Diferencia: Fertilizantes Sintéticos vs Naturales

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCultivo de Marihuana

Diferencia: Fertilizantes Sintéticos vs Naturales

Fertilizantes sintéticos vs orgánicos, es un tema muy debatido en lo relacionado con el cultivo de cannabis. Así que veamos las ventajas y desventajas de cada uno.

En lo que respecta a elegir entre un fertilizante orgánico y otro sintético, al cannabis le va a dar exactamente lo mismo. Para él, nutrientes son nutrientes. Sin embargo, estos dos tipos muy distintos de fertilizantes, tienen unas diferencias muy importantes.

FERTILIZANTES ORGÁNICOS

Lo primero que hay que entender, es que la palabra "orgánico" no significa lo mismo para fertilizantes que para comida. Los fertilizantes orgánicos son productos que vienen con sus nutrientes en forma natural, como deshechos vegetales o animales que han sido procesados al mínimo. Esto a menudo significa que son mucho más naturales, y más parecidos a lo que las plantas de cannabis encontrarían de forma natural en la tierra, que a los fertilizantes sintéticos refinados y altamente procesados – que a menudo están hechos de petróleo.

VENTAJAS DE LOS FERTILIZANTES ORGÁNICOS

1. Un producto final mejor en potencia

La principal ventaja del uso de un fertilizante orgánico con respecto al cannabis, es el producto final. Todo lo que le des al cannabis, va a acabar en el brote de una u otra forma residual, y aunque esto puede no ser un problema para la planta de cannabis, lo puede ser para ti. Es de sobra conocido que los fertilizantes sintéticos pueden hacer que el humo del producto sea mucho más áspero. Por este motivo, el cannabis alimentado con fertilizantes sintéticos se suele purgar antes de la cosecha, aunque es imposible eliminar toda la "contaminación". Esto es algo menos preocupante con los fertilizantes orgánicos, ya que no dejan residuos químicos – y se traduce en lo que muchos creen que es un humo más suave.

2. La calidad del suelo es mejorada

Los fertilizantes orgánicos no solo alimentan al cannabis, también sustentan a los numerosos organismos beneficiosos del suelo, y mejoran su estructura y su interacción con las raíces del cannabis.

3. Menor riesgo de sobrealimentación

Los fertilizantes orgánicos tienden a liberar sus nutrientes de forma muy lenta, lo que hace que sea más difícil sobrealimentar al cannabis.

4. Menor riesgo de acumular toxinas

Al ser mucho más naturales los fertilizantes orgánicos, no suelen dejar acidez ni sales residuales en el suelo, lo que ayuda a prevenir la acumulación de toxinas y a conservar la salud de la planta.

5. Son Ecológicos

Los fertilizantes orgánicos son más ecológicos que la otra opción, y a menudo se consideran una fuente renovable.

DESVENTAJAS DE LOS FERTILIZANTES ORGÁNICOS

1. Son lentos, a veces demasiado

La liberación de nutrientes de un fertilizante orgánico, sigue las leyes de la naturaleza, y no siempre los proporciona en el momento en el que se necesitan. Es más una estrategia a largo plazo, y proporciona una liberación constante pero lenta.

2. Son más débiles

El ratio nutritivo de los fertilizantes orgánicos, a menudo se desconoce, y el porcentaje total de nutrientes tiende a ser mucho más bajo que el de los fertilizantes sintéticos.

3. Pueden ser caros

El fertilizante orgánico de tienda suele salir más caro a largo plazo, ya que se necesita más para conseguir el mismo resultado que con una menor cantidad de fertilizante sintético.

4. Puede ser difícil

Aunque en potencia resulta en una experiencia más suave de fumado, el cultivo con fertilizantes orgánicos puede ser todo un reto, debido a la falta de control específico.


FERTILIZANTES SINTÉTICOS

Los fertilizantes con base sintética son artificiales, y son productos altamente procesados que se crean para tener un contenido muy específico y controlado. A menudo están elaborados con derivados del petróleo y del gas natural. Al ser de naturaleza tan específica, ofrecen muchas ventajas, pero también tienen varios inconvenientes.

VENTAJAS DE LOS FERTILIZANTES SINTÉTICOS

1. Son potentes y específicos

A diferencia de los fertilizantes orgánicos, los fertilizantes con base sintética tienen un contenido potente y específico, que te permite saber lo que le estás dando exactamente a tus plantas de cannabis en cuanto a ratio y contenido nutritivo – una gran ventaja para los cultivadores expertos que desean controlar hasta el último detalle de su cultivo.

2. Los nutrientes se liberan de forma inmediata

Debido a su composición, los nutrientes de los fertilizantes sintéticos están disponibles para su absorción de forma inmediata, lo que te permite asegurarte de que tu cannabis está recibiendo lo que necesita, cuando lo necesita.

3. Son baratos

Los fertilizantes sintéticos sueles ser más baratos en comparación a la otra opción, y proporcionan una buena relación calidad/precio.

4. Es más fácil conseguir una buena calidad

Gracias a los altos niveles de control que ofrecen los fertilizantes sintéticos, suele ser más fácil que los novatos produzcan un cultivo de buena calidad en general.

DESVENTAJAS DE LOS FERTILIZANTES SINTÉTICOS

1. Producen un brote más áspero en potencia

Como ya hemos visto en la sección de los fertilizantes orgánicos, se cree que los fertilizantes sintéticos de base química dejan residuos en las plantas de cannabis. Al fumar, esto resulta en una experiencia mucho más áspera – que reduce un poco su calidad.

2. No sustentan el suelo

Aunque tienen todo lo que el cannabis necesita, los fertilizantes sintéticos no se suelen elaborar para que nutran también el suelo, lo que debilita los cimientos del cultivo.

3. Mayor riesgo de sobrealimentación

Al estar los nutrientes disponibles de forma inmediata, es mucho más fácil que se quemen las plantas, e incluso que mueran debido a la sobrealimentación.

4. Deja toxinas en el suelo

Los fertilizantes sintéticos son a menudo muy ácidos, y dejan residuos de sales en el suelo. Esto afecta de forma drástica al pH, y a menudo se requiere de un mantenimiento extra para que el suelo sea seguro, sano y libre de sales. Si se deja que se acumule la sal, puede afectar a la absorción de nutrientes y resultar en una desnutrición.

5. No son para nada ecológicos

La producción de fertilizantes sintéticos se considera insostenible y perjudicial para el medio ambiente.


CÓMO ELEGIR EL QUE TE CONVIENE

Cuando se trata de decidir entre los dos, no hay respuesta correcta ni equivocada. Qué tipo de fertilizante es mejor, es un tema muy debatido, y en el fondo es una cuestión de cuál es el que mejor se ajusta a tus necesidades. ¿Quieres un cultivo natural que respete el medio ambiente y el suelo? ¿O prefieres tener un control total de lo que das a tu cannabis? A fin de cuentas, deberás elegir lo que mejor se adapta a tu situación.