Aprovecha Tus Hojas De Abanico Y Recortes De Cannabis

¡No tienes por qué tirar los descartes de la planta de marihuana! Puedes usar las hojas de abanico y los recortes de cannabis para hacer de todo, desde cremas de cannabis hasta hachís. Sigue leyendo para saber cómo aprovechar al máximo toda la planta de marihuana.

Qué Hacer Con Las Hojas Y Los Recortes Sobrantes

Cuando pensamos en la marihuana, lo más habitual es asumir que los cogollos son la única fuente de cannabinoides y terpenos, y el resto lo desechamos. Sin embargo, no es así. Las hojas, recortes y restos contienen muchas cosas buenas que, la mayoría de las veces, decidimos descartar. Bueno, la próxima vez que pienses en tirar esos recortes, ¡no lo hagas! Sigue leyendo y averigua cómo aprovechar al máximo tus hojas y recortes de marihuana.

Prepara tu propio hachís

Puede parecer una solución obvia para sacar el máximo partido, pero también es una que, por desgracia, mucha gente no lleva a cabo. A veces se piensa que es un poco complicado, pero en realidad es bastante fácil. Si eres un fiel fumador o vapeador que utiliza el grinder con regularidad, es probable que tengas prácticamente todo lo que necesitas sin haber reparado en ello.

Polen De HachísPolen De Hachís

Este tipo de hachís se hace con kief y es un proceso bastante sencillo. Pero, ¿sabes lo que es el kief? Bueno, básicamente es el "polen" cargado de tricomas que cubre tus cogollos y que contiene todos los cannabinoides y terpenos. Hay un par de formas de recolectar el kief. Uno de los métodos consiste en utilizar un grinder con tamiz para polen. Esto atrapará y separará el kief que se desprende del resto del material vegetal.

Si quieres recolectar grandes cantidades de kief, puedes fabricar un tamiz para polen con un marco de serigrafía. Solo tienes que frotar las hojas de marihuana contra la malla y verás cómo cae una fina capa de kief muy fácil de recolectar. Asegúrate de colocar una bandeja recolectora o un trozo de papel de horno debajo de la malla, para que el kief se mantenga limpio y todo junto en el mismo sitio.

Cuando hayas recolectado todo el polen que necesitas, es hora de compactarlo en bloques de polen de hachís. Esto se puede conseguir con la ayuda de una prensa para polen. Coloca en la prensa el kief que has recolectado, gira la manilla y estará compactado y listo para consumir cuando quieras.

Bubble HashBubble Hash

Otra forma de hacer un buen uso de las hojas y los recortes de marihuana es producir bubble hash. Esto se consigue utilizando agua helada para agitar y separar los tricomas, y luego filtrarlos a través de una serie de bolsas de malla cada vez más finas. Hay productos como Ice-O-Lator que facilitan mucho el proceso de elaboración, proporcionando un excelente suministro de kief.

Una vez recolectado y dejado secar, se puede prensar en bloques de hachís o usar tal y como está. Como el método del bubble hash produce un kief increíblemente puro, el material recolectado de las bolsas con la malla más fina, debe derretirse y burbujear cuando se calienta. Esta es una clara señal de la calidad del hachís. Por el contrario, si el bubble hash es de baja calidad, se quemará rápidamente y será mucho más áspero al fumar.

Artículo relacionado

Cómo Hacer Bubble Hash

Prepara productos tópicos de marihuana caseros

Prepara productos tópicos de marihuana caseros

Cada vez hay más empresas de cosmética que producen cremas y pomadas para la piel con marihuana. No se trata de una moda pasajera ni de ninguna casualidad. Resulta que la marihuana tiene una larga tradición de aplicación tópica, en parte porque nuestro órgano más grande los absorbe muy bien. ¿Por qué no te atreves con ello y preparas tus propias cremas de marihuana de alta calidad desde casa?

Al convertir tu marihuana en una pomada o crema y aplicarla directamente sobre la piel, puedes tratar a tu cuerpo con el cuidado que se merece de un modo totalmente natural. Lo mejor de todo es que los recortes son una fuente perfecta de cannabinoides para fórmulas tópicas. Como el THC aplicado por vía tópica no coloca, no tienes que preocuparte por la posible falta de potencia de las hojas y los recortes.

Después de descarboxilar y moler finamente el material vegetal sobrante, hay que mezclarlo con otros ingredientes, como cera de abeja o aceite de coco. Puedes preparar pomadas a tu gusto añadiendo aceites esenciales de lavanda o sándalo para aliviar la tensión, aceite de limón o canela para aumentar la inmunidad y romero o menta para aumentar la energía. ¡Deja fluir tu creatividad!

Vapéalo con el vaporizador

Vapéalo con el vaporizador

Se cree que vapear es una opción más saludable que fumar, y está acumulando muchos seguidores. Como el calor no quema la hierba, puedes vaporizar las hojas de azúcar para aprovechar sus cannabinoides y terpenos a la vez que evitas el humo áspero y lleno de clorofila. Pero debes tener en cuenta que las hojas de azúcar son mucho menos psicotrópicas que los cogollos. Por eso, prueba a mezclar la hierba, usando tanto los cogollos como los recortes, para que el producto final te dure más tiempo.

Usa los recortes y hojas para hacer mantequilla de cannabis

Usa los recortes y hojas para hacer mantequilla de cannabis

La mantequilla es simplemente un vehículo excelente para los cannabinoides. Si te encantan los comestibles, tienes que probar la mantequilla de cannabis. Si dispones de suficientes recortes, es perfectamente posible crear recetas deliciosas y bastante potentes. Y una vez que tengas tu mantequilla de cannabis, el límite lo pone solamente tu imaginación. Puedes usarla en cualquier receta en lugar de la mantequilla normal, por lo que proporciona muchas posibilidades a la hora de cocinar. Incluso puedes untarla en las tostadas para tener un comestible de una forma super fácil.

Lo único que necesitas es descarboxilar los recortes, mezclarlos con la mantequilla y pasarlo a través de un colador para separar el material vegetal de lo bueno. Además, si prefieres hacerlo vegano, puedes mezclar perfectamente los recortes y hojas con aceite de coco para darle un toque cannábico.

Artículo relacionado

Cómo Hacer Mantequilla De Cannabis

Prepara bebidas de marihuana con THC

Los recortes y hojas de marihuana no solo son buenos para hacer comestibles, ¡también se pueden usar para preparar bebidas! Puedes hacer de todo, desde leche y té hasta bhang y chocolate caliente. Las bebidas de marihuana no solo tienen buen sabor y potencia, sino que también son fáciles de preparar.

Leche De MarihuanaLeche De Marihuana

Preparar tu propia leche de marihuana es increíblemente fácil, e incluso puedes utilizar alternativas sin lactosa, como la leche de soja, avena y coco, por nombrar solo algunas. Básicamente, lo único que necesitas es poner la leche a fuego lento y añadir las hojas y recortes de marihuana descarboxilada.

Mezcla y deja que infusione durante unos 30-45 minutos, añadiendo leche en caso necesario. Notarás que la leche se volverá de un color verde amarillento a medida que adquiere las propiedades de la marihuana. Por último, cuélala, deja enfriar y guárdala en la nevera en un recipiente cerrado.

¡Y ya la tienes! Pero no te olvides de consumirla antes de la fecha de caducidad que hay en el cartón de leche original. La leche de marihuana es perfecta para añadir al café y los cereales del desayuno, y si solo buscas un trago refrescante con un toque de marihuana, bébela de la nevera cuando te apetezca.

BhangBhang

El uso del bhang se remonta a más de mil años. Es una sustancia pastosa con marihuana originaria de la India. Tradicionalmente se mezclaba con leche y otras bebidas, y se ha utilizado durante mucho tiempo en ceremonias y ritos religiosos. Sin embargo, el bhang se sigue consumiendo en la actualidad y es muy fácil de preparar en casa.

Lo único que necesitas son tus recortes, hojas, algunas especias adicionales, un poco de leche y listo. Algunas versiones del bhang más elaboradas requieren yogur, leche de coco o incluso frutos secos molidos y fruta deshidratada. Pero la elección depende completamente de ti, y cualquier suplemento complacerá enormemente a los paladares aventureros.

Artículo relacionado

¿Qué Es El Bhang Y Cómo Se Prepara?

Té de cannabis

Por supuesto, no debería extrañar que el té de marihuana sea una excelente manera de usar los recortes. Proporciona un subidón suave y es una opción muy habitual entre quienes buscan una solución sutil con un toque de marihuana. Añade media cucharadita de mantequilla a los recortes descarboxilados y mezcla bien. A continuación, vacía una bolsita del té que te apetezca en la mezcla y cierra todo en una bola de té o infusor.

Hierve un poco de agua a fuego lento, pon el infusor y déjalo reposar durante media hora. De esta manera darás tiempo suficiente al té y a los cannabinoides a incorporarse al agua. Una vez listo, cuela y disfruta.

Prepara extractos

Preparar tus propios extractos es otra manera increíble de aprovechar al máximo los recortes restantes. Dos excelentes opciones incluyen aceite de marihuana y dabs.

Aceite de MarihuanaHuile au cannabis

Al igual que la mantequilla de cannabis, los aceites de marihuana tienen muchas aplicaciones en la cocina. El aceite de oliva se considera el aceite portador más eficaz para la marihuana, gracias a su contenido de grasa saludable. Sin embargo, esto no quiere decir que no se puedan utilizar otras opciones. Depende mucho de las preferencias personales.

Sea cual sea el aceite elegido, el proceso de elaboración es el mismo. Mantén una proporción de 2:1, añade 2 tazas de aceite por cada taza de recortes y hojas molidos. Una vez mezclados, calienta suavemente durante un par de horas para asegurarte de que todo quede bien incorporado.

Una vez listo, cuela a través de una gasa y tendrás un aceite de excelente sabor, listo para usar. Puedes echarlo en la ensalada o la pizza, o combinarlo con otros ingredientes para preparar recetas como hummus de THC.

Con el aceite de marihuana simplemente no hay límites. Mucha gente prepara incluso cápsulas de THC. Aunque este proceso requiere mayor elaboración, una vez terminado, ofrece una forma fácil y discreta de dosificar fuera de casa.

DabsDabs

Si quieres hacer partícipe a tu rig en todo esto, puedes preparar dabs con tus recortes. Aunque puede que pienses que tus recortes te van a proporcionar una potencia inferior, te sorprenderá lo concentrados que pueden estar tus dabs si tienes suficiente material vegetal.

Hay algunos elementos adicionales que deberás tener en cuenta para esta tarea, como el alcohol isopropílico, los filtros de café sin blanquear y un colador de metal fino. Puede sonar aventurero, pero podemos asegurarte que el esfuerzo valdrá la pena. Una vez seguidos nuestros pasos, podrás disfrutar fácilmente de una deliciosa cera en tus ratos libres.

Artículo relacionado

Cómo Hacer Dabs De Wax

Fabrica tu propio papel de liar

Fabrica tu propio papel de liar

Vale, lo entendemos. Puede sonar un poco a ciencia ficción, pero es 100% real, totalmente natural y una excelente manera de usar las hojas de abanico sobrantes. Aunque puede que sea necesaria un poco de práctica para que salga bien, vale la pena intentarlo. Existen varias técnicas para ello, y mucha gente sugiere el uso de hojas frescas. Esta técnica consiste en dejar que el el envoltorio ya liado pase por un proceso de "curado", como un puro o un "cannagar", si quieres.

Con la ayuda de algunas herramientas, puedes fabricar tu propio cannagar potente que te puede durar hasta una hora, siendo perfecto para esas sesiones en las que de verdad quieres impresionar a tus amigos.

Aprecia el sabor de las hojas crudas (sin efectos psicoactivos)

Aprecia el sabor de las hojas crudas (sin efectos psicoactivos)

Si quieres utilizar tus hojas de marihuana con fines no psicotrópicos, plantéate incorporarlas a diferentes platos y bebidas para aportar sabor. ¿Quieres añadir un toque de marihuana a la ensalada? No hay problema, añade un par de hojas de abanico para dar ese sabor inconfundible.

Al igual que el repollo y otras verduras de hoja verde, muchos amantes de la marihuana han comenzado a meter algunas hojas en sus batidos de frutas del desayuno. Como es necesario descarboxilarlas (calentarlas) para que produzcan efectos psicoactivos, al añadir hojas de marihuana crudas no se produce ningún subidón, por lo que puedes comer todo lo que te apetezca.

Sin embargo, se cree que los ingredientes saludables que incluye un batido pueden interactuar con los cannabinoides en una relación sinérgica conocida como efecto séquito.

Esta teoría establece que el resto de compuestos derivados de la marihuana, como los terpenos, pueden aumentar el impacto de los cannabinoides. Pero la investigación no se queda ahí. Otras plantas también tienen terpenos; lo que podría significar que las frutas que contienen vitamina C, por ejemplo, funcionan bien cuando se combinan con ciertos cannabinoides.

Dicho esto, las posibilidades a la hora de hacer batidos son ilimitadas; y siempre podrás complacer tus gustos y necesidades. Si añades semillas o leche de cáñamo, ¡te espera un placer cannábico al completo!

Úsalo como compost

Usa hojas de cannabis como abono

Si todo lo demás falla, por supuesto tienes la opción de tirar el material vegetal. Pero al ser de naturaleza orgánica, tiene mucho más sentido convertirlo en abono, si puedes. Esto permite que los nutrientes mejoren la salud del suelo y los organismos que dependen de él.

Como cultivador de marihuana, debes buscar siempre reducir tu impacto ambiental, así que ¿por qué no empiezas a preparar tu propio compost? De esta manera, el ciclo de la vida continuará haciendo su trabajo y te traerá la mejor hierba.