Cómo Llegar A La Cosecha Cuanto Antes

Publicaciones :
Categorías : BlogCannabisCómosCultivo de Marihuana

Cosecha Cannabis


Si tienes un cultivo en un lugar sospechoso o simplemente necesitas marihuana rápido, te interesa que tus plantas florezcan cuanto antes. Aquí te damos algunos consejos para ayudarte a conseguirlo.

Los cultivadores de marihuana se pueden clasificar en dos categorías. Primero, están aquellos que ven el proceso de cultivo como una experiencia pausada, contemplativa y tranquila. Disfrutan observando sus plantas mientras alcanzan lentamente la etapa de floración. Es posible que su actitud tranquila se deba a que ya tienen una buena reserva de marihuana, o quizás se encuentren en un país o región donde el cultivo de cannabis es legal.

Luego está quien busca un cultivo rápido que le proporcione una gran cosecha de flores de marihuana de alta calidad. Quizás esté impaciente por probar su propio producto, o puede que necesite que la operación termine en un plazo breve para evitar problemas con la ley. Este artículo es para el segundo caso. Aquí nos concentraremos en las opciones que tienes para garantizar un rápido cultivo y poder recoger tu cosecha de marihuana cuanto antes.

ELIGE UNA CEPA RÁPIDA

Un Ciclo De Dos Fases

La selección de la cepa es importante en cuanto a la velocidad de crecimiento de la planta. Algunas cepas son más lentas y pueden tardar muchos meses en madurar por completo y empezar a florecer. No obstante, existen otras variedades que se han creado con el objetivo de producir cogollos tan pronto como la biología lo permita.

Las plantas de marihuana atraviesan un ciclo de dos fases. La primera fase es la vegetativa, que se centra en el desarrollo de la hoja. La segunda es la fase de floración, cuando la planta empieza a producir flores. Es posible utilizar determinados métodos para acelerar la etapa vegetativa. Sin embargo, la fase de floración es específica para cada cepa: un factor que debes tener en cuenta si quieres una cosecha rápida.

Las cepas índica suelen estar listas para la cosecha rápidamente, y algunas variedades tienen períodos de floración que no superan las 9 semanas. Las índicas son más pequeñas y frondosas que las sativas, así que es lógico que tarden menos en llegar al final del ciclo de crecimiento.

Las índicas, o los híbridos de predominancia índica, se asocian frecuentemente a subidones corporales y sensaciones de "colocón". Es importante ser conscientes de esto a la hora de seleccionar una planta de crecimiento rápido para asegurarte de cultivar una cepa que coincida con tus preferencias personales.

Las cepas sativa pueden alcanzar grandes alturas si se cultivan en exterior. Este tipo de plantas de marihuana tardan mucho más en alcanzar la madurez necesaria para la cosecha, y la etapa de floración puede durar hasta 4 meses. Esto es comprensible si tenemos en cuenta el tamaño de algunos especímenes sativa.

LAS PLANTAS AUTOFLORECIENTES SON UNA OPCIÓN RÁPIDA

Plantas Autoflorecientes

Las cepas autoflorecientes son una alternativa estupenda para aquellos que buscan un crecimiento rápido y un cultivo fácil de manejar. Las autoflorecientes tienen genética de la subespecie Cannabis ruderalis que les permite florecer sin cambios en el ciclo de luz, un cambio que otras plantas necesitan. Así, podríamos decir que se trata de una opción para sembrar y olvidarse del tema. Las cepas autoflorecientes pueden alcanzar la etapa de cosecha extremadamente rápido: a veces, en solo 2 meses. Muchas de estas cepas son de tamaño pequeño y, por lo tanto, la producción no es tan grande como la de otras alternativas.

LA ILUMINACIÓN ES FUNDAMENTAL

Iluminación De Las Plantas De Cannabis

La iluminación es un factor fundamental que acelerará el crecimiento de tus plantas. Cuanta más luz reciba la planta, más tiempo pasará haciendo la fotosíntesis, generando energía y creciendo. Algunos cultivadores les dan a sus plantas 24 horas de luz al día durante la fase vegetativa para acelerar el proceso. Sin embargo, se cree que un ciclo de 18 horas de luz y 6 horas de oscuridad es más beneficioso para la salud de la planta. Puede ser útil implementar un ciclo de iluminación de 24 horas durante un tiempo para acelerar el crecimiento y luego bajar la intensidad si las plantas empiezan a mostrar problemas de salud.

HAZ QUE TUS PLANTAS FLOREZCAN ANTES

12 Horas De Luz Y 12 Horas De Oscuridad

Si quieres desmontar y ocultar tu espacio de cultivo tan pronto como sea posible, puedes acelerar el ciclo de cultivo forzando tus plantas a florecer antes. Si estás en un apuro, puedes inducir la floración de tus plantas desde la plantación y saltarte la etapa vegetativa. Esto es posible con variedades no autoflorecientes y que requieran de un ciclo de luz determinado para iniciar la fase de floración.

Adoptar un ciclo de iluminación estricto de 12 horas de luz y 12 horas de oscuridad hará que tu cultivo crea que el invierno está a punto de terminar y forzará a las plantas a florecer antes. Sin embargo, esto tiene una desventaja: la cosecha no será tan abundante en comparación con la que tendrías si dejases que tus plantas cumplan su ciclo natural. El punto medio es permitir que tus plantas entren en la fase vegetativa durante un tiempo corto para que alcancen un tamaño razonable, y luego forzarlas a florecer.

CULTIVA EN INTERIOR

Los cultivos en interior ofrecen a los cultivadores mayor control sobre sus plantas y les permite regular la velocidad de crecimiento. Cuando se cultiva en exterior, el cultivador depende de las estaciones, lo que suele provocar ciclos de cultivo más prolongados. Al cultivar en interior, factores como la luz, el agua y la temperatura se pueden controlar más fácilmente. Cultivar en exterior en climas óptimos ofrece un método de cultivo mucho menos costoso, pero con menor margen para controlar las condiciones.

CONTROLA TUS PLANTAS

Controla Tus Plantas

Prestando la debida atención a tus plantas, serás capaz evitar problemas innecesarios que puedan representar un riesgo para la velocidad de crecimiento de tu cultivo, así como para la calidad de la cosecha. Revisa tus plantas regularmente para detectar cualquier problema con respecto a la fertilización, el moho y factores de estrés como el calor y la luz.

DOMINA LA FERTILIZACIÓN

Las plantas de marihuana necesitan diferentes nutrientes en diferentes etapas del ciclo de crecimiento. Si permites que tus plantas atraviesen la fase vegetativa, necesitarán más cantidad de nitrógeno durante esa etapa. La tierra que utilices para plantar debe servir como fuente de nutrientes para las primeras semanas, pero será necesario que añadas fertilizantes en algún momento. Por lo general, las plantas necesitan más fósforo y potasio cuando alcanzan la fase de floración.

Luke Sumpter

Escrito por: Luke Sumpter
Luke Sumpter es un periodista afincado en el Reino Unido, especialista en salud, medicina alternativa, hierbas y remedios psicoactivos. Ha escrito para medios como Reset.me, Medical Daily o The Mind Unleashed sobre estos y otros temas.

Infórmate sobre nuestros escritores

Productos Relacionados