Cómo Hacer tu Propio Abono

Published :
Categories : BlogCannabisCultivo de Marihuana

Cómo Hacer tu Propio Abono

Cuanto mejor sea el suelo, mejores serán los brotes. Para garantizar una buena temporada de exterior, una opción inteligente es preparar tu propio compost - sobre todo si vas a utilizar la receta del super suelo.

Si has leído nuestro artículo sobre Las Mejores Mezclas de Suelo para Cannabis de Exterior, ya tendrás una idea de las posibilidades que ofrece el abono orgánico, y de todo lo que puedes hacer con él. La receta de super suelo descrita en el artículo es un buen ejemplo de cómo un buen abono orgánico se puede convertir en el mejor sustrato para el cannabis.

Pero puede que no quieras comprar el abono. Tal vez desees experimentar y crear tu propio compost. La elaboración de tu propio compost es un importante componente de cualquier jardín. No sólo es la forma más eficaz de reciclar materia orgánica natural, también es una de las maneras más eficaces de obtener tu suelo.

Dominar el arte del abono puede ser un poco complicado al principio. Para obtener los mejores resultados hace falta tiempo, experiencia y el método de prueba y error; pero una vez que lo consigues no hay nada mejor que ver prosperar tu marihuana en un suelo creado especialmente para ella, y saber que tu cariño y cuidados se reflejarán en el producto final.

Cuando tienes tu propio compost, es posible sustituir el abono de tienda por tu propia receta de Subcool y crear tu versión de super suelo orgánico.

Cómo empezar a crear tu propio compost

Para hacer tu propio compost, lo más fácil es comenzar con compostador comprado en tienda. Aunque puedes crear el tuyo propio, o no utilizar ninguno, lo mejor es empezar con un contenedor especialmente diseñado para estimular la tasa de descomposición. Los compostadores permiten un compostaje activo, el proceso por el que el abono se mantiene a una temperatura adecuada (entre 50 y 60 grados centígrados). Sin un compostador, es más fácil que el abono esté frío, lo que hará que el proceso sea mucho más lento. Para evitar esto, se necesita una mezcla manual del abono. Funciona muy bien, pero supone más trabajo.

El compostaje no es solo juntar materia de manera aleatoria. Cuando se hace con cuidado, se calienta mucho más rápido, y los desechos se convierten en un humus rico y oscuro, de manera más uniforme. Es importante que el abono alcance una temperatura alta en su interior, para acabar con insectos, enfermedades y semillas de maleza. Con un abono frío, que no calienta lo suficiente, el suelo no es seguro para usar, y olerá mal y tendrá mal aspecto.

En general, para hacer compost habrá que intentar mantener cierto ratio de carbono/nitrógeno en el compostador. Este ratio es 30 partes de carbono por 1 de nitrógeno (30:1 ). Esto no es para el cannabis, sino para los organismos que descomponen la materia orgánica. Este es el ratio en el que las bacterias operan de manera más eficiente, pero no es un indicador del valor nutritivo del producto final - este vendrá dado por las otras cualidades de los materiales que decidas usar para tu abono.

El marrón y el verde

El carbono a menudo se llama la parte marrón, y el nitrógeno la parte verde. Pensar en los colores marrón y verde, hace que sea más fácil identificar las fuentes de cada uno de ellos rápidamente. La materia que contiene más carbono tiende a ser de color marrón y, de igual forma, la materia con nitrógeno es de color verde.

Ejemplos de carbono biodegradable

La celulosa del carbono sirven de alimento a los microorganismos que lo descomponen, por lo que es vital para el proceso. Esta materia se encuentra en:

- Hojas muertas
- Paja
- Papel
- Recortes de plantas leñosas (arbustos y esquejes de árboles)
- Agujas de pino
- Serrín

Nota: El serrín se compacta fácilmente creando capas impenetrables. Esto puede inhibir los microorganismos y la circulación de aire, lo que provoca una descomposición anaeróbica - algo que querrás evitar (ver más abajo).

Ejemplos de nitrógeno biodegradable

El nitrógeno es utilizado por los microorganismos para construir su estructura celular, y no hacen falta grandes cantidades para que funcione. El nitrógeno se encuentra en abundancia en estas materias:

- Estiércol
- Frutas
- Verduras
- Residuos vegetales
- Algas marinas
- Posos de café

Nota: si usas estiércol, conviene saber que el estiércol de aves de corral, como el de los pollos, es muy rico en nitrógeno; mientras que el estiércol de otros animales, como los caballos, es en general rico tanto en carbono como en nitrógeno.

Lo que no se debe utilizar

Un abono caliente es increíblemente eficaz para acabar con plagas e insectos, pero ciertos residuos pueden acabar con el equilibrio de la pila y perturbar el proceso. No añadas productos lácteos, alimentos cocinados, carnes, plantas enfermas o infestadas, plantas rociadas con herbicidas, aceites y, por supuesto, productos de plástico.

Descomposición aeróbica vs anaeróbica: la importancia de la circulación del aire

Aeróbico significa simplemente que hay aire, y anaeróbico que no lo hay. El abono rico en nutrientes se crea mediante un proceso de descomposición aeróbica. Este proceso se produce cuando el aire puede circular a través del abono, garantizando que los microorganismos que realizan el proceso tienen suficiente oxígeno para sobrevivir.

La descomposición anaeróbica se produce cuando el aire no puede circular por el abono, lo que hace que los microorganismos mueran. Se nota cuando esto ocurre porque el compost tiene un olor agrio y desagradable. Cuando esto sucede, el abono se convierte en tóxico para las plantas, así que ten cuidado de no usarlo con tu cannabis. Para evitar el compostaje anaeróbico, hay que remover la pila de abono con regularidad, para ayudar a que circule el aire. La mayoría de los compostadores comprados en tiendas están diseñados para permitir cierto grado de circulación del aire.

Indicios de que el abono está listo

Si utilizas un compostador, comprobarás que el fondo del cubo tiende a estar listo antes que la parte superior, debido a la naturaleza continua de añadir cosas constantemente. Aunque algunas personas dicen que el abono "nunca está listo" y que siempre se puede compostizar más, sabrás que tu abono está listo para las plantas cuando:

Es marrón oscuro o negro

Es suave al tacto

Es liviano y se hace migas fácilmente en la mano

Tiene un agradable aroma (para algunos) a tierra

Cuando se trata de crear tu propio compost, lo más importante es experimentar y perseverar - ¡no te rindas! Se necesita tiempo para dominarlo. Además, queda mucho por decir sobre el compostaje que lo que podemos abarcar aquí. Hay excelentes recursos disponibles para investigar más sobre el tema. Pero lo más importante es empezar y ensuciarse las manos.

comments powered by Disqus