Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

¿CÓMO FUNCIONAN LAS TRUFAS MÁGICAS?

Magic truffles mexicanaLa experiencia de la psilocibina es muy particular y depende de muchos factores. Primero, las mismas personas y la manera en la que sus cuerpos responden a la substancia. Segundo, los factores externos de la dosis y el entorno.

El efecto de la mezcla enteogénica psilocibina/psilocina/baeocistina/norbaeocistina comienza a los 20-60 minutos después de la ingestión, a veces los primeros efectos se manifiestan tras solo 10 minutos. El viaje psicodélico dura entre tres y cuatro horas, rara vez cinco y hasta seis, antes de desaparecer gradualmente.

Indicadas como las más intensas tras el punto álgido, son las tres o cuatro primeras horas; muchos psiconáutas hablan de una continuación ondeante del viaje. Las experiencias de la psilocibina/psilocina suelen ser bastante pintorescas y a menudo influenciadas por visiones indias. Al contrario que, por ejemplo, con el LSD-25, que puede, para algunos psiconáutas, actuar a veces de una manera un poco desagradable, potente e inestable, la psilocibina induce un subidón más estable, que puede venir acompañado de una calidez y sensación de bienestar (que en muchos casos es igual que con el LSD).

Pintorescas mandalas se desvisten tras parpados cerrados, visiones de dioses y elfos llenan la mente. El mundo es aún más vivo de lo que parece. El suelo se hincha y respira por todas partes, las plantas empiezan a hablar y los límites del mundo exterior, el macrocosmos, se difuminan con los del microcosmos.

No hay que despreciar el efecto enteogénico de las moléculas y, sobre todo, no hay que subestimarlo. Con la psilocibina/psilocina, el psiconáuta tendrá – hablamos de dosis visionarias – profundas experiencias del cosmos de su alma, deberá enfrentarse a la transfiguración, nacimiento y muerte, y puede encontrarse con extrañas criaturas y penetrar mundos completamente desconocidos. Aquí es donde reside el peligro para algunos usuarios.

Si éstas desconocidas e inusuales experiencias inclasificables se vuelven insoportables, pueden resultar en un miedo a no ser normal otra vez. En estos casos, hace falta tener un cuidador para animar a la víctima y decirle que volverá a su estado normal muy pronto.

No hay por qué tener miedo: con las dosis correctas, las moléculas de la psilocibina, psilocina y baeocistina/norbaeocistina no son dañinas ni toxicas para el cuerpo humano, ni producen efectos secundarios. Lo peor que puede pasar: que aumente la presión sanguínea y el ritmo cardiaco, sudores, inquietud, nausea y pánico. Estos efectos secundarios son de naturaleza temporal y no causan daños significantes. Las triptaminas psicodélicas abandonan completamente el cuerpo en un corto periodo de tiempo.

Es posible que se tenga un pequeño dolor de cabeza después de la experiencia, cansancio y desgaste, y a veces, hasta depresión. Pero no son más que fenómenos temporales, que se van rápidamente tras una buena noche de sueño.

Las trufas mágicas no inducen experiencias visuales fuertes con dosis bajas, sino alegría, luces ópticas y una sensación de bienestar y creatividad. Pero algunas personas no aguantan las dosis de bajo umbral y se sienten incómodas.

 

Echa un vistazo a nuestra amplia gama de Trufas Mágicas:

Psilocybe atlantisTrufas Mágicas Mexicana

Psilocybe mexicanaTrufas Mágicas Fantasía

Psilocybe tampanensisTrufas Mágicas Pajaritos

Psilocybe pajaritosTrufas Mágicas Mokum

Trufas Mágicas Tampanensis

Psilocybe hollandiaTrufas Mágicas Atlantis

Trufas Mágicas Pandora

Trufas Mágicas Hollandia

Trufas Mágicas Utopía

 

Zamnesia

Trufas Mágicas