Setas y Misticismo: El Experimento de la Capilla Marsh

Publicaciones :
Categorías : BlogCienciaPsicodélicosSetas Mágicas

Setas y Misticismo: El Experimento de la Capilla Marsh

Uno de los últimos experimentos sobre la utilización de alucinógenos antes de la Guerra contra las Drogas, el experimento de la Capilla Marsh, abrió los ojos de muchos al poder de las setas mágicas.

Antes de que comenzara la guerra contra las drogas, los científicos eran más o menos libres para estudiar las propiedades tanto curativas como místicas, de las drogas que ahora son ilegales. Uno de los ejemplos más famosos de estos estudios fue el Experimento de la Capilla Marsh, también conocido como el Experimento del Viernes Santo, en el que a unos estudiantes de teología se les administró una dosis de setas mágicas.

La idea era explorar las propiedades enteogénicas de la psilocibina, el compuesto psicodélico de las setas mágicas, en personas con una predisposición religiosa. El experimento fue realizado por Walter Pahnke, un estudiante de teología de la Harvard Divinity School, bajo la supervisión de Timothy Leary y del Proyecto Harvard Psilocybin. Tuvo lugar en la Capilla Marsh de la Universidad de Boston.

Explorando El Potencial Enteogénico de las Setas

En Viernes Santo de 1962, 20 voluntarios y estudiantes de teología, fueron divididos en dos grupos, de los cuales uno de ellos recibió psilocibina, y el otro un placebo. Una vez que se vio claro que las drogas estaban haciendo efecto, se llevó a los voluntarios a la capilla para que asistieran a los oficios de Viernes Santo. Como te puedes imaginar, suministrar una dosis de psilocibina a personas con una inclinación religiosa, en un día de celebración religiosa, y permitir que asistan al oficio, tuvo unos efectos muy intensos; que los investigadores exploraron en mucha más profundidad, tras desaparecer el efecto.

Lo que permitió que los investigadores llegaran a la conclusión de que sí, las setas mágicas y otras drogas con psilocibina, se pueden utilizar con fines enteogénicos. Aunque esto no es ninguna sorpresa para el usuario moderno de setas, que podría relatarnos de primera mano las profundas experiencias espirituales que provocan las setas, en aquella época, la escena psicodélica acababa de comenzar, y muchos aún no conocían las aplicaciones recreativas y enteogénicas de las mismas.

Desafortunadamente, este experimento iba a ser el último de este tipo, durante muchos, muchos años. Las setas mágicas pronto fueron prohibidas al comienzo de la Guerra contra las Drogas, y todo estudio con el objetivo de ahondar más en la naturaleza de las setas alucinógenas, se tuvo que llevar a cabo de forma anecdótica, por parte de sus usuarios.

A Través de Los Ojos De Los Participantes: La Muerte Del Ego

De entre todos los recuerdos descritos por los participantes en el Experimento de la Capilla Marsh, había uno muy profundo y memorable. El del ahora Reverendo Mike Young, uno de los voluntarios del grupo de la psilocibina. A continuación, presentamos un extracto de su descripción de la experiencia, grabado algunos años después del experimento.

"Me encontré inundado de un mar de color. Con franjas de líquido crepitante. Era como estar bajo el agua en un océano de franjas de varios color. A veces, se transformaban en imágenes con significado, y otras eran un hermoso remolino de color. Fue a ratos amenazador e impresionante. Tenía un diseño radial, como un mandala, con los colores del centro dirigiéndose hacia afuera, y cada uno de ellos con una imagen distinta. Young sintió como si estuviera en el centro de este círculo, paralizado, hasta que tomó una decisión. "Me di cuenta de que cada franja de color era una experiencia de la vida. Un camino distinto a tomar. Y yo estaba en el centro, donde todo comienza. Podía elegir el camino que quisiera. Fue una sensación de libertad increíble, pero tuve que escoger uno. Permanecer en el centro era morir. No pude elegir. No pude escoger uno. Y entonces, morí".

Durante la experiencia, Young se escribió una nota a sí mismo. Una vez que el viaje terminó, la encontró y vio lo que decía: "NADIE DEBERÍA PASAR POR ESTO. NUNCA!" "No me refería al viaje", dijo más tarde. "Me refería a tener que tomar esa decisión de qué ser. Hablaba de tener un ego y de que éste deba morir para vivir en libertad. Tuve que morir para convertirme en quien yo podía ser. Hice una elección, en ese deseo de morir". Young pasó otras pocas horas alucinando después de esta experiencia, en lo que describe como un bajón agradable. Que le permitió reflexionar sobre la muerte de su ego, y cómo le había liberado como persona de una manera profundamente religiosa.

Efectos A Largo Plazo: Seguimiento de Los Participantes

25 años después, Rick Doblin, el fundador de MAPS, decidió hacer un seguimiento del trabajo de Phanke, quien desgraciadamente había fallecido. Todos los participantes con los que habló, describieron la experiencia como una de las más espirituales y significativas de sus vidas.

Afectó de tal manera al Reverando Young, que ahora se dedica a educar a la gente en cómo afectan las drogas a nuestras vidas. Para él, la experiencia fue tremendamente importante; pero también ha visto cómo las drogas destruyen la vida de algunas personas, y cree que se deben usar de manera educada y controlada. Con este fin, trabaja para ayudar a que las personas tomen decisiones informadas en cuanto al uso de drogas, en lugar de apoyar o condonar su uso.

Explorando los Hallazgos de la Capilla Marsh en la Actualidad: Repetición del Experimento

La Guerra contra las Drogas ha acabado con toda posible investigación adicional del asunto, pero en los últimos años, las cosas han empezado a cambiar. En el 2006, Roland Griffiths publicó los hallazgos de una investigación cuyo objetivo era el de replicar el experimento de la Capilla Marsh en un marco científico mucho más controlado. Se informó de que el 79% de los participantes experimentaron una sensación de bienestar y satisfacción tras el uso de la psilocibina, y después de un seguimiento de 14 meses, se averiguó que la mayoría de los participantes consideraban esta experiencia como una de las más profundas y espirituales de sus vidas

Los Psicodélicos Hoy en Día

En la actualidad, las drogas psicodélicas tienen un papel mucho más grande en la investigación científica. Al igual que Griffiths, la ciencia está ahora comenzando a explorar las aplicaciones prácticas y espirituales de los alucinógenos, y están encontrando una amplia gama de usos. Por ejemplo, una investigación suiza ha averiguado que si se administra LSD a pacientes terminales, se reduce en gran medida la ansiedad provocada por la muerte, y les hace sentir en paz con ellos mismos, mucho después de que el efecto de la droga haya desaparecido. También se ha demostrado que las setas mágicas tienen un enorme impacto en las vidas de los que sufren de TEPT, cuando se usa como parte de la terapia, y que mejora sus vidas durante, al menos, un año.

Esto demuestra lo que ocurre cuando los gobiernos prohíben cosas que no comprenden, para su propia ganancia monetaria o política. Las drogas psicodélicas son una herramienta que se ha frenado injustamente. Pueden ser aprovechadas tanto por sus fines medicinales como espirituales, con un riesgo mínimo de peligro (ciertamente menos peligrosas que algunas sustancias legales que se nos incita a comprar). Esperemos que cada vez más científicos exploraren la verdadera naturaleza de las drogas psicodélicas, y que nos ayuden a avanzar hacia un uso responsable y beneficioso.