Blog
Reconocer Hachís Alta Calidad
4 min

Cómo Reconocer El Hachís De Alta Calidad

4 min
How To News

¿Cómo puedes saber si tu hachís es de buena calidad? ¿Qué distingue al hachís bueno del malo? Respondemos a todas estas preguntas y más. Con nuestra guía, pronto serás un experto del hachís.

¿Hachís frotado a mano, hachís en seco, o bubble hash? ¿Por dónde empezar cuando buscas hachís de buena calidad? Si no estás bien informado, este proceso puede ser confuso. Pero esta guía te explica los diferentes tipos de hachís, y en qué señales (y olores) debes fijarte la próxima vez que busques hachís.

¿qué Es Exactamente El Hachís?

¿Qué Es Exactamente El Hachís?

Antes de explicar los tipos de hachís, veamos qué es el hachís exactamente. El hachís está hecho de glándulas de resina seca procedentes de las flores de las plantas hembra de cannabis. Estas glándulas de resina se conocen como "tricomas". Mediante la recolección manual, a máquina o sumergiendo el cannabis en agua helada, los tricomas se extraen para formar una masa de resina. Sea cual el método de recolección, esta resina se puede prensar para formar un bloque, moneda o bola, que no solo se puede fumar o vaporizar, sino que también puede usarse en la cocina.

Artículo relacionado

Las 5 Mejores Formas De Hacer Hachís

El Olor Del Hachís

El Olor Del Hachís

Entonces, ¿cómo podemos reconocer el hachís de buena calidad? El primer y más común indicador de calidad del hachís es el olor. Obviamente, no todos los coffeeshops o asociaciones cannábicas te dejarán presionar la nariz contra el hachís para olerlo bien (¡y con razón!), pero el olor será el indicador más claro de calidad. El hachís de alta calidad desprende un olor fragante y aromático, mientras que el de baja calidad puede tener un marcado olor rancio, o a moho. Por otro lado, si el hachís emite un fuerte olor a plástico también debería evitarse, ya que es una clara señal de contaminación o de que se han usado agentes de corte potencialmente dañinos.

Diferentes Tipos De Producción De Hachís

El olor no es la única forma de reconocer la calidad del hachís. Dado que existen diferentes métodos de elaboración del hachís, cada uno tiene sus propias características y produce efectos diferentes sobre el color, la textura y la forma del producto final.

Hachís Frotado A Mano

Hachís Frotado A Mano

Como su nombre sugiere, este método se basa en frotar los cogollos entre las manos para recoger los tricomas. Con la resina resultante se forman pequeñas bolas. Al frotarse a mano, el hachís adquiere una textura suave, que puede ser ligeramente pegajosa al tacto. Generalmente, el hachís frotado a mano de alta calidad suele ser de color negro o marrón oscuro por la parte exterior, y en la parte interior suele ser de color marrón claro con motas verdes. Si el interior es demasiado verde, podría indicar que el hachís tiene un mayor contenido de materia vegetal (restos de la planta), y este es un tipo de hachís frotado a mano del que deberías escapar.

Artículo relacionado

Cómo Hacer Hachís Frotado A Mano

Al tocar el hachís frío, debería sentirse sólido; pero, una vez calentado, debería estar más blando y moldeable. Si el hachís está realmente pegajoso, podría indicar que se han añadido aceites para aumentar el peso del producto. Otra señal de baja calidad es la presencia de moho blanco y velludo; esto indica que el hachís no se ha secado correctamente, por lo que es un producto de baja calidad que debería evitarse.

Hachís En Seco

HACHÍS EN SECO

El hachís en seco (dry-sift) es, sin duda, el tipo de hachís más común y popular en los coffeeshops y clubs de cannabis. Este método implica tamizar los cogollos secos, para desprender los tricomas de las flores. El polvo resultante se llama “kief”. El kief de buena calidad suele ser marrón, pero también puede tener un color más oscuro según cómo se haya prensado. La textura también depende del método de prensado.

Artículo relacionado

Guía Detallada Para Hacer Hachís Dry Sift En Casa

El hachís en seco de buena calidad debería tener un color arenoso y claro, y una textura desmenuzable, en un bloque ligeramente prensado. Un bloque de “dry-sift hash” de alta calidad y fuertemente prensado tendrá un color más oscuro, un aspecto más brillante y será más duro al tacto. También es importante mencionar que algún hachís en seco, normalmente de origen libanés, tendrá un aspecto más oscuro y rojizo.

El hachís en seco es una opción atractiva para los consumidores, ya que puede fundirse y vaporizarse completamente.

Bubble Hash

BUBBLE HASH

El “bubble hash” recibe su nombre porque suele hacer burbujas (bubbles) cuando se dabea. Este tipo de hachís se elabora con un método bastante diferente a los anteriores. Para empezar, la planta de cannabis se sumerge en agua helada. Luego, los tricomas se extraen mediante un proceso de tamizado con múltiples capas, eliminando cualquier impureza de la resina recolectada. Este método de elaboración no requiere productos químicos, por lo que es una opción más sana e interesante para quienes buscan un método de producción más saludable.

Artículo relacionado

Cómo Hacer Bubble Hash

Si buscas “bubble hash” de buena calidad, es importante mencionar que puedes comprarlo prensado o sin prensar. El prensado tendrá un color variable, de marrón claro a marrón oscuro, con una textura blanda pero pegajosa. El “bubble hash” no prensado será un polvo cristalino, similar al azúcar moreno granulado. Si es de baja calidad su aspecto será similar, pero su textura será diferente; si está duro al tacto, podría indicar que contiene más materia vegetal.

El Test De Las Burbujas

El Test De Las Burbujas Hachís

Ahora que conocemos los diferentes tipos de hachís y hemos visto brevemente cómo distinguir su calidad, veamos otro método para conocer la calidad del hachís, llamado el “test de las burbujas”.

Este es un método simple, pero efectivo. Coge un trocito de hachís y dale fuego. Generalmente, esto te indicará todo lo que necesitas saber sobre la calidad, que no hayas deducido por el olor o la apariencia. Si es de buena calidad, verás que el hachís empieza a burbujear cuando le das fuego. El hachís de mayor calidad arderá más rápidamente, con una llama limpia. Si tras hacer este test, el hachís se ha vuelto de color negro, podría indicar que se han añadido productos contaminantes. Si el hachís no burbujea, podría estar contaminado y ser de baja calidad. Si burbujea con demasiada rapidez, podría indicar que se han añadido aceites. Algunos productores añaden aceites para disimular la escasa calidad de un producto.

Ahora que tienes una idea más clara de los diversos tipos de hachís y cómo detectar su calidad, no deberías tener ningún problema para encontrar un hachís excelente.

Zamnesia

Escrito por: Adam
Adam es un redactor a tiempo completo que reside en la campiña del este de Inglaterra. Siente una gran pasión por los psicodélicos, pero también le interesan temas como la salud y el fitness, y otras áreas más creativas como la música en directo.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
How To News
Buscar por categorías
o
Buscar