Las 10 Mejores Canciones Sobre Drogas


Última edición :
Publicaciones :
Categorías : Arte & CulturaBlogTop

Canciones Sobre Drogas


Exploramos 10 de nuestras canciones favoritas sobre las drogas y analizamos lo que significan. Desde los años 60 hasta hoy en día, algunas cosas nunca cambian.

Como dijo una vez el comediante Bill Hicks:

“Veréis, creo que las drogas han hecho cosas fantásticas por nosotros. Lo digo en serio. Y si no creéis que las drogas han hecho cosas buenas por nosotros, hacedme un favor. Volved a casa esta noche, coged todos vuestros álbumes, vuestras cintas y vuestros CD y quemadlos. Porque sabéis qué, los músicos que han hecho esa música maravillosa que ha realzado vuestras vidas a lo largo de todos estos años, estaban muy drogados. Los Beatles estaban tan jodidamente drogados que permitieron que Ringo cantara algunas canciones”.

Nuestro querido y viejo amigo Bill tenía sin duda un don para salir ahí y soltar verdades incómodas. Fíjate si no en ese mantra de “sexo, drogas y rock and roll”, representa las tres cosas que hacen que el ser humano se dé rienda suelta al instante. Si lo haces bien, no te esperan más que grandes experiencias. Pero si no es así, a menudo todo acaba en un completo desastre.

Estas son nuestras 10 canciones favoritas sobre las drogas, sin un orden en particular, y que nos revelan la vida de sus artistas o al menos nos permiten adentrarnos en algunos de sus trapos sucios.

LUCY IN THE SKY WITH DIAMONDS - THE BEATLES

Si tenemos en cuenta que las iniciales de la canción conforman el acrónimo “LSD”, que su videoclip animado es una oda a la psicodelia, que la letra habla de cosas como chicas con ojos de caleidoscopio, gente con forma de malvavisco comiéndose caballos, e incluso de cielos hechos de mermelada… resulta complicado fiarse de las palabras de John Lennon, que afirmó que el tema simplemente se había inspirado en un dibujo que su hijo Julian había hecho en la guardería.

Es un poco demasiado obvio, John.

El álbum, lanzado en 1967, se publicó después de una larga temporada de gira de los melenudos de Liverpool. Por lo que parece se habían cansado de estar siempre en la carretera, así que dejaron la gira y se encerraron en un estudio, lo que dio como resultado el álbum Stg. Pepper’s Lonely Hearts Club Band. Los cuatro han hablado en numerosas entrevistas acerca de su desaforado entusiasmo por el LSD, así que no es sorprendente que decidieran dedicarle una canción en conjunto.

WHITE LINES (DON’T, DON’T DO IT) – GRANDMASTER FLASH

Grandmaster Flash es uno de los auténticos pioneros del hip-hop, sobre todo por su uso de tecnología novedosa como los acompañamientos en loop, los samples sinfónicos, las cajas de ritmo y los tocadiscos, todo bien sincronizado para crear la ilusión de una banda compuesta por 50 miembros. Este single de 1983 alcanzó el puesto nº 7 en las listas de éxitos del Reino Unido y el nº 49 en los Estados Unidos, lo que es toda una sorpresa si tenemos en cuenta lo poco ortodoxo que era su sonido por aquel entonces.

La canción habla de los riesgos y de los efectos del consumo de cocaína y del tráfico de drogas. En principio su objetivo era alertar a la juventud de aquellos años, pero de forma inesperada se convirtió en una suerte de himno para los cocainómanos que ha llegado hasta nuestros tiempos. Si la escuchas en un garito de fiesta, no debería llevarte más de 2 segundos adivinar quién va montado en un caballo blanco esa noche.

PURPLE HAZE – JIMI HENDRIX

Jimi Hendrix era todo un aficionado a la ciencia ficción y, sin lugar a dudas, uno de los mejores guitarristas que haya pisado la Tierra. Pero además solía dar paseos por Marte y Plutón, entre otros planetas, pues su música atestigua que disfrutaba viajando hasta el confín de la galaxia. Algunos hasta han tenido serias dudas de que él mismo era un extraterrestre.

Purple Haze se publicó en 1967 en el momento cúspide del movimiento “flower power”, más tarde inscribiría con letras de oro su nombre en la historia del rock gracias a su increíble actuación en el Festival de Woodstock en 1969. Se dice que el título de la canción tiene su origen en un encargo especial de LSD creado por el químico underground Owslet Stanley, apodado “Monterey Purple” en honor al Festival Internacional de Música Pop de Monterey de 1967, y en el que actuaron The Jimi Hendrix Experience.

Si analizamos esta historia al detalle, los hechos no se sostienen por ninguna parte. Purple Haze se publicó en marzo, pero el festival no tuvo lugar hasta junio. A menos que Jimi hubiese vuelto atrás en el tiempo y renombrase esa canción a modo de homenaje. Todo es posible con Jimi Hendrix.

MUSHROOMS - EMINEM

Eminem nos cuenta en esta canción la historia de un viaje que salió mal. No es que un mal viaje se disfrute demasiado, pero el tema vale la pena. El ritmo y los arreglos no son una maravilla, e incluso el coro suena infantil y vacilón. Nada sale excesivamente mal, excepto que la chica muere al final. Lo hace tras ingerir “accidentalmente” 22 dosis de setas que en teoría no eran para ella. Aunque su compañero le presionó para tomarlas.

La letra de esta canción tiene muchas inconsistencias, lo sabemos, pero aún así su ritmo es genial.

PURPLE PILLS – D12

D12 es un grupo de hip-hop de Detroit. En esta canción quizás te dé la impresión de que aparece Eminem, pero técnicamente se trata del único e inimitable Slim Shady. Y en el tema, Slim se mete de todo. El rapero comienza hablando de unas pastillas azules, amarillas y púrpuras que son mejores que cualquier otra cosa. Suena igual que algo que escribiríamos nosotros si estamos colocados.

De qué tipo de droga están hechas exactamente estas pastillas continúa siendo un misterio. Pero insiste en que son mejores que la cocaína, que el valium, las setas y la hierba. Ni tan siquiera el éxtasis o el ácido se les acercan, tampoco el crack, las anfetaminas o la mescalina. ¡Vaya lista y menudas afirmaciones te has marcado ahí, Slim!

Lástima que no revele de qué droga se trata.

CAN’T FEEL MY FACE – THE WEEKND

Si nos atenemos al título de la canción, solo hay dos posibilidades. O bien no siente la cara por la anestesia del dentista o se la han anestesiado ellos mismos después de esnifar cocaína de gran calidad. El tema no ofrece muchos detalles, pero deja entrever qué se siente cuando se abusa de las drogas.

Sea como fuere, este éxito es el paradigma de lo bien que se combinan el pop y el R&B para hacer historia en las pistas de baile. Es cierto que por momentos recuerda a Michael Jackson, pero al menos se preocupan de rendir homenaje al más grande.

WHITE RABBIT – JEFFERSON AIRPLANE

Jefferson Airplane recoge todas las imágenes fantásticas de Alicia en el País de las Maravillas de Lewis Carrol y les aplica velocidad supersónica. Está todo, condensado en menos de 2 minutos y 30 segundos. El libro entero resumido en 131 palabras. ¡Vaya hazaña!

La pastilla roja y la pastilla azul, el conejo y Alicia, la oruga que fuma de una cachimba y las setas mágicas, incluso la Reina Roja. No falta nadie, salvo Humpty Dumpty, lo que tiene sentido si tenemos en cuenta que Alicia no le conoce hasta la secuela del libro original, A través del espejo, de 1871.

BEETLEBUM – BLUR

Uno de los mayores éxitos del grunge alternativo de finales de los 90 todavía suena en las ondas hoy en día como si se tratara de una canción recién publicada. Y es que este tema no se guarda nada. Damon Albarn reconoció públicamente que la letra trata sobre las múltiples adicciones a las drogas que compartía con su novia, Justine Frischmann, miembro de la banda Elastica y con la que fumaba grandes cantidades de heroína.

Desde entonces, el término “Beetlebum” se utiliza en la jerga del inglés para referirse a los adictos a la heroína. Parafraseándole, no solo te vuelve vago, también te adormece. En palabras de Albarn, “no consigues hacer nada, beetlebum”.

BROWN SUGAR – D’ANGELO

Al contrario de lo que probablemente pienses al leer la letra, esta canción no trata sobre una chica que se llama Brown Sugar. A continuación pensarás, “entonces tiene que ver con la heroína, ¿por lo de azúcar moreno, no?”. Pues no, tampoco tiene nada que ver con esa droga. Curiosamente, este tema cuenta el amor que D’Angelo siente por la hierba. Se podría decir que es su Oda al Cannabis. Lo curioso es la elección del título, quizás sea algún tipo de oscura referencia personal.

THE A TEAM – ED SHEERAN

En esta canción acústica con tintes melancólicos, Ed nos cuenta la triste historia de una prostituta adicta al crack, a la que sigue en su declive físico y en su búsqueda de la satisfacción eterna. En ella habla de un torbellino depresivo de emociones, la lucha vital y sobre cómo el final del camino nos puede llevar a una muerte por sobredosis. Una advertencia justa, pero transmitida de una forma bonita, con una melodía oscura que nos enganchará. Como el crack.

Vídeo Adicional: 10 Canciones Sobre El Cannabis

Guest Writer

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados