¿Es el dabbing peligroso?

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis

¿Es el dabbing peligroso?


El dabbing - una forma de ingerir extractos de cannabis - tiene mala reputación. ¿Son sus peligros reales?

El dabbing - o la técnica de derretir un concentrado de cannabis sobre una fuente de calor e inhalar el vapor que se produce, está aumentando en popularidad en los últimos años. Cosa que también hacen los artículos sobre sus "peligros".

A pesar de tanta atención, este alboroto por el dabbing, o por su producción, en realidad está mezclando peras con manzanas.

Si bien es cierto que hay ciertos aspectos que hay que conocer, la mayor parte del jaleo está injustificado. El dabbing no es, como dicen sus críticos, un tipo de "crack de marihuana".

¿QUÉ ES EL BHO? EL ABC DE LOS EXTRACTOS Y CONCENTRADOS

Shatter, cera, budder

Los extractos a veces se conocen como shatter, cera, budder y hasta aceite de miel. Sin embargo, esta generalización es engañosa. En el mercado hay varios tipos de extractos de marihuana, como el hachís, el aceite de CO2 y numerosas tinturas elaboradas mediante extracciones con alcohol. Pero el concentrado más popular del momento es el que se conoce como "aceite de hachís" (o BHO).

El BHO se elabora exponiendo los cannabinoides a hidrocarburos inflamables como el gas propano o butano, en un cilindro cerrado. La evaporación del gas deja un residuo muy potente que luego se suele fumar o vaporizar (aunque cada día aparecen nuevos prodcutos que también se pueden ingerir o incluso aplicar sobre la piel). Dicho esto, el alboroto se ha formado en torno a los concentrados que se fuman o vapean.

BHO butane hash oil

Aunque este proceso no es nuevo, los concentrados de todo tipo se están convirtiendo rápidamente en una moda entre consumidores recreativos y medicinales por igual. Si se elaboran correctamente y se consumen de forma responsable, los extractos pueden proporcionar un enorme subidón, o funcionar como un potente analgésico.

Sin embargo, debido a su popularidad, por no hablar del creciente número de accidentes a manos de productores novatos durante los últimos años, tanto los extractos como su consumo se han convertido en un acalorado tema de debate.

NO LO HAGAS EN CASA

La producción de concentrados no es sencilla. Los consumidores de aceite de hachís, o de cualquier otro concentrado, deben comprar su alijo a un profesional que sólo utilice marihuana sin pesticidas como fuente, y que únicamente use técnicas de producción aprobadas (lo que también ayuda a garantizar la pureza del producto). Los simples aficionados no deben intentar elaborar esta sustancia en casa. No sólo es sumamente peligroso, también puede ser letal. Quienes tratan de extraer el THC con sistemas de producción caseros, podrían provocar peligrosísimas explosiones.

De hecho, ha sido este aumento de accidentes lo que ha causado gran parte de la reciente atención de los medios de comunicación. En Colorado, la situación está tan fuera de control que el estado ha aprobado una ley que impone cargos federales para la producción doméstica. La policía británica también ha intensificado sus esfuerzos contra la producción doméstica de esta sustancia. En los últimos dos años, según un informe de la BBC, ha habido dos muertos y 27 heridos relacionados con la producción de BHO.

CONSUMO

Mini Pipa para Aceite con Percolador

La razón por la que los extractos y concentrados son tan populares, es porque son mucho más potentes que la marihuana normal e incluso que el hachís. El THC que se ingiere tiene una pureza del 50-90%. Su subidón se describe como "eufórico".

Los extractos (o dabs) se suelen consumir en una pipa de agua de vidrio (rig) y se vaporizan con la ayuda de un "clavo" y un soplete. También se puede utilizar un dispositivo parecido a los cigarrillos electrónicos.

En los estudios que se han realizado hasta la fecha, el consumo de dabs no es más peligroso que fumarse un porro, pero sólo si se consume un concentrado elaborado correctamente, y sin pasarse. El dabbing proporciona una concentración mucho mayor de THC. Debido a este gran golpe, también se desarrolla una mayor tolerancia de forma mucho más rápida. Los estudios médicos que se han llevado a cabo hasta la fecha, demuestran que el dabbing no supone un peligro de "adicción" mayor que otros métodos de consumo.

Dicho esto, se trata de una sustancia concentrada elaborada a partir de plantas que también podrían contener impurezas peligrosas (como pesticidas). Otro motivo para adquirir los concentrados de fuentes de confianza. Tanto las impurezas de la marihuana como los métodos defectuosos de producción en los que no se evapora correctamente el disolvente, son peligrosos para el consumidor. Los pesticidas que se utilizan para cultivar marihuana se concentran aún más con este método de ingestión, por lo que es muy importante saber de dónde proviene la sustancia original y cómo se ha cultivado. A pesar de unos estudios iniciales, no hay pruebas que confirmen que la inhalación del gas butano residual junto con el concentrado sea perjudicial para la salud.

PERO NO TE PASES

El dabbing produce un intenso subidón. Aunque no se puede sufrir una sobredosis con un canutro de marihuana normal, se han dado muchos casos en los que al vaporizar concentrados se ha obtenido una experiencia un poco más fuerte de lo que se esperaba. Los consumidores se desmayan, tienen alucinaciones o simplemente tienen un mal colocón.

Ve poco a poco y dabea de forma responsable.

FINES MÉDICOS

Cápsulas infundidas con fragmentos

Mientras que el consumo recreativo de concentrados ha desencadenado un enorme debate - tanto acerca de su producción como de su potencia - las aplicaciones más interesantes del dabbing podrían ser las medicinales. La fabricación de aceite de cannabis ofrece la posibilidad de suministrar el efecto completo del cannabis medicinal - para cada trastorno específico. El cultivo de plantas especialmente diseñadas para trastornos o síntomas específicos siempre es un proceso muy delicado. La capacidad de convertir la planta de cannabis en aceite, con unos niveles de distintos cannabinoides fácilmente comprobables y mensurables, promete un excelente futuro para el cannabis como medicina especialmente adaptada.

 

         
  Marguerite Arnold  

Escrito por: Marguerite Arnold
Con años de experiencia escribiendo a sus espaldas, Marguerite dedica su tiempo a explorar el sector de la marihuana y los avances del movimiento por la legalización.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados