Producto añadido con éxito a tu carrito de la compra.
Pagar

Mataró Blue (Kannabia) feminizada

Mataró Blue (Kannabia) feminizada

La Mataró Blue produce tantos cristales que quizás tengas que ponerte unas gafas de sol cuando recojas la cosecha de esta preciosidad.

Estado inventario: En stock

29,00 IVA incluído

Añadir al carrito

Todas las combinaciones posibles:
Número de semillas: 5 € 29.00 En stock
3 cantidades 5 cantidades 10 cantidades
-5% -10% -15%
  • Más
  • Reseñas (0)
  • Preguntas (0)
  • Informe De Cultivo
  • Restricciones

KANNABIA - MATARÓ BLUE: UN CRUCE MUY COMPLEJO DE TRES GRANDES CEPAS!


La Mataró Blue es la combinación de 3 cepas de gran calidad salida del laboratorio de Kannabia. Han cogido una Blueberry, una Mazar-i-Sharif que es la afgana original, y su propia Black Domina para crear esta variedad. El resultado es una planta conocida por su capacidad para producir un hachís potente de gran calidad, pero también es una preferida entre sibaritas que disfrutan fumando cosas diferentes.

Es una planta muy productiva cuando se siembra en exterior, pero en interior también rinde por encima de la media. Puede volverse bastante frondosa y alcanzar una altura de aproximadamente 2 metros. Desarrolla una gran cantidad de cogollos gigantes que podrían necesitar algún tipo de apoyo para sostener su tremendo peso. Su enorme cola apical está rodeada de numerosos cogollos en las ramas laterales cubiertos con un manto de resina brillante y produciendo un olor bastante fuerte cuando está en la última parte de su fase de floración. Por ello se recomienda una buena ventilación cuando se planta en interior.

La Mataró Blue es una favorita para muchos cultivadores y fumadores porque nunca defrauda. Su cosecha es de la mejor calidad y su delicioso sabor es un capricho, acompañado de un colocón muy profundo y elevado.


Marca Kannabia
Genética 75% Indica / 25% Sativa
Padres Black Domina x Mazar-i-Sharif x Blue Monster
Periodo De Floración 58-65 days
Producción En Interior 600 g/m2
Producción En Exterior 800 g/plant
Altura En Exterior 200cm
Época De Cosecha (Exterior) Finales De Septiembre/Octubre
Disponible Como Semilla Feminizada
     
    Nadie ha publicado reseñas aún



    No puedes publicar una reseña porque no estás registrado como cliente

    Iniciar sesión / registrarse

Aún no hay preguntas de clientes.

Haz una pregunta
Tu pregunta ha sido enviada a nuestro equipo. ¡Gracias por la pregunta!
Haz una pregunta
ocultar formulario
Nombre:
Email:
Pregunta:
  Haz una pregunta

Informe De Cultivo Mataro Blue

Mataro Blue: un híbrido complejo y delicioso

¡Prepárate para otro cultivo interior al rojo vivo! Esta vez vamos a centrarnos en el rendimiento de la Mataro Blue en cultivos de interior.

GENÉTICA

La Mataro Blue de Kannabia se ha ganado una buena reputación por sí misma. Bueno, por lo menos en España, su tierra natal. Tal vez fuera de su tierra, este complejo híbrido no sea tan conocido. En este informe vamos a darte los detalles sobre el cultivo de este híbrido de dominancia índica. Esta variedad es una mezcla entre la Blue Monster, la Black Domina, y la Mazar-i-Sharif. Cuenta con una gran potencia, y su sabor fresco a frutas del bosque es una combinación triunfadora. La Mataro Blue es una variedad de las que te hace la boca agua, así que deberías conocerla.

DIARIO DE CULTIVO

Inicialmente, el enfoque de este cultivo de interior era hacer una prueba con el último kit de LED y variedades híbridas de marihuana de gran calidad. Pero resultó que este cultivo iba a ser una batalla contra el calor intenso. Y en el caso de la Mataro Blue, un fenotipo problemático. Para ver la comparación entre la Mataro Blue y la Kaboom, de Kannabia, o la Gorilla Glue, de Zamnesia Seeds, cultivadas bajo las mismas condiciones, puedes echar un vistazo a sus informes de cultivo.

GERMINACIÓN

La Mataro Blue resultaba demasiado tentadora como para dejarla fuera de este cultivo. Además de 3 semillas de Gorilla Glue, añadí 1 de Mataro Blue y 1 de Kaboom a mi fiambrera, junto con papel de cocina húmedo. El método del papel absorbente funcionó bien, como siempre. ¡Gran éxito! 100% de germinación. La última del grupo, la Mataro Blue, rompió su cáscara a las 48h.

PLÁNTULAS

La plantación arrancó perfectamente con un ciclo de luces 18/6, con una LED Dorm Grow de espectro completo, situado 90cm por encima de las plantas. Al trasplantar primero las pequeñas raíces primarias de la Mataro Blue a una maceta Air-pot de 12 litros, se eliminó el riesgo de que la planta sufriera estrés por trasplante más adelante. Los únicos fertilizantes necesarios para el buen desarrollo de esta fase de la plántula fueron suplementos de micronutrientes, a través del riego.

Con una mezcla ligera de tierra, sustrato de coco y perlita se creó un medio adecuado y bien aireado, para que las raíces se desarrollaran rápidamente. Tras 14 días de la germinación, aparte de un par de hojas enrolladas, la Mataro Blue estaba sana y feliz en la tienda de cultivo de 1,5m.

CRECIMIENTO VEGETATIVO

Mientras la Gorilla Glue y la Kaboom empezaban a crecer con un increíble vigor híbrido, la Mataro Blue era claramente la renacuaja de la tienda de cultivo. Por supuesto, podía tolerar la misma dosificación de micro y macronutrientes de potencia media que las otras variedades, pero sin duda le costaba mantener el ritmo.

El día 28 se realizó una poda apical. Esto ayudó a equilibrar la copa de las plantas y dio a la Mataro Blue una oportunidad para alcanzar a las otras en cuanto a crecimiento vertical, y con un poco de suerte, ramificarse de manera más generosa. Tras una semana de recuperación, sin duda parecía más frondosa, y se acercaba más a la Gorilla Glue y la Kaboom.

FLORACIÓN

Con el inicio del ciclo 12/12, la Mataro Blue empezó a estirarse. El crecimiento lateral prácticamente se detuvo, mientras los 4 cogollos principales se elevaban verticalmente. Esto resultó manejable durante la primera y segunda semana de floración, pero cuando en la tercera una ola de calor veraniego provocó temperaturas por encima de los 30ºC, la Mataro Blue estaba en verdadero peligro. Se me pasó más de una vez por la cabeza eliminarla del cultivo.

Pero se libró de ser cortada, por poco.

Simplemente añadiendo una bolsa de CO₂ en la tercera semana, el cultivo recibió un nuevo impulso de vida. La Mataro Blue estaba verde y sana, pero ya estaba claro que este fenotipo en concreto no era una variedad triunfadora, y que crecía más como una sativa que como un híbrido de fuerte dominancia índica.

Durante la cuarta semana se tuvo que aplicar drásticamente la técnica lollipopping, para evitar que la Mataro Blue produjera una cosecha con cogollos ligeros y esponjosos. Mientras la Kaboom y la Gorilla Glue se estiraron hasta medir alrededor de 1 y 1,2m respectivamente, la Mataro Blue creció hasta una altura de 1,4m acercándose peligrosamente a la LED Dorm Grow, sin más espacio vertical para maniobrar.

A partir de aquí, había que recolocarla y girarla constantemente para evitar quemaduras. Si hubiera habido una luz HPS de 600W, el cultivo probablemente hubiera sido un desastre al rojo vivo y hubiera acabado prematuramente.

Al final de la sexta semana, mientras el resto de las plantas engordaban sus cogollos y los cubrían de resina, la Mataro Blue se estaba quedando atrás. De hecho, parecía que necesitara unas 4-6 semanas más para acabar la floración. Sus hojas incluso se estrecharon como las de una sativa mientras progresaba la floración. La única característica que la salvaba era un atractivo aroma a frutos del bosque.

Los fertilizantes y los estimulantes para la floración en concreto parecían no tener efecto sobre ella. Se estiraba, desarrollaba muchas hojas, pero era reacia a florecer abundantemente. Desesperado por sacarle algún tipo de cosecha, durante la séptima y octava semana apliqué una defoliación de arriba hacia abajo para evitar que las hojas de abanico hiciesen sombra a los cogollos.

COSECHA

En el día 60, comencé un lavado con una solución ligera y agua pura. En el día 68, mi paciencia estaba llegando a su fin y la Mataro Blue ya estaba lista. Aunque hubiera podido tener una semana más para madurar completamente, parecía poco probable que la cosecha engordara mucho más, así que era el momento de cortar mis pérdidas, literalmente.

Las colas estaban llenas de huecos y no eran muy espesas. Vale, el estrés por el calor era en cierto modo el culpable. La proporción de flores respecto a la de hojas no era impresionate, y los cogollos necesitaban mucha manicura. Al final se recuperaron 43g de cogollos secos y mediocres, y se colocaron en un frasco hermético de 2l para su curación durante 2 semanas.

INFORME DE FUMADA

Cultivar la Mataro Blue fue frustrante, y no fue tan resistente o tolerante a las altas temperaturas como la Gorilla Glue o la Kaboom. A veces, cuando cultivas solo una planta de cualquier variedad desde semilla, puedes toparte con un fenotipo no deseado. En lo que respecta a esto, la Mataro Blue no es única.

Sus cogollos eran sueltos y llenos de hojas, así que por su aspecto no ganaría ningún premio. Pero por el lado bueno, al fumarla resultaba rica y bastante potente. Los mejores cogollos (a los que tardé una eternidad en podar las hojas) estaban escarchados con resina y tenían un dulce sabor a frutas del bosque. Un colocón cerebral alegre, combinado con un efecto físico sedante, hacen que valga la pena cultivarla de nuevo. La próxima vez iré a la caza de un fenotipo de dominancia índica, más bajo y de mayor rendimiento. Y tendré cuidado de garantizar que las condiciones ambientales sean óptimas.

RESUMEN: la Mataro Blue puede ser una variedad de marihuana increíble de cultivar. Este informe de cultivo puede ayudarte a que saques lo mejor de ella, al aprender de nuestros errores. A veces, cuando cultivas desde semillas, te llevas una decepción. Así que aquí tienes la verdad buena, la fea y la mala sobre el cultivo de la Mataro Blue.

No enviamos este producto a los siguientes países:
Suiza, Noruega

27 otros productos de la misma categoría: