Cómo liar un canuto perfecto

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCómos
Última edición :

Como liar canuto


Los canutos son el método preferido para consumir marihuana en todo el mundo. Con estos sencillos pasos y un poco de práctica, podrás crear espectaculares porros.

CÓMO LIAR UN CANUTO PERFECTO

Porro, peta, cigarro de la risa, leño, o como quieras llamarlo, aprender a liarlos es una habilidad fundamental para todo aficionado al cannabis.

Los porros son el método preferido para consumir cannabis en todo el mundo. Mucho más popular que bongs, chillums y vaporizadores. Contrario al sentido común, filtran más partículas que una pipa de agua.

El principal requisito de un buen canuto es que arda bien. No querrás que se consuman demasiado rápido, como un cigarrillo. Ese calor destruirá muchas de las sustancias buenas y sólo obtendrás la mitad de los beneficios. Los porros que arden despacio son deliciosos y tienen un humo cálido y rico en cannabinoides y terpenos.

Sigue leyendo y aprende a liar un canuto perfecto.

LO QUE NECESITAS

Aproximadamente un gramo de tu marihuana preferida
Un grinder/tijeras
Un librillo de papelillos anchos
Un trozo de cartón delgado para hacer el filtro o boquilla
Opcional: tabaco o tu hierba seca favorita

POR DÓNDE EMPEZAR

Paso 1: Existen papelillos con el tamaño ideal para hacer porros, para todos los fans de la marihuana. De cáñamo, papel, con sabor, de celulosa transparente, etc. No hace falta saber papiroflexia.

Los papelillos salen del paquete con un práctico doblez para colocar la hierba. Haz un pliegue parecido a cada lado de la línea central para que sea más fácil enrollarlo después. Esto también hará que el papelillo se quede abierto sobre la superficie de trabajo, y te será más fácil trabajar.

Paso 2: El filtro o boquilla ayuda a que el canuto no se mueva e impide que la hierba se pegue a la lengua. Para que no tengas que buscar un cartón cada vez que quieras liar un porro, las carpetas de manila están elaboradas con cartulina del grosor ideal para hacer boquillas. Un paquete de diez carpetas te durará varios meses y te ahorra tener que buscar trozos de cartón. Córtalas de antemano.

Las tarjetas de negocios son un poco gruesas para liar canutos. Un librillo de papelillos vacío es una fuente perfecta de filtros, o si estás en un momento desesperado, la tapa de uno lleno también sirve.

Corta una tira de un centímetro de ancho y cuatro o cinco de largo, dobla un extremo como un acordeón, haciendo dos M por Magnífica Marihuana, y enrróllala. Voilà, ya tienes la boquilla.

Claro que, también puedes fumar sin filtro, pero el papel se quedará bastante húmedo y empapado y no podrás fumar el final del canuto sin quemarte los dedos.

Paso 3: Tritura la hierba elegida de manera uniforme. Asegúrate de que tenga el mismo tamaño y textura. Una textura desigual hará que arda de forma dispar. Presta la misma atención a la textura si vas a cortar la hierba con tijeras o a descomponerla con los dedos. Aplastar y retorcer un cogollo entre las yemas de los dedos funciona bastante bien. La hierba deberá estar bien deshecha, pero no demasiado como para impedir el flujo de aire a través del canuto.

Paso 4: A algunas personas les gusta añadir un poco de tabaco u otra hierba con sabor. Por lo general, se hace para que ardan mejor, ya que a veces los cogollos tienen tanta resina que no arden bien. Es mejor evitar los cigarrillos comerciales llenos de productos químicos, ya que pueden arruinar el sabor natural del cannabis. Consigue tabaco orgánico o utiliza cualquier otra hierba que se pueda fumar, como la passiflora, el escaramujo o la damiana, que arden de forma uniforme y añaden sus propias cualidades al humo.

Paso 5: Esparce bien la hierba triturada sobre el papelillo. Pon todo el gramo. Deja sitio en un extremo para la boquilla, y en el otro para poder manipular el canuto cuando empieces a liarlo. Los zurdos tendrán que poner el filtro en el lado izquierdo, y los diestros en el derecho.

Juega cuidadosamente con la hierba triturada hasta que esté distribuida uniformemente, lista para dar forma al canuto. El montón de hierba debe ser más ancho que la boquilla, ya que se va a comprimir a medida que se lía.

Paso 6: Sujeta el canuto abierto, sin apretar, entre el pulgar y el índice de ambas manos. Utilizando el filtro como guía de grosor, comienza a enrollar y comprimir delicadamente la hierba en la forma que desees.

Y ahora viene la parte difícil: insertar el borde sin pegamento. Para eso están los dobleces adicionales que has hecho antes. El papelillo ya está medio doblado, inserta el borde con las puntas de los pulgares hasta que se cierre sobre sí mismo y adopte la forma del porro.

Si te es incómodo usar los pulgares, sujeta el papel al revés, con la tira encolada hacia ti, y utiliza los dedos índice para encajar el borde sin cola.

Paso 7: Lame el borde encolado con la punta de la lengua y presiónalo sobre el resto del papel. Sólo hay que humedecerlo ligeramente, no hace falta empaparlo, basta con un poco de saliva a lo largo de todo el borde.

Si eres quisquilloso, puedes humedecerlo con un dedo mojado de agua, pero si sueltas el canuto, éste podría descomponerse. El agua no parece sellar bien la goma, y el canuto se suele abrir a medida que se calienta.

Te acordarás para siempre del primer micro corte de papel en la punta de la lengua. Suena un poco tonto, pero en toda una vida de disfrutar de la marihuana, te va a suceder. Te llorarán los ojos, y no podrás saborear cosas amargas durante dos días.

Paso 8: Cualquier resto que haya caído sobre la superficie de trabajo se puede volver a colocar por el extremo abierto, empujando con un lápiz o el dedo meñique. Pero hazlo de forma suave, porque si la hierba está demasiado comprimida, no se podrá encender.

Dobla el extremo como si se tratara de un regalo minúsculo para que arda de forma uniforme. Los extremos retorcidos producen la temida serpiente negra en la que un lado se quema más rápido que el otro. Esto hará que el humo sepa acre.

Paso 9: ¡Admirar tu obra de arte y enciéndela!

Tu amor por el cannabis hará que líes suficientes canutos como para ser todo un pro en tiempo récord. No te desanimes si los primeros porros te salen un poco deformados, te estarás haciendo a la idea de la forma en la que se mueve el papel y se comprime la hierba. Pronto producirás canutos uniformes, bien liados, personalizados y que ardan lentamente, para el resto de sus días.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados