5 Consejos para empezar a dabbear

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis

5 Consejos para empezar a dabbear


¿Quieres probar el dabbing pero estás un poco nervioso? Sigue estos sencillos consejos.

Si no tienes mucha experiencia con concentrados, la idea de dabbear podría ponerte un poco nervioso. Comprar las ceras, conocer todas las partes del rig... ¡¿un soplete?! Por suerte, dabbear no es nada difícil, y con estos consejos podrás comenzar a hacerlo sin problemas. Una vez que se acostumbra al dabbing, mucha gente dice que prefiere el sabor, y que el subidón es mucho más puro y eufórico. Debido a la potencia de los concentrados, también puede aportar un alivio rápido para ciertos trastornos de la salud.

1. CONOCE EL RIG

Estas son las típicas herramientas necesarias para el dabbing:
• Un Rig o Bong
• Un "Clavo" o nail – diseñado para encajar encima o dentro de la parte de vidrio del bong. Básicamente, es un tubo con una pequeña protuberancia para fundir el concentrado.
• Un "Dabber" o varilla - herramienta para coger el concentrado y presionarlo sobre el clavo.
Soplete manual

Black leaf T2

Si nunca lo has utilizado, acuérdate de curar el clavo. Esto ayuda a evitar malos sabores y hace que la experiencia sea más agradable. Es como curar una sartén. Calienta el clavo a unos 260ºC y cúbrelo con aceite o concentrado de cáñamo; deja que se enfríe. Haz esto 2-3 veces. Algunos meten el clavo en agua con unas pinzas después de calentarlo y repiten el proceso un par de veces.

Ahora que el clavo está curado, colócalo dentro del rig y caliéntalo con el soplete. Pon el concentrado en el clavo con el dabber a la vez que inhalas. No cojas el clavo con la mano. Te quemarás los dedos. Algunos clavos necesitan lo que se llama una "cúpula", que se coloca sobre él para atrapar el vapor. Éstas pueden ser bastante complicadas, aunque algunas son verdaderas obras de arte.

Debes inhalar al mismo tiempo que colocas el concentrado, para obtener la mayor cantidad de vapor posible.

La necesidad de una llama se puede eliminar por completo adquiriendo un vaporizador tipo bolígrafo o un clavo electrónico, que regula la temperatura de vaporización del concentrado.

 

Clavo y cúpula

2. EMPIEZA CON POCO

Los concentrados son más potentes que las flores. Cuando fumas flores, también se quema la materia orgánica de la planta, que tiene menos THC - por lo general, entre un ~20%. Los concentrados se elaboran con la parte de la flor que tiene más THC, por lo que puede ser tan alto como un 60-99%, dependiendo del método de extracción. Es por esto que la gente que no tiene mucha experiencia con concentrados debería empezar con dosis pequeñas. Empieza con lo bastante como para cubrir el extremo del dabber y ve aumentando poco a poco.

3. DATE TIEMPO PARA RELAJARTE

Al haber una mayor cantidad de THC en los concentrados, la gente tiende a sentir más ansiedad cuando los consume. Acostumbrarse a esto puede llevar tiempo y, por lo general, sólo con saber de antemano que puedes sentir más ansiedad, ayuda a tranquilizarte, mientras desarrollas tolerancia.

 

Dabbing

 

 

La potencia también puede hacer que el subidón dure un par de horas. Prepárate a pasar un rato en el mismo sitio antes de planear cualquier actividad. Una vez que sepas qué dosis te conviene, también sabrás cuándo estás listo para hacer cosas. Si son tus primeras veces, quédate en casa durante un par de horas.

4. CUÍDATE

La primera vez que pruebes el dabbing, querrás que sea un momento placentero, por lo que deberás estar preparado para poder disfrutar del subidón. Al calentarse el calvo a unos 482ºC, la experiencia puede ser un poco áspera para tu garganta. Asegúrate de tener agua para refrescarte. Y algún que otro tentempié. Algunas personas se marean cuando empiezan a dabbear, por lo que se aconseja tener algo de comida a mano.

5. SÉ ORDENADO

A nadie le gusta tener un rig sucio, dedica tiempo a limpiarlo bien después de cada uso. Calienta el clavo y pásale un paño limpio o una toallita desinfectante. También puedes calentar el clavo con el soplete para quemar los restos de resina. No lo raspes, ya que con el tiempo podría dejar metales (dependiendo del clavo) en el concentrado.

Cuando lo hayas limpiado y quieras guardar lo que ye haya sobrado del concentrado, utiliza papel pergamino, no papel encerado. La cera se puede fundir con el aceite, dificultando la extracción del dab en el futuro; el papel pergamino te permite sacar el aceite sin que éste se contamine de cera.

No hay razón para tener miedo a dabbear; puede ser una experiencia muy placentera, además de proporcionar un rápido alivio para ciertos trastornos médicos. Trata bien a tu rig y a ti mismo y serás un pro del dabbing antes de que te des cuenta. Relájate y disfruta.

 

 

Raw parchment paper

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados