Cómo Cosechar, Secar Y Curar La Marihuana

Cómo cosechar, secar y curar la marihuana

Miguel Antonio Ordoñez
Miguel Antonio Ordoñez
Última actualización:

Cosechar, secar, recortar y curar la marihuana son los toques finales antes de que llegue el ansiado momento de fumar, vaporizar o consumir tu propia hierba como prefieras. Aunque por lo general conllevan menos riesgos que las fases de cultivo previas a la cosecha, sigue existiendo la posibilidad de que las cosas salgan mal. Además, hacer todo correctamente sacará el máximo potencial de los cogollos que has estado cuidando tanto durante varios meses. Intenta no cometer errores, porque estas etapas finales son igual de importantes que las otras.

Video id: 464174136

1. ¿Cuándo se debe cosechar la marihuana?

Programar bien la cosecha optimiza la calidad y la potencia de la hierba final. Si actúas demasiado pronto, los tricomas no se desarrollarán por completo y habrá menos THC del que podría llegar a haber. Por otro lado, si esperas demasiado, el THC comenzará a degradarse y a convertirse en CBN, dando lugar a un subidón menos potente y más letárgico.

Así que, acertar en el tiempo lo es todo.

Algunas formas para detectar el momento adecuado para cosechar son:

  • Analizar los tricomas con un microscopio de bolsillo. Si alrededor del 70% son de color blanco lechoso, el THC está en su nivel más alto
  • Observar el color de los pistilos (una alta concentración de pistilos rojos/marrones indica que la cosecha está cerca)
  • Cuando muchas hojas se vuelven amarillas (comprueba antes que no sea síntoma de un problema)
  • Hacer una estimación basada en el supuesto tiempo de floración de la variedad

Artículo relacionado

Cuándo Cosechar Las Plantas De Marihuana

2. Lavado de raíces antes de cosechar

Lavado de raíces antes de cosechar

Aunque su eficacia no está del todo comprobada, a muchos cultivadores les gusta hacer un "lavado de raíces" a sus plantas de marihuana una semana antes de la cosecha.

El lavado de raíces implica empapar la tierra con mucha agua pura, con pH equilibrado, hasta que se haya eliminado todo el fertilizante. Esto hace que la planta agote todas las reservas que ha almacenado en su interior, en lugar de seguir absorbiendo del suelo.

Algunas personas creen que esta práctica mejora notablemente el sabor general de la hierba, pero otras no están tan seguras de ello. Sea como sea, parece que nadie lo considera algo dañino para la planta, así que, si quieres cosechar hierba super sabrosa, ¡probablemente valga la pena intentarlo!

Artículo relacionado

Descubre Cómo Y Cuándo Lavar Las Raíces De La Marihuana

3. Decide entre recortar en seco o en húmedo

Decide entre recortar en seco o en húmedo

Antes de cosechar tu hierba, debes saber si vas a recortar en húmedo o en seco, y prepararte en consecuencia.

El recorte o manicurado es la parte de la cosecha en la que se cortan las hojas de azúcar de los cogollos, dejando las flores cuidadas y limpias. Es una práctica que mejora la potencia general (como porcentaje de peso), el sabor y la estética.

Más adelante te mostraremos una descripción general de cómo recortar, pero por ahora, veremos algunas ventajas y desventajas de cada tipo.

Manicurado en seco:

El manicurado en seco es nuestro método preferido. Si lo haces bien, cuando llegue el momento de probar tu hierba te encontrarás con la mejor calidad posible.

Ventajas:

  • Los cogollos se secan más lentamente, mejorando el sabor y la calidad
  • ¡No es tan pegajoso como el manicurado en húmedo!

Desventajas:

  • Ocupa más espacio mientras están secando, ya que los cogollos todavía tienen las hojas de azúcar
  • Las hojas de azúcar contienen más humedad y por tanto hay mayor posibilidad de que salga moho

Manicurado en húmedo: 

Aunque el manicurado en húmedo tiene sus ventajas, el resultado final es una hierba de peor calidad.

Ventajas:

  • Ocupa menos espacio
  • Los cogollos se secan más rápido
  • Hay menos posibilidades de que los cogollos desarrollen moho

Desventajas:

  • Al secarse más rápido los cogollos finales son más secos y de peor calidad
  • El manicurado en húmedo puede ser muy pegajoso
  • Aunque los cogollos manicurados en húmedo se secan un poco más rápido que los secos, el proceso de recorte manual puede ser mucho más largo

4. Cómo preparar un espacio de secado para la marihuana

Cómo preparar un espacio de secado para la marihuana

Una vez elegido el método de manicurado, te toca preparar el espacio de secado. Para obtener un producto final de máxima calidad, es fundamental proporcionar las condiciones adecuadas. Si hace demasiado calor y el ambiente es seco, por ejemplo, la hierba se secará muy rápido y se volverá quebradiza y áspera. Pero evidentemente, la humedad tampoco es buena.

El espacio de secado ideal debería ser:

  • Oscuro: la luz destruye el THC
  • 20°C de temperatura, para que la hierba se seque lentamente
  • Humedad relativa de alrededor del 50%
  • Bien ventilado (usar un ventilador oscilante si es necesario)
  • Espacio adecuado para colgar los cogollos

5. Cómo cosechar marihuana

Cosechar marihuana no es muy difícil. Pero hay que tener mucho cuidado al hacerlo. Después de meses de mucho trabajo, todavía quedan una serie de pasos para que tus cogollos estén listos para fumar, así que es primordial un poco de concentración y delicadeza.

Así es como se cosecha la hierba:

tener mucho cuidado al hacerlo

Corta cualquier rama con cogollos por los nudos

interese cosecharlos un poco más tarde

 Retira las hojas de abanico

1. Corta cualquier rama con cogollos por los nudos. El nudo es donde una rama se une a otra, o se une al tallo principal. Antes de cortar cada rama, revisa los tricomas en toda la planta. A veces, los cogollos de la parte superior se desarrollan más rápido que los de la parte inferior, y puede que te interese cosecharlos un poco más tarde.

2. Retira las hojas de abanico (las hojas grandes con varios dedos) y el exceso de tallos. Guarda este material vegetal sobrante para hacer mantequilla de marihuana o tópicos más adelante.

3. Elige entre recortar en seco o en húmedo. Si lo haces en húmedo, es el momento de hacerlo. Recorta los cogollos y conserva las hojas de azúcar sobrantes.

Recorte húmedo

Cuelga los cogollos en tu espacio de secado

4. Cuelga los cogollos en tu espacio de secado. Ata una cuerda o alambre a la parte inferior de cada rama y cuelga la rama con las flores boca abajo. Esto ayuda a garantizar un secado uniforme. Pero es muy importante que dejes suficiente espacio entre una rama y otra para maximizar el flujo de aire. Deja secar durante 10-14 días.

5. Para cerciorarte de que los cogollos estén secos, dobla los tallos. Si se rompen, están suficientemente secos. Si simplemente se doblan, significa que todavía hay demasiada agua en la materia vegetal.

6. Si optas por la vía del manicurado en seco, es el momento de hacerlo.

7. Una vez secados y recortados los cogollos, están listos para ser curados.

6. Cómo recortar la marihuana

Cómo recortar la marihuana

Como hemos mencionado, en algún momento también tendrás que recortar las hojas de azúcar de los cogollos. Y aunque ya hemos analizado las ventajas y desventajas de manicurar en seco y en húmedo, es momento de ver cómo realizar cada proceso.

Cómo secar la marihuana manicurada

Si recortas en seco, primero tendrás que colgar y secar las flores, antes de manicurar las hojas de azúcar. Así que sigue las instrucciones de secado anteriores y, cuando los cogollos hayan pasado la "prueba del chasquido", sigue eliminando el exceso de materia vegetal. Procura quitar la mayor cantidad de hojas de azúcar que puedas, pero asegúrate de no cortar la flor por ningún sitio. Empieza por la parte inferior del cogollo y avanza hacia arriba, y hazlo meticulosamente. Cuantas menos hojas de azúcar haya, más alta será la potencia general de tu hierba y más limpio el sabor.

¡Pero no tires las hojas de azúcar! Aunque no son tan potentes como las flores, contienen cannabinoides y se vuelven mucho más potentes cuando se concentran. Esto las convierte en un ingrediente perfecto para hacer mantequilla de marihuana y comestibles.

Cómo recortar la marihuana en húmedo

Un recorte en húmedo es básicamente lo mismo que un recorte en seco. La única diferencia es que lo haces antes de colgar los cogollos para que se sequen, inmediatamente después de cosecharlos de la planta. Este proceso es más pegajoso que el otro, pero como las hojas de azúcar todavía no se han rizado ni secado, son más fáciles de quitar. Y recuerda conservar las hojas de azúcar recortadas en húmedo, ¡porque colocan!

Artículo relacionado

Aprovecha Tus Hojas De Abanico Y Recortes De Cannabis

7. Cómo curar los cogollos de marihuana

Cómo curar los cogollos de marihuana

Una vez secados y manicurados los cogollos, queda un último paso antes de que estén listos para consumir, ¡el curado!.

El curado es básicamente una continuación del secado. Cuando la hierba esté seca, técnicamente ya se puede fumar. Pero será bastante áspera y los sabores no serán tan intensos. El curado es equivalente a la maduración del alcohol: mejora el sabor y la calidad general.

Para curar la hierba, hay que meterla en un frasco hermético. Los recipientes de vidrio suelen funcionar muy bien para esto. Llena ¾ partes de cada frasco de curado con cogollos. Hay que dejar un poco de espacio para evitar el moho. Abre cada frasco una vez al día, durante unos minutos, para permitir que salga el aire húmedo y que entre aire fresco. Esto se conoce como "burping" (que significa eructar en inglés). Repite esto durante unas dos semanas.

A partir de aquí, muchos cultivadores dejan curar los cogollos durante unas 4 semanas más, para potenciar realmente el sabor. Pero después de un total de unos dos meses, tus cogollos curados estarán en su mejor momento. Si te preocupa mucho el moho y quieres reducir la probabilidad de que se forme, hazte con unos packs de humedad y te asegurarás de que el contenido de humedad de los frascos sea el correcto.

Artículo relacionado

El Curado Al Agua del Cannabis: Qué Es y Cómo Se Hace

8. Disfruta de tu hierba bien merecida

Disfruta de tu hierba bien merecida

Y ahora que has cultivado, cuidado, cosechado, secado, recortado y curado tu marihuana, solo te queda una cosa por hacer: ¡probarla! Por fin, tu hierba está lista. Y después de todo el esfuerzo, te lo mereces con creces.

Miguel Antonio Ordoñez
Miguel Antonio Ordoñez
Licenciado en Comunicación de Masas, Miguel Ordoñez es un escritor con 13 años de experiencia, que cubre contenido relacionado con la marihuana desde 2017. La investigación continua y meticulosa, junto con su experiencia personal le ayudó a acumular conocimientos en profundidad sobre esta materia.