Blog
5 Formas De Aumentar Rus Cosechas De Marihuana
4 min

Cómo y Cuándo Trasplantar El Cannabis Para Conseguir Mayores Cosechas

4 min
Growing Seedshop

Junto con la poda, el trasplante es la tarea más complicada para el cultivador, pero es necesario si se quieren recoger flores grandes y resinosas. Aquí explicamos por qué es aconsejable trasplantar, además de cuándo y cómo debe hacerse para conseguir los mejores resultados. ¡Tus plantas de marihuana te lo agradecerán con cosechas más grandes!

A veces, las acciones más sencillas son las que marcan la diferencia entre unos cogollos insignificantes y unas colas enormes. Si no germinas tus plantas en macetas pequeñas y las trasplantas periódicamente hasta que estén listas para florecer, podrías estar sacrificando parte de tu cosecha.

El trasplante requiere de un poco de esfuerzo, por lo que muchos cultivadores lo posponen tanto como pueden, o atajan y germinan sus semillas en el recipiente final. Ambas opciones pueden causar problemas.

Veamos por qué se debe trasplantar, además de cuándo y cómo hacerlo.

¿POR QUÉ HAY QUE TRASPLANTAR DE FORMA PERIÓDICA?

¿POR QUÉ HAY QUE TRASPLANTAR DE FORMA PERIÓDICA?

Si cultivas a partir de semillas, la raíz primaria crecerá hacia abajo para afianzar la planta y evitar que se desplome. Las raíces secundarias pueden crecer en cualquier dirección, pero también tienden a ir hacia abajo. Al trasplantar una planta en macetas cada vez mayores se puede controlar el desarrollo de sus raíces, garantizando que se distribuyan de manera uniforme por todas las capas del suelo. En caso contrario, las raíces crecerán en círculos en el fondo de la maceta.

Sin una distribución homogénea de las raíces, la planta de cannabis será incapaz de absorber tanto aire, agua y fertilizantes como lo haría de haber sido trasplantada correctamente. La planta no alcanzará su máximo potencial, y esto podría influir en la cosecha.

Transplante Planta De Cannabis

Cuando una planta ha superado la capacidad del tiesto, sus raíces se anudan si no se trasplanta a tiempo. Esto ocurre cuando las raíces se desarrollan enredándose en el interior de la maceta porque no tienen a dónde ir.

Si las raíces de tus plantas se han anudado, podría afectar a la cosecha final. Si esto ocurre al principio de la etapa vegetativa y les das a tus plantas tiempo suficiente para recuperarse, podrás minimizar los daños. Pero, si las raíces se enredan durante las primeras semanas de la floración, esa ya es otra historia, que conducirá, sin lugar a dudas, a una producción menor.

ARTÍCULO RELACIONADO
5 Problemas Que Pueden Ocurrir En La Fase De Floración Del Cannabis

La etapa de floración es un período crítico en lo que respecta a lograr una cosecha de la mejor calidad. Es necesario tomar medidas...

¿CUÁNDO SE DEBE TRASPLANTAR?

¿CUÁNDO SE DEBE TRASPLANTAR?

Cuando las plantas de cannabis crecen, lo primero que desarrollan son las raíces, seguidas de tallos y hojas. La mayoría de plantones se pueden trasplantar a un recipiente pequeño tras aproximadamente una semana. Después, tendrás que esperar a que el conjunto más grande de hojas en forma de abanico supere el borde de la maceta. Cuando esto ocurra, habrá llegado el momento de trasplantar.

Por lo general, los primeros trasplantes se deben llevar a cabo con una semana de diferencia, y después, cada dos o tres semanas, hasta que las plantas estén listas para pasar al recipiente final.

Esto son solo reglas generales. Algunas plantas se deben trasplantar antes y otras pueden esperar más. Si tienes dudas, es mejor hacerlo antes que demasiado tarde.

Si observas alguna de estas señales, podría ser el momento de trasplantar tus plantas:

  • Las plantas se secan muy rápido
  • Marchitamiento frecuente
  • Síntomas visibles de quemaduras por exceso de fertilizante
  • Crecimiento ralentizado
  • Estiramiento repentino
  • Las plantas son demasiado grandes para la maceta
  • Tallos rojos u otros signos de deficiencia

¿CÓMO SE TRASPLANTA EL CANNABIS?

¿CÓMO SE TRASPLANTA EL CANNABIS?

En primer lugar, asegúrate de tener suficientes macetas de distintos tamaños. La mayoría de cultivadores de interior empiezan con un recipiente minúsculo y continúan con tiestos de 1, 2, 4, 10 y 20 litros, a medida que la planta va creciendo. También deberás tener una buena cantidad de tu medio de cultivo preferido a mano, ya sea suelo, coco o una mezcla sin tierra. Riega las plantas 48 horas antes del trasplante, para que el suelo esté húmedo pero no empapado durante la operación.

Sigue estos pasos con cada planta:

  1. Llena una maceta ligeramente más grande hasta la mitad con el medio que prefieras.

  2. No lo comprimas demasiado, para asegurarte de que drene de manera uniforme.

  3. Sujeta la maceta con la planta en ángulo y dale un toque en la parte inferior, para aflojar el cepellón.

  4. Sujeta con cuidado la maceta por la base y pon tu mano sobre el medio de forma que el tallo quede entre tus dedos índice y corazón. Luego dale la vuelta a la maceta lentamente, hasta que el cepellón comience a salir. Por lo general, saldrá en forma de bloque con la misma forma de la maceta, pero si una parte de la tierra se desprende o se queda en el fondo, no pasa nada. Si estás trasplantando una planta más grande, dado que el tallo probablemente ya sea más fuerte, puedes agarrarla simplemente desde la base del tallo y tirar de ella para sacarla de la maceta.

  5. No toques ni manipules las raíces más de lo necesario.

  6. Coloca el cepellón en el centro de la nueva maceta y rellena los laterales con el medio de cultivo. También puedes cubrir la superficie con tierra nueva.

  7. Comprime suavemente.

  8. Utiliza agua o fertilizantes de potencia media para humedecer la tierra y fomentar el crecimiento de las raíces.

  9. Puedes bajar la intensidad de las luces durante las siguientes 24-48 horas para acelerar la recuperación, pero no es necesario.

UN TRUCO QUE FACILITA EL TRASPLANTE

UN TRUCO QUE FACILITA EL TRASPLANTE

Si prefieres la comodidad de utilizar la maceta final en todas las etapas del crecimiento, este truco es un buen compromiso, aunque requiere de cierta preparación.

Reúne todas las macetas que creas que vas a necesitar para llevar a tus plantas de plantón a cosecha.

Llena la más grande hasta la mitad con el medio de cultivo que prefieras, pon la siguiente maceta más pequeña en el centro, y rellena los laterales con tierra. Repite con la siguiente maceta hasta que no te queden más. El último tiesto albergará una planta minúscula e inmadura.

Cuando la planta crezca y sus raíces empiecen a ocupar toda la maceta, sácala junto con el recipiente. Una vez extraída, el cepellón encajará perfectamente en el siguiente orificio. Continúa trasplantando a medida que la planta crezca hasta que llegues al recipiente más grande.

Es una excelente forma de garantizar que no te distraigas tanto con la vida que te olvides y perjudiques tu cosecha final.

ARTÍCULO RELACIONADO
Top 10 de Errores Comunes Del Cultivador

Fácil de aprender pero difícil de dominar, el cultivo de cannabis es una forma de arte. Se aprende mediante ensayo y error;

RESUMEN

Trasplantar plantas de cannabis

Trasplantar plantas de cannabis requiere de tiempo y esfuerzo, pero compensa en el momento de la cosecha con unas plantas más sanas, una producción mayor y, con suerte, cogollos de mejor calidad. Presta atención a tus plantas y te dirán cuándo están listas para mudarse a un hogar más grande. Ten cuidado al cambiarlas de maceta para no dañar su delicado sistema radicular. Los trucos sencillos, como el que te hemos sugerido, minimizan el trabajo a la hora de trasplantar tus plantas. ¿Cuál crees que es la mejor forma de trasplante?

Laura

Escrito por: Sherry
Colaborando como escritor invitado habitualmente, Sherry vive en el corazón salvaje de la costa este americana. Desde la granja familiar, ha ido desarrollando un profundo respeto por el cannabis, mientras sigue dominando y perfeccionando sus cultivos.

Infórmate sobre nuestros escritores

Read more about
Growing Seedshop
Buscar por categorías
o
Buscar