Por Qué el Cannabis Sintético es una Porquería

Published :
Categories : Blog

Por Qué el Cannabis Sintético es una Porquería

La marihuana sintética es técnicamente legal, pero créenos si te decimos que no te querrás acercar a esa cosa.

Ya sabemos que el último siglo de prohibición del cannabis ha sido una desgracia para la humanidad. Como sociedad, ahora estamos trabajando para su legalización, y asegurándonos que aquellas personas que se puedan beneficiar de su uso, tengan un acceso seguro y limpio. Sin embargo, no es un proceso que suceda de la noche a la mañana, y mientras la gente se va dando cuenta de que el cannabis no es cosa del demonio, aún no es legal, y hay un mercado para sus alternativas.

Una de esas alternativas es la marihuana sintética. Tiene muchos nombres: K-2, Spice, Bliss, Blaze, Fuego del Yucatán y una lista de referencias químicas - como JWH-018, que cambian a medida que lo hace su composición química. Antes de explicar por qué la marihuana sintética es una porquería, si hay algo que vas a sacar de este artículo, que sea la noción de NUNCA USES MARIHUANA SINTÉTICA. No es, ni por asomo, lo mismo que la marihuana de verdad.

Es muy peligrosa, y atrae a la gente a la que le gusta los efectos de la marihuana, pero que quiere obedecer la ley. La cierto es que esta legalidad es solo técnica, y se aprovecha de las lagunas legales. La marihuana sintética se obtiene alterando varias sustancias químicas en un laboratorio para producir una droga final. Tan pronto como una de estas variedades se ilegaliza, los productores simplemente alteran ligeramente su composición química, haciendo que técnicamente sea una sustancia distinta, y por consiguiente legal. Lo cierto es que aunque estas sustancias químicas crean efectos 'parecidos a los de la marihuana', no se sabe nada sobre ellos. Han causado un número alarmante de comas y muertes, y se les atribuye daños al cerebro y al riñón.

LEGAL PERO SIN REGULAR ES UNA COMBINACION PELIGROSA

El hecho de que no sabemos nada sobre las cambiantes composiciones químicas del cannabis sintético, ni sus efectos a largo plazo, aparte de las sobredosis que hemos visto, es algo muy alarmante. Al aprovecharse de las lagunas legales, el cannabis sintético no es realmente legal, y no hay ningún tipo de regulación que garantice su seguridad. Puedes pensar: 'el cannabis de verdad no está regulado', y tendrías razón; pero hay varias cosas que debemos considerar.

En primer lugar, el cannabis es una planta natural y pura. Que ha sido investigada en gran profundidad y sabemos los efectos que produce, y que es imposible tomar una sobredosis.

También está el hecho de que llamar legal al cannabis sintético es muy engañoso, ya que atrae a la gente y les hace pensar que es seguro, cuando en realidad no pueden estar más lejos de la verdad. Algo que sea legal y esté sin regular, enseguida está disponible para todos – incluso para los niños.

HECHO EN LABORATORIO PARA TENER DEMASIADA POTENCIA

Uno de los problemas con el cannabis sintético de laboratorio, es que ha sido elaborado para actuar específicamente en los receptores de cannabinoides del cerebro. El THC y los cannabinoides del cannabis de verdad son en parte agnósticos, es decir que aunque se unen a los receptores de cannabinoides, no lo hacen de forma abrumadora. La marihuana sintética, por el contrario, ha sido elaborada para ser completamente agnóstica, y activa los receptores con toda fuerza. También se cree que el cannabis sintético no solamente es más eficaz que el cannabis normal para vincularse a los receptores, además es 100 veces más potente.

Podrías pensar que todo esto está muy bien, pero no es así. En lo que respecta a la toxicidad de una sustancia, la clave está en la dosis. Bebe un vaso de agua de una sentada y es un beneficio para tu cuerpo. Bebe tres litros de agua de una sentada y te podría dar un ataque. La marihuana sintética no contiene THC, no es el mismo que el cannabis, se une a los receptores demasiado rápido y golpea con una fuerza mortal.

EL CUERPO NO ESTÁ ACOSTUMBRADO A SUSTANCIAS SINTÉTICAS

Otro aspecto muy peligroso de la marihuana sintética es que al cuerpo no se le da muy bien desactivarla. Normalmente, con el cannabis real, el cuerpo lo desactiva metabolizándolo. Sin embargo, una investigación ha demostrado que aún después de ser metabolizado, el cannabis sintético aún conserva su potencia, y está libre y descontrolado por el cuerpo.

A fin de cuentas, cada uno debe tomar sus propias decisiones. Pero independientemente de lo que diga el marketing, el cannabis sintético es muy peligroso. No es un producto legítimo que cuente con el respaldo de la ciencia, sino una serie de substancias químicas adulteradas en el laboratorio, para aprovecharse de las lagunas legales. Es una porquería, así de simple. No arriesgues tu salud.

comments powered by Disqus