Blog
Aceite De Coco De Cannabis
4 min

Cómo Hacer Aceite De Coco De Cannabis

4 min
Headshop Recipes

El aceite de coco de cannabis es algo obligatorio para los que les gusta experimentar con el cannabis. Es fácil de hacer, sano y ¡puede animar mucho tus comidas! Hemos puesto una receta fácil para asegurarnos de que tengas siempre una.

Los comestibles con cannabis inducen un subidón más intenso y prolongado que al fumar o vapear hierba. Cuando se saborean unos brownies o pasteles o se toman bebidas medicinales, el cuerpo metaboliza el THC de forma distinta, lo que se traduce en un colocón recreativo más agudo y un efecto medicinal más pronunciado. Aunque algunos consumidores de cannabis podrían tener dudas a la hora de elaborar comestibles en casa, en realidad es bastante fácil, sobre todo si se utiliza aceite de coco con cannabis.

ARTÍCULO RELACIONADO
Cómo Hacer Tus Propios Comestibles Con CBD

El CBD es cada vez más popular como aditivo y suplemento para la salud. ¿La buena noticia? Es muy fácil de extraer en casa.

El aceite de coco con cannabis es básicamente una versión sin lácteos de la cannabutter. Este aceite impregnado de cannabinoides se usa como cualquier otro aceite de cocina, y se puede añadir fácilmente a todo tipo de platos y bebidas. Se puede utilizar en postres como pasteles y galletas, e incluso mezclar una cucharadita con el café o té de por las mañanas. Los cannabinoides son lipófilos y se mezclan muy bien con las grasas. Cuando se cocina con cannabis, se utilizan sustancias grasas para extraer los cannabinoides deseados del material vegetal e incorporarlos al concentrado. El aceite de coco es una fuente rica de grasas saludables que contiene aproximadamente 12g de grasa saturada por cucharada.

USOS Y BENEFICIOS PARA LA SALUD DEL ACEITE DE COCO

USOS Y BENEFICIOS PARA LA SALUD DEL ACEITE DE COCO

El aceite de coco es ideal para cocinar con cannabis, no solo por su excelente sabor, sino porque ofrece numerosos beneficios adicionales. Además de ocupar un lugar prominente en la cocina, el aceite de coco se puede utilizar en el cuarto de baño como crema hidratante para la piel. Los cannabinoides añadidos potenciarán sus propiedades cosméticas.

El aceite de coco también es considerado por mucha gente como un súper alimento, y es una estupenda fuente de grasas saludables. Los ácidos grasos del aceite de coco se conocen como triglicéridos de cadena media (TCM), y son moléculas que se dirigen al hígado y actúan como fuentes inmediatas de energía para el cerebro. Una de las grasas de este aceite, denominada ácido láurico, se transforma en una sustancia llamada monolaurina al ser digerida. La monolaurina es muy eficaz para combatir ciertos patógenos como bacterias, virus y hongos, entre los que se incluyen el estafilococo áureo y la Candida albicans.

Receta de Aceite De Coco De Cannabis

Antes de empezar con la receta, vale la pena señalar que cocinar con aceites puede ser peligroso. Si el aceite caliente entra en contacto con la piel, puede causar quemaduras graves. Por esta razón es importante protegerse para hacer aceite de coco de cannabis.

Otra cosa a considerar es que esta es una excelente manera de usar los recortes, tallos y hojas del cannabis. Se puede utilizar el brote, pero muchos ven esto como un desperdicio de un buen material para fumar. Las hojas y otros materiales de desecho también contienen algunos cannabinoides, y esta es una excelente forma de extraerlos y aprovecharlos.

ARTÍCULO RELACIONADO
Qué Hacer Con Los Recortes Del Cannabis: 5 Ideas Estupendas

Aunque no son tan potentes como los brotes, los recortes tiene mucho que ofrecer si se utilizan de forma correcta. Así que aquí os damos...

A continuación, te mostramos cómo elaborar tu propio aceite de coco con cannabis.

Ingredientes

  • Una olla eléctrica

  • Agua destilada - 1,5 litros

  • Aceite de Coco - 200 gramos

  • Marihuana - 50 gramos

  • Un recipiente grande

  • Guantes de látex

  • Un tamiz fino

  • Un aparato para colar

  • Una batidora/molinillo

INSTRUCCIONES

La siguiente receta se basa en 200 gramos de aceite de coco, o aproximadamente una "taza". Esto se puede duplicar, triplicar o lo que sea, para adaptarlo a tus necesidades.

  1. Bate o tritura el cannabis lo más fino que puedas. Esto maximizará su superficie, lo que garantiza que se pueda extraer la cantidad óptima de cannabinoides. Trata de que tenga la consistencia del café molido.

  2. Coloca 200 gramos de aceite de coco en la olla y ponla a fuego lento para que se derrita.

  3. Una vez que el aceite de coco está derretido, añade el cannabis a la olla. La medida de 50 gramos está basada en la utilización de una mezcla de materia vegetal. Si utilizas brote o hachís puros, necesitarás menos. (Experimenta con cada lote para encontrar el nivel que te guste más).

  4. Añade 1,5 litros de agua destilada. El agua actúa como filtro para el exceso de clorofila del cannabis, lo que permite que el producto final tenga mejor sabor. También ayuda a evitar que los cannabinoides se destruyan antes de mezclarse con el aceite.

  5. Tapa la olla y sube el fuego a una temperatura alta. Vuelve al cabo de una hora y remueve la mezcla de materia vegetal. Esto garantiza que toda la superficie del cannabis sea utilizada durante el proceso de unión química entre el aceite y los canabinoides.

  6. Después de una hora, baja la temperatura y deja que la mezcla se cocine durante 4-24 horas, removiendo cada hora. Cuanto más tiempo lo dejes, mayor será el contenido de cannabinoides que se mezclará con el aceite.

  7. Apága el fuego y deja que se enfríe hasta que sea seguro trabajar con él sin sufrir quemaduras.

  8. Coloca la mezcla con una cuchara en un colador, para separar la materia vegetal, y viértelo en el recipiente - un tamiz de café de estilo francés es ideal para esto. Si no tienes uno, utiliza un tamiz para eliminar la materia vegetal y apriétala bien sobre el recipiente - aún habrá una sorprendente cantidad de aceite en la materia vegetal, así que asegúrate de escurrirla bien.

  9. El recipiente debe contener ahora una mezcla de agua y aceite. Cúbrelo y ponlo en el frigo toda la noche. Se separará en dos capas, con el aceite solidificándose en la parte superior.

  10. Al día siguiente, retira con cuidado la capa superior de aceite sólido. ¡Trata de que no se caiga en el agua! Puedes desechar el agua.

  11. Es posible que observes una pequeña cantidad de materia en la parte inferior del pastel de aceite. Para eliminarla, recaliéntalo y se derretirá, y luego cuélalo con un colador fino. Ponlo en el frigo para que se re-solidifique.

ARTÍCULO RELACIONADO
Top 10 De Recetas De Cannabis

En la actualidad, cada vez más personas usan marihuana por diversos motivos. Desde por amor a la hierba hasta por los increíbles beneficios...

¡Ya tienes el aceite de coco de cannabis listo para usar! Se puede guardar en la nevera o en el congelador para su posterior uso en la cocina. Ten en cuenta que no durará mucho en el frigorífico. Lo mejor es dividirlo en porciones individuales y colocarlas en bolsitas con cierre y congelarlas. Esto permite que no tengas que preocuparte de usar todo el aceite antes de que se ponga malo en la nevera, y que no tengas que descongelar todo el lote cada vez que quieras usar un poco.

Zamnesia

Escrito por: Zamnesia
Casionalmente, nuestro blog cuenta con colaboradores procedentes de diferentes sectores, con una amplia variedad de experiencias y conocimientos de un valor incalculable.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
Headshop Recipes
Buscar por categorías
o
Buscar