Introducción al Tema de los Comestibles con Marihuana

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabis

Introducción al Tema de los Comestibles con Marihuana

Los comestibles son la última frontera de la exploración del cannabis para los que buscan sacar el máximo provecho a su experiencia.

La ingestión de marihuana induce un efecto más intenso y casi psicodélico que dura más que al fumarla. Los que desean llevar su experiencia al siguiente nivel se están pasando a los comestibles. Si te encanta el cannabis pero tienes dudas sobre su ingesta, no te preocupes. Saber qué hacer es el primer paso para llevar a cabo esta estupenda experiencia sensorial.

CÓMO FUNCIONAN LOS COMESTIBLES

Entender la diferencia entre la ingesta y el fumado de cannabis, te ayuda a calcular la dosis. Al fumar marihuana, ésta se absorbe a través de los pulmones y el delta-9 THC entra en el torrente sanguíneo, desde donde se dirige al cerebro. Cuando se ingiere, es absorbida por el estómago y metabolizada en el hígado. El resultado de esta metabolización del delta-9 THC es que se convierte en otra forma de THC más fácilmente absorbida por el cerebro: el delta-11 THC, que tiene la capacidad de atravesar con más rapidez la barrera hematoencefálica y produce efectos más parecidos a los de psicodélicos como el LSD. La ingestión de cannabis proporciona al usuario los efectos del Delta-9 THC, así como los del delta-11 metabolizado, lo que se traduce en un subidón cerebral y un colocón corporal. Este efecto dura entre tres y seis horas, e incluso más, dependiendo del metabolismo de la persona.

CONSEJOS PARA QUE SEA TODO MÁS FÁCIL

Si nunca has consumido comestibles con marihuana, comienza poco a poco, no te lances de cabeza. Los efectos son distintos para cada persona. Algunas dicen que los comestibles no les afectan y otras sienten unos fuertes efectos nada más consumir pequeñas cantidades. El mejor consejo es no tener prisa y tomárselo con calma.

CONOCE LA DOSIS ADECUADA PARA TI

Lo mejor es comenzar con una dosis de 10 miligramos. Recuerda: siempre puedes tomar más, pero no podrás echarte atrás. Para un consumidor habitual, una dosis estándar sería entre veinticinco y cincuenta miligramos. Con el tiempo se desarrolla una tolerancia, por lo que no es nada extraño que un consumidor con experiencia ingiera 100mg o más de una sola vez. Pero no es tu caso, así que no te recomendamos que lo pruebes. Lo mejor del cannabis es que no es nocivo. Siempre que no te agobies, lo peor que te puede pasar es que te quedes dormido después de acabarte una bolsa de patatas fritas.

EVITA LOS MEDICAMENTOS Y EL ALCOHOL

Si vas a consumir alimentos con cannabis por primera vez, no bebas nada de alcohol. Lo que puede parecer un inocente trago podría afectar profundamente al subidón. Si eres nuevo en el tema de los comestibles, lo último que querrás hacer es consumir alcohol. Y cualquier tipo de medicamento. Lo más probable es que el THC potencie el efecto de las otras medicinas, y no sabrás qué reacciones adversas podrías tener. Asegúrate de comer bien antes de tomar tu primera dosis. Si tienes el estómago lleno, los efectos de la marihuana no te golpearán con tanta fuerza.

PREPÁRATE

Si hay niños en casa, asegúrate de etiquetar los comestibles y de guardarlos fuera de su alcance. No se sabe mucho sobre el efecto del cannabis en mentes en proceso de desarrollo, por lo que es algo con lo que no querrás arriesgarte. Lo más importante que hay que recordar cuando se consumen comestibles con marihuana es que no se debe conducir. Los comestibles tardan bastante a hacer efecto. Si no tienes mucha experiencia y te encuentras detrás del volante cuando comienzan, las consecuencias podrían ser desastrosas.

COMESTIBLES CASEROS

Una manera muy fácil de elaborar tus comestibles en casa es comenzar con un clásico brownie o pastel espacial de marihuana. Preparar tus propios comestibles en casa es una estupenda forma de controlar su potencia. Si vas a hornear productos con marihuana, el ingrediente principal es la mantequilla. Hacer tu propia mantequilla con marihuana es muy fácil. Consiste en fundir un trozo de mantequilla con agua y cannabis finamente triturado. El resultado es lo que se llama cannabutter, mantequilla con una concentración alta de THC que te transportará al espacio exterior. Lee nuestro artículo y la receta para preparar mantequilla de cannabis.

Es importante conocer la potencia de la mantequilla y cuánto usar, sobre todo para los novatos en el tema de los comestibles. Calcular la dosis es también muy importante. Te recomendamos que hagas los cálculos antes de comerte los brownies, a no ser que se te den de maravilla las matemáticas... Si tu marihuana tiene un contenido de THC del 20%, equivale a 200mg de THC por gramo de marihuana. Multiplica los gramos de hierba utilizada por 200mg y obtendrás el total de miligramos de tu cannabutter. Divide esa cantidad por el número de porciones y sabrás exactamente cuánto THC vas a consumir.

Preparar tus propios brownies es tan sencillo como mezclar todos los ingredientes y hornearlos. Recuerda: conocer tu tolerancia y cuánto puedes consumir son las claves para disfrutar de los comestibles con marihuana. Prueba esta receta de pasteles espaciales.

CONCLUSIÓN

Si estás listo para dar el paso y empezar a explorar el mundo de los comestibles con cannabis, ten en cuenta estos sencillos consejos y obtendrás una experiencia segura y agradable. La ingesta de marihuana puede ser un viaje transformador que abra la mente a nuevas posibilidades. Los comestibles son una excelente manera de colocarse, pero hay que mantener cierto nivel de precaución. Si empiezas poco a poco, conoces tus límites y actúas con responsabilidad, te lo pasarás en grande.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Grinders