El Consumo De Ayahuasca A Largo Plazo Cambia La Estructura Física Del Cerebro

Publicaciones :
Categorías : BlogCienciaPsicodélicos

El Consumo De Ayahuasca A Largo Plazo Cambia La Estructura Física Del Cerebro

La ayahuasca es algo más que un alucinógeno abre-mentes; podría cambiar de forma permanente la forma en que pensamos.

La Ayahuasca se ha utilizado durante mucho tiempo como medicina tradicional y entéogeno, permitiendo a sus usuarios explorar las profundidades de su alma, su mente y su propio ser. El resultado es a menudo una sensación de unidad, espiritualidad y satisfacción con la vida. Es un excelente tratamiento para los que sufren de adicción - hasta el punto de que la medicina occidental está investigando sus posibles aplicaciones.

Claro que, cuando la ciencia comienza a estudiar los posibles efectos terapéuticos de una sustancia, los científicos intentan descubrir todo lo que pueden sobre ella - y siempre hay algo nuevo que aprender, incluso tras décadas de investigación. Uno de estos descubrimientos sobre la Ayahuasca, es que su consumo a largo plazo parece cambiar la estructura de las regiones del cerebro, así como la personalidad y la capacidad cognitiva que controlan estas regiones.

LA INVESTIGACIÓN

En el 2012, un grupo de científicos del Instituto Sant Pau de Barcelona, iniciaron una investigación científica para determinar si el uso a largo plazo de ayahuasca es seguro - está muy bien que sirva para tratar cosas como la adicción, pero ¿causa algún tipo de daño subyacente que no conocemos? Afortunadamente, el equipo llegó a la conclusión de que no, la ayahuasca no causa daños a largo plazo.

Por las mismas fechas, otro grupo de científicos decidió investigar la forma en la que nos afecta la ayahuasca tras su consumo a largo plazo, pero tomando un enfoque distinto. En lugar de evaluar si es dañino, querían investigar si se producen cambios, y lo que descubrieron es bastante significativo.

Los investigadores compararon los escáneres cerebrales con IRM de 22 consumidores habituales de ayahuasca, con un grupo de control de 22 participantes que nunca la habían consumido. Todos los usuarios de ayahuasca la habían consumido al menos 50 veces, en prácticas espirituales, en el último año, lo que equivale a una vez cada dos semanas. Se puso mucho cuidado en asegurarse de que los usuarios no tuvieran antecedentes de trastornos psiquiátricos o cognitivos, y que no hubieran consumido otras drogas en cantidades importantes - lo que garantiza un alto grado de probabilidad de que cualquier cambio hallado sea debido al consumo de la Ayahuasca.

Se averiguó que el grosor cortical de ocho regiones del cerebro había cambiado considerablemente al comparar los escáneres con los de sus contrapartes del grupo de control. El cambio más notable se dió en el cortex del cíngulo posterior, que había adelgazado. Esta es la parte del cerebro responsable del ego y del yo. Por el contrario, el cortex del cíngulo anterior había engordado - es la región responsable de la atención y el control cognitivo. También se encontró una correlación entre los años de consumo habitual de ayahuasca y la importancia del cambio en el cerebro.

CÓMO CAMBIA LA AYAHUASCA EL CEREBRO

Algunos autores creen que el cambio se produce porque la ayahuasca activa ciertos genes responsables de la modulación del crecimiento de las conexiones neuronales. Al activarse estos genes cuando estas áreas del cerebro están siendo afectadas por la Ayahuasca, tiene sentido que se de un cambio de estructura.

En palabras de los investigadores: "es plausible que la directa acción farmacológica de la DMT sea la responsable de las diferencias estructurales observadas tras la exposición repetida a la ayahuasca".

CONSECUENCIAS PRÁCTICAS

¿Qué significa todo esto? Un cambio en la estructura cerebral no es algo malo. Muchas cosas influyen en la manera en que se desarrolla el cerebro; esto es solo un ejemplo observable - claro que, hacen falta muchas más investigaciones para saber qué implicaciones puede tener.

En esta investigación, hubo un par de diferencias notables causadas por el cambio de la estructura cerebral. Por un lado, los participantes obtuvieron diferentes puntuaciones del grupo de control en las pruebas neuropsicológicas y de personalidad; los usuarios de Ayahuasca obtuvieron menor puntuación en los rasgos de la personalidad asociados con el pesimismo y las preocupaciones, y mayor puntuación en la autotrascendencia.

A nivel práctico, los consumidores de ayahuasca lo hicieron bastante mejor que sus contrapartes de control en las pruebas memoria, planificación y configuración. No se encontraron efectos negativos. Sin embargo, como esta investigación solo valora un determinado punto en el tiempo, no establece de forma fehaciente la causalidad, o que no haya efectos negativos. Se necesitan muchas más investigaciones y repeticiones de este estudio con una base más grande.

Pero una cosa es segura, estos resultados son muy interesantes y tienen grandes implicaciones para el futuro consumo de la ayahuasca - la cosa pinta bien. ¡Esperamos con impaciencia los próximos hallazgos de lo que puede y no puede hacer la ayahuasca!