Usar luces LED para maximizar tus cosechas de marihuana

Publicaciones :
Categorías : BlogCultivo de Marihuana

Usar luces LED para maximizar tus cosechas de marihuana


Utilizar LEDs durante el proceso de cultivo puede ahorrarte dinero en facturas de luz y agua, e incluso acelerar el ciclo de crecimiento. Además, los LEDs también pueden aumentar la potencia de tus cosechas.

Una de las mejores formas de maximizar tu cultivo indoor, gracias a los continuos avances de la tecnología, es sustituir o complementar otros tipos de iluminación de cultivo con luces LED. Las ventajas de incorporar LED a tu espacio de cultivo son múltiples. No sólo estamos hablando de reducir tu consumo de energía y tus facturas. También puede suponer un incremento en la calidad de tu producto, así como una mayor eficiencia en general.

Los cultivadores hemos usado tradicionalmente dos tipos diferentes de luz durante el proceso de cultivo en interior. Durante el ciclo vegetativo, se usan bombillas de haluro metálico con un espectro de luz fría. Durante la fase de floración, los cultivadores más experimentados utilizan lámparas HPS (Sodio de Alta Presión) para crear una banda espectral roja mediante un tintado anaranjado que induce la floración.

Dicho esto, las tecnologías tradicionales de iluminación de interior tienen varios inconvenientes. Las bombillas usan gran cantidad de energía y emiten también gran cantidad de calor (exigiendo una ventilación adecuada). Además pierden efectividad relativamente rápido, forzando a las plantas a trabajar más duro para conseguir la luz que necesitan.

Afortunadamente para los cultivadores, las luces LED pueden acabar con estos problemas, reduciendo la duración del proceso de cultivo y los costes generales, además de producir mejor cannabis.

¿QUÉ LUCES DEBERÍA USAR?

CFL HPS LED

Escoger la iluminación de cultivo es un proceso que depende de varios factores.

Las luces de cultivo fluorescentes siguen siendo la mejor opción si hay limitaciones de altura en el cuarto/armario de cultivo. La discreción es importante si trabajas con un presupuesto reducido.

Las bombillas de haluros metálicos o sodio son buenas para espacios de al menos 1,5 o 2 metros de altura, sobre todo si tu prioridad principal es conseguir las cosechas más grandes posibles.

Sin embargo, las luces LED son, sin duda, una nueva alternativa para cultivadores que estén dispuestos a dedicar más tiempo a buscar otras opciones, gastar más dinero para montar una instalación inicial y que quieran obtener buenos resultados en cuanto a calidad y potencia, que es el objetivo más importante.

VENTAJAS COMPARATIVAS DE LA ILUMINACIÓN DE CULTIVO LED

Aunque los focos LED no son una tecnología reciente (han existido desde hace medio siglo), hasta hace unos años no eran capaces de producir ciertos tipos de luz necesarios para el cultivo indoor. Hoy en día, los cultivadores de marihuana pueden comprar sistemas de iluminación LED que les permiten olvidarse de tener que cambiar bombillas y hacer inversiones importantes en ventiladores.

Las luces LED también usan entre un 60 y un 90% menos de energía que las tradicionales bombillas HPS o fluorescentes. Dicho esto, si compras sistemas LED de poca calidad, estarás desperdiciando tiempo y dinero. Deberías invertir en focos que sean capaces de producir un espectro de luz que pueda abrirse paso entre las ramas.

La tecnología LED está poco a poco demostrando que puede aumentar la potencia de los cosechas porque parece ayudar a las plantas a producir más tricomas.

Muchos aficionados están experimentando ahora con una mezcla de iluminación de sodio y LEDs, que parece ser una combinación con lo mejor de ambos mundos: cosechas abundantes y buena potencia. Esto puede deberse a que la mezcla de dos tipos diferentes de luz se aproxima más a la luz solar a la que las plantas de marihuana están expuestas en exterior.

Las luces LED duran más que otros tipos de lámparas de cultivo. Tienen una vida útil de hasta 100.000 horas. Comparadas con las alternativas tradicionales, que suelen perder efectividad tras 2.000 o 3.000 horas de funcionamiento y a menudo no superan las 10.000 de vida útil, los LEDs duran unas 10 veces más.

Los precios de la tecnología LED están cayendo rápidamente y se espera que se reduzcan a la mitad en los próximos cuatro años.

Aunque todavía existe mucho debate acerca de si la iluminación LED produce cosechas inferiores a las de otros tipos de luz convencionales, los defensores del LED afirman que, en realidad, con ellos se pueden obtener mejores resultados. Pero todo dependerá de la calidad de los sistemas LED que compres e instales, y de la efectividad de la instalación que realices para proporcionar a tus plantas el tipo de luz adecuado en cada etapa del ciclo de cultivo.

CÓMO MAXIMIZAR EL CULTIVO CON LEDS

El cannabis bajo coste

Cultivar plantas con luces LED requiere de cierta adaptación. Esto se debe a varias cuestiones. Lo primero es ajustar las nuevas condiciones de cultivo. Las luces LED generan menos calor y no emiten luz infrarroja, lo que supone que las plantas necesiten menos agua. Además, dado que muchas veces los cultivadores confían en el calor añadido de los sistemas de iluminación tradicionales, quizás el cuarto de cultivo necesite ahora sustituir ese calor con otra fuente. Sin embargo, gracias a la mayor eficiencia de la tecnología LED, en general, los costes de consumo de electricidad durante el ciclo de cultivo serán mucho más bajos.

La altura a la que se monten las propias luces también es realmente importante, es decir, tienes que dedicar un tiempo a instalar tus nuevos LED a una altura óptima para la plantación. ¿El motivo? La luz adecuada puede incrementar las cosechas y su calidad. Los LED tienen que estar colocados de forma que la luz cubra y se distribuya uniformemente en el cuarto de cultivo, alcanzando incluso las zonas intermedias de la plantación. Colocar las luces demasiado altas puede aumentar la zona cubierta, pero reducirá la intensidad. Colocar las luces demasiado bajas puede llegar a estresar a las plantas. Por suerte, los fabricantes de paneles LED también incluyen recomendaciones en sus productos. Empieza por ahí y experimenta sobre la marcha.

Los LED pueden enfocarse a zonas concretas, permitiéndote centrarlos en una zona específica de tu cultivo concentrando los rayos de una lámpara. Pero lo cierto es que tu cultivo estará más cubierto si instalas varios paneles en tu cuarto o armario de cultivo. De esta forma los rayos se superponen, creando una distribución de luz óptima por todas las ramas. Esta estrategia también te puede ahorrar mucho dinero. Sin embargo, ponerla en práctica puede requerir, en ocasiones, de un instalador capacitado. Tenlo en cuenta en tu planificación y tu presupuesto.

Luces LED

Programar los ciclos de luz, que marcarán los ritmos del ciclo biológico de tu cultivo, también es crítico para conseguir las mejores cosechas. Con los LED, no sólo puedes controlar los períodos de luz y oscuridad (como con otros tipos de tecnología), sino que además también puedes controlar la exposición a diferentes espectros de luz. Con los LED puedes escoger entre azul, blanco, rojo e incluso espectros de otras tonalidades para cada fase del ciclo de crecimiento. Si das con el calendario de iluminación ideal conseguirás acelerar el ciclo de floración y reducir los plazos.

 

         
  Guest Writer  

Escritores invitados
En ocasiones tenemos escritores que colaboran con el blog de Zamnesia. Proceden de entornos muy diversos y son expertos en distintas áreas, por lo que sus conocimientos son muy valiosos.

 
 
      Infórmate sobre nuestros escritores  

Productos Relacionados