te preguntas por qué sugerimos hacerlos con concentrados de cannabis. Bueno, aunque los comestibles hechos con cogollos son totalmente aceptables, hay algunas razones para hacerlos con concentrados, en lugar de cogollos.

Artículo relacionado

Cogollos Vs Comestibles Vs Concentrados

Tus Concentrados Se Han Vuelto Rancios

¿Has notado que el sabor de tus dabs disminuye? No te preocupes, eso no significa que tu wax haya caducado; ¡más bien significa que tienes un trozo de concentrado perfecto para hacer tu receta favorita! Una vez lo hayas mezclado con la mantequilla para hacer cannabutter (mantequilla de cannabis), o lo hayas añadido al resto de ingredientes para hacer el comestible, ya no detectarás el sabor rancio que notaste al dabbear. Disfrutarás del colocón, pero sin sabores desagradables.

Sabor Más Neutro Que Los Cogollos

Comestibles Concentrados De Cannabis: Sabor Más Neutro Que Los Cogollos

Hablando de evitar sabores desagradables, usar concentrados significa que no tendrás que lidiar con el fuerte sabor herbal de los cogollos y hojas de marihuana. Aunque el azúcar y la mantequilla de las recetas ayuda a minimizar el problema, el característico sabor de la materia vegetal puede llegar a estropear la experiencia. Dado que los concentrados contienen poca o ninguna materia vegetal, los comestibles resultantes tendrán un sabor mucho más neutro, permitiendo que el resto de ingredientes destaquen.

Mayor Potencia

No siempre serás capaz de reconocer un comestible de concentrados con solo probarlo, pero desde luego podrás distinguirlo cuando hayan pasado una o dos horas. A medida que digieras el comestible, y los cannabinoides lleguen al torrente sanguíneo, notarás que tiene un efecto considerablemente más potente que un comestible hecho con cogollos molidos. Naturalmente, esto dependerá principalmente de la dosis, pero los manjares hechos con concentrados suelen ser más potentes debido a la mayor concentración de cannabinoides y terpenos. Además, con los concentrados es más fácil aumentar la dosis, en comparación a los cogollos, ya que el volumen de material es mucho menor.

Más Fácil De Usar

Comestibles Concentrados De Cannabis: Más Fácil De Usar

Siguiendo con el punto anterior, la mayor potencia y la menor masa de los concentrados hace que sean más prácticos a la hora de cocinar. Usar una cantidad equivalente de cogollos implicaría más espacio, más esfuerzo (medir, moler) y un mayor grado de error. Con los concentrados, tendrás más espacio libre y probablemente te será más fácil llevar la cuenta de las dosis y mediciones.

8 Pasos Para Hacer Comestibles De Marihuana Usando Concentrados

Con todo esto en mente, creemos que ya estás preparado/a para hacer tus propios comestibles con concentrados. A continuación, te mostramos 8 pasos esenciales que debes tener en cuenta y preparar, para poder hacer tus propios comestibles caseros de alta calidad, ricos en concentrados.

Paso 1: Conoce Tu Concentrado

Comestibles De Cannabis: Conoce Tu Concentrado

El primer paso, obviamente, es saber qué concentrado vas a utilizar. Si consigues un poco de destilado de marihuana, que básicamente es THC o CBD puro (~99%), este será el material más fácil de trabajar, ya que no implica ningún tipo de matemáticas. Y tampoco tendrás que preocuparte por descarboxilar los cristales, por lo que podrás ponerte a cocinar (y colocarte) cuanto antes.

Para hacer los comestibles, también puedes usar cualquier wax o budder disponible en los coffeeshops o clubs de cannabis. Estos concentrados también son fáciles de medir, pero tendrás que hacer algunos cálculos sencillos para saber exactamente cuánto THC estás consumiendo. Tras hacer esto, y descarboxilar el concentrado, ya podrás empezar a cocinar.

El concentrado más habitual en el hogar de un fumeta es el kief. Por si no lo sabías, el kief es ese polvo mágico que se acumula en el fondo del grinder, y básicamente es un montón de tricomas (las glándulas con resina que se encuentran en los cogollos). En otras palabras, un montoncito de kief no es más que cannabinoides, terpenos, etc. mezclados con un poco de materia vegetal. El kief es un poco más difícil de usar, ya que las mediciones no son tan precisas, pero es uno de los concentrados más accesibles para los fumetas.

Paso 2: Elige Una Receta Que Combine Bien Con Tu Concentrado

Comestibles Concentrados De Cannabis: Elige Una Receta Que Combine Bien

Los sabores de los concentrados de cannabis no son tan intensos como los sabores de los cogollos, pero aun así pueden marcar una gran diferencia según el comestible. Sea cual sea la receta elegida, debes asegurarte de que contenga una buena cantidad de grasa, ya que eso garantizará que una mayor cantidad de cannabinoides quede adherida al alimento.

Artículo relacionado

Las 5 Mejores Recetas De Galletas De Marihuana

El wax, budder y otros concentrados semisólidos son adecuados para usar en la mayoría de recetas de comestibles, ya que tienen sabores suaves y pueden mezclarse con la mayoría de platos. Sin embargo, si usas aceite de THC o extracto de espectro completo, es mejor elegir una receta con sabor fuerte e intenso, para enmascarar cualquier toque amargo o terroso. En este caso, las galletas y los brownies son perfectas, aunque no tienes por qué limitarte a esto. Dale rienda suelta a tu creatividad y cuéntanos qué recetas nuevas has probado.

Paso 3: Calcula La Dosis Correcta

Comestibles Concentrados De Cannabis: Calcula La Dosis Correcta

Ya hemos mencionado esto antes, pero no podemos insistir lo suficiente en la importancia de dosificar cuidadosamente los comestibles. Una dosis demasiado pequeña será decepcionante en el peor de los casos, pero una dosis excesiva de THC puede hacer que te sientas mal hasta 12 horas. Por tanto, es importante tener en cuenta tu nivel de tolerancia personal, así como el de las personas con quienes vayas a compartir los comestibles. Por ejemplo, si solo consumís de vez en cuando, no hace falta poner más de 10-20mg de THC en cada comestible. En cambio, si todos fumáis a menudo, podéis poner entre 30-50mg de THC por ración.

Artículo relacionado

Cómo Calcular La Potencia Del THC En Comestibles

Así que, por ejemplo, si tienes 1 gramo de wax con un 80% de THC, tendrás 800 miligramos de THC a dividir entre tus comestibles. A su vez, si quieres que cada brownie tenga una dosis de 20mg, tendrás que hacer suficiente mantequilla de cannabis para 40 brownies. Sea cual sea el camino elegido, debes asegurarte de medir correctamente; y eso significa saber cuánto THC contiene tu concentrado. Entonces, tendrás que calcular la cantidad total de concentrado que necesitas para poder alcanzar la potencia deseada.

Paso 4: Descarboxila Si Es Necesario

Comestibles Concentrados De Cannabis: Descarboxila Si Es Necesario

Ahora que ya sabes qué concentrado vas a usar y qué comestibles vas a preparar, es el momento de entrar a la cocina y descarboxilar el concentrado de cannabis. Esto simplemente implica calentarlo, pero ¿por qué? Bueno, antes de aplicar calor, una buena parte del THC presente en la mayoría de concentrados existe en forma de THCA (un precursor ácido que no provoca colocones). Para descarboxilarlo, lo único que tienes que hacer es aplicar un poco de calor para convertir el ácido cannabinoide en THC psicotrópico.

No es necesario realizar este proceso si usas cristales de THC (destilado de THC), puesto que ya han sido procesados. Pero si usas wax, aceite de cannabis, kief, budder, shatter, crumble o hachís, es el momento de subir la temperatura.

  • La Mejor Forma De Descarboxilar Los BHO (Wax, Budder, Shatter, Crumble, etc.)

Para descarboxilar correctamente los BHO (como el wax, shatter, etc.,) necesitarás un horno, una bandeja para hornear (o un cazo que puedas meter en el horno de forma segura), un termómetro de horno y un poco de papel de horno (papel vegetal).

Precalienta el horno a unos 110-120ºC. Mientras tanto, cubre la superficie de la bandeja con un poco de papel de horno y extiende el BHO en el centro. Mete la bandeja en el horno durante unos 20 minutos, más o menos.

Pasados los primeros 10 minutos, debes echarle un vistazo de vez en cuando para asegurarte de que el BHO no empiece a degradarse con el calor. En cuanto empiece a derretirse y a burbujear considerablemente, sácalo del horno y déjalo enfriar en la encimera durante unos minutos.

  • La Mejor Forma De Descarboxilar El Aceite De Cannabis (RSO)

Para descarboxilar el aceite de cannabis, también llamado aceite de Rick Simpson o RSO, hacen falta varios materiales, pero no es un proceso mucho más difícil. Solo necesitas una olla grande, un poco de aceite para cocinar, un recipiente de vidrio (o un recipiente muy resistente al calor) para el RSO, unas tenazas, un termómetro y un utensilio para remover.

Llena la olla hasta un cuarto de su capacidad con el aceite de cocina que prefieras, introduce el recipiente de vidrio con el RSO dentro de la olla y ponla a fuego medio-bajo (alrededor de 95ºC). Revienta las burbujas que aparezcan en la superficie y comprueba la temperatura cada uno o dos minutos. En cuanto llegue a 95ºC, apaga el fuego y deja que el aceite se asiente. Espera a que las burbujas dejen de formarse y luego usa las tenazas para extraer el recipiente de vidrio con el RSO.

  • La Mejor Forma De Descarboxilar El Kief Y Hash

Por último, para descarboxilar el hachís o kief, necesitarás una bandeja para hornear, papel de horno, un cuchillo de untar y un termómetro de horno. Precalienta el horno a 95ºC exactamente y usa el termómetro para comprobarlo.

Mientras se va calentando el horno, cubre la superficie de la bandeja con papel de horno y extiende el kief o hash uniformemente en el centro de la bandeja usando el cuchillo de untar. Una vez que el horno esté lo suficientemente caliente, introduce la bandeja durante unos 15-20 minutos. Pasado este tiempo, saca la bandeja del horno y déjala enfriar en la encimera.

Paso 5: Mezcla El Concentrado Con La Grasa Que Prefieras

Comestibles Concentrados De Cannabis: Mezcla El Concentrado Con La Grasa Que Prefieras

Tras descarboxilar el concentrado y dejarlo enfriar un rato, es el momento de mezclarlo con una grasa para cocinar. Puedes elegir la que prefieras, pero la opción más clásica es la mantequilla de cannabis (cannabutter). Además de ser sabrosa y versátil, y estar llena de grasa que absorbe los cannabinoides, la mantequilla de cannabis también es bastante barata y es una de las grasas más fáciles de preparar. Aunque es importante mencionar que tiene un punto de humo bajo (150ºC), lo que significa que las temperaturas elevadas la quemarán, afectando al sabor.

Otra gran opción, especialmente para platos salados, es el aceite de oliva con cannabis, que es considerablemente más nutritivo que la mantequilla. Tienes diferentes opciones en cuanto a precio y calidad, pudiendo optar por algo más refinado o algo más sencillo. Además, al usar este aceite tendrás más opciones a la hora de cocinar, ya que su punto de humo puede ser hasta 50ºC más alto que el de la mantequilla.

Pero si quieres algo aún más sano y versátil, sugerimos el aceite de coco rico en THC. Aunque no es tan sabroso o rico como las otras dos opciones, es la opción más saludable; además, es tan versátil como la mantequilla pero tiene un punto de humo más elevado (177ºC).

Paso 6: Añade Lecitina A La Mezcla De Grasa-Concentrado Para Aumentar Los Efectos

Comestibles Concentrados De Cannabis: Añade Lecitina A La Mezcla

La grasa debería absorber los cannabinoides de forma eficaz, pero ¿y si te dijéramos que puedes aumentar la potencia del comestible sin tener que añadirle más cannabis? ¡Te presentamos a la lecitina! Este término hace referencia a una serie de compuestos grasos que pueden actuar como emulsionante, lo que significa que al entrar en contacto con la grasa la descompondrán en trozos más pequeños. Una vez descompuesta, las moléculas de grasa podrán absorber más fácilmente los cannabinoides, aumentando la potencia del comestible. Puedes encontrar lecitina en Amazon, eBay y en algunas tiendas de alimentación. Si decides usarla, usa un poco menos de concentrado para no pasarte con la potencia.

Paso 7: Sigue La Receta Elegida

Comestibles Concentrados De Cannabis: Sigue La Receta Elegida

Una vez hayas mezclado y emulsionado la grasa y el concentrado, ¡es hora de hacer los comestibles de tus sueños! Si quieres empezar con algo ligero y sabroso, puedes usar un poco de aceite de oliva con concentrado para hacer un guacamole de marihuana. Luego puedes usar ese mismo aceite para preparar una deliciosa lasaña de cannabis como plato principal. Y por último, si tus invitados siguen despiertos, puedes terminar el banquete con unas deliciosas bolas energéticas de cannabis sin hornear.

Artículo relacionado

Top 10 De Recetas De Cannabis

Realmente existen un montón de opciones, pero creemos que las recetas anteriores son un buen punto de partida si quieres impresionar a tus amigos y acostumbrarte a cocinar con grasas mezcladas con concentrados.

Paso 8: Al Consumir, Empieza Por Una Dosis Baja Y Ve Poco a Poco

Comestibles Concentrados De Cannabis: Empieza Por Una Dosis Baja Y Ve Poco a Poco

Por último, antes de lanzarte a tu aventura con comestibles y concentrados, queremos recordarte una cosa: tómatelo con calma. Es cierto que no colocarse como esperabas es una decepción, pero siempre puedes dar otro mordisco si quieres aumentar el colocón gradualmente. Sin embargo, si empiezas tomando una ración demasiado grande, la única forma de arreglarlo será esperar a que baje o ir a la cama. Así que, independientemente del comestible que hayas preparado o su nivel de potencia, empieza por una dosis pequeña y ve aumentándola poco a poco si hace falta. ¡Que aproveche!

Zamnesia

Escrito por: Zamnesia
Zamnesia ha dedicado muchos años a perfeccionar sus productos, gamas y conocimientos sobre todo lo relacionado con los psicodélicos. Impulsada por el espíritu de Zammi, Zamnesia te trae un contenido riguroso, imparcial e informativo.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
Noticias Tutoriales
Buscar por categorías
o
Buscar