Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar


Información Sobre Hierbas Para Vapear

¿QUÉ SON LAS HIERBAS PARA VAPEAR?

Hay toda una gama de hierbas que se pueden vaporizar con el fin de proporcionar numerosos beneficios. Algunas tienen efectos psicoactivos, otras, propiedades terapéuticas y/o medicinales. Técnicamente, vapear hierbas es una forma de aromaterapia. Muchas de las hierbas utilizadas para este fin tienen una larga historia de uso en muchas culturas. La principal ventaja de vaporizar hierbas es que no se inhalan los subproductos tóxicos que se liberan al fumar.

Hay muchas hierbas que se pueden usar para vapear, unas más conocidas que otras. Muchas de ellas se consumen para aliviar el estrés y la ansiedad, mejorar el sueño, elevar el estado de ánimo o combatir la sensación de depresión. También ayudan con los problemas digestivos, relajan el cuerpo, y alivian las náuseas y los dolores de cabeza. Se dice que las hierbas vaporizadas ayudan a combatir la gripe, las infecciones pulmonares, los resfriados y el dolor de garganta, ya que tienen fuertes efectos antibacterianos y antibióticos. Existe una hierba para cada trastorno y para cada consumidor. Algunas son aún más potentes si se combinan con otras.

VENTAJAS DE VAPEAR HIERBAS

Aunque las distintas hierbas pueden proporcionar diversos beneficios para el consumidor, todas ellas contienen ciertos compuestos como terpenos, flavonoides, sesquiterpenoides y flavonoles. Estos compuestos están disponibles gracias a la vaporización. Ten en cuenta que muchas hierbas para vapear tienen varios usos. Por ejemplo, cierta hierba podría potenciar la energía y también ser un afrodisíaco.

El potencial de las hierbas para combatir la ansiedad y la depresión no era un secreto para los antiguos griegos, romanos y chinos, que utilizaban estas especies en sus boticas. Hierbas como la manzanilla afectan de forma positiva a la red de neuronas involucradas en las emociones, la excitación, y ciertos procesos cognitivos y de memoria. Su efecto neuroendocrino se une a los receptores del ácido gamma-aminobutírico (GABA) del cerebro. Estos receptores realizan funciones complejas de modulación dentro de las neuronas que combaten los trastornos del estado de ánimo y tienen efectos ansiolíticos. Además, pueden afectar a los receptores de dopamina para que sientas motivación y placer. Algunos incluso imitan la función química de los antidepresivos de forma natural.

Vapear hierbas también puede ayudar a relajarte, eliminar el estrés y combatir el insomnio. Algunas hierbas estimulan la producción de glicina, que relaja los nervios y los músculos y actúa como un suave sedante. El terpeno crisina, presente en muchas hierbas, también tiene efectos sedantes y relajantes. La lavanda contiene linalool, que calma y fomenta el sueño. En el extremo opuesto a las hierbas que inducen sueño, están las que potencian la energía. Gracias a la presencia de cafeína y otros estimulantes en algunas hierbas, puedes mantenerte alerta y sentir un aumento de energía.

Para los que buscan alivio del dolor, la vaporización de hierbas podría resultarles muy útil. Esto se debe a que actúan como sustancias antisépticas, antibacterianas y relajantes musculares. El loto azul, por ejemplo, es conocido por sus efectos psicoactivos, pero también se utiliza para combatir los espasmos, las migrañas, el dolor menstrual y los acúfenos.

Un sistema digestivo saludable es fundamental para una buena salud en general, y estas hierbas son un método tradicional de estimular la digestión. Son ideales para acelerar y favorecer la digestión y la secreción mediante la reducción de gases, la distensión abdominal y otros síntomas generales causados por alergias alimentarias e indigestiones. Algunas incluso ayudan al cuerpo a expulsar gases. Por ejemplo, los aceites volátiles del toronjil ayudan a relajar los músculos de la vejiga y el estómago, lo que ayuda con los gases y los calambres. Además, vaporizar hierbas puede aliviar los trastornos hipertensivos y los problemas gástricos en general.

Si sientes una falta de deseo sexual, podrías vaporizar hierbas, porque algunas de ellas actúan como afrodisíacos, que aumentan la vitalidad y la energía, y estimulan el sistema nervioso central. El placer sexual también se puede potenciar mediante la euforia.

CONSEJOS PRÁCTICOS PARA VAPORIZAR HIERBAS

Para sacar el máximo partido a la vaporización de hierbas, hay ciertas cosas que hay que tener en cuenta. En primer lugar, deberás estar seguro de la calidad de la hierba que vas a utilizar. Si tienes la seguridad de que el producto es de calidad y no tiene pesticidas ni ninguna otra sustancia dañina, es el momento de adentrarse en el mundo de las hierbas para vapear.

Infórmate sobre las temperaturas exactas a las que se deben vaporizar las distintas hierbas, ya que todas tienen diferentes rangos en los que liberan todo su potencial. De esta forma, también evitarás quemarlas.

Tus hierbas deberán estar secas, pero no demasiado. Si se convierten en polvo en tu mano, están demasiado secas. Para obtener la mejor experiencia de vaporización, tendrán que contener un poco de humedad. Por otro lado, no deben estar mojadas ni húmedas al tacto.

Si aún no lo tienes, compra un grinder. Tendrás que asegurarte de triturar bien las hierbas antes de colocarlas en la cámara del vaporizador. Esto garantizará que el calor se transfiera de forma eficaz a través del material vegetal.

Deberás conseguir un vaporizador de calidad con una buena producción de vapor y un ajuste preciso de temperatura. También deberás mantener limpio el dispositivo para obtener el mejor resultado. Inhala lentamente para evitar obstrucciones en la boquilla y refrescar la cámara.