Blog
Thai Stick
5 min

¿Cómo Se Hace Un Thai Stick?

5 min
How To News

Los thai sticks son una excelente forma de impresionar a tus colegas de fumada con un potente puro de marihuana. Su elaboración requiere de tiempo y dedicación, pero el resultado merece la pena.

La creatividad que acompaña al cannabis no parece tener límites. Los métodos de consumo van desde los más mundanos a los más exóticos, y lo thais sticks pertenecen a la parte exótica de esa balanza. A primera vista, estos rollitos verdes se parecen a los porros y blunts debido a su simplicidad, pero no te dejes engañar por su aspecto. Esta forma, posiblemente antigua, de fumar cannabis es mucho más compleja de preparar, pero muy interesante a la hora de consumirla.

Los thai sticks resultan muy atractivos para los puristas del cannabis, y se pueden hacer en su totalidad con material procedente de la planta de marihuana. Esta opción es excelente para fumar en medio de la naturaleza, y permite aprovechar todos los componentes de la cosecha.

¿QUÉ ES UN THAI STICK?

Un thai stick es básicamente un blunt elaborado por completo con distintas partes de la planta de cannabis. La envoltura se prepara con hojas frescas de marihuana, que en principio se mantienen juntas con una fibra de cáñamo elaborada a base de tallos y pedúnculos. Para unirlo todo se utiliza un palo central que puede estar hecho de fibra de cáñamo o bambú.

Los thai sticks son una manera de fumar hierba más exótica que los blunts, y aunque se tarda mucho más en prepararlos, el esfuerzo merece la pena para ocasiones especiales y fumadas más puras. Ofrecen la misma elegancia que un blunt, pero sin el tabaco.

¿CÓMO SE HACE UN THAI STICK?

¿CÓMO SE HACE UN THAI STICK?

Para preparar un lote de thai sticks se necesita:

  • Un tallo fuerte de cáñamo, un palo fino de bambú, o un palillo de pincho moruno

  • Cuerda o filamento de cáñamo

  • Aceite de hachís o agua azucarada

  • Hojas frescas de cannabis

  • Papel pergamino

  • Flores de tu variedad preferida

ARTÍCULO RELACIONADO
Qué Hacer Con Los Recortes Del Cannabis: 5 Ideas Estupendas

Aunque no son tan potentes como los brotes, los recortes tiene mucho que ofrecer si se utilizan de forma correcta. Así que aquí os damos...

 

Instrucciones

  1. Para empezar con el proceso, lo mejor es llevar a cabo una prueba de control de calidad. Coge cogollos de tu variedad favorita y elige los más suaves y esponjosos. Este tipo de flores funcionan mejor en los thai sticks, ya que son más fáciles de comprimir, algo que no ocurre con los cogollos más densos y compactos.

  2. A continuación, coge el tallo, palo o pincho, y aplícale una capa de aceite de hachís o agua azucarada. Trata de usar un palo que tenga el mismo espesor en toda su longitud, para crear un thai stick uniforme. Sea cual sea la sustancia que utilices, el objetivo es el mismo. Esta capa actúa como una especie de pegamento que mantiene los cogollos juntos. El aceite de hachís hará que el producto final sea más potente, una interesante ventaja para los fumetas que buscan una experiencia más intensa.

    Una vez que el palo esté pegajoso, clava los cogollos y envuélvelos con cuerda de cáñamo en forma de espiral, de arriba a abajo, cubriéndolos completamente a lo largo de todo el palo. Al hacerlo, trata de mantener el perímetro de tu futuro thai stick lo más consistente que puedas.

  3. Para este paso se necesita muy poco esfuerzo pero mucha paciencia, ya que tendrás que esperar bastante tiempo. Envuelve los cogollos atados en un trozo de papel pergamino y ponlos en el frigorífico durante 24-48 horas. De esta forma, los cogollos tendrán tiempo de "fusionarse" y adquirir una forma alargada.

  4. Después de un par de días, saca tu paquete psicoactivo de la nevera, retira el papel pergamino y desenrolla el cordel. Hazlo con cuidado para evitar separar las flores del palo. El aceite de hachís o agua azucarada vendrán muy bien en este momento, ya que ayudarán a que los cogollos permanezcan en su sitio.

  5. Una vez que los cogollos estén a la vista, es hora de envolverlos de nuevo. Aplica otra capa de agua con azúcar o aceite de hachís sobre el exterior y envuélvelos en una hoja limpia y fresca de cannabis, hasta que tenga el aspecto de un puro verde. Tendrás que repetir este proceso dos veces más, lo que resultará en 3 capas de hojas, y aplicar el agua con azúcar o aceite de hachís entre capa y capa.

  6. Procede a envolver nuevamente tu thai stick en papel pergamino y caliéntalo durante unos segundos sobre una superficie caliente, como una sartén o una placa calefactora. Esto hará que el aceite/agua azucarada se derrita y se extienda por todas las hojas, permitiendo que el stick quede sellado cuando se solidifique.

  7. Retira el papel pergamino utilizado en el proceso de calentamiento y vuelve a envolver el stick con un cordel de cáñamo y un nuevo trozo de papel pergamino. Mete el paquete en el frigo durante otros 3-4 días, para que empiece a curarse. Esto ayudará a eliminar la humedad del thai stick, lo que aumentará considerablemente su vida útil e impedirá la formación de moho. El curado también ayuda a sellar mejor el stick y a conservar el sabor de la variedad elegida.

    Las medidas adoptadas en este paso dependerán del esfuerzo que quieras poner en hacer las cosas de forma tradicional. Algunos creadores de thai sticks meten sus sticks curados en bolsas de plástico y los entierran a un metro de profundidad durante un mes, para curarlos y realzar su sabor. Otra alternativa es cerrar los sticks al vacío y esperar una semana para que se curen.

  8. Pero si ya has esperado demasiado y se te está acabando la paciencia, puedes pasar al paso de fumártelo. Acuérdate de quitar el cordel de cáñamo y el palo del medio antes de encenderlo.

3 VARIEDADES DELICIOSAS PARA HACER UN THAI STICK PERFECTO

VARIEDADES DELICIOSAS PARA HACER UN THAI STICK PERFECTO

Cada fumador tiene sus gustos, y por lo tanto, sus variedades favoritas. Pero estas 3 cepas están cargadas de terpenos deliciosos y son candidatos excelentes para hacer thai sticks.

La Larry Bird Kush es un opción estupenda para elaborar thais sticks gracias a su altísimo contenido de THC y sabor exquisito. Ofrece un buen equilibrio de genes índica y sativa (al 50%) y es el vástago de la Sunset Sherbert y la Thin Mint Girl Scouts Cookies. Sus flores contienen enormes cantidades de THC de alrededor del 26%, y un 1% de CBD. Su efecto es fuerte y duradero, y estimula la mente a la vez que relaja el cuerpo.

La Frozen Tangie es una variedad sativa dominante compuesta por un 70% de genes sativa y un 30% índica. Es el vástago de la Lazy Ice y la Cinderella, y también tiene un nivel elevado de THC. Su efecto es edificante, estimulante y cerebral, por lo que es una hierba ideal para fumar durante el día y potenciar la concentración. Sus flores tienen aroma dulce y sabor a pomelo.

La Big Buddha Cheese es una potente variedad índica dominante y el cruce de la Big Buddha Cheese y la Big Buddha Cheese invertida. Su aroma y sabor a queso van muy bien con los thai sticks, así como su agradable efecto relajante, meditativo y reflexivo, que además no induce apalancamiento.

HISTORIA DE LOS THAI STICKS

Como el nombre de estos potentes puros de cannabis sugiere, son originarios de Tailandia. Se cree que los thai sticks se crearon y se consumen en esta zona desde hace mucho tiempo, y fueron descubiertos por la cultura occidental durante la Guerra de Vietnam en la década de los 60. Se dice que los soldados americanos llevaron los thai sticks de vuelta a Estados Unidos. Los thai sticks tuvieron una enorme influencia en la escena estadounidense del cannabis hasta su declive unos 10 años después.

MUERTE Y RENACIMIENTO DE LOS THAI STICKS

MUERTE Y RENACIMIENTO DE LOS THAI STICKS

Este ocaso se produjo en parte por problemas en la cadena de suministro. Cuando la Guerra de Vietnam terminó, también lo hizo la moda de los thai sticks en Estados Unidos. Unas leyes más estrictas y la guerra contra las drogas también afectaron enormemente al consumo de thai sticks. Y la clasificación de la marihuana como sustancia de la Lista I redujo considerablemente su distribución.

El thai stick tiene sin duda potencial para volver a ponerse de moda. Debido a una mayor aceptación de la hierba y a una legalización cada vez más extendida, los fumetas siempre están buscando nuevas maneras (o de la vieja escuela) de disfrutar de la marihuana. El thai stick es una forma singular, impresionante y muy potente de hacerlo. Gracias a que algunos países como Canadá permiten el cultivo casero de cannabis, los thai sticks serán ahora más fáciles de hacer que nunca.

ARTÍCULO RELACIONADO
Aprende A Liar Porros Artísticos Y Extravagantes

Para algunos de nosotros, liar porros se ha convertido en algo tan habitual que ya no resulta emocionante. Vamos a enseñarte 5 métodos...

Luke Sumpter

Escrito por: Luke S.
Luke S. es un periodista afincado en el Reino Unido, especialista en salud, medicina alternativa, hierbas y remedios psicoactivos. Ha escrito para medios como Reset.me, Medical Daily o The Mind Unleashed sobre estos y otros temas.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
How To News
Buscar por categorías
o
Buscar