Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

¿Qué son subidones legales?

Drogue légale

Los subidones legales imitan los efectos de una droga ilegal o restringida, como el éxtasis o la cocaína, pero son estructuralmente diferentes como para ser clasificados como drogas ilegales. Los subidones legales suelen estar basados en hierbas, extractos botánicos o "productos químicos de investigación" - nuevos tipos de productos químicos sintetizados.

La legalidad de los "subidones legales" varía según el país, y cambia rápidamente con el paso del tiempo. Los subidones legales también pueden ser legalmente confiscados en la mayoría de los países si te pillan con ellos.

Hay 8 tipos principales de subidones legales, los Estimulantes, Psicodélicos, Cannabis Sintético, Disociativos, Delirantes, Depresores, Inhalantes y Opioides.

Estimulantes:

Los estimulantes son medicamentos que pueden afectar al cuerpo y a la mente para que te sientas más alerta, activo y centrado. Ejemplos comunes de estimulantes son las nueces beta, las nueces de kola, el guaraná, el euphor-e y el Stargate 2.0 .

Psicodélicos:

Un psicodélico es una sustancia psicoactiva que altera temporalmente la manera en la que funciona el cerebro, cambiando la percepción. A menudo causan alucinaciones, que varían en intensidad según el tipo de droga. Ejemplos de psicodélicos son la Salvia divinorum, la Hawaiian baby woodrose, LSD líquido y XTC líquido.

Cannabis sintético:

Los cannabinoides sintéticos pueden encontrarse a menudo en el incienso y los productos fumables, y son legales en la mayoría de las situaciones, pero su legalidad puede variar de país a país. Sin embargo, pueden tener efectos distintos dependiendo de la sustancia química de que se trate y, en general, tienen un perfil de seguridad totalmente diferente del cannabis. Los cannabinoides sintéticos están diseñados para imitar al THC, pero los resultados pueden ser peligrosos. John W Huffman, químico y creador de los cannabinoides sintéticos comenta: "es como jugar a la ruleta rusa, porque no sabes lo que va a pasar".

Los cannabinoides sintéticos son tan populares debido a que los gobiernos no parecen ser capaces de ponerse al día a medida que se descubren, cuando se prohíbe uno, sale otro nuevo. Ejemplos comunes de cannabinoides sintéticos son las substancias químicas JHW-200, JHW-081 y MAM-2201.

Disociativos:

Los disociativos son un tipo de alucinógenos que alteran la percepción de la vista y el oído con el fin de crear una sensación de desapego del entorno y del yo mismo. Son únicos en la manera en la que producen sus efectos alucinógenos - los disociativos bloquean las señales a partes de la mente consciente. Además de la disociación, también pueden causar privación sensorial y trances. Ejemplos de disociativos son el óxido nitroso y la metoxetamina.

Delirantes:

Los delirantes son alucinógenos psicoactivos que se distinguen de los disociativos y los psicodélicos por su capacidad de provocar delirio - un estado de confusión y desorientación. Los efectos son muy similares a los de los psicodélicos, pero el delirio hace que sea difícil mantener un estado constante de lucidez o de conciencia. Ejemplos de delirantes son la difenhidramina y el dimenhidrinato.

Depresantes:

Los antidepresivos son medicamentos que disminuyen la cantidad de neurotransmisión en el cerebro. Esto provoca un efecto de reducción en la estimulación y la excitación. En otras palabras, tienen un efecto sedante psicológico. Los ejemplos incluyen el etanol y el éter.

Inhalantes:

Los inhalantes causan un potente efecto psicoactivo pero de corta duración a través de la inhalación de vapores. Un ejemplo común es el uso de los nitratos, también conocidos como "poppers".

Opioides:

Un opioide es una substancia química que tiene efectos similares a los de la morfina y otros opiáceos. Se utiliza principalmente para reducir el dolor y calmar el cuerpo. Hay muy pocos opioides legales, siendo uno de ellos los productos de kratom.

Nuevos subidones legales, investigación de productos químicos y el NPS

Como ya hemos mencionado, nuevos subidones legales están siendo constantemente creados o descubiertos. Los gobiernos no pueden mantenerse al día con la velocidad con la que se producen, y esto se debe en parte a que es muy fácil hacerlo. En el Informe Mundial sobre las Drogas de las Naciones Unidas del 2013, se señala que "el sistema internacional de control de drogas se hunde, por primera vez, ante la velocidad y la creatividad del fenómeno conocido como nuevas sustancias psicoactivas (NPS) ". Una gran cantidad de compuestos nuevos entra en los mercados, y los reguladores no pueden mantenerse al día. E incluso si lo hacen, es una situación impotente, como se observa en el informe: "la planificación tiene poco o ningún impacto en el uso de la sustancia".

Para producir una "nueva sustancia psicoactiva", todo lo que se necesita es alguien con un poco de conocimiento de química para establecer la composición molecular de una droga ilegal y modificarla un poco. Siempre que la composición química sea diferente a la de las drogas ilícitas, son técnicamente legales, y es probable que tengan efectos similares. Una vez que tengas este modelo, todo lo que necesitas es encontrar un laboratorio dispuestos a producirla - un informe anecdótico sugiere que no son difíciles de obtener, especialmente en China.

El hecho lamentable de este desarrollo es que muchos nuevos compuestos no han sido investigados por su perfil de toxicidad. Al contrario que sustancias como el cannabis o los psicodélicos naturales, que se han usado durante milenios, el efecto de los compuestos nuevos es en gran medida desconocido. Mientras que ninguna droga se puede calificar de "segura", el uso de productos químicos de investigación puede suponer un riesgo significativamente mayor que utilizar sustancias con una historia más larga. Un buen ejemplo de ello es el MPTP - l-metil-4-fenil-1,2,5,6-tetrahydropyridine - que después de solo tres usos produce una degeneración cerebral parecida al parkinson. Mientras que algunos compuestos pueden ser perfectamente seguros, usar compuestos nuevos a menudo te convierte en un conejillo de indias humano.

Código de Conducta de Nueva Zelanda

Aunque que los gobiernos luchan para mantenerse al día con el ritmo de nuevos subidones legales, o consiguen lenta pero seguramente. Con este fin, la industria de los subidones legales de algunos países está trabajando hacia el reconocimiento y la seguridad. Un ejemplo de esto se encuentra en Nueva Zelanda, donde se ha puesto en marcha un cuerpo auto-regulador de la industria, así como un código de conducta.

El objetivo de esta medida es ayudar a aquellos que venden subidones legales de manera comercial a permanecer dentro de los límites de la ley y mantener un alto estándar de regulación. A muchas personas les preocupa la idea de los subidones legales, pero si la industria se asegura de mantener altos estándares y actúa con responsabilidad, puede que gane a los ojos de los sectores preocupados de la comunidad, así como ante el gobierno.

 

Zamnesia

Best legal highs