Blog
Bubble Hash
3 min

Cómo Hacer Bubble Hash

3 min
Headshop Products

El Bubble hash está considerado como uno de los mejores y más puros hachís que existen, y lo mejor es que no es nada difícil de hacer.

En lo que respecta a las distintas formas que puede adoptar el hachís, muy pocas ofrecen la calidad y pureza de un bubble hash bien hecho. Como su nombre indica, el bubble hash se derrite y burbujea al calentarse. Se trata de una señal de pureza, y proporciona una experiencia muy agradable. El hachís que arde fácilmente cuando se calienta suele ser de mala calidad; esto se debe a un exceso de material vegetal, lo que se traduce en un humo mucho más áspero. Según un antiguo dicho:

"Si no burbujea, no vale la pena".

Vamos a analizar dos métodos de hacer bubble hash para que te hagas una idea de ambos y puedas elegir el que más te convenza. Empecemos.

método 1: PREPARACIÓN MANUAL

¿Cómo puedes crear tu propia remesa de bubble hash? Por suerte, no es nada complicado. El proceso de elaboración del bubble hash es bastante meticuloso, pero la diferencia en calidad es enorme, por lo que merece mucho la pena. Básicamente, para hacer bubble hash se aíslan los tricomas del material vegetal con la ayuda de agua helada, y a continuación, se cuelan con una serie de bolsas de malla cada vez más finas. En este proceso no se utilizan únicamente los cogollos, también se pueden usar "productos de desecho", como recortes y migas, para cosechar unos tricomas que de lo contrario irían a parar a la pila de abono.

Pasar a MÉtodo 2

Cómo Hacer Bubble Hash Casero

Cómo Hacer Bubble Hash Casero

Si optas por el método manual (que también es una opción estupenda), necesitarás varias bolsas con mallas cada vez más finas. Cuantas más bolsas uses, mejor. Una mayor cantidad de bolsas te permitirá recoger más tricomas, y las mallas más finas atraparán un kief más puro y de mejor calidad.

El sistema Ice-O-Lator consiste en una serie de bolsas de malla especialmente diseñadas para aislar los tricomas primero y atraparlos después. Este sistema se basa en el hecho de que los tricomas son más pesados que el agua. Una vez mezclados enérgicamente con agua y hielo, los tricomas se hunden hasta el fondo de la primera bolsa y atraviesan el filtro para acabar siendo aislados. A continuación, se utilizan las bolsas más finas para atrapar los tricomas.

En Zamnesia ofrecemos dos versiones del sistema Ice-O-Lator. En primer lugar, la edición especial de viaje, que es más compacta, fácil de almacenar, y perfecta para usar fuera de casa. El Ice-O-Lator Travel tiene una capacidad de hasta 25 gramos de material vegetal seco. Las bolsas pequeñas del Ice-O-Lator se pueden utilizar para procesar hasta 200 gramos de materia vegetal. Están disponibles en juegos de 2-7 bolsas con tamaños de entre 220μm y 25μm. Para hacer bubble hash, te recomendamos utilizar al menos dos bolsas, pero la calidad del producto aumentará con el número de bolsas que uses.

HERRAMIENTAS

Para elaborar tu propio bubble hash, vas a necesitar:

  • 2 cubos grandes
  • Agua
  • Hielo
  • Algo para revolver la mezcla
  • Recortes de cannabis (cuanto mejor sea su calidad, mejor será el producto final)
  • Varias bolsas de malla

Ice-O-LatorVer Producto

INSTRUCCIONES

  1. En primer lugar, calcula cuánto cannabis necesitas. Puedes seguir la regla general según la cual 10 gramos de cannabis producen 1 gramo de hachís, aunque esto depende en gran medida de la calidad del material utilizado.

  2. Pon los recortes en uno de los cubos y añade hielo. Cubre con agua fría.

  3. Con la herramienta elegida, remueve con un movimiento circular durante 15 minutos.

  4. Prepara las bolsas de malla en el otro cubo, empezando por la de 25μm. Colócala doblando la abertura sobre el borde del cubo. Repite el proceso con el resto de las bolsas en orden ascendente.

  5. Echa la mezcla con cuidado en el cubo de las bolsas y espera 15 minutos.

  6. Ahora viene la parte en la que las bolsas se recogen una por una. Comienza con la bolsa interior, que será la de 220μm, en caso de que la hayas comprado. Extráela con cuidado y escúrrela bien. Ponla a un lado una vez escurrida. La mayor parte del material vegetal habrá sido eliminado. Repite el proceso con el resto de bolsas.

  7. Comprobarás cómo se van formando distintos grados de hachís en cada bolsa, con mayor calidad a medida que disminuye el tamaño de las bolsas.

  8. La última bolsa es con la que hay que tener más cuidado. La paciencia es muy importante en este punto. Manipula la bolsa lentamente para que los tricomas no se separen. Este será el hachís de mejor calidad.

  9. Recoge todos los tricomas de esta última bolsa y ponlos sobre una superficie lisa durante unas horas. Cuando se sequen, tendrás unos tricomas de calidad listos para consumir, o para prensarlos y hacer hachís.

Como ves, el proceso de elaboración del bubble hash es bastante sencillo. Solo necesitas unas cuantas bolsas de malla. Con ellas, podrás hacer hachís de calidad en un instante.

método 2: CON EL BUBBLEATOR B-QUICK

Hacer bubble hash casero, como ya hemos dicho, es muy fácil, pero hay productos diseñados para que el proceso sea aún más sencillo. El Bubbleator B-Quick es uno de ellos. Este instrumento portátil y fácil de usar, viene con un termómetro, una bolsa de forma piramidal con cremallera, una bolsa para la limpieza y otra para atrapar los cristales. El Bubbleator B-Quick funciona haciendo girar de forma automática el material vegetal con agua y hielo, ahorrándote una gran cantidad de tiempo y esfuerzo físico.

ARTÍCULO RELACIONADO
Cómo Hacer Hachís De Gran Calidad Con El Bubbleator B-Quick

¿Alguna vez has pensado en hacer tu propio hachís? ¿No sabes qué hacer con los recortes sobrantes de tus plantas? ¡Tenemos la solución...

Zamnesia

Escrito por: Zamnesia
Zamnesia ha dedicado muchos años a perfeccionar sus productos, gamas y conocimientos sobre todo lo relacionado con los psicodélicos. Impulsada por el espíritu de Zammy, Zamnesia te trae un contenido riguroso, imparcial e informativo.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
Headshop Products
Buscar por categorías
o
Buscar