¿Cuál Es La Mejor Proporción NPK Para Cultivar Marihuana?

Tal vez estés empezando a cultivar marihuana, o tengas problemas con las deficiencias de macronutrientes. O quizá el exceso de fertilizante esté dañando a tus plantas. Independientemente del sustrato que uses, el cannabis necesita los nutrientes adecuados, en el momento adecuado. Evita las cosechas mediocres, con nuestra información sobre el NPK.

¿Cuál Es La Mejor Proporción NPK Para Cultivar Marihuana?

Fertilizar las plantas de marihuana podría parecer una tarea fácil. Pero uno de los errores más habituales entre los cultivadores novatos es no aplicar suficiente fertilizante. Sin embargo, quizá te sorprenda saber que existen más casos de exceso de fertilización que de fertilización deficiente.

Pero el conocimiento es poder. Conocer las proporciones de NPK necesarias para las diferentes fases del cultivo del cannabis te permitirá optimizar la salud y la cosecha de tus plantas.

Guía Sencilla Sobre Las Proporciones De Nutrientes NPK Para El Cannabis

Guía Sencilla Sobre Las Proporciones De Nutrientes NPK Para El Cannabis

La fertilización es un factor esencial en el cultivo de marihuana. El trío de macronutrientes conocido como NPK, compuesto por nitrógeno (N), fósforo (P) y potasio (K), es el combustible que utiliza la marihuana (y la mayoría de plantas) para crecer.

Los nutrientes NPK no pueden aplicarse en la misma proporción durante todo el ciclo de cultivo del cannabis. Las concentraciones necesarias variarán en función de los procesos a los que la planta esté destinando su energía.

Para saber más sobre la función de cada nutriente para la planta de cannabis, consulta la sección "Minerales y alimentación" de nuestra guía de cultivo de marihuana.

Proporción De Nutrientes NPK Para El Cannabis Según La Fase De Cultivo

Proporción De Nutrientes NPK Para El Cannabis Según La Fase De Cultivo

Fertilizar un cultivo no es tan simple como echar el abono en el sustrato y ver cómo crecen las plantas. Para obtener los mejores resultados, es necesario usar una proporción diferente de NPK en las distintas fases de cultivo del cannabis.

Fase De Plántula

Aunque esta fase de cultivo presenta muchos retos, la fertilización no es uno de ellos. Cualquier mezcla de tierra de calidad debería contener todo lo que necesita una plántula para crecer, y añadirle fertilizante probablemente causará estragos a la plántula, en lugar de ayudarla.

Así que no te pases en esta etapa; ¡básicamente hay que dejar en paz a las plántulas!

Fase Vegetativa

Una vez que la planta entre en la fase vegetativa, empezará a necesitar nutrientes. Durante esta etapa, la marihuana requiere una proporción NPK de 3:1:1. Pero esto no significa necesariamente que debas fertilizarla con un abono que tenga esa proporción.

De hecho, la mayoría de mezclas de tierra ya contienen bastante nitrógeno (suficiente para durar al menos las primeras 4 semanas de fase vegetativa), por lo que deberás ajustar la proporción de tu mezcla de fertilizante en función del ratio NPK del sustrato.

Siempre es preferible una ligera falta de nutrientes en lugar de un exceso, así que hay que ir con cuidado. Si usas una buena mezcla de tierra, probablemente bastará con un fertilizante con una proporción NPK de 1:1:1, lo que básicamente significa que hay cantidades iguales de cada macronutriente.

Artículo relacionado

La Fase De Crecimiento Vegetativo En El Cultivo De Cannabis

Fase De Floración

Cuando las plantas de marihuana pasan de la fase vegetativa a la floración, sus necesidades de macronutrientes cambian completamente. Por tanto, tienes que cambiar el fertilizante y usar uno especial para la floración, con un ratio NPK más adecuado.

Una buena proporción NPK para el inicio y mediados de la floración es 1:3:2, mientras que para el final de la floración es mejor usar una proporción 0:3:3. En la última semana del cultivo, haz un "lavado de raíces" con agua pura y/o una solución ligera, para mejorar el sabor de los cogollos. Y después, será el momento de cosechar.

El fósforo (P) y potasio (K) determinan la cantidad y el tamaño de los cogollos, respectivamente. Por tanto, el principal objetivo del cultivador en esta fase es reducir el nivel de nitrógeno y aumentar simultáneamente el P y K. Demasiado nitrógeno al final de la floración estropea la hierba. Los cogollos tendrán un sabor áspero y fumarlos no será tan agradable como fumar hierba a la que se haya hecho un buen lavado de raíces. Evita aplicar nitrógeno completamente durante los últimos 20-30 días.

Artículo relacionado

Prácticas Recomendadas Para La Fase De Floración De La Marihuana

Fertilizante NPK Ecológico Vs. Sintético

Fertilizante NPK Ecológico Vs. Sintético

A la hora de elegir fertilizantes para tu cultivo, tendrás que decidir entre abonos ecológicos o sintéticos. Esto no solo supone una diferencia para el medio ambiente, sino que también afecta a las propias plantas.

Entonces, ¿cuál elegir?

Ventajas De Los Fertilizantes Ecológicos

Los abonos ecológicos tienen algunas ventajas sobre los sintéticos:

  • No producen escorrentías tóxicas
  • Favorecen la salud del suelo
  • Son absorbidos más lentamente por las plantas
  • Menor probabilidad de quemaduras o bloqueos de nutrientes
  • Pueden ser muy baratos, o incluso gratis si decides hacerlos tú mismo/a
  • Absorción versátil: los fertilizantes granulados (como el compost o el estiércol) son absorbidos lentamente por las plantas. En cambio, los abonos líquidos están disponibles más fácilmente y se pueden absorber rápido, especialmente si se aplican mediante pulverización foliar.

Teniendo todo esto en cuenta, los fertilizantes ecológicos hacen que tu cultivo sea mucho más sostenible. Y, además de ayudar al medio ambiente, al usarlos reduces la probabilidad de que se produzcan bloqueos de nutrientes en tus plantas de marihuana.

Ventajas De Los Fertilizantes Sintéticos

Los fertilizantes sintéticos existen por una razón, y tienen algunas ventajas sobre los abonos ecológicos:

  • Absorción rápida
  • Proporciones exactas de nutrientes
  • Baratos y fácilmente accesibles

Los abonos sintéticos, al ser fabricados por el ser humano, contienen proporciones exactas de NPK. Esto permite al cultivador controlar mejor la fertilización. Dicho esto, salvo que conozcas los matices exactos de las cepas que cultivas, no podrás fertilizarlas en las proporciones perfectas, por lo que este argumento es bastante discutible para la mayoría de cultivadores.

La rápida tasa de absorción hace que los fertilizantes sintéticos sean más adecuados para abordar las deficiencias nutricionales, pero esto conlleva un mayor riesgo de que se produzcan bloqueos de nutrientes.

Cómo Utilizar El Fertilizante NPK Para Cultivar Marihuana

Cómo Utilizar El Fertilizante NPK Para Cultivar Marihuana

Como hemos comentado, quienes cultivan en tierra no necesitan aplicar fertilizante durante la fase de plántula. Normalmente, basta con añadir enzimas y microorganismos beneficiosos, que ayudarán al desarrollo de las raíces y harán que los nutrientes del suelo estén disponibles.

Algunas variedades de cannabis, especialmente las índicas, suelen responder mejor a dosis más altas de fertilizante; en cambio, las cepas con mayor dominancia sativa suelen tener menores necesidades nutricionales. Los híbridos ocupan un lugar intermedio, y algunos prefieren dosis más ligeras o más potentes.

La única forma de saber con certeza las necesidades de una variedad de marihuana es la experiencia directa cultivándola.

La fertilización intensiva (es decir, aplicar dosis completas de abono para cannabis, combinadas con aplicaciones periódicas de potenciadores de la floración) puede hacer maravillas en cuanto a la cosecha, pero solamente si la variedad que estás cultivando es compatible con una fertilización intensiva. En lugar de esto, intenta fertilizar las plantas siguiendo una dosificación con la cantidad justa.

Cualquier persona que haya intentado "exprimir" la planta de marihuana con pociones y potenciadores te dirá que es una pérdida de tiempo y dinero. La genética es lo que determina principalmente la potencia y la cantidad de cogollos que conseguirás en la cosecha. Incluso si lo haces todo a la perfección, la máxima cosecha que podrás conseguir es la que dicta la genética de la propia cepa. Aumenta la cantidad de fertilizante de forma lenta y constante, vigilando cómo responden las plantas. Lamentablemente, no hay atajos para esto.

¿Qué Nutrientes Necesitan Las Plantas De Marihuana Autoflorecientes?

¿Qué Nutrientes Necesitan Las Plantas De Marihuana Autoflorecientes?

A medida que se desarrollan mejores cepas autoflorecientes, cada vez más cultivadores optan por estas variedades para cultivar de forma rápida y sencilla. Pero ¿cómo se fertilizan las autos? ¿Qué proporciones NPK necesitan?

Debido a los matices de cada cepa y al hecho de que las plantas de genética ruderalis requieren pocos nutrientes, aún no se sabe exactamente la cantidad de abono que necesitan las plantas de cannabis autoflorecientes. Pero, en general, se considera que necesitan menos que sus compañeras fotoperiódicas.

Para empezar, puedes darles la mitad o incluso un cuarto de la dosis de abono recomendada para una planta fotoperiódica estándar. Si, tras unas cuantas fertilizaciones, sientes que la planta está desnutrida, aumenta la dosis del fertilizante. Las plantas ruderalis evolucionaron para sobrevivir en entornos poco óptimos, así que pueden crecer con muy poco.

En cuanto a las proporciones exactas de nutrientes para las autos, lo mejor es optar por las mismas proporciones que para las plantas fotoperiódicas, pero reduciendo la cantidad total.

Tierra Vs Hidroponía

NPK: Tierra Vs Hidroponía

Cultivar marihuana en un sistema hidropónico requiere una estrategia de fertilización ligeramente diferente.

El principal aspecto a tener en cuenta es que el medio de cultivo es inerte. A no ser que le añadas fertilizante, el agua por sí sola no puede nutrir a las plantas, a diferencia de una buena tierra. Además, mientras que el abono queda contenido en gran medida por la tierra, este no es el caso del agua (suponiendo que el agua se renueve).

Por tanto, en un cultivo hidropónico tendrás que añadir abono más a menudo. Pero, al no haber tierra para actuar como amortiguador, debes tener mucho cuidado para no fertilizar excesivamente a las plantas. Además, la fertilización comienza durante la fase de plántula, aplicando un 25% de la dosis sugerida.

Artículo relacionado

Cultivar Cannabis Con Hidro

Tierra Vs Fibra De Coco

NPK: Tierra Vs Fibra De Coco

La fibra de coco es un caso similar a la hidroponía. A diferencia de la tierra, la fibra de coco no es rica en nutrientes, por lo que podría ser necesario empezar a añadir fertilizante desde la fase de plántula. Sin embargo, primero debes comprobar la mezcla de fibra de coco que estás usando. Aunque la fibra de coco pura es inerte, hay muchas mezclas que no lo son y que, de hecho, podrían ser muy ricas en nutrientes; en ese caso, añadir más abono podría matar a una planta joven.

La Importancia Del PH Y Los Micronutrientes

La Importancia Del PH Y Los Micronutrientes

Los macronutrientes indican las necesidades básicas de NPK de una planta, pero el cannabis también necesita otros nutrientes. Los micronutrientes también deben incluirse en el programa de fertilización del cannabis. Además, para que los nutrientes estén disponibles para las raíces, el pH del sustrato y de la solución nutritiva deben estar perfectamente ajustados.

Es posible que, en el futuro, el sílice se considere un macronutriente del cannabis, ya que desempeña la importante función de engrosar las paredes celulares. Y por si esto fuera poco, recientemente los cultivadores profesionales norteamericanos han relacionado el sílice con un aumento de la producción de tricomas.

Todas las marcas de fertilizantes disponen de una serie de suplementos para cubrir todos los micronutrientes. Estos son los productos con proporciones NPK de 0,1, 0,2, etc. La tierra de alta calidad ya debería contener la mayoría de oligoelementos que necesita el cannabis. Si no es así, siempre puedes añadir un poco de té de melaza una vez a la semana.

Este tipo de productos son especialmente necesarios para quienes cultivan en hidroponía o fibra de coco. En ese caso, será esencial tener una buena botella de Ca/Mg.

Y no olvides mantener un pH de 5,5-6,0 para la hidroponía o fibra de coco, y un pH de 6,0-6,5 para la tierra. Ajusta estos niveles en cada fertilización; para asegurarte de hacerlo bien, compra un medidor de pH o usa un fertilizante de pH perfecto. Y ahora, ¡ponte manos a la obra con el cultivo!

Cómo Detectar Los Problemas Derivados De La Proporción NPK Del Cannabis

Cómo Detectar Los Problemas Derivados De La Proporción NPK Del Cannabis

Si cultivas, es probable que en algún momento te encuentres con problemas relacionados con los nutrientes. Aprender a detectarlos a tiempo es esencial para remediar cualquier problema y asegurar una buena cosecha.

Un aviso para los cultivadores novatos: aunque pueda ser tentador dar un montón de fertilizante a tus plantas (suponiendo que así crecerán más), esa suele ser la principal causa de los problemas entre los cultivadores principiantes. Esa, y el exceso de riego. Las plantas suelen arreglárselas mejor con menos, que con más.

Deficiencias De Nutrientes

Si las plantas de marihuana no reciben suficiente fertilizante, podrían desarrollar una deficiencia nutricional. Otra causa de esto podría ser el bloqueo de nutrientes (más detalles sobre esto abajo).

Los síntomas de una deficiencia nutricional son:

  • Follaje seco
  • Hojas amarillas o marrones
  • Tallos descoloridos

En general, las deficiencias de nutrientes son fáciles de remediar: ¡solo tienes que dar fertilizante a las plantas! Pero no intentes compensarlo excesivamente. Aumenta la fertilización poco a poco y se recuperarán fácilmente. Las plantas no agradecerán recibir una gran dosis de abono de golpe.

Artículo relacionado

Mitos Sobre Las Deficiencias De Macro Y Micronutrientes

Exceso De Fertilización

El exceso de fertilización se produce especialmente con los abonos sintéticos, ya que la planta los absorbe muy fácilmente.

Los síntomas de exceso de fertilización son:

  • Hojas de aspecto quemado con decoloración amarilla o marrón
  • Puntas dobladas hacia arriba
  • Márgenes quemados

Para remediar este problema, hace falta algo más que dejar de aplicar abono. Tendrás que hacer un lavado de raíces con agua pura, hasta eliminar todos los nutrientes. Después, tendrás que ajustar el nivel de pH y empezar un nuevo programa de fertilización, ¡más moderado!

Bloqueo De Nutrientes

El bloqueo de nutrientes se produce cuando las raíces de una planta no pueden absorber los nutrientes del suelo. Esto ocurre cuando hay demasiados nutrientes en el suelo, o cuando el pH tiene un valor incorrecto.

El bloqueo de nutrientes presenta los mismos síntomas que una deficiencia nutricional. Esto puede complicar las cosas, ya que las causas de estos problemas son muy diferentes. Si tus plantas sufren un bloqueo de nutrientes, pero lo identificas erróneamente como una deficiencia y empiezas a aplicar más fertilizante, harás más daño que bien.

Por tanto, puedes tratar ambos problemas de la misma forma: haz un lavado de raíces primero, ajusta el pH y luego empieza a fertilizar de nuevo. Así tratarás con éxito tanto la deficiencia como el bloqueo de nutrientes.

Artículo relacionado

Los Valores Idóneos De pH Y EC

Conclusión: ¡No Te Pases Con El Fertilizante!

NPK: ¡No Te Pases Con El Fertilizante!

En lo que respecta a fertilizar las plantas de marihuana, menos es más. Como puedes ver, los problemas relacionados con una fertilización deficiente pueden solucionarse fácilmente y solo suponen una pequeña amenaza para la salud de tus plantas, a no ser que estén totalmente privadas de abono durante mucho tiempo. En cambio, el exceso de fertilización genera una serie de problemas más difíciles de resolver, y que suelen causar mayores daños a las plantas.

Empieza fertilizando tu cultivo poco a poco y con dosis bajas, y aprende a conocer a tus plantas para saber sus necesidades. Esto no solo te ayudará a darles todo lo que necesitan, sino que mejorarás tus habilidades de cultivo, y el propio acto de cultivar será mucho más agradable.