Cómo Preparar Aceite de Oliva con Cannabis

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisRecetas

Cómo Preparar Aceite de Oliva con Cannabis

La mantequilla de cannabis no es la única forma de añadir hierba a tus alimentos. Una alternativa mucho más sana es hacer aceite de oliva con cannabis.

Durante la última década, la tecnología responsable de los extractos y concentrados de cannabis, ha avanzado de manera importante. Dejando atrás las técnicas más tiernas y tempranas, la supercrítica tecnología con CO2 encabeza actualmente la pureza y potencia, y produce un aceite prístino y limpio. La extracción con butano también produce unos excelentes concentrados, y además el equipo es mucho más económico que el del CO2 - pero viene con riesgos tanto para el productor como para el consumidor, si no se hace correctamente. Pero entre todas las nuevas tecnologías para la extracción, una de las más eficaces y antiguas se ha quedado un poco en segundo plano: El aceite de oliva. De acuerdo, el aceite de oliva no se puede fumar. Pero cuando se trata de comestibles, pocas cosas superan la sencillez del aceite de oliva.

Lo que quizás te sorprenda, es que un estudio ha averiguado que el aceite de oliva es el solvente más eficaz para todo un espectro de extracción de cannabis, junto al etanol. Se ha averiguado que tanto el aceite de oliva como el etanol extraen todos los cannabinoides y terpenos de manera muy eficaz, pero el aceite de oliva elimina muy poca clorofila, lo que es una gran ventaja sobre el etanol. En conclusión, el estudio averiguó que el "aceite de oliva [es] la elección más óptima para la preparación de aceites de Cannabis para la automedicación. El aceite de oliva es barato, no inflamable ni tóxico, y solo hay que calentarlo hasta el punto de ebullición del agua". Una desventaja, sin embargo, es que el aceite de oliva no se puede concentrar. Esto hace que la ingestión de cantidades grande sea más difícil, pero en la mayoría de los casos, su potencia es más que suficiente.

En lo que respecta a comestibles con base de cannabis, el problema más grande al que se enfrenta la mayoría es la infusión - encontrar una forma efectiva de incorporar el cannabis a los alimentos, sin arruinar la marihuana ni la comida en el proceso. Muchos optan por utilizar mantequilla de cannabis por su naturaleza versátil y su fácil aplicación. Pero la mantequilla no va bien con todos los platos. En esos casos, la mejor elección es el aceite de oliva con cannabis. Lo bueno del aceite de oliva con cannabis es que no solo es más sano, también se puede usar en ¡prácticamente toda comida salada que te puedes imaginar!

Esto es lo que necesitas:

- Aceite de oliva virgen
- Cannabis, finamente molido

- Colador
- Grinder (batidora, molinillo de café, robot de cocina, etc.)
- Baño María, olla de cocción lenta, cazuela, etc.

Instrucciones

1. Muele el cannabis. Puedes incluir los recortes, las flores, o ambos - es cuestión de gustos.

2. Dosifica el aceite y el cannabis. Normalmente, un ratio de 2:1 aceite/cannabis (por volumen) es un buen sitio para empezar. Como alternativa, llena un recipiente con la hierba y cúbrela por completo con el aceite.

3. Deja que el aceite se cueza al baño María, sin dejar que hierva y removiendo constantemente. Si ves que se empiezan a formar burbujas en el aceite, baja la temperatura y aparta la mezcla del fuego hasta que se enfríe un poco.

4. Después de un par de horas, deja que se enfríe el aceite y ya está listo para colarlo y almacenarlo. La vida útil del aceite es de al menos dos meses, y se puede extender si se conserva en el grigorífico.

¡Ya tienes tu aceite de olvia con marihuana!