Weedmaps sufre en Europa

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisEuropa
Última edición :

Weedmaps sufre en Europa

Weedmaps, a pesar de su enorme fama en los Estados Unidos, está sufriendo para establecerse y ganar presencia en Europa.

Si eres europeo, lo más probable es que si escuchas el nombre "Weedmaps" no sepas de qué hablamos. ¿Un mapa de hierbas? ¿Una tienda de jardinería? Yo qué sé...

En cambio, si eres un consumidor de marihuana en los Estados Unidos, especialmente si vives en un estado donde la marihuana es legal (para cualquier uso), lo más seguro es que sepas exactamente qué es, si es que no lo has usado ya en alguna ocasión. Weedmaps fue el primer servicio de registro online (en ocasiones se le llegó a considerar el "Yelp de la hierba") que ha ayudado a consumidores a encontrar dispensarios de marihuana (legales o no), así como médicos que recetaban marihuana terapéutica desde 2007. Más recientemente, incluso ha añadido publicidad de servicios de envío.

Fundada en California, un estado donde la batalla sobre la marihuana se ha librado desde 1996, la página web, que ahora también funciona como portal de noticias, es uno de los servicios nacionales (Leafly es la otra) que conecta a gente que busca cannabis con otros que pueden ayudarles a conseguirla. El servicio obtiene sus ingresos a través de las inserciones publicitarias. Y se han forrado gracias a ellas. Un año después de su creación, en 2008, la empresa estaba ingresando 300.000 dólares al mes. A pesar de que jamás tocaron una planta, sus cuentas corrientes fueron congeladas durante meses. La causa alegada era que o bien habían robado el dinero o bien estaban haciendo algo ilegal.

Y según el punto de vista de alguna gente, técnicamente era lo que estaban haciendo. Estaban permitiendo un negocio que ha pasado, literalmente en menos de una década, de ser un sector semi-lícito, de pequeñas empresas familiares y fundamentalmente oculto en unos cuantos estados, a convertirse en una multimillonaria conversación a nivel nacional que hace temblar los cimientos de las creencias populares tanto en el aspecto medicinal como el recreativo.

AL CÉSAR LO QUE ES DEL CÉSAR

Mucha gente cree que la llegada de Weedmaps, y luego su competidor, Leafly, ayudó a impulsar el movimiento de la legalización en Estados Unidos de forma crítica, empezando por servicios de localización y organización (que hicieron aumentar las ventas), pero yendo más allá en poco tiempo. A pesar de las críticas que la compañía recibe por esta razón, Weedmaps en concreto, también ha aportado dinero a la causa y a las campañas por la legalización desde California a Colorado. NORML (el grupo activista por la legalización más grande y más antiguo de los EEUU) se expandió estableciendo su primera sede fuera de la Costa Este en un edificio de Denver propiedad de Weedmaps, que contribuía así a aumentar la presencia de esta organización por el país. En 2014, el mismo año en el que Colorado se convertía en el primer estado en legalizar las ventas recreativas, la compañía se las arreglaba para generar un debate nacional cuando pagó 50.000 dólares para alquilar un espacio publicitario en la Times Square de Nueva York, perteneciente a la cadena de televisión CBS, el 1 de abril (el día de los inocentes en EEUU), hasta que en el último minuto la CBS decidió cancelar el acuerdo. En cualquier caso, la empresa ganó. Consiguieron llevar a un nuevo nivel el debate acerca de la marihuana. A finales del verano, su competidor Leafly conseguía permiso para pagar la misma cifra de dinero por colocar un anuncio a página completa en el New York Times durante la publicación de una serie especial de una semana en el periódico sobre el tema más candente de la actualidad del país. Leafly también apoyó las campañas de legalización en California, entre otros estados, con cifras en el entorno de los millones de dólares. La legalización del uso recreativo en el estado más grande del país inevitablemente provocará polémica en torno a la reforma federal, así como presión sobre los estados que aún no han dado el paso de la legalización (del uso medicinal como mínimo). Pase lo que pase en las elecciones de este otoño.

Como resultado de estas operaciones no convencionales, por no hablar del dinero que han ingresado mientras las ejecutaban, la compañía ha llevado al límite muchos temas conflictivos en la lucha por la legalización en los EEUU. Pero fuera de su país de nacimiento, la empresa, que claramente tenía aspiraciones internacionales, ha generado dudas. En Europa, la mayoría de la gente, incluso entre la escena cannábica, no la conoce. ¿Por qué?

SEPARADOS MÁS QUE POR UN IDIOMA EN COMÚN

A pesar de que la compañía ha establecido una base de operaciones en Barcelona, donde el sector cada vez recuerda más a la cultura de los coffee shops creada por los holandeses, más allá de estos dos países, Weedmaps no pasa de ser una página web de noticias y opiniones. Es difícil comprender su relevancia o la importancia que realmente tiene. Si un usuario potencial en Alemania o Francia, por ejemplo, busca un médico que prescriba hierba en su entorno y el más cercano que encuentra está a cientos de kilómetros de distancia, ¿de qué sirve?

Obviamente, el problema más grande al que Weedmaps se enfrenta es la legislación europea. Además de ir una década por detrás de los Estados Unidos en términos de legalización, la empresa hace frente a una realidad que nunca cambiará. Al menos en el terreno medicinal.

El primer problema es que la legalización terapéutica no está siguiendo el mismo curso aquí que en los Estados Unidos. Viendo la evolución de la legalización, queda claro que los médicos podrán recetar prescripciones para consumidores que luego podrán canjear en las farmacias convencionales (que no necesitan anunciarse). Los médicos y las empresas del sector tampoco podrían anunciarse en la Unión Europea. Las farmacias online también están prohibidas en muchos países (entre ellos Alemania) y los servicios de entrega de marihuana a domicilio son un fenómeno desconocido e innecesario, especialmente en países donde la seguridad social pagaría incluso el coste del viaje en taxi para acudir a la farmacia más cercana para los pacientes crónicos. Además, los servicios de transporte público son mucho mejores.

En otras palabras, el modelo de negocio fundamental de Weedmaps (y de Leafly) no funcionará aquí, desde luego no hasta que se produzca la legalización recreativa. E incluso en ese caso, jamás de la misma manera, con el mismo potencial de beneficios, por no hablar de influencia.

PROBLEMAS EN CASA

Aun así, Weedmaps se está enfrentando a ciertos problemas no sólo en Europa. La compañía se ha visto afectada en los últimos tiempos en Estados Unidos, por noticias en la prensa que afirman que la gran mayoría de sus reviews (publicadas para ayudar a los miembros a encontrar no sólo dispensarios cercanos, sino buenos establecimientos) habían sido publicadas desde una única dirección IP.

Otros critican la influencia de la compañía en la redacción de las leyes, especialmente en California. Más gente se queja del hecho de que no se garantiza que los dispensarios que aparecen en la página estén registrados legítimamente (un problema que todavía es serio, aunque pierde importancia, especialmente en aquellos estados donde la marihuana ahora es legal).

Independientemente de estas críticas, sin importar lo equivocadas o acertadas que puedan ser, la propia empresa puede ser fruto de una época que ya ha pasado (incluso en los EEUU). Con la legalización, las tiendas y dispensarios de marihuana pueden llegar a los pacientes y consumidores recreacionales de diversas formas. Mientras que en Europa la problemática siempre será diferente. El uso terapéutico es el primer debate sobre la mesa. Y al igual que en los Estados Unidos, o Canadá, hasta que no se produzca ese debate, la reforma recreativa no es más que un capricho local de alcaldes progresistas en ciudades con una larga tradición (aunque ilegal) de tráfico de drogas.

Incluso en Alemania, foco histórico de la investigación académica que relacionaba el consumo de marihuana con la esquizofrenia, también está claro que el debate ha entrado en una nueva etapa, aunque siempre había estado en un lugar diferente gracias a la ausencia de una persecución firme de las drogas. Cuando Montel Williams, un conocido presentador de televisión americano que ha defendido desde hace años la aplicación medicinal (él la utiliza para tratar su esclerosis múltiple), fue sorprendido en posesión de una pequeña cantidad de cannabis cuando viajaba a través del aeropuerto de Frankfurt este verano, no sólo no fue detenido, sino que tan pronto como mostró pruebas de consumo por razones terapéuticas se le permitió viajar con su hierba, indemne y totalmente libre de cargos.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos relacionados