Cómo Cultivar Tu Primera Planta De Marihuana En 10 Pasos


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogCómosCultivo de Marihuana

Tu Primera Planta De Marihuana


Para algunos, cultivar marihuana es un pasatiempo. Muchos cultivadores quieren autoabastecerse. Otros quieren volverse profesionales. Todo comienza con una semilla. En esta guía paso a paso, te ofrecemos una hoja de ruta para que tengas éxito en tu primer cultivo de cannabis.

CULTIVAR MARIHUANA ES FÁCIL

El cannabis se cultiva en todo el mundo. Cultivar tu propia hierba es fácil. No necesitas experiencia para tener un cultivo exitoso de cannabis. Todo lo que necesitas es información y el compromiso de continuar con el plan de cultivo. Estos 10 pasos te conducirán desde la siembra hasta la cosecha. Prepárate para unirte a la comunidad de cultivo.

PASO 1: DECIDE SI VAS A CULTIVAR EN INTERIOR O EXTERIOR

DECIDE SI VAS A CULTIVAR EN INTERIOR O EXTERIOR

La primera decisión que debe tomar un cultivador es el estilo de cultivo que adoptará. Puedes cultivar en exterior siempre y cuando el clima sea cálido y tengas un mínimo de 8 horas por día de luz solar. El cultivo en interior puede convertirse en una operación continua durante los 365 días del año. La temporada de cultivo en exterior en un clima caluroso sureño puede extenderse desde la primavera hasta el otoño. En los climas fríos del norte, el período de cultivo puede ser de tan solo 8-10 semanas durante el verano.

El tiempo es fundamental para quien cultiva en exterior. Si siembras las semillas demasiado tarde, el clima de invierno puede arruinar el cultivo antes de llegar a la cosecha. Por otro lado, si siembras demasiado temprano, las cepas fotoperiódicas estarán en la fase de crecimiento vegetativo durante un período largo hasta que el ciclo natural de día-noche se acerque al 12-12 ideal para inducir la floración. Por el contrario, el cultivo de cannabis en interior permite que el cultivador controle el ciclo de luz.

ARTÍCULO RELACIONADO
Las 10 Mejores Cepas De Cannabis Feminizadas

Gracias a la dedicación de expertos y a nuestros años de experiencia tenemos una gran colección de semillas de cannabis.

PASO 2: ASEGÚRATE DE TENER LA LUZ NECESARIA

LUZ SOLAR

Asegúrate De Tener La Luz Necesaria: Luz Solar

Quienes cultivan en exterior deben sembrar las semillas en el momento adecuado. Para saber cuándo hacerlo, debes investigar el clima y los datos disponibles sobre tu localidad. Otro punto importante es decidir si utilizarás una maceta o si sembrarás directamente en el suelo. Las plantas de cannabis necesitan mucha luz del sol. Si tu planta está en una maceta, puedes moverla hacia donde esté la luz si la ubicación original recibe sombra en algún momento de la temporada. Además, si el clima empeora, puedes llevar las plantas hacia dentro de tu casa para refugiarlas.

LÁMPARAS DE CULTIVO DE LA VIEJA ESCUELA

Quienes cultivan en interior deben invertir en un equipo de iluminación y un temporizador. Las lámparas de descarga de alta intensidad (HID) son una fuente de iluminación confiable y accesible. Los balastos digitales regulables de 400W y 600W son una buena opción si cuentas con un presupuesto ajustado. Puedes disminuir la salida para colgar el reflector más cerca de las plantas y reducir el exceso de calor. Además, mantendrás las facturas de la luz bajo control. Los microcultivadores que utilizan armarios y gabinetes personalizados deben utilizar un sistema de 250W.

Tanto las lámparas de haluro metálico para el crecimiento vegetativo como las lámparas de sodio de alta presión suelen sobrecalentarse. Los extractores y los ventiladores de entrada deben ser bastante potentes para mantener condiciones óptimas en el entorno. A veces, es necesario contar con aire acondicionado en cultivos con múltiples lámparas. El kit de iluminación clásico de balasto, lámpara y reflector es lo que utilizan los cultivadores profesionales en la actualidad.

TECNOLOGÍA DE ILUMINACIÓN AVANZADA

TECNOLOGÍA DE ILUMINACIÓN AVANZADA

Las lámparas fluorescentes compactas sirven como luz complementaria durante la floración o como fuente de iluminación independiente durante la fase vegetativa como alternativa a las lámparas de haluro metálico. Son frías, pero tienen una penetración de la luz limitada en comparación con las lámparas de HID o de LED. Puedes colgarlas cerca del dosel y mantener el consumo de energía al mínimo.

La iluminación LED es la tecnología de iluminación del futuro para los cultivos de interior. Lamentablemente, los kits de LED de mejor rendimiento tienen un precio elevado. Los sistemas de espectro completo se pueden utilizar durante todo el ciclo de vida del cannabis. Están listos para el cultivo. Con este tipo de iluminación de nueva generación, puedes olvidarte de los balastos, los reflectores y de cambiar lámparas cada año.

Las ventajas principales de las luces de LED son que son frías y que emiten mucha más luz que calor en comparación con las lámparas de HID. Si quieres cultivar cannabis a largo plazo, vale la pena invertir en un kit de LED de buena calidad si tienes el dinero. Los kits de LED de última generación tienen una vida útil de aproximadamente una década y consumen un 50-75% menos de energía que un kit de HID comparable. Si quieres cultivar durante un largo tiempo, las luces de LED se pagarán con lo que ahorres en electricidad.

PASO 3: ¿MEDIO DE CULTIVO?

cannabis MEDIO DE CULTIVO

Las plantas de cannabis prosperan en diversos sustratos. Los tres medios de cultivo más comunes son la tierra, la fibra de coco y los sustratos hidropónicos, como las bolas de arcilla expandida. La tierra es más permisiva y actúa como amortiguador para la zona de la raíz. La fibra de coco y los sustratos hidropónicos requieren de mayor precisión a la hora de aplicar fertilizantes. Los cultivadores principiantes suelen elegir la tierra por este motivo.

Comenzar con fibra de coco o sustrato hidropónico no es mucho más complicado. Todos deben comenzar por algún lado. La diferencia principal es que la tierra suele tener nutrientes suficientes para sustentar el desarrollo de la planta durante las primeras semanas. No obstante, el cultivo en fibra de vidrio o sustrato hidropónico requiere la aplicación de fertilizantes desde el comienzo.

Siempre debes comprar sustratos específicos para cannabis en un growshop. La tierra con fertilizantes de liberación lenta que se compra en los viveros no es adecuada para el cultivo de cannabis. Se necesita experiencia y mucha experimentación para lograr tener un suelo enriquecido a medida. Hasta que ganes experiencia, utiliza los sustratos comprados. No son costosos y no te darán sorpresas desagradables.

ARTÍCULO RELACIONADO
El Dilema del Novato: Tierra vs Hidro

De todas las formas de cultivar cannabis, las dos más populares son con tierra o con un sistema hidropónico. ¿Qué son cada una y cuáles...

PASO 4: COMPRA FERTILIZANTES

COMPRA FERTILIZANTES

Los fertilizantes específicos para cannabis son fundamentales. La mayoría de los growshops ofrecen packs de inicio de fertilizantes de marca. Prácticamente todas las marcas de fertilizantes más populares tienen líneas diseñadas para adaptarse al medio de cultivo seleccionado. Algunos fertilizantes básicos se formulan para tener el pH perfecto. Si eres principiante, ajustar el pH cada vez que riegas es un problema más que deberás tener en cuenta.

Si utilizas una línea de fertilizantes que no tiene un pH perfecto, deberás controlar el pH. Luego necesitas ajustarlo hasta que encuentres el punto justo para tu sustrato. Para lograrlo, necesitas un medidor de pH y un frasco de solución para aumentar o disminuir el pH. Para obtener una absorción de nutrientes óptima, quienes cultivan en tierra necesitan un pH de 6,0-6,5, y quienes cultivan en hidro o fibra de coco, un pH de 5,5-6,0.

En general, los fertilizantes químicos son los mejores para el cultivo hidropónico, ya que producen una menor acumulación de sal que puede producir bloqueos en el sistema de irrigación. Los nutrientes orgánicos son perfectos para el cultivo en tierra. Los cultivos en fibra de coco requieren de un complemento con calcio-magnesio.

Los principiantes no deben entusiasmarse demasiado con los complementos además de los fertilizantes básicos. Las pociones complejas y los elíxires mágicos son un desperdicio de dinero en esta etapa de tu carrera como cultivador. Se recomienda un cronograma simple de fertilización-riego-fertilización-riego con macro y micronutrientes. A veces, no se le da importancia al silicio; sin embargo, debe considerarse un complemento semanal esencial para todos los sustratos.

PASO 5: ELIGE BIEN LAS SEMILLAS

Buscador De Semillas De Marihuana

La genética será el factor decisivo de todo cultivo, ya sea en interior o exterior. La cepa adecuada será el tipo de marihuana que prefieras. No obstante, también debe ser adecuada para tu plantación. Para tener una idea de las posibles cepas, puedes usar nuestros recursos en línea, como nuestros top 10 de semillas de cannabis feminizadas y autoflorecientes.

También puedes encontrar una selección de cepas adecuadas en nuestro buscador de semillas. Introduce los atributos y las características que buscas. A continuación, espera a que nuestro buscador de semillas genere una lista con las cepas que coincidan con tus especificaciones.

Los híbridos de predominancia índica y las cepas autoflorecientes suelen ser las opciones más fáciles de cultivar para los principiantes. Requieren poco mantenimiento, no crecen tanto y se desarrollan más rápidamente, en especial en comparación con las variedades de predominancia sativa, que son altas y tardan en florecer. Entrenar y podar tus plantas son habilidades que requieren práctica. Para tu primer cultivo, será mejor que cultives plantas pequeñas y compactas. No te compliques.

PASO 6: GERMINA LAS SEMILLAS

GERMINA LAS SEMILLAS

Existen muchos métodos para germinar semillas. Como en estos momentos te estás iniciando en el cultivo, necesitas un método sencillo con una buena tasa de éxito. El kit Smart Start es una forma fácil de germinar semillas para el cultivador inexperto. En 1-8 días, tus semillas brotarán. Es mejor almacenar el Smart Start en un propagador para mantener una humedad relativa (HR) alta. La planta de cannabis prefiere una HR alta, en el rango de 50-70%, hasta la transición a la fase de floración.

Aunque quieras cultivar en exterior, se recomienda que germines las semillas en el interior de tu casa. Muchos cultivadores las dejan al lado de una ventana soleada durante toda la etapa de plántula antes de trasladarlas afuera. La mayoría de las plantas de cannabis prefieren las temperaturas de entre 20 y 30°C durante el día y no menores que 15°C durante la noche.

PASO 7: VEGETACIÓN

La Fase De Crecimiento Vegetativo En El Cultivo De Cannabis

En cuanto brotan las plántulas en la superficie del medio de cultivo, requieren de luz. Cuando las plántulas tengan 2-3cm, trasládalas directamente del Smart Start a la maceta final. Las cepas de cannabis fotoperiódicas pueden quedar indefinidamente en la fase de crecimiento vegetativo con un ciclo de luz 18/6, aunque lo común es entre 4 y 8 semanas. Quienes cultivan en exterior necesitan comenzar durante la primavera/verano, cuando los días son más largos.

Las cepas autoflorecientes suelen tener una fase de crecimiento vegetativo de tan solo 3-6 semanas y comienzan a florecer independientemente del ciclo de luz. Estas semillas se pueden sembrar en cualquier temporada. Sin embargo, 18+ horas para el ciclo de vida total de 8-12 semanas es el ciclo de luz ideal para los híbridos de ruderalis. Las plantas de cannabis más jóvenes requieren una cantidad mínima de fertilizantes y complementos. Los fertilizantes con nitrógeno y enzimas para la zona de la raíz suelen ser todo lo necesario.

Además, las plantas de cannabis tienen un aroma penetrante. Si cultivas en interior, es buena idea invertir en algo para controlar el olor. Puedes instalar un filtro de carbono en el extractor con conductos y/o instalar dispositivos absorbentes de olores en la sala.

ARTÍCULO RELACIONADO
Cómo Eliminar El Olor A Marihuana

El cannabis desprende un penetrante aroma que a veces hay que disimular. Descubre las formas más ingeniosas de mantener en secreto tus...

PASO 8: FLORACIÓN

la fase de floración de la marihuana

Las cepas de cannabis fotoperiódicas ingresarán a la fase de floración cuando cambies a 12-12. La fase de floración tarda aproximadamente 8-12 semanas. El ciclo de luz-oscuridad debe ser constante e ininterrumpido. En exterior, el cannabis florece naturalmente y de forma más gradual a medida que los días se vuelven más cortos hacia el final del verano/principio del otoño. Como mencionamos antes, el cannabis autofloreciente hace el cambio independientemente del ciclo de luz.

Los fertilizantes necesarios en esta etapa son aquellos que contienen fósforo y potasio. La aplicación de nitrógeno disminuye, y el cultivador debe empezar a abonar con fertilizantes con más P y K. Muchos cultivadores también añaden complementos con estimuladores de la floración. Las plantas de cannabis duplican o triplican su altura durante la floración. En interior, deberás ajustar las luces varias veces para evitar quemar la parte superior de las flores.

PASO 9: COSECHA

Cuándo Y Cómo Cosechar Y Secar Tu Cannabis

Durante las últimas dos semanas de la floración, se recomienda enjuagar el medio de cultivo con agua pura o una solución de enjuague suave. Los fertilizantes modificarán el sabor de la marihuana si te saltas este último paso. Hasta los fertilizantes biológicos requieren de enjuague.

Te darás cuenta de que tus plantas están listas para la cosecha si observas los vellos de los cogollos. Cuando un 50-75% haya desarrollado un color rojo, anaranjado, rosado o marrón, las flores están listas. Si quieres ser más preciso, un telescopio de bolsillo te dará una visión con más detalle de las cabezas de resina. Lo ideal es que la mayoría sean blanquecinas y algunas de color ámbar. Eso indica que es hora de empezar a cortar. Si la mayoría sigue siendo transparente, debes esperar.

Para cosechar una planta, puedes hacerlo rama por rama o cortar las plantas pequeñas desde la base del tallo principal. El objetivo es eliminar la mayor cantidad posible de hojas de las flores. Las hojas de azúcar se pueden guardar para preparar hachís. Usa guantes de látex y tijeras para cortar cuidadosamente las hojas de los cogollos.

ARTÍCULO RELACIONADO
El Lavado De Raíces

El lavado de raíces es muy importante en el cultivo del cannabis. Puede solucionar algunos problemas, y con un lavado antes de la cosecha...

PASO 10: SECADO Y CURADO

SECADO Y CURADO

Los cogollos recién cosechados y cortados se deben secar en un lugar oscuro durante 10-14 días. Se deben mantener a temperatura ambiente y en un 50% de HR para evitar la formación de moho. Algunos cultivadores utilizan un armario y cuelgan los cogollos con un sedal de pesca. Otros eliminan lo más que pueden del tallo y secan los cogollos en estantes, dándoles vuelta cada dos días para garantizar que se sequen de forma pareja. Los cogollos esponjosos se pueden secar en bolsas de papel estraza en tan solo una semana.

Podrás fumar tu hierba cuando esté seca. Sin embargo, si quieres aprovechar al máximo su potencia, su sabor y su fragancia, debes curar tu cannabis. Simplemente debes almacenar los cogollos dentro de frascos de vidrio durante 2-3 semanas más en un lugar oscuro.

Debes mantenerlos a temperatura ambiente y en un 60% de HR. También sirve abrir los frascos durante 10 minutos todos los días para prevenir la acumulación de humedad. Si eres paciente, disfrutarás de todo el perfil de cannabinoides y el espectro de sabor que la cepa tiene para ofrecer.

ARTÍCULO RELACIONADO
Las 10 Mejores Formas De Fumar Marihuana

Independientemente de si te gustan las caladas suaves o abundantes, hay más de una forma de fumar tu hierba favorita.

Top Shelf Grower

Escrito por: Top Shelf Grower
Veterano cultivador de marihuana natural de Dublín, Irlanda, que actualmente anda suelto en el sur de España. 100% comprometido en ofrecer los mejores informes sobre el cultivo de marihuana.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados