Blog
Todo Lo Que Debes Saber Sobre Los Tricomas
8 min

Cómo Aumentar La Producción De Tricomas De La Marihuana

8 min

¿Quieres llevar tus plantas de marihuana al siguiente nivel? Sigue leyendo para saber cómo actuar a lo largo del ciclo de vida de una planta de marihuana para maximizar la producción de tricomas, lo que conlleva mayores niveles de cannabinoides y terpenos.

Los tricomas son el alma de los cogollos de marihuana. Sin ellos, no habría sabor, ni cannabinoides y, lo que es más importante, no habría colocón. Sin embargo, a muchos cultivadores no les basta con dejar que las plantas desarrollen tricomas y quedarse tranquilos. En cambio, unos simples cambios a lo largo de las etapas vegetativa y de floración pueden maximizar la producción de tricomas, ayudando a que tus cogollos resinosos alcancen todo su potencial.

Pero antes de adelantarnos demasiado, vamos a explicar rápidamente qué es exactamente un tricoma y por qué el estrés es un principio fundamental para potenciar la producción de tricomas.

¿Qué son los tricomas?

¿Qué Son Los Tricomas?

Echa un vistazo a los cogollos de marihuana con un microscopio, y verás que de la superficie sobresalen miles de "setas" blancas y glandulares. Vale, no son setas exactamente, pero cada tricoma tiene una punta bulbosa, así que se han ganado ese apodo. Esta punta bulbosa alberga resina que contiene terpenos y, por supuesto, cannabinoides como el THC. En resumen, sin los tricomas, fumar hierba sería una experiencia tremendamente deslucida.

Por supuesto, las plantas de marihuana no evolucionaron durante miles de años solo para desarrollar tricomas para que pudiéramos fumarlas o vaporizarlas. Los tricomas son un mecanismo biológico de defensa que las plantas de cannabis utilizan para protegerse de las plagas y los patógenos. Al centrarse en la naturaleza protectora de los tricomas, los cultivadores pueden mejorar o aumentar su producción.

¿Por qué es importante el estrés "bueno" para la producción de tricomas?

¿Por Qué Es Importante El Estrés

Al fomentar que una planta de marihuana active sus defensas, podemos aumentar la producción de resina y, por tanto, de cannabinoides y terpenos. La clave, sin embargo, es distinguir entre el estrés bueno y el malo (el que acaba obstaculizando o incluso matando a una planta).

La explicación más sencilla de por qué el estrés bueno ayuda a la producción de tricomas es pensar en cómo responde tu propio cuerpo a las situaciones de estrés. El estrés es una reacción inevitable y a menudo necesaria que no solo nos ayuda a concentrarnos, sino que incluso puede aumentar la resistencia; un resultado beneficioso cuando nos enfrentamos a fechas límite de entrega de trabajos de última hora, por ejemplo. En casos como el de una tarea urgente, el factor estresante no es interminable: sabes que la situación se avecina y sabes cuándo terminará.

Para aumentar la producción de tricomas, tenemos que aplicar el mismo principio a las plantas de cannabis, sometiéndolas a varias situaciones estresantes pero manejables. Al aplicar estrés suavemente a una planta durante la etapa vegetativa y de floración, es posible activar su mecanismo de autodefensa y aumentar la producción de resina sin causar daños irreparables.

Artículo relacionado

Técnicas HST Y LST Para Entrenar Tus Plantas De Cannabis

Durante la fase vegetativa

Durante La Fase Vegetativa

Puede que una planta joven solo lleve unas cuantas semanas en el mundo, pero eso no significa que no podamos someterla a un poco de estrés para conseguir una planta más fuerte. Aunque el estrés no aumentará necesariamente la producción de tricomas de forma directa (ya que no hay ninguno en esta fase), puede ayudar a la estructura y estabilidad de la planta, lo que tiene efectos beneficiosos en el desarrollo de los tricomas más adelante.

Prueba a entrenar las plantas de marihuana con estrés

Hay dos opciones para entrenar una planta de cannabis joven: el entrenamiento de bajo estrés (LST) y el entrenamiento de alto estrés (HST). El primero utiliza varias técnicas para doblar y manipular suavemente las plantas hasta conseguir la forma deseada, mientras que el segundo es mucho más agresivo y suele consistir en cortar o romper el tallo cuando las plantas ya han desarrollado varios nudos.

Ambas opciones pueden funcionar, pero el HST funciona mejor si lo realiza una persona con experiencia. Si nunca has probado el supercropping o el main-lining, te recomendamos que te limites a las opciones de bajo estrés. No olvides que este factor de estrés es uno de los muchos que existen para aumentar la producción de tricomas, y debes asegurarte de que cada planta tenga tiempo suficiente para recuperarse. El LST (ScrOG) tiene un impacto más insignificante en el crecimiento de la planta en comparación con el HST.

Inicio del periodo de floración

Inicio Del Periodo De Floración

La fase vegetativa ha transcurrido sin problemas, y tus plantas de cannabis están listas para dar el paso a la floración. En esta transición crucial puedes hacer algunos ajustes sencillos para poner en marcha la producción de tricomas.

Suplementos para potenciar los tricomas

Añadir suplementos potenciadores de tricomas a la mezcla es una sugerencia sencilla, pero que a menudo se pasa por alto. Eso no quiere decir que una mezcla de tierra decente y la proporción estándar de NPK no hagan maravillas con la mayoría de las plantas, pero el objetivo es llevar la producción de tricomas al máximo.

Como tal, hay ciertas fórmulas fertilizantes que puedes emplear con una combinación específica de macro y micronutrientes. No vamos a entrar en los detalles de cada una; solo asegúrate de seguir las recomendaciones de dosificación del fabricante para lograr los mejores resultados.

Utiliza luces muy potentes

Las plantas de marihuana fotoperiódicas avanzan a lo largo de su ciclo vital en función de los cambios en el horario de luz. Sin embargo, para sacar el máximo partido a tus plantas no basta con ajustar el horario, sino que también deberás acertar con la intensidad y la cobertura de la luz. Optimizar la exposición y la calidad de la luz durante las horas de encendido maximizará la capacidad de tus plantas para desarrollar cogollos grandes y resinosos.

Un par de trucos que puedes utilizar es añadir luces laterales para garantizar una cobertura completa en toda la canopia. También puedes apostar por las luces LED y colocarlas lo más cerca posible de las plantas, sin que se quemen o se calienten. Por último, piensa en la posibilidad de revestir el cuarto o el armario de cultivo con material reflectante para mejorar la cobertura general, ya que es mucho más barato que utilizar iluminación suplementaria.

Artículo relacionado

Cómo Utilizar Lámparas LED Para Maximizar Tu Cosecha De Marihuana

2-3 semanas antes de la cosecha

2-3 Semanas Antes De La Cosecha

Con una rutina de fertilización bien definida y una (o varias) luces bien colocadas, tus plantas de cannabis van viento en popa. Aunque parezca que el final está a la vista, hay un par de medidas que podemos adoptar para seguir impulsando la producción de resina.

Complementa con luz UV-B

Algunos cultivadores confirman la capacidad de la exposición a los rayos UV-B para potenciar los tricomas, especialmente durante las últimas semanas de la fase de floración. Y aunque no hay investigaciones científicas sobre el tema, la teoría es que los tricomas ayudan a proteger las plantas de cannabis de los rayos UV, por lo que aumentar la exposición puede incrementar la producción de tricomas.

La fuente de UV-B más fácil de conseguir es una lámpara de cultivo de haluros metálicos, así que añadir una a tu cultivo debería ser un asunto sencillo y relativamente barato. La principal precaución con los rayos UV-B es el daño que pueden causar tanto a la planta como al cultivador. No conviene exponer las plantas de marihuana a cantidades excesivas de UV-B antes de las 2-3 primeras semanas de su desarrollo. Como cultivador, asegúrate siempre de llevar gafas y ropa de protección para limitar el impacto sobre tus ojos y tu piel.

Artículo relacionado

Cómo Aumentar El Nivel De THC Usando Luz UV

Modificar la humedad y la temperatura

La humedad y la temperatura son fundamentales para tener una cosecha de marihuana exitosa. De hecho, nunca llegarías a la fase de floración sin unos niveles adecuados de ambas, así que ¿por qué cambiar alguna de ellas a 2-3 semanas de la cosecha?

La respuesta es que queremos simular las condiciones que experimentaría una planta de cannabis en la naturaleza, imitando la llegada del invierno. Bajar la temperatura a entre 15-16°C y la humedad a 35-40% ayuda a lograr este objetivo, manteniendo las condiciones dentro de los niveles tolerables. El cambio indica a las plantas que "se acerca el invierno" y las anima a poner todo su empeño en la floración y la producción de tricomas (y por tanto de terpenos y cannabinoides) antes de que sea demasiado tarde.

7-10 días antes de la cosecha

7-10 Días Antes De La Cosecha

A estas alturas, los cogollos están bien formados y deberías notar que algunas ramas se inclinan con el peso de todos sus frutos. Dicho esto, en los últimos 7-10 días es cuando puedes maximizar la producción de tricomas con los conocimientos adecuados.

Clivaje de los tallos

Una práctica un tanto controvertida, el clivaje o división de los tallos es una actividad de alto estrés que puede determinar el éxito o el fracaso de tu cosecha (literalmente). Sin duda, es una técnica dirigida a quienes tienen experiencia en el cultivo de marihuana. Aun así, bisturí en mano, la idea es seccionar los tallos verticalmente, y luego insertar palillos para evitar que la abertura se cierre. Es imprescindible seguir una guía paso a paso, ya que un exceso de estrés tan cerca de la cosecha podría arruinar todo tu duro trabajo.

Artículo relacionado

Guía Para El Clivaje De Tallos De Cannabis

Enjuaga las plantas de cannabis para evitar el bloqueo de nutrientes

El lavado de raíces es una práctica habitual entre los cultivadores, y una de las técnicas de estrés más sencillas de nuestra lista. La idea del lavado es que la eliminación del exceso de nutrientes en el suelo hace que la planta entre en un breve ataque de pánico. En lugar de tener acceso a lo que necesita, debe centrarse únicamente en mantener y desarrollar los cogollos utilizando sus propias reservas de nutrientes. Con suerte, el resultado es un mayor nivel de terpenos y cannabinoides.

48 horas antes de la cosecha

48 Horas Antes De La Cosecha

A escasos días de cosechar tus cogollos maduros, entre tú y el éxito solo se interponen dos técnicas finales.

Regar con agua helada

Otra teoría no demostrada, pero que ha ido en aumento a lo largo de los años: regar las plantas de cannabis con agua helada. Supuestamente, la idea es provocar un shock en el sistema radicular de la planta y causar suficiente estrés para promover la producción de tricomas sin arruinar tu cosecha. Te interesa darles a tus plantas de cannabis los baños de hielo lo más cerca posible de la cosecha.

Deja las plantas de cannabis en oscuridad total durante 24-48 horas

De nuevo, esta técnica intenta imitar las condiciones que una planta de cannabis podría experimentar en la naturaleza. Al someter a las plantas a 48 horas de oscuridad total justo antes de la cosecha, algunos cultivadores creen que se estresa a la planta para que piense que ha perdido su oportunidad de florecer cuando las noches empiezan a ser más largas.

Aunque solo estemos manipulando el entorno, apagar las luces justo antes de la cosecha no supone ningún trabajo extra, así que vale la pena intentarlo. Solo tienes que asegurarte de que la temperatura y la humedad están equilibradas durante la fase de oscuridad para evitar que los cogollos se pudran o desarrollen moho en el último momento.

¿Qué aspecto tienen los tricomas cuando están listos?

¿Qué Aspecto Tienen Los Tricomas Cuando Están Listos?

Han sido unos meses muy emocionantes, y por el camino has probado algunos o todos los consejos descritos anteriormente para mejorar la producción de tricomas, ¿y ahora qué? Es hora de cosechar, por supuesto. Sin embargo, si tuviéramos que ofrecer un último consejo adicional, sería, por supuesto, cosechar los cogollos en el momento óptimo. Si se cosechan demasiado pronto, se reducirá la producción de tricomas. Si se cosechan demasiado tarde, cannabinoides como el THCA empezarán a degradarse en CBNA.

Artículo relacionado

¿Cuáles Son Los Beneficios De Los Diferentes Cannabinoides?

Hay varias maneras de saber cuándo los cogollos están listos para la cosecha, pero una de las más aceptadas es comprobar la coloración de los tricomas con un microscopio.

Cosecha cuando el 50-70% de los tricomas se hayan vuelto de color blanco lechoso. Combina este método con la comprobación de que la mayoría de los pistilos han pasado del blanco al naranja o al ámbar.

Todavía tendrás que exponer tus cogollos a un secado y curado exhaustivos, pero lo que tienes en tus manos debería ser el botín más cargado de tricomas de tu carrera como cultivador de marihuana. Recuerda que ninguna cantidad de estrés puede superar la genética de una planta. Empezar con una variedad de marihuana que sepas que da excelentes resultados, combinada con las técnicas anteriores, es la mejor manera de maximizar la producción de tricomas.

Luke Sholl
Luke Sholl
Luke Sholl lleva escribiendo sobre la marihuana, el potencial de los cannabinoides para el bienestar y la influencia positiva de la naturaleza, desde hace más de una década. Trabaja para diversas publicaciones centradas en los cannabinoides, y publica un contenido digital variado que está respaldado por una profunda sabiduría técnica y una investigación exhaustiva.
Cultivo Seedshop
Buscar por categorías
o
Buscar