Blog
Guía Sobre El Uso De Acuaponía Para Cultivar Marihuana
7 min

Guía Sobre El Uso De Acuaponía Para Cultivar Marihuana

7 min
Cultivo Seedshop

La acuaponía combina la hidroponía y la acuicultura en un ecosistema autosuficiente, donde puedes cultivar una marihuana realmente extraordinaria. Aprende sobre la acuaponía y cómo montar tu propio sistema en casa fácilmente.

La acuaponía es una excelente forma de cultivar marihuana, que combina las ventajas de la hidroponía y la piscicultura. Es un gran método si quieres alejarte del cultivo estándar en tierra, y no solo porque tiene un aspecto asombroso y causará impresión entre tus amigos.

Con una buena instalación acuapónica, básicamente estás creando un ecosistema casi autosuficiente donde los peces y la marihuana forman una relación simbiótica. Si esto te suena complicado, no te preocupes, porque realmente no es tan difícil.

En esta guía, te enseñaremos a montar tu propio sistema acuapónico casero, con solo unos pasos. ¡Prepárate para un cultivo extraordinario y unos cogollos magníficos!

¿Qué Es La Acuaponía?

¿Qué Es La Acuaponía?

La acuaponía es una combinación de acuicultura e hidroponía. Como esta última, implica cultivar marihuana en un medio sin tierra (o mayormente sin tierra) donde los nutrientes se administran mediante una bomba de agua; pero, en la acuaponía, los peces se encargan de la fertilización.

Básicamente funciona así: los peces comen y producen desechos (amoníaco), que las bacterias descomponen en nitratos. Entonces, mediante una bomba de agua, esta agua rica en nutrientes se lleva a un lecho de cultivo donde crecen las plantas. Las plantas absorben el nitrógeno a través de las raíces y, al hacerlo, limpian el agua, que luego vuelve al tanque donde están los peces.

Así, el sistema acuapónico forma un ciclo continuo, como hace la Madre Naturaleza en los ecosistemas acuáticos: los peces se alimentan de bacterias, las bacterias descomponen los excrementos de los peces (que se convierten en abono para las plantas), y las plantas limpian el agua para los peces. Todo esto hace que la acuaponía sea uno de los sistemas de cultivo más sostenibles y rentables.

Artículo relacionado

Cómo Eliminar Y Prevenir Las Algas En Cultivos Hidropónicos

¿Por Qué Cultivar Marihuana Mediante Acuaponía?

¿Por Qué Cultivar Marihuana Mediante Acuaponía?

Además de ser casi completamente autosuficiente, lo cual es claramente su mayor atractivo, la acuaponía tiene muchas ventajas (y solo algunos inconvenientes). Echemos un vistazo:

Ventajas De La Acuaponía

  • Totalmente ecológica y natural: al tener peces en el depósito, no puedes usar productos químicos dañinos. El cultivo ecológico y natural no solo mantendrá a los peces sanos y felices, sino también a las plantas.

  • Utiliza menos agua que otros métodos de cultivo: a diferencia de los sistemas hidropónicos tradicionales como el DWC (deep water culture), los sistemas acuapónicos necesitan mucha menos agua en general. Mientras que el DWC implica sustituir el agua cada tres semanas más o menos, la acuaponía es mucho más autosuficiente. Solo tendrás que rellenar el agua perdida por la evaporación.

  • Puede instalarse prácticamente en cualquier lugar: puedes montar un sistema acuapónico en interior, exterior, o en un invernadero.

  • Puede tener el tamaño que quieras: un sistema acuapónico puede ser lo suficientemente pequeño para un par de plantas, o tan grande como quieras.

  • Requiere menos tiempo: como el sistema está mayormente automatizado, requiere menos tiempo y esfuerzo que otros métodos de cultivo. Idealmente, lo único que tienes que hacer es alimentar a los peces.

  • Queda genial: los peces y la marihuana forman una combinación impresionante.

  • Es ideal para los cultivadores que quieran probar algo diferente.

Desventajas De La Acuaponía

  • No es el método más fácil ni más rápido de instalar.

  • Ajustar el sistema para que sea completamente autosuficiente puede llevar cierto tiempo.

Cómo Montar Un Sistema Acuapónico

Ahora, veremos cómo puedes montar tu propio sistema básico de acuaponía. Pero nuestro sistema no solo usará guijarros de arcilla como medio de cultivo. En lugar de eso, usaremos un sistema de “zona de doble raíz”.

¿Por qué? Los guijarros de arcilla, por sí solos, no proveerán suficientes nutrientes para complementar lo que proporcionan los peces y microbios; como resultado, este tipo de sistema suele ser pobre en fosfato y potasio. Al usar el sistema de “zona de doble raíz”, añadimos una capa de tierra que aumenta los nutrientes a niveles óptimos.

Aquí tienes cómo hacerlo:

1. Monta El Tanque Para Los Peces

Monta El Tanque Para Los Peces

Empecemos por lo obvio: los peces son seres vivos, igual que tú. Esto significa que debes crear un ambiente donde estén seguros, sanos y felices.

Dependiendo del tipo de peces que quieras conseguir (más información abajo), necesitarán cierto espacio. Por tanto, tendrás que conseguir un tanque del tamaño adecuado.

Para una instalación sencilla, será suficiente con un acuario acrílico estándar. También es posible poner los peces en otros recipientes, como un barril o recipientes grandes de grado alimentario. El tanque no tiene por qué ser elegante, siempre y cuando ofrezca un entorno adecuado para los peces.

Cuando añadas agua al tanque, sigue las mismas pautas que al montar una pecera. Primero, tienes que eliminar el cloro del agua; la forma más simple de hacer esto es dejar reposar el agua de grifo en un recipiente durante 1-2 días, para permitir que el cloro se evapore. Si el agua del grifo contiene cloramina en lugar de cloro (pregunta a tu proveedor de agua), será más difícil eliminarla sin la ayuda de productos químicos.

Tras eliminar el cloro, ¡el agua todavía no estará lista para introducir los peces! Primero debes dejar el sistema funcionando vacío, durante 4-6 semanas. Esto permitirá la acumulación de bacterias beneficiosas en el agua. De lo contrario, no habrá bacterias que se alimenten del excremento de los peces y, por tanto, no habrá nitratos para fertilizar las plantas.

También tendrás que instalar una bomba de agua: la bomba llevará el agua de la pecera hasta el lecho de cultivo (que contiene las plantas y sus raíces), y viceversa.

2. Monta El Lecho De Cultivo Con Zona Doble De Raíz

Monta El Lecho De Cultivo Con Zona Doble De Raíz

El lecho de cultivo es donde vamos a cultivar la marihuana. Lo instalaremos en una mesa de inundación situada encima de la pecera. Lo ideal es usar una bandeja de plástico grande y resistente, pero también puedes usar una bandeja de madera grande, o algo similar. Dado que vamos a colgar el lecho de cultivo sobre la pecera, debes colocarlo en un soporte resistente o en una mesa adecuada.

Empieza llenando la primera capa con guijarros de arcilla, que son un medio de cultivo eficaz, muy popular en hidroponía. Estos guijarros no contienen nutrientes por sí solos, tienen un pH neutro y no afectarán al agua del tanque.

Para hacer la zona de doble raíz, empieza añadiendo una capa de material permeable (por ejemplo, arpillera) sobre los guijarros de arcilla. A continuación, añade una capa de tierra encima de la arpillera. De este modo, creamos dos capas; una capa acuática en el fondo, y una capa terrestre en la parte superior. Ambas formarán sus propios ecosistemas que, con el tiempo, albergarán bacterias beneficiosas para ofrecer un máximo aporte de nutrientes naturales, una mejor retención de nutrientes y un intercambio óptimo de agua y gases.

Para mejorar el crecimiento de las plantas, puedes regar y abonar la capa superior de tierra por separado, sin contaminar el agua de los peces. Utiliza un fertilizante ecológico con fosfato y potasio. Pero procura mantener unos niveles bajos de fosfato y potasio ya que, de lo contrario, podría ser poco saludable para los peces y bacterias.

3. Añade Los Peces

Añade Los Peces

Una vez hayas dejado el sistema funcionado vacío durante 4-6 semanas, puedes añadir los peces.

¿Qué peces son más adecuados para este sistema? Hay varios tipos de peces que funcionan bien en los sistemas acuapónicos. Estos son algunos de los más habituales:

  • Carpa dorada: las carpas doradas defecan mucho. Como puedes imaginar, esto hace que sean ideales para la acuaponía.
  • Koi: el pez koi puede llegar a ser bastante grande. Asegúrate de que el tanque tenga el tamaño suficiente para acomodarlos.
  • Tilapia: un pez fácil de cuidar, ideal para principiantes.
  • Barramundi: un pez muy frecuente en acuaponía.
  • Peces ornamentales: los peces tetra, molly, guppy, etc., van muy bien.
  • Carpas, truchas, siluros y percas plateadas: todos estos peces son adecuados para acuaponía.

Como puedes ver, tienes muchas opciones al escoger peces para tu cultivo acuapónico. Pero ten en cuenta que no todos los peces se llevan bien entre ellos. Por ejemplo, los peces grandes como el barramundi no serían la mejor opción para combinar con los peces guppies, ya que los primeros podrían comerse algunos ejemplares de los segundos.

Las Mejores Variedades De Cannabis Para Un Sistema Acuapónico

Al buscar cepas para tu cultivo acuapónico, lo mejor es buscar variedades que prosperen en hidroponía en general. Por otro lado, tus opciones tampoco están limitadas a un grupo concreto de cepas, dado que aprovechamos el sistema de zona de doble raíz. Esto significa que puedes lograr buenos resultados con una gran selección de cepas. Tan solo debes asegurarte de tener el espacio y demás recursos necesarios para el tamaño y el ciclo de vida de la cepa elegida, ¡y ya podrás empezar a cultivar!

Artículo relacionado

5 Variedades De Cannabis Ideales Para El Cultivo Hidropónico En Aguas Profundas

Consejos Para Tu Cultivo Acuapónico

Consejos Para Tu Cultivo Acuapónico

La hidroponía, por sí sola, ya ofrece muchas ventajas respecto a otros métodos de cultivo. Una de ellas es que tienes casi todo bajo control, como la fertilización y el nivel de pH. Pero, por otro lado, esto también significa que el cultivo hidropónico es más delicado, y menos indulgente con los errores.

La acuaponía lo lleva todo a un nivel superior, ofreciéndote más flexibilidad que el típico sistema hidropónico. Por ejemplo, para fertilizar tu marihuana en un cultivo acuapónico, tienes al menos cinco opciones diferentes:

  • Puedes añadir un abono inocuo para los peces directamente a la pecera.
  • Puedes aumentar o reducir la cantidad de comida que das a los peces, o cambiar su dieta. Más excrementos de pez = ¡más nutrientes!
  • Puedes añadir un "mejorador del suelo" a la capa de tierra de la zona de doble raíz.
  • Puedes fertilizar la marihuana con abonos líquidos ecológicos en la zona superior de las raíces.
  • Puedes hacer pulverizaciones foliares a las plantas, según sea necesario.

Como hemos dicho, ¡hay muchas opciones! Lo bonito de todo esto es que, una vez hayas hecho todos los ajustes necesarios, tu sistema de acuaponía funcionará por sí solo, ¡con peces y plantas felices! ¿No es una gran manera de cultivar marihuana? ¡Nosotros también lo creemos!

Zamnesia

Escrito por: Zamnesia
Zamnesia ha dedicado muchos años a perfeccionar sus productos, gamas y conocimientos sobre todo lo relacionado con los psicodélicos. Impulsada por el espíritu de Zammi, Zamnesia te trae un contenido riguroso, imparcial e informativo.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
Cultivo Seedshop
Buscar por categorías
o
Buscar