10 Formas de Dominar los Comestibles de Cannabis

Published :
Categories : BlogCannabis

10 Formas de Dominar los Comestibles de Cannabis

Los comestibles de cannabis son la forma más potente de colocarte, pero si desconoces el protocolo, es muy posible que te sientas abrumado. Con estos consejos, podrás evitar problemas y convertirte en un verdadero maestro de los comestibles.

Con la legalización de la hierba, Colorado se ha convertido en una nueva meca para los entusiastas de la marihuana de todo el mundo. Ahora es un símbolo de progreso y un ejemplo a seguir. Pero sería un poco descabellado pensar que la completa legalización del cannabis no tiene algunos baches que hay que allanar, y estos baches vienen en forma de comestibles, ya que hay muchos informes de gente confiada que está tomando más de lo que puede tolerar. Es un pena, porque los comestible ¡son estupendos! Pero pueden agobiar fácilmente si no se está preparado, y pueden resultar abrumadores hasta para el más avezado de los fumadores.

Cuando fumas cannabis, tienes cierto grado de control sobre la dosis, puedes parar en cualquier momento, y el efecto no dura demasiado; esto no ocurre con los comestibles, una vez que has ingerido uno, ya no hay quien te pare.

Cuando se trata de los comestibles, lo más importante de todo es saber discernir la dosis adecuada. Es algo que puede ser muy difícil, y varía según tu metabolismo y peso - y la potencia de la hierba.

Para ayudarte, hemos hecho una lista con 10 consejos prácticos que te permitirán evitar las sorpresas de los comestibles de cannabis y controlar a la bestia.

1. Empieza Desde Abajo, Poco A Poco

Como ya se ha mencionado, ingerir la cantidad correcta de cannabis puede ser algo complicado. Pueden pasar desde 45 minutos a una hora, para que el cannabis sea digerido y comiencen sus efectos. Los usuarios novatos se pueden impacientar e ingerir más de la cuenta para poner las cosas en marcha – pero lo único que conseguirán es desesperarse cuando el efecto empiece de verdad. Lo mejor, es tomar una pequeña cantidad y esperas a que haga efecto - porque lo hará. De esta forma, no te sentirás abrumado. Una vez que haya hecho efecto, siempre se puede tomar más, pero nunca se podrá tomar menos - así que tómatelo con calma. Si vas a preparar tus propios comestibles, es buena idea empezar con un cuarto de gramo de brote y ver cómo te afecta. Y a partir de ahí, aumentar la dosis hasta que encuentres el punto ideal.

2. No Tomes Alcohol Hasta Que Seas Un Experto En Comestibles

Ya sabemos que una cerveza fresquita es un excelente acompañamiento para un canuto, pero el alcohol y los comestibles juntos es una historia completamente distinta. Trincarte unas cuantas cervezas con los comestibles, puede causar náuseas y mareos, así que ten cuidado.

3. Come Bien Antes

Ingerir comestibles de cannabis en ayunas, hará que una experiencia ya de por sí fuerte, sea muchísimo más potente. Asegúrate de tomar una comida decente y abundante antes de pensar en masticar brote.

4. Ten A Mano Snacks Que No Contengan Hierba

Cuando se comen alimentos con hierba, te entran las "munchies". Y esto hará que quieras comer más comestibles con hierba, lo que en potencia será la gota que colme el vaso. Asegúrate de que tienes snacks normales a mano, para que puedas disfrutar sin tener que tomar otra dosis.

5. Mantén Tus Comestibles Lejos Del Alcance De Niños

No hay que ser un lumbreras, ¿no? Los niños no entienden la diferencia entre alimentos con cannabis y sin cannabis, y es probable que se coman cualquier cosa que tenga un aspecto apetecible, como postres con cannabis. Manténlos fuera de la vista y bajo llave.

6. Etiqueta Tus Creaciones Caseras

Los niños no son los únicos que se pueden confundir fácilmente con una golosina de aspecto sabroso. Asegúrate de etiquetar todo lo que prepares con hierba - no querrás volver a casa y encontrar a tu pareja alucinando en la cocina porque se ha comido sin querer un brownie de marihuana.

7. No Conduzcas

Otra cosa obvia, pero te sorprendería saber cuánta gente cree que no pasa nada. No solo le darás a la hierba un mal nombre cuando te hagas daño, también podrías herir a otros en el proceso. El cannabis intoxica; puede que sea un efecto distinto al del alcohol, pero desde luego no estás sobrio. No lo hagas.

8. No Te Asustes

Si resulta que has comido más de lo que puedes tolerar, no te asustes. Es imposible tomar una sobredosis de hierba, NO TE VA A PASAR NADA. Intenta pensar en cosas apacibles y busca un sitio cómodo, como la cama, para que se te pase. Lo más probable es que te quedes dormido, reduciendo el tiempo del colocón extra.

9. Considera Tener CBD A Mano

Otra opción para cuando se ingiere demasiado, es tomar una cápsula de CBD. El CBD es uno de los cannabinoides no psicoactivos del cannabis, y se sabe que modera los efectos del THC. Comprobarás que aumentando los niveles de CBD, podrás eliminar parte de la preocupación, miedo y paranoia que suelen acompañar al excesivo consumo del THC.

10. No Gastes Bromas Con Los Comestibles, No Tiene Ninguna Gracia

Te puede parecer una buena idea darle a un amigo un alimento cargado de THC sin que lo sepa, pero es inmoral, irresponsable y muy angustioso para la persona a la que se le hace la broma. Es una manera segura de, en el mejor de los casos, perder un amigo, y en el peor, acabar en los tribunales.

A fin de cuentas, hay que tratar los comestibles con respeto, sobre todo si no los has tomado antes. Siempre que tengas en cuenta unas normas básicas, muy pronto dominarás el tema y tendrás una nueva y divertida forma de disfrutar de tu botín verde.

comments powered by Disqus