Guía del Dabbing

Publicaciones :
Categorías : BlogCómos
Última edición :

Guía del Dabbing


El dabbing es una forma segura y efectiva de consumir extractos y concentrados de marihuana. Calentando el concentrado hasta su punto de ebullición, conseguirás un vapor potente y exquisito que no tendrá nada que envidiar al mejor cogollo.

Dabs, dabs y más dabs. Los concentrados se han convertido en el segmento del mercado de la marihuana que más crece. Entre 2015 y 2016, las ventas legales de concentrados han superado ampliamente el crecimiento de las ventas de cogollos y comestibles. Sus dosis de THC concentrado con sabores espectaculares hacen que el dabbing sea una alternativa popular entre los consumidores de marihuana.

Bubble Hash

Antiguamente, es decir cualquier tiempo anterior a esta era del cannabis, el hachís se hacía mediante el simple proceso de extraer el kief de la superficie de la planta, presionándola y listo. Hoy en día, ese tipo de proceso de extracción produce lo que ahora conocemos como "bubble hash". Aunque todavía es popular por derecho propio, ahora ha quedado en la sombra de la creciente variedad de concentrados dabbeables disponibles en el mercado. Aceites, ceras, mantequillas, rosins y resina pura son sólo algunas de las exquisitas formas que pueden tomar los concentrados. Pero, ¿de dónde vienen todas estas distintas delicias para dabbear y qué se hace exactamente con ellas?

EXTRACTO DE MARIHUANA

Se podría hablar largo y tendido del propio proceso de extracción. Todas las diversas formas de concentrados acaban adquiriendo determinadas texturas, densidades, colores, olores y a veces sabores, debido a distintas variaciones en el proceso. Básicamente, las técnicas de extracción consisten en llenar un tubo con marihuana picada o restos de poda y bombardearlos con gas. El gas va hacia un lado del tubo y una mezcla concentrada de THC, terpenos y otros cannabinoides salen por el otro extremo. Estamos simplificando muchísimo la explicación, pero para que os hagáis una idea.

Una vez se extrae el concentrado, debe someterse a un proceso llamado purga. Normalmente los gases utilizados en el proceso de extracción son el propano y el butano, aunque el dióxido de carbono y otros métodos más limpios están ganando terreno. La purga elimina las burbujas de gas del producto mientras aún está blando y maleable. Juega un papel fundamental en la consistencia y seguridad del producto final. Nadie quiere ingerir sustancias químicas como butano o propano, a pesar de que se utilicen por ser considerados gases limpios. El concentrado se suele pasar por una aspiradora de purga, una máquina que elimina las burbujas de gas del concentrado, dejando una brillante mezcla rica en cannabinoides y con una apariencia preciosa.

TIPOS DE CONCENTRADOS

Shatter

Realmente el término concentrado es bastante genérico. Puede aplicarse a una serie de productos ricos en cannabinoides como tinturas, aceites y extractos para vaporizar. Pero en muchas ocasiones, la palabra se utiliza como sinónimo del dabbing. Los tipos de concentrados más habituales son el shatter y el wax. Aunque podrías encontrarte con muchos otros nombres diferentes, como eso que llaman rosa. El shatter es un concentrado duro y transparente que tiene el contenido de THC más alto. Con entre un setenta y un ochenta por ciento o superior, tiene los efectos más brutales.

Cannabis wax

La cera es otro de los tipos de concentrados más populares. A veces denominado cera de oído, debido a su parecido con ella, la cera es un dab ligeramente menos potente. Con unas cifras entre los sesenta y pico y setenta y cinco, no dejes que las menores concentraciones de THC te confundan. El wax es una alternativa sólida a la flor, ya que mantiene el sabor real de su cepa. Hay todo tipo de concentrados novedosos hoy en día. Las últimas tendencias avanzan hacia las "resinas vivas", que se extraen de plantas de marihuana frescas y húmedas, así como hacia una amplia variedad de concentrados sin disolvente.

EQUIPAMIENTO PARA DABBEAR

Entonces, ¿tienes tu concentrado pero no sabes qué hacer con él? Incluso puede que fumetas de toda la vida lo vean y se queden desubicados. A diferencia de fumar cogollo, los concentrados se vaporizan, por lo que necesitarás un nuevo juego de herramientas. Existen miles de bongs especifícos de vidrio soplado entre los que escoger, o puedes decantarte por un pequeño vaporizador de bolsillo. En cualquier caso, el resultado será el mismo, espesas nubes de un vapor delicioso. El típico bong casero para dabbear consta de una cámara o base, una aguja, una varita de dabbeo y una fuente de calor.

Glass oil blaze double turbineCuando vaporizas concentrados estás completando el proceso de descarboxilación necesario para convertir el THCA en el compuesto psicoactivo THC. A diferencia de los cogollos que necesitan una llama para descomponer la materia vegetal y el THCA, el dabbing es diferente. El dabbing precisa una superficie caliente no sólo para descarboxilar el concentrado, sino para transformarlo en un vapor que luego pueda ser inhalado. El resultado es un potente colocón cerebral fuera de este mundo. Las decisiones más importantes saldrán de una pipa de vidrio bubbler y una clavo. En internet y en la tienda de tu barrio, puedes encontrar a la venta una barbaridad de bongs de agua para dabbear. Existe un artilugio perfecto para los gustos y presupuestos concretos de todo el mundo. Siempre es bueno apoyar a la artesanía local, pero a veces puede salir un ojo de la cara. Hay muchos diseños interesantes por menos de 100 pavos.

Una vez tienes tu pipa en la mano necesitarás una punta. Aquí es donde el verdadero proceso de toma de decisiones arranca. Hay cientos de diseños de varitas de dabbeo en el mercado. Algunas de cuarzo, otras de titanio o también de cerámica. Cada uno de estos materiales tiene sus características térmicas. El titanio y el cuarzo se calientan muy rápido mientras que la cerámica puede tardar más de medio minuto. Tanto los nails de titanio como los de cerámica aguantan el calor durante mucho más tiempo que el cuarzo. Pero si buscas algo que dure para toda la vida, a diferencia de las opciones más delicadas, el titanio jamás se agrietará ni romperá. O si te flipa la tecnología, también puedes probar una punta eléctrica. Los nails eléctricos mantendrán su temperatura y te permiten olvidarte del soplete.

EL ARTE DEL DABBING

Tienes tu concentrado y tu pipa, ha llegado el momento de dabbear un poco. Los siguientes pasos son importantes, así que atento! La idea es calentar la punta a una temperatura lo suficientemente alta para vaporizar tu extracto, aunque sin pasarte para que no lo queme. Hay una gran variedad de distintos cannabinoides y terpenos presentes en tu concentrado y todos tienen temperaturas de ebullición ligeramente diferentes.

Si usas un soplete, no tienes manera de saber la temperatura de la punta. Si tu nail está al rojo vivo, está a más de 550 grados centígrados. Si ves un rojo más tenue, la temperatura es superior a 480 grados. Esto es demasiado calor y provocará la destrucción de los cannabinoides y terpenos, reduciendo así sus efectos, el sabor y tu experiencia global. La temperatura óptima para dabbear está entre 150 y 200 grados. Eso sería suficiente para que los compuestos activos alcancen su punto de ebullición y se vaporicen sin dañarlos químicamente.

Una vez hayas calentado la punta, deberías esperar entre 5 y 45 segundos, dependiendo del tipo de punta que tengas. Cuanto más esperes más se enfriará. Cuanto más fría esté mejor serán el sabor y los efectos. El resultado es una experiencia más fuerte y deliciosa que no tendrá nada que envidiar a la mejor hierba. El dabbing es una forma de consumir cannabis increíble, pero es potente por naturaleza. Un dab puede tener tanto THC como un porro entero. La experiencia puede ser intensa, superando los límites de un colocón con marihuana. Algunos incluso la describen como alucinógena. Si eres nuevo en el mundo del cannabis o del dabbing, siempre se recomienda empezar poco a poco y disfrutar el viaje.

 

         
  Cory  

Escrito por: Cory
Cory es un expolicía estadounidense que trabaja para la industria del cannabis - aportando conocimientos útiles desde ambas perspectivas.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados