Cómo Cultivar Y Cuidar El Cactus San Pedro


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : BlogCactus De MescalinaCómosPsicodélicosRecetas

Cultivar El Cactus San Pedro


El cactus San Pedro impresiona por su tamaño y aspecto, así que puede ser un estupendo adorno para cualquier jardín o invernadero. Pero además, este cactus tiene valor enteogénico, ya que contiene el compuesto psicodélico mescalina.

El cactus San Pedro es un cactus del género Echinopsis de la familia Cactaceae. Esta planta es nativa de la Cordillera de Los Andes, donde crece a una altitud de hasta 3.000m. Se encuentra en Argentina, Bolivia, Chile, Ecuador y Perú, y en la actualidad se cultiva en todo el mundo. Es un cactus columnar que crece rápidamente. El San Pedro tiene un tronco principal de color verde que va de claro a oscuro, con un diámetro de entre 6 y 15cm. Tiene unas areolas o muescas blancas, repartidas de forma uniforme a lo largo de sus costillas, que producen unas 7 espinas de color amarillo o marrón. Este cactus es bastante alto, y alcanza alturas de entre 3 y 6m. El cactus San Pedro tiene numerosos usos; posee un papel muy importante en la medicina tradicional y veterinaria, y a menudo se utiliza como planta ornamental.

¿QUÉ ES EL CACTUS SAN PEDRO?

Ahora que nos hemos familiarizado un poco más con el cactus San Pedro, es el momento de pasar a lo interesante. El cactus San Pedro ha sido utilizado en un marco religioso durante más de 3.000 años por parte de ciertas culturas aborígenes de América, especialmente en Perú, donde se han descubierto grabados y restos antiguos de esta planta. Su preparación tradicional consistía en cortar el tronco y hervir los trozos. Luego se dejaba enfriar y se bebía. Es probable que este brebaje se consumiese junto a otras sustancias psicoactivas y plantas sagradas como la coca o el tabaco.

El San Pedro es más conocido por sus propiedades psicoactivas, que son producto de los numerosos alcaloides de la planta, siendo el más famoso de ellos la mescalina. La mescalina, o 3,4,5-trimetoxifeniletilamina, es un alcaloide psicodélico perteneciente a la clase de las fenetilaminas, y es conocido por sus efectos alucinógenos, que han sido comparados a los de la psilocibina y el LSD.

La mescalina produce una serie de efectos subjetivos entre los que se incluyen una percepción alterada del tiempo y la conciencia, alucinaciones visuales con los ojos tanto abiertos como cerrados, y cambios en el proceso del pensamiento. La mescalina es conocida por inducir distorsiones visuales de forma.

Las propiedades psicodélicas de la mescalina están relacionadas con los neurotransmisores dopamina y serotonina. Esta molécula funciona de forma parecida a otros compuestos psicodélicos, activando el receptor de serotonina 5-HT2A.

GERMINACIÓN

Germinación San Pedro

El cactus San Pedro se puede cultivar en casa con fines ornamentales o por sus propiedades enteogénicas. Para empezar con el proceso del cultivo, se deben germinar las semillas. Para ello, vas a necesitar lo siguiente:

Algunos de estos ingredientes se van a utilizar para crear una mezcla de tierra en la que crezcan las semillas, compuesta por un 50% de tierra, un 20% de arena, un 20% de guijarros, y un 10% de perlita.

INSTRUCCIONES

Instrucciones Cultivar San Pedro

Perfora unos agujeros pequeños en el fondo de la caja para que sirvan de drenaje y eviten que se acumule el agua. El exceso de agua puede ser un problema y contribuir a la pudrición de la raíz. Coge los guijarros y divídelos en dos montones de igual tamaño; esparce uno de los montones en el fondo de la caja, formando una capa de piedras.

A continuación, mezcla la tierra con la arena, la perlita y el resto de los guijarros. En este punto, puedes optar por esterilizar la mezcla para asegurarte de eliminar cualquier microorganismo no deseado. Para ello, caliéntala en el horno durante 1 hora a una temperatura de 80°C. Añade un poco de agua para que esté ligeramente saturada. Si la mezcla gotea, es que está demasiado húmeda; basta con añadir un poco más de tierra para solucionar este problema. Pon la mezcla de tierra en la caja, encima de la capa de guijarros.

Es el momento de sembrar las semillas del cactus San Pedro. Coloca unas cuantas sobre la superficie de la mezcla y, con la ayuda de un punzón de madera o un lapicero fino, empújalas hacia dentro. Sólo hay que enterrarlas a unos pocos milímetros de profundidad.

FACTORES MEDIOAMBIENTALES

Factores Medioambientales

El cactus San Pedro prefiere una temperatura de entre 20 y 30ºC durante el período de germinación. Coloca la caja cerca de una fuente de calor; pero vigílala para asegurarte de que no se seque por completo.

La humedad es otro factor a tener en cuenta durante la germinación. Con el tiempo, el cactus será capaz de tolerar un entorno seco, pero durante los primeros días, es aconsejable mantener el ambiente húmedo, cosa que se puede conseguir pulverizando de vez en cuando el contenido de la caja. También se pueden utilizar humidificadores.

El cactus en proceso de germinación también necesita una iluminación adecuada; no es bueno exponerlo a la luz solar directa durante este período. Utiliza una fuente de luz artificial durante la primera etapa, con un total de 16-18 horas diarias. Después de 2-3 meses, podrás colocar el cactus bajo la luz indirecta del sol, y después de 1 año, bajo luz directa.

CÓMO CUIDAR DE TU CACTUS

Cómo Cuidar De Tu Cactus

Al igual que cualquier otra planta, el cactus San Pedro necesita cariño y cuidados para poder prosperar. Si quieres que tus plantas estén felices y saludables, deberás tener en cuenta ciertos factores.

Un exceso de riego puede convertirse en un problema. A los cactus les gustan los ambientes secos y no necesitan ser regados muy a menudo. El riego en los meses de invierno podría causar problemas, debido a las bajas temperaturas - tendrás que regarlo, pero asegúrate de mantenerlo a un mínimo. De primavera a otoño, es aconsejable hacerlo con moderación, y proporcionarle agua extra durante los veranos calurosos.

Este cactus también necesita fertilizantes de vez en cuando para que crezca sano. Existen abonos específicos para cactus. Los cactus prefieren una pequeña cantidad de nitrógeno y grandes cantidades de potasio y fósforo. Un buen ratio de NPK para cactus es 4-7-7 o 2-7-7.

VIDEO: EL ORIGEN DEL CACTUS DE MESCALINA

Luke Sumpter

Escrito por: Luke Sumpter
Luke Sumpter es un periodista afincado en el Reino Unido, especialista en salud, medicina alternativa, hierbas y remedios psicoactivos. Ha escrito para medios como Reset.me, Medical Daily o The Mind Unleashed sobre estos y otros temas.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados