Blog
¿Qué Es El Sistema Endocannabinoide?
9 min

¿Qué Es El Sistema Endocannabinoide?

9 min

El sistema endocannabinoide es una fascinante red de canales y receptores que se extiende a lo largo del cuerpo humano. Es un sistema esencial que aún no se comprende del todo y que interviene en varios ámbitos, desde la cognición y el aprendizaje hasta el apetito y la respuesta inmunitaria. Descubre más sobre el SEC y su relación con el cannabis.

¿Alguna vez te has preguntado cómo interactúa la marihuana con el cuerpo? La respuesta es compleja y fascinante. De hecho, el sistema con el que interactúa el cannabis recibe su nombre de esta planta: el sistema endocannabinoide (SEC).

El SEC es una red de canales, receptores y enzimas que se encuentra por todo el cuerpo: desde el cerebro y el sistema nervioso, hasta el sistema inmunitario, el aparato reproductor y más. Tiene varios fines, muchos de los cuales apenas comprendemos. Entre ellos destaca la señalización endocannabinoide, que básicamente convierte al SEC en un canal de comunicación que abarca todo el cuerpo. Pero va mucho más allá de eso.

A continuación, te explicamos todo lo que necesitas saber sobre el sistema endocannabinoide humano.

¿Qué es exactamente el sistema endocannabinoide?

¿Qué Es Exactamente El Sistema Endocannabinoide?

En 1988, Allyn Howlett y William Devane encontraron el primer receptor cannabinoide en el cerebro de una rata. Poco después, se encontraron en humanos, y luego se utilizó THC aislado para seguir localizando los receptores cannabinoides en el cerebro. Entonces, al desactivar determinados receptores en los cerebros de las ratas, se logró identificar el receptor CB1 como el receptor al que se une el THC, causando sus efectos.

En 1992 se descubrió que existe toda una red de endocannabinoides y receptores cannabinoides, que juntos forman el SEC. Con este descubrimiento, se demostró que los cannabinoides se producen de forma natural en el cuerpo; de ahí que nuestro organismo también tenga receptores cannabinoides. Los cannabinoides fabricados por el propio cuerpo se llaman cannabinoides endógenos, o endocannabinoides; ("endo" significa "dentro"). El primer endocannabinoide en ser descubierto fue la anandamida, también conocida como la "molécula de la felicidad". "Ananda" es una palabra en sánscrito que significa "alegría".

En 1993, se descubrió el segundo receptor cannabinoide: el CB2. Y en el año 1995, Raphael Mechoulam y su equipo identificaron el segundo endocannabinoide: el 2-araquidonilglicerol (2-AG). El SEC también se ha encontrado en otros animales, insectos y plantas.

De hecho, este complejo sistema recibió su nombre por el cannabis, que jugó un papel fundamental en su descubrimiento.

La importancia de la homeostasis

La Importancia De La Homeostasis

La función del SEC es muy amplia y aún no se comprende del todo. Dicho esto, muchos científicos coinciden en que una de sus principales funciones es el mantenimiento de la homeostasis (Zou y Kumar, 2018[1]). La homeostasis es un estado de equilibrio, o "equilibrio dinámico", dentro del cuerpo, y es importante porque mantiene el funcionamiento correcto y regular de los procesos corporales.

En el cerebro, los endocannabinoides funcionan como mensajeros retrógrados, lo que significa que envían mensajes desde la neurona receptora hacia la emisora. Hacen esto para modular la cantidad del neurotransmisor entrante. Básicamente, si hay demasiada cantidad, le dicen que se calme, restableciendo así el equilibrio. Este es un ejemplo muy sencillo de cómo el SEC afecta a la homeostasis.

Sistema endocannabinoide vs sistema endocrino

Sistema Endocannabinoide Vs Sistema Endocrino

El sistema endocrino se basa principalmente en la glándula tiroides y la glándula suprarrenal. También es un sistema de mensajería, pero funciona de forma ligeramente diferente. El sistema endocrino tiene como objetivo principalmente a los órganos, y utiliza hormonas (al igual que el SEC utiliza endocannabinoides) para la señalización. Y mientras que el SEC produce endocannabinoides en las membranas celulares, que luego se comunican con las células cercanas, el sistema endocrino libera las hormonas en el torrente sanguíneo, y entonces son trasportadas hacia los diferentes órganos.

Un buen ejemplo de ello es la excitación simpática, también conocida como "reacción de lucha o huida". Esta conocida reacción (caracterizada por un aumento del ritmo cardíaco y la respiración, sudoración de las palmas de las manos y, a veces, temblores) se produce cuando la glándula suprarrenal libera adrenalina en el torrente sanguíneo, donde indica a los órganos necesarios que ha llegado el momento de ponerse en marcha, creando así estas reacciones físicas.

¿Qué regula el sistema endocannabinoide?

¿Qué Regula El Sistema Endocannabinoide?

La supuesta magnitud de la influencia del SEC es realmente asombrosa. Teniendo en cuenta lo poco que se sabía sobre este sistema hasta hace poco, es sorprendente que parezca interactuar con tantas funciones físicas y mentales.

La siguiente lista no es en absoluto concluyente, pero se cree que algunas funciones en las que influye el SEC son: el sueño (Corroon y Felice, 2019[2]), la respuesta inmunitaria (Toguri, Caldwell y Kelly, 2016[3]), el dolor (Toczek y Malinowska, 2018[4]) y el estrés (Ruehle et al. 2012[5]).

¿Cómo funciona el sistema endocannabinoide?

El SEC es mucho más que una serie de endocannabinoides y receptores, aunque estos son las piezas esenciales que lo hacen funcionar. Además, los endocannabinoides no son las únicas moléculas que pueden interactuar con este sistema interno. A continuación, veamos cada parte del SEC en más detalle.

Endocannabinoides

Endocannabinoides

Como hemos comentado, los endocannabinoides funcionan como moléculas de señalización dentro del SEC. De momento, solo se conocen bien dos endocannabinoides: la N-araquidonoiletanolamida (anandamida) y el 2-araquidonilglicerol (2-AG).

La anandamida tiene un rol muy amplio. Es un agonista completo de los receptores CB1 en el sistema nervioso central (SNC) y un agonista parcial de los receptores CB2 en el sistema nervioso periférico (SNP). Aunque aún no se conoce el alcance de sus funciones, la anandamida recibe su nombre por la sensación de felicidad y calma que provoca cuando es liberada en el cuerpo, quizá debido a su posible implicación en el sistema de recompensa. También tiene cierta afinidad con los receptores vanilloides del cuerpo. Recientemente, se ha descubierto que la anandamida también se une al TRPV1, pero hablaremos de ello en breve.

El 2-AG es un agonista completo de los receptores CB1 y CB2. Al igual que ocurre con la anandamida, sus funciones exactas no se comprenden del todo. De hecho, ni siquiera se sabe si la anandamida o el 2-AG son los principales responsables de la señalización en el SEC. Lo que sí se sabe es que el 2-AG está presente en mayores concentraciones en el cerebro.

Los otros endocannabinoides (o supuestos endocannabinoides) son:

  • Éter de 2-araquidonil-glicerol (éter de noladina)
  • N-araquidonoil dopamina (NADA)
  • Virodamina (OAE)
  • Lisofosfatidilinositol (LPI)

Enzimas metabólicas

Enzimas Metabólicas

Los endocannabinoides se producen según sea necesario para regular diferentes funciones; pero, una vez han cumplido su función, también deben ser descompuestos según sea necesario. Aquí es donde entran en juego las enzimas metabólicas.

La "amida hidrolasa de ácidos grasos" (FAAH) es la enzima responsable de descomponer la anandamida. De hecho, aunque el CBD afecta al SEC de muchas formas, se cree que uno de los principales mecanismos de acción es la inhibición de la FAAH, reduciendo así el ritmo de degradación de la anandamida.

La monoacilglicerol lipasa (MAGL) descompone el 2-AG. Gracias a la FAAH y a la MAGL, se regula el propio SEC, lo que le permite regular eficazmente muchas de las funciones y procesos corporales.

Receptores cannabinoides

Receptores Cannabinoides

Actualmente, hay dos receptores cannabinoides aceptados: CB1 y CB2. Los receptores CB1 se encuentran más abundantemente en el cerebro y en el sistema nervioso central, mientras que los CB2 son más abundantes en el sistema nervioso periférico y en las células inmunitarias. Entre ambos cubren la mayor parte del cuerpo.

Canales TRP

Los canales de potencial de receptor transitorio (TRP) también cumplen una función en el SEC. Estos canales iónicos están presentes en la membrana plasmática de muchas células animales, y el receptor TRPV1 (vanilloide) es de especial interés en lo que respecta al SEC.

Tanto la anandamida como el CBD interactúan con el TRPV1, lo que ha generado cierta controversia en torno a su clasificación. En general, se considera que los canales TRP forman parte del sistema endocannabinoide ampliado; pero, ahora, hay quienes piensan que el TRPV1 es una parte esencial de él (Iannotti y Vitale, 2021[6]).

Fitocannabinoides

Fitocannabinoides

Estrictamente hablando, los fitocannabinoides no forman parte del SEC. Pero los incluimos aquí porque pueden causar un efecto muy profundo (y conocido) en dicho sistema. "Fito" significa "planta", por lo que los fitocannabinoides básicamente son cannabinoides producidos por las plantas. El cannabis no es la única especie de planta que produce cannabinoides, pero es la que los genera en mayor abundancia y con mayor variedad.

Hasta la fecha, se han aislado más de 120 fitocannabinoides diferentes, pero la mayoría de ellos no se conocen en profundidad. La función de los cannabinoides en una planta de cannabis es incierta, pero se especula que le ayudan a defenderse de los depredadores, le proporcionan resistencia a la luz solar, etc.

Curiosamente, los cannabinoides se producen en unas glándulas (llamadas tricomas) situadas en la superficie de la planta de cannabis, especialmente en las flores. De hecho, las concentraciones de cannabinoides presentes en los tricomas serían tóxicas para el resto de la planta; de ahí su posición.

En el cuerpo humano, estos cannabinoides interactúan con el sistema endocannabinoide para producir todo tipo de efectos, desde sutiles hasta muy perceptibles.

Cómo influir en el sistema endocannabinoide

Por tanto, está claro que podemos manipular el sistema endocannabinoide usando fitocannabinoides. Que esto sea una buena idea o no depende de cada persona, y aún no sabemos suficiente sobre las interacciones como para decir exactamente qué efecto tendrá un cannabinoide, o si podría ser beneficioso. Dicho esto, haremos lo posible por explicar los posibles mecanismos.

THC

THC

El delta-9-tetrahidrocannabinol (THC) es el responsable del colocón del cannabis. Es uno de los pocos cannabinoides capaces de provocar un efecto intoxicante, por lo que parece una suerte que también sea el más abundante en las plantas de marihuana.

El THC funciona imitando a la anandamida y uniéndose a los receptores CB1. Pero, a diferencia de la anandamida, no es descompuesto fácilmente por la enzima FAAH. Como consecuencia, es mucho más potente y duradero que la anandamida.

De todas las formas conocidas para manipular el SEC, el THC es el método más extremo y el más habitual.

Artículo relacionado

¿Cuáles Son Los Efectos Secundarios Del THC?

CBD y CBDA

El cannabidiol (CBD) y su precursor, el ácido cannabidiólico (CBDA), están alcanzando al THC en la posición de cannabinoide más popular.

En los últimos años, el sector del CBD está en pleno auge. La investigación científica del CBD, aunque todavía está en sus inicios, ha identificado varias interacciones potenciales con nuestro SEC. Pero parece ser que el CBD no activa los receptores cannabinoides (CB1 y CB2) en el sentido tradicional, sino que funciona como antagonista o agonista inverso. De hecho, actúa bloqueando el mismo receptor al que el THC desea unirse (CB1).

Teniendo en cuenta este mecanismo, se puede considerar que el CBD (el segundo cannabinoide más abundante en el cannabis) "contrarresta" los efectos del THC, al menos hasta cierto punto (Niesink y van Laar, 2013[7]). Aunque esta relación no se conoce con exactitud, se especula que aumentar los niveles de CBD en las variedades de cannabis de uso recreativo podría hacer que fueran más adecuadas para un mayor número de personas.

Además de interactuar con los receptores endocannabinoides clásicos, se cree que el CBD, como hemos comentado, también muestra cierta interacción con los receptores TRPV1, que también son interesantes por sí mismos.

CBN

CBN

El cannabinol (CBN) suele estar presente en cantidades mínimas en las plantas de cannabis. Se vuelve más abundante cuando el THC se degrada. Esto puede ocurrir de forma natural por varias causas: cuando los cogollos se dejan envejecer en la planta, mediante la descarboxilación (calor), o por malas prácticas de secado y curado.

Se cree que el CBN interactúa con el sistema endocannabinoide de forma similar al THC, pero con menor afinidad a ambos receptores. Y a diferencia del THC, se cree que el CBN no tiene efectos intoxicantes, al menos por sí solo.

THCV

La tetrahidrocannabivarina (THCV) también se encuentra en cantidades mínimas en la planta de marihuana, y se sabe poco acerca de ella. Pero se cree que es uno de los pocos cannabinoides, además del THC, que podrían ser psicoactivos; sin embargo, esto es motivo de debate, y es necesario realizar más investigaciones para poder constatar si realmente es así ("Abioye et al.", 2020[8]).

El THCV es un agonista inverso/antagonista selectivo del receptor CB1. La razón por la que es complicado decir si es psicoactivo, o no, se debe a las concentraciones generalmente bajas de THCV en el cannabis. Para poder poner a prueba este compuesto, hay que aislar y extraer una gran cantidad, y luego administrarla a los participantes. Algunos testimonios sugieren que el THCV es psicoactivo, y que sus efectos son menos duraderos y más lúcidos en comparación a un colocón de THC.

Artículo relacionado

Todo Lo Que Debes Saber Sobre El THCV

CBG y CBGA

El ácido cannabigerólico (CBGA) es el cannabinoide a partir del cual se originan todos los demás. Interactúa con varias enzimas y se ramifica en diferentes "familias", para acabar convirtiéndose en un determinado tipo de cannabinoide (CBD, THC, CBG, etc.).

La investigación sobre los efectos del CBG es escasa. Lo que sí sabemos es que parece interactuar con los receptores CB1 y CB2, y antagonizar el receptor de serotonina 5-HT1A.

CBC

El cannabicromeno (CBC) es un cannabinoide del que se sabe bastante poco. Pero sabemos que no es intoxicante, y que no afecta a los receptores CB1 o CB2 en el sentido tradicional. En cambio, parece interactuar con los receptores TRPV1 y TRPA1, afectando a su capacidad de descomponer los endocannabinoides como la anandamida y el 2-AG.

¿Deberías preocuparte por la deficiencia endocannabinoide clínica?

¿Deberías Preocuparte Por La Deficiencia Endocannabinoide Clínica?

A medida que aumenta el conocimiento sobre el SEC, se ha empezado a hablar cada vez más de la "deficiencia endocannabinoide clínica" (CECD, por sus siglas en inglés). Esta teoría, que sugiere el carácter potencialmente patológico de tener un "tono endocannabinoide” bajo, se ha relacionado con enfermedades crónicas como el síndrome del colon irritable, las migrañas y la fibromialgia (Russo, 2016[9]). Dado el alcance que tiene el sistema endocannabinoide, la alteración patológica o el mal funcionamiento de dicho sistema podría tener efectos negativos en nuestra salud.

Pero, antes de que eches mano de unos cogollos para introducir más cannabinoides en tu cuerpo, debes entender que, incluso en el caso de que esta afección exista, es poco conocida. Por supuesto, si notas que la marihuana tiene un efecto positivo en tu vida, eso es estupendo, pero no conviene que te autodiagnostiques con algo que todavía no se conoce con exactitud. Dicho esto, la investigación sobre la CECD va en aumento, y los científicos esperan descubrir más detalles sobre el SEC y estas afecciones difíciles de tratar.

Max Sargent
Max Sargent
Max escribe desde hace más de una década, y en los últimos años se dedica al periodismo del cannabis y psicodélico. Tiene experiencia en numerosos aspectos del sector, y colabora con empresas como Zamnesia, Royal Queen Seeds, Cannaconnection, Gorilla Seeds, MushMagic, etc.
Descargo de responsabilidad:
No estamos haciendo ninguna afirmación médica. Este artículo se ha escrito únicamente con fines informativos y está basado en investigaciones publicadas por fuentes externas.

Fuentes externas:
  1. Zou, S., & Kumar, U. (2018). Cannabinoid Receptors and the Endocannabinoid System: Signaling and Function in the Central Nervous System. International Journal of Molecular Sciences, 19(3), 833. - https://doi.org
  2. Corroon, J., & Felice, J. F. (2019). The Endocannabinoid System and its Modulation by Cannabidiol (CBD). Alternative therapies in health and medicine, 25(S2), 6–14. - https://pubmed.ncbi.nlm.nih.gov
  3. Toguri, J., Caldwell, M. and Kelly, M., 2016. Turning Down the Thermostat: Modulating the Endocannabinoid System in Ocular Inflammation and Pain. Frontiers in Pharmacology, 7. - https://doi.org
  4. Toczek, M. and Malinowska, B., 2018. Enhanced endocannabinoid tone as a potential target of pharmacotherapy. Life Sciences, 204, pp.20-45. - https://doi.org
  5. Ruehle, S., Rey, A., Remmers, F. and Lutz, B., 2011. The endocannabinoid system in anxiety, fear memory and habituation. Journal of Psychopharmacology, 26(1), pp.23-39. - https://www.ncbi.nlm.nih.gov
  6. Iannotti, F. A., & Vitale, R. M. (2021). The Endocannabinoid System and PPARs: Focus on Their Signalling Crosstalk, Action and Transcriptional Regulation. Cells, 10(3), 586. - https://doi.org
  7. Niesink, R. J. M., & van Laar, M. W. (2013). Does Cannabidiol Protect Against Adverse Psychological Effects of THC? Frontiers in Psychiatry, 4. - https://doi.org
  8. Abioye, A., Ayodele, O., Marinkovic, A., Patidar, R., Akinwekomi, A., & Sanyaolu, A. (2020). Δ9-Tetrahydrocannabivarin (THCV): a commentary on potential therapeutic benefit for the management of obesity and diabetes. Journal of Cannabis Research, 2(1). - https://doi.org
  9. Russo, E. B. (2016). Clinical Endocannabinoid Deficiency Reconsidered: Current Research Supports the Theory in Migraine, Fibromyalgia, Irritable Bowel, and Other Treatment-Resistant Syndromes. Cannabis and Cannabinoid Research, 1(1), 154–165. - https://doi.org
Datos Noticias
Buscar por categorías
o
Buscar